miércoles, 14 de febrero de 2018

Prácitica y Aplicaciones


conjugandoadjetivos.com

Prácitica y Aplicaciones

antonio fernandez

El término "caos" ha ido apareciendo mucho últimamente en el mundo actual en el que nos encontramos propenso al colapso. Pepe Escobar incluso publicó un libro sobre ello intitulado “Imperio del Caos”, que describe un escenario “donde una plutocracia de Estados Unidos proyecta progresivamente su propia desintegración interna sobre el mundo entero”. El caos que describe Escobar es hecho a la medida, su propósito es "prevenir una integración económica de Eurasia que dejaría a los EE.UU. como una potencia no hegemónica, o peor aún, como una potencia extraña”.
Escobar no es el único que piensa en este sentido; así habló Vladimir Putin en la Conferencia de Valdai en 2014:
“Un dictado unilateral que busque imponer nuestros propios modelos produce el resultado opuesto. En lugar de resolver los conflictos, conduce a su escalada, en lugar de estados soberanos y estables, vemos la creciente propagación del caos y en lugar de democracia hay un apoyo a personas muy poco confiables que pueden ser desde neofascistas declarados a radicales islámicos”.
¿Por qué apoyan a esta gente? Lo hacen porque quieren utilizarlos como instrumentos en el camino de la consecución de sus objetivos, pero luego se queman los dedos y tienen que retroceder. Cometen el mismo error una y otra vez.
En efecto, el caos que describe Escobar no parece estar funcionando muy bien. La integración euroasiática está muy presente ahora, con China y Rusia ahora actuando como una unidad económica, militar y política, así como con otros países de Eurasia deseosos de jugar un papel. La Unión Europea, por el momento, está excluida de Eurasia porque está bajo la ocupación estadounidense, pero es poco probable que dure esta situación debido a problemas presupuestarios. (Para ser precisos, tenemos que decir que está bajo ocupación de la OTAN, pero si ahondamos un poco, nos encontramos con que la OTAN es en realidad el ejército de Estados Unidos con una fachada europea sujeta a ésta con clavos y martillo como una villa al estilo de Potemkin).
Y por lo visto, el término "imperio" parece bastante fuera de lugar. Los imperios son empresas ambiciosas que buscan ejercer control sobre su dominio y, ¿qué clase de imperio es si su actividad principal está en cometer el mismo error una y otra vez? ¿Un imperio tonto? Entonces, ¿por qué no lo llaman "El Imperio tonto"? De hecho, hay muchas actividades imperiales que son tontas y parecen jocosas. Por ejemplo: armar y entrenar a una oposición moderada de un régimen al que se desea derrocar; darse cuenta que no es moderada en absoluto; tratar de bombardearlos y fallar en eso también.
Algunas personas plantean la crítica de que con lo que hace el imperio, alguien en algún lugar se está beneficiando de todo este caos. De hecho, eso es cierto, pero tomarlo como una señal del éxito imperial equivale a que ser asaltado en el camino hacia el supermercado es un signo de éxito económico. El éxito no tiene nada que ver con ello, pero la "desintegración interna" que describe Escobar parece una visión más apropiada: el caos interno del imperio que se desintegra se está filtrando y provocando el caos a la vez en todas partes. Aun así, los EE.UU. hacen todo lo posible para ejercer control, principalmente, ejerciendo presión sobre amigos y enemigos por igual y exigiendo obediencia incondicional. Algunos podrían llamar a esto "el caos controlado".
Pero, ¿qué es el "caos controlado"? ¿Cómo funciona un control del caos e incluso si esto es posible? Vamos a profundizar.
Teoría del Caos
Hay una rama de las matemáticas llamada teoría del caos. Trata de sistemas dinámicos que presentan un determinado conjunto de comportamientos:
• Para cualquier relación causal que se puede observar, pequeñas diferencias en las condiciones iniciales producen grandes diferencias en los resultados. El ejemplo más citado es el "efecto mariposa", donde el hipotético aleteo de las alas de una mariposa influyen en el curso de un huracán algunas semanas más tarde. O, por citar un ejemplo más significativo, si el mercado de valores fuera un sistema caótico, entonces la inversión de un millón de dólares en cierto fondo del tipo índice podría dar lugar a una cartera de aproximadamente lo mismo, un millón de dólares unos meses más tarde y en tanto que si se invierte un dólar más, podría dar lugar a una cartera de al menos un billón de dólares.
• La imprevisibilidad va más allá de un corto período de tiempo: dada la información inicial incompleta acerca de un sistema, su comportamiento más allá de un corto período de tiempo se vuelve imposible de predecir. Dado que la información acerca de un sistema en el mundo real es siempre incompleta, limitada por lo que puede ser observado y medido, los sistemas caóticos son, por su naturaleza impredecibles.
• Mezcla topológica: cualquier región del espacio de fase de un sistema caótico, finalmente, se solapará con todas las demás regiones. Los sistemas caóticos pueden tener varios estados distintos, pero eventualmente estos estados se pueden mezclar. Por ejemplo, si un determinado banco fuera un sistema caótico, con dos muy distintos estados: solvente y en bancarrota, entonces estos estados eventualmente se mezclarán.
A los matemáticos les gusta jugar con los modelos del caos, que son deterministas e invariantes en el tiempo: se puede ejecutar una simulación una y otra vez con ligeramente diferentes insumos, y observar el resultado. Pero los sistemas caóticos del mundo real no son deterministas y tampoco invariantes en el tiempo: no sólo que producen muy diferentes resultados en base a condiciones iniciales ligeramente diferentes, pero producen resultados diferentes todo el tiempo. Lo que es más, incluso si existieran sistemas caóticos deterministas en la naturaleza, serían indistinguibles de los llamados sistemas "estocásticos" – es decir los que muestran aleatoriedad.
Teoría de Control
Es otra rama de la matemática que se ocupa de las formas de control de los procesos dinámicos. Un ejemplo típico es un termostato: se mantiene la temperatura constante generando una fuente de calor si la temperatura cae por debajo de un cierto umbral y apagándola, si se eleva por encima de otro umbral. (La diferencia entre los dos umbrales se llama "histéresis"). Otro ejemplo típico es el piloto automático: es un dispositivo que calcula la diferencia entre el curso programado y el curso real, llamada "señal de error" y se aplica a un mecanismo de control para mantener el barco o el avión en curso. Hay muchas variaciones sobre este tema, pero el esquema general es siempre el mismo: la medición de la salida del sistema se compara con una referencia la cual determina la señal de error y se aplica como una retroalimentación negativa al sistema.
Con el fin de aplicar la teoría de control a un sistema, el mismo debe obedecer ciertos principios. Uno de ellos es el principio de superposición: la salida debe ser proporcional a la entrada. Girar el timón a la izquierda hará siempre que el barco gire a la izquierda; mientras más se gira el timón a la izquierda el barco girará a la izquierda más rápido. Otro es la invariancia respecto al tiempo: el barco reaccionará a los cambios en el ángulo del timón de la misma manera todo el tiempo. Estos son necesarios; pero la mayoría de las aplicaciones de la teoría de control hacen el supuesto adicional de la linealidad: es decir que los cambios en el comportamiento del sistema son linealmente proporcionales a los cambios en el mecanismo de control. Dado que no todos los sistemas del mundo real son lineales, se hace por lo general un esfuerzo para dotarlos de un espacio plano relativamente lineal en la mitad de su rango de utilización. Girar el timón de un barco un poco, y que el barco gire como se esperaba; moverlo demasiado y que se hunda no es lo correcto.
La aplicación de la teoría de control de sistemas caóticos es complicada, debido a la cuestión de la "controlabilidad": ¿es posible poner un sistema en un estado en particular mediante la aplicación de señales de control particulares? En un sistema caótico, las señales de error muy pequeñas pueden producir diferencias muy grandes en la salida del sistema. Por lo tanto, un sistema caótico no se puede controlar. Sin embargo, un sistema incontrolable a veces se puede estabilizar y oscilar alrededor de una particular parte de su espacio de fase que sea útil o por lo menos no letal. Generalmente, para que se pueda estabilizar el sistema, debe ser permanentemente observable: debe ser posible medir la salida del sistema y utilizarla para hacer correcciones. Sin embargo, incluso un sistema no observable todo el tiempo, también se puede estabilizar, detectando su estado periódicamente y aplicando una señal de control para empujarlo de manera incremental en la dirección correcta.
Pongamos un ejemplo del mundo real. Supongamos que nos estamos precipitando a lo largo de una carretera cubierta de una mezcla de agua y nieve en un auto subcompacto con llantas de verano lisas. En algún momento una perturbación muy pequeña de algún tipo va a transformar este sistema controlable en un uno incontrolable: el coche va a comenzar a girar. Puesto que ya no se puede dirigir, se deslizará hacia la barrera de un lado a otro de la carretera. También será inobservable: con el movimiento del conductor junto con el coche, es imposible determinar la trayectoria del coche basándose en destellos instantáneos de la situación de la carretera en el pasado cercano. ¿Se puede estabilizar esta situación?
Sí, resulta que si se puede. Este es un truco que aprendí de un piloto de avión de combate, que puede ser aplicado a un escenario similar al que acabo de describir. Si el avión empieza a caer fuera de control, el trabajo del piloto será conseguir que deje de caer y llegar de nuevo al nivel de vuelo. Esto se hace girando la cabeza de un lado a otro al ritmo del movimiento, vislumbrando del horizonte, y moviendo la palanca, también al mismo ritmo de la oscilación, para reducir la velocidad y para hacer que el horizonte se mantenga aparentemente horizontal.
Esto es típicamente lo mejor que se puede hacer en el control de caos: el uso de pequeñas perturbaciones para mantener el sistema dentro de un cierto rango de estados seguros o útiles, manteniéndolo fuera de cualquier estado inútil o peligroso. Pero hay una advertencia más: este tipo de aplicaciones de la teoría de control a los sistemas caóticos requieren conocer previamente las propiedades del sistema caótico. Eso es bastante difícil de hacer si un sistema evoluciona continuamente en respuesta a estas pequeñas perturbaciones. En las situaciones que involucran la política o los asuntos militares, la aplicación de la misma medida de control dos veces es tan efectiva como repetir el mismo chiste ante el mismo público: usted mismo se convierte en un chiste.
La moraleja de esta historia debería ser obvia ahora: al igual que con el coche en una carretera cubierta de agua y nieve, cualquier tonto puede conseguir que gire hacia fuera, pero es poco probable que ese mismo tonto tenga la presencia de ánimo, la habilidad y los nervios de acero para evitar que se golpee a una de las barreras. Lo mismo se aplica a los aspirantes a constructores de un "imperio del caos controlado": seguro, pueden generar caos, pero controlarlo de una manera que les permita obtener algún beneficio es imposible, e incluso su habilidad para estabilizarlo, por lo que suponer que no sean perjudicados por esta situación, está en grave duda.

La "Mano Oculta" Que Ha Escrito la Historia


conjugandoadjetivos.com

La "Mano Oculta" Que Ha Escrito la Historia

antonio fernandez

¿Ha sido dirigido el curso de Historia por un pequeño grupo de personas con intereses comunes? Las pinturas y fotografías de los grandes hombres de los siglos pasados ​​revelan un hilo común que los une. ¿Es una coincidencia que muchos de ellos se escondieran una de sus manos cuando posaban para un retrato? Parece poco probable. Veremos  el origen masónico de la "mano oculta" y los hombres poderosos que utilizan el signo en los retratos famosos.
Stalin y Washington - dos ideologías opuestas, un mismo gesto de la mano
"El pensamiento de hoy hacia un estado democrático mundial no es ni una nueva tendencia, ni una circunstancia accidental, el trabajo en la creación de la base de conocimientos necesaria para el establecimiento de la democracia ilustrada entre todas las naciones se ha llevado a cabo durante muchos cientos de años por las sociedades secretas. "-Manly P. Hall, Secret Destiny of America
¿Existe una fuerza oculta detrás de los acontecimientos mundiales de los últimos siglos? ¿La caída de las monarquías europeas, la época de la Ilustración y nuestro camino hacia una democracia mundial puede ser parte de un gran plan orquestada por una "mano oculta"?
A menos que todos los individuos mencionados en este artículo tuvieran úlcera estomacal o manos deformes, el gesto de ocultar una de las manos simplemente tiene que tener un significado específico. Y lo tiene. La mayoría de las personas que utilizan este signo son probados (y a menudo entusiastas) miembros de la masonería. Teniendo en cuenta la gran importancia de este gesto en los rituales masónicos y el hecho de que toda las élite o parte era  de la masonería o sabían de ella, es simplemente imposible que la recurrencia de este signo podría ser el resultado de una coincidencia. La "mano oculta" puede, de hecho, se encuentra en los rituales del Grado del Arco Real de la Masonería y los líderes mundiales que utilizan este signo están sutilmente diciendo a otros iniciados de la orden: "Esto es lo que soy parte de, esto es lo que creo y esto es para lo que estoy trabajando " .
El Grado del Arco Real.
La Triple Tau
El grado de Real Arco (el grado 13 º del Rito Escocés o el séptimo grado del Rito de York) es también conocido como el Masón del Secreto. Durante este grado, se dice que los iniciados reciben grandes verdades masónicas.
“Los miembros de este grado son denominados compañeros, y “tienen derecho a una explicación completa de los misterios de la Orden”, mientras que en los grados anteriores son reconocidos por la denominación común y familiar de Hermanos, y mantenidos en un estado de profunda ignorancia del sublime secreto revelado en este Capítulo. Esto concuerda con la costumbre de Pitágoras, que distinguía así a sus alumnos. Después de un período de prueba de cinco años, como se dijo antes, ellos eran admitidos ante la presencia del preceptor, llamados sus compañeros, y permitidos de hablar libremente con él. Previo a la expiración de ese periodo dábales sus instrucciones desde detrás de una pantalla”-John Fellows, Investigación de Fellows sobre el Origen, Historia y Significado de la Masonería.
“Si pasamos al Arco Real, recibimos una maravillosa adquisición de conocimientos, y encontramos todo hecho perfecto, porque este es el nec plus ultra de la Masonería, y nunca puede ser superada por ninguna institución humana”-George Oliver, Lecciones sobre la Masonería.
Es durante este grado que el iniciado aprende el nombre sagrado de Dios.
“Un Grado indescriptiblemente más augusto, sublime e importante que cualquiera que lo precede, y es, de hecho, la cumbre y la perfección de la Masonería antigua. Imprime en nuestras mentes la creencia en la existencia de un Dios, sin principio de días ni fin de años, el gran e incomprensible Alfa y Omega, y nos recuerda de la reverencia que se le debe a su santo NOMBRE”-George Oliver, Hitos Históricos
Este santo nombre es Jahbulon, una combinación de palabras que significa "dios" en siríaco, caldeo y egipcio.
“JEHOVÁ. De las variedades de este nombre sagrado en uso entre las diferentes naciones de la Tierra, tres en particular merecen la atención de los Masones del Arco Real:1. JAH. Este nombre de Dios se encuentra en el Salmo 68 v.4.2. BAAL o BEL. Esta palabra significa un señor, maestro, o poseedor, y por lo tanto era aplicado por muchas de las naciones de Oriente para denotar al Señor de todas las cosas, y el Maestro del mundo.3. ON. Este era el nombre con el cual JEHOVA era adorado entre los Egipcios.”-Malcolm C. Duncan, Ritual Masónico de Duncan.
El ritual de iniciación a este grado recrea el retorno a Jerusalén de tres masones más excelentes que estaban cautivos en Babilonia. No voy a ir a través de toda la ceremonia y el simbolismo, pero en un momento dado, al iniciado se le pide que aprenda una contraseña secreta y un gesto con la mano con el fin de pasar por una serie de velos. La siguiente imagen muestra el gesto de la mano necesaria para pasar por el segundo velo, como se documenta en el Ritual Masónico de Duncan.
"Maestro de Segundo Velo:" Tres Maestros más excelentes que deben haber sido, o hasta el momento que no podrían haber llegado; pero más no se puede ir sin mis palabras, firmar, y la palabra de exhortación. Mis palabras son Sem, Jafet y Adoniram; mi signo es la siguiente: (metiendo la mano en su seno); es en la imitación de uno dado por Dios a Moisés, cuando él le ordenó que metió la mano en su seno, y, sacándolo, se hizo tan leprosa como la nieve. Mi palabra de exhortación es explicativa de este signo, y se encuentra en los escritos de Moisés, a saber, el cuarto capítulo del Éxodo ".:"Y el Señor dijo a Moisés: Mete ahora tu mano en tu seno. Y él metió la mano en su seno; y cuando la sacó, he aquí que su mano estaba leprosa como la nieve "-Malcolm C. Duncan, de Duncan y el Monitor Ritual Masónico
Este gesto de la mano  está inspirado en Éxodo 04:06. En este versículo bíblico, el corazón ("seno") es sinónimo de lo que somos, y la mano por lo que hacemos. Por lo tanto, se puede interpretar como: Lo que somos es lo que hacemos en última instancia. El significado simbólico de este gesto podría explicar la razón por la que es tan ampliamente utilizado por los masones famosos. La mano oculta permite a los otros iniciados que el individuo representado es parte de este misterio de la Hermandad y que sus acciones fueron inspiradas por la filosofía y las creencias masónicas. Por otra parte, la mano que ejecuta las acciones se esconde detrás de tela, que puede referirse simbólicamente a la naturaleza secreta de las acciones del masón. Éstos son algunos de los hombres famosos que utilizaron esta señal con la mano.
Napoleón Bonaparte.

Napoleón Bonaparte (1769-1821) era un líder militar y político de Francia, cuyas acciones dieron un giro a la política europea en el siglo 19. Fue iniciado en la Logia Army Philadelphe en 1798. Sus hermanos, José, Luciano, Luis y Jerónimo, también eran masones. Cinco de los seis miembros del Gran Consejo  del Imperio de Napoleón eran masones, al igual que seis de los nueve oficiales Imperiales y 22 de los 30 Mariscales de Francia. La asociación de Bonaparte con la Masonería siempre ha estado en los registros históricos. En su ensayo sobre Napoleón y la Masonería, Tuckett afirma: "Hay pruebas incontestables de que Napoleón estaba familiarizado con la naturaleza, los objetivos y la organización de la masonería: que aprobaba y hacía uso de ella para sus propios fines"-JES Tuckett, Napoleón I y la masonería ( fuente ).
También se cuenta que Napoleón fue ayudado por poderes ocultos. En 1813 cuando fue derrotado en Leipzip, un oficial prusiano descubrió su Libro del Destino y Oraculum. Originalmente este Oraculum fue descubierto en una de las tumbas reales de Egipto durante una expedición militar francesa de 1801. El emperador ordenó que el manuscrito fuera traducido por un famoso erudito y anticuario alemán. A partir de ese momento en adelante, el Oráculo era una de las posesiones más preciadas de Napoleón. Lo consultó en muchas ocasiones y se dice que  "formó un estímulo para sus empresas más especulativas y de mayor éxito."
Karl Marx
Karl Marx se conoce hoy como el fundador del comunismo moderno. A pesar de ser negado por algunos Masones, Marx se dice que fue un Francmasón de grado 32 de la Gran Logia de Oriente. Marx se convirtió en el portavoz de los ateos y del movimiento socialista europeo. Planeó la sustitución de las monarquías por las repúblicas socialistas, con el objetivo del siguiente paso: la conversión a repúblicas comunistas.
Geroge Washington

George Washington fue uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos y es considerado como el "más importante Masón de América ". Charles Willson Pealed produjo esta pintura cuando Washington tenía 52 años. Observe la posición de los pies de Washington: forman una plaza oblonga. La posición de los pies son de suma importancia en el simbolismo masónico. Compare esto con este extracto del  Ritual Masónico de Duncan :
Wolfgang Amadeus Mozart
Wolfgang Amadeus Mozart está considerado como uno de los compositores de música más prolíficos e influyentes de siempre. Él también era Masón y fue iniciado en la logia austriaca Zur Zur Wohltatigkeit el 14 de diciembre de 1784. Las creaciones de Mozart a menudo incorporaban importantes elementos masónicos. La ópera La Flauta Mágica se basó principalmente en principios masónicos.
“La música de los masones contenía frases musicales y formas que poseían significados semióticos específicos. Por ejemplo, la ceremonia de Iniciación Masónica empezaba con el candidato golpeando tres veces a la puerta para pedir admisión. Esto se expresa musicalmente como una figura de puntos. Esta figura aparece en la obertura de la ópera de Mozart La Flauta Mágica, lo que sugiere la apertura de la iniciación masónica. “- Katherine Thompson, el hilo masónico en Mozart .
La progresión musical de La flauta mágica se basa en la proporción aurea (1,6180 ...), la proporción de todo lo que es considerado divino por las Escuelas de Misterios. Aquí están las composiciones creadas por Mozart para su uso en las logias masónicas:
  • Lied (canción) "Gesellenreise, para su uso en la instalación de nuevos jornaleros"
  • Cantata para tenor y coro masculino Die Maurerfreude ("Alegría del Mason")
  • The Funeral Music Masónica ( Maurerische Trauermusik )
  • Dos canciones para celebrar la apertura de "Zur Neugekrönten Hoffnung"
  • Cantata para tenor y piano, Vosotros que honrais al inmenso universo Creador
  • La Pequeña Cantata masónica ( Kleine Freimaurer-Kantate ) titulado Laut verkünde unsre Freude , para solistas, coro masculino y orquesta
Marqués de Lafayette
El Marqués de Lafayette era un masón de grado 33. Según d Willam R. Denslow  “10.000 masones famosos” , Lafayette era un oficial del ejército francés que fue un general en la guerra revolucionaria americana y un líder de la Guardia Nacional durante la sangrienta Revolución Francesa. Lafayette también fue Gran Comendador Honorario del Consejo Supremo de Nueva York.
Salomon Rothschild
Salomon Rothschild fue el fundador de la rama vienesa de la prominente familia Mayer Amschel Rothschild. La familia más poderosa del mundo que ha influido enormemente en las políticas de Alemania, Francia, Italia y Austria. Los Rothschilds son también los principales actores detrás de la creación del Sionismo y el Estado de Israel.
El poder de los Rothschild fue mucho más allá de los confines de la logia masónica. Se dice que son parte de los 13 “Linajes Illuminati”. Un análisis del edifico del Tribunal Supremo de Israel (ver artículo aquí) confirma el abrazo Rothschild al simbolismo masónico.
Simón Bolivar
Conocido como “El Libertador”, Bolívar es considerado el “George Washington de Sudamérica”. Se unió a la Masonería en Cádiz, España, recibió los grados del Rito Escocés en París y fue nombrado caballero en una Comandancia de Caballeros Templarios en Francia en 1807. Bolívar fundó y sirvió como maestro de la Logia Nº 1 Protectora de las Virtudes en Venezuela. El país de Bolivia lleva su nombre. Bolívar también desempeñó el cargo de presidente de Colombia, Perú y Bolivia en la década de 1820. Perteneció a la Logia Nº 2 Orden y Libertad en el Perú.
Nótese en la imagen superior la posición de sus pies (oblongo) y el suelo con patrón de tablero de ajedrez, también masónico. Su postura podría haber sido inspirada por los Caballeros del grado de la Marca Cristiana como se muestra a continuación en Ritos de la Masonería de Richardson:
Joseph Stalin
El reinado de terror de Stalin en la Unión Soviética condujo a la muerte a millones de sus propios compatriotas. A menudo se le muestra en imágenes con el gesto de la mano oculta. No se han encontrado registros oficiales que demuestren la iniciación de Stalin en la Masonería. Por supuesto que dictadores como Stalin controlaban estrechamente toda la información concerniente sobre sí mismos y sus asuntos, por lo que es difícil de probar cualquier cosa de una manera u otra. La ocultación de su mano, sin embargo, proporciona una pista inicial sobre su posible fidelidad a una hermandad oculta.
Como hemos visto, los líderes que han utilizando el gesto "mano oculta" tuvieron una gran influencia en la historia del mundo y muchos han sido confirmados como masones. Este gesto es un detalle ignorado que insinúa el abrazo del líder a la filosofía oculta. Mediante la comprensión de este hecho y por el reconocimiento de la inmensa influencia que estos líderes tuvieron sobre el curso de la Historia, podemos empezar a darnos cuenta de la fuerza oculta que actualmente está dirigiendo el mundo hacia la democracia internacional.

¿Es el Bitcoin Una Reacción Contra La Hegemonía del Dólar Estadounidense?


conjugandoadjetivos.com

¿Es el Bitcoin Una Reacción Contra La Hegemonía del Dólar Estadounidense?

antonio fernandez

La tecnología blockchain y el nacimiento de las llamadas criptomonedas tiene raíces profundas en tres factores que tienen una importante contribución: el avance de la tecnología, la manipulación de las reglas económicas y financieras mundiales y el intento persistente de debilitar las economías nacionales de países que desafían geopolíticamente el sistema de poder de los Estados Unidos. En este primer artículo abordo estos temas desde un punto de vista financiero, en el siguiente análisis pretendo sumergirme en los aspectos geopolíticos y ampliar la perspectiva sobre cómo Rusia, China y otras naciones están aprovechando un sistema financiero descentralizado.
Muchas economías nacionales parecen haber comenzado el proceso de protegerse de lo que parece ser una tendencia económica inevitable, la desdolarización, que se ha vuelto popular no solo en los países, sino también en las personas comunes como resultado del crecimiento tecnológico mundial y el aumento del acceso a Internet. Los mercados financieros generalmente reflejan esta misma tendencia.
El dólar estadounidense es la moneda de reserva más dominante del mundo  . Las reglas financieras y de planificación que acompañan a esta situación se deciden en los Estados Unidos en beneficio de Washington y algunos de sus aliados. Esto se ha reflejado en la creación del petrodólar, la abolición del patrón oro y la crisis financiera más reciente de 2008, seguido con el proceso insensato de la flexibilización cuantitativa. Todas estas decisiones económicas se han tomado con el objetivo preciso de prolongar la dominación estadounidense de la economía global, apuntalando artificialmente un sistema financiero insostenible.
Las consecuencias prácticas de esta insostenibilidad han llevado a lo largo del tiempo a pensar en una alternativa práctica, tanto para escapar de la dominación del dólar como para volver a anclar la economía a un valor real. La necesidad de eludir esta situación se ha tornado especialmente urgente para los países con una gran cantidad de deuda denominada en dólares, o cuando se enfrentan a la perspectiva de ser excluidos del sistema de pago internacional SWIFT.
Por lo tanto, no es accidental que países como Irán y Venezuela, sino también Rusia y Corea del Norte, hayan recurrido a métodos alternativos para operar en el espacio económico global. La decisión política de Washington en 2012 de eliminar a los bancos iraníes del SWIFT provocó de inmediato la alarma de varios países. La necesidad de escapar de la posibilidad de ser excluidos del SWIFT se hizo urgente para los países bajo la amenaza de Washington. De este modo, nació un sistema de pago alternativo en 2015, bautizado como Sistema de pagos interbancarios transfronterizos ( CIPS), no es sorprendente que fuera fundada por China. Básicamente es una copia del sistema SWIFT y cumple la función de ser un sistema de respaldo en caso de que los estadounidenses intenten excluirlo de los países recalcitrantes del SWIFT. Venezuela ha buscado una solución más radical, creando su propia moneda virtual. El presidente Maduro anunció la creación de una  moneda criptoestatal  basada en el valor del petróleo y respaldada por barriles de petróleo por valor de más de cinco mil millones de dólares. Venezuela se ha visto obligada a dar este paso debido a la escasez de dólares estadounidenses en el país provocada por la guerra económica de Washington, que ha logrado llevar al país a una profunda crisis.
Esta búsqueda de liquidez fresca es una apuesta para Maduro, que incluso espera poder comerciar con países aliados en la nueva moneda, eludiendo así las prohibiciones internacionales. Incluso se dice que Corea del Norte  opera en bitcoin , eludiendo así el sistema internacional de prohibiciones y bloqueos.
Las sanciones a Rusia y la influencia que Washington ejerce con el dólar en el sistema económico global han llevado a Moscú y Pekín a un acuerdo de desdolarización, estableciendo el estándar de oro del  yuan . Rusia vende hidrocarburos a China, que los paga en yuanes, luego Rusia convierte inmediatamente el yuan en oro en la Bolsa de Oro de Shanghai, evitando las sanciones de Washington.
Esta situación se está replicando en un país tras otro. Estados Unidos aumenta la presión financiera y económica sobre los países a través de organismos internacionales como el FMI y el Banco Mundial, y estos países se organizan entre ellos para hacer retroceder tal interferencia. La tecnología ha facilitado esta estrategia de descentralización contra el centro que es Londres y Washington, el corazón financiero y la causa principal de múltiples problemas globales. En primer lugar, la posibilidad de la impresión ilimitada de dólares ha distorsionado las economías globales, inflando los mercados bursátiles y haciendo que las deudas nacionales crezcan fuera de control. Incluso los  mercados de oro son manipulados en virtud de la abundancia de dinero fácil y herramientas de esquema ponzi como derivados y otras formas de apalancamiento financiero. De forma muy predecible, como se vio en 2008, si todo se derrumba, los bancos centrales rescatarán a sus socios a través del mecanismo de flexibilización cuantitativa, garantizando un flujo de caja ilimitado y dejando a los contribuyentes, junto con los pequeños actores en los mercados financieros, llevar la carga.
Probablemente sea demasiado temprano para que el hombre común entienda lo que está sucediendo, pero de hecho el dólar se está depreciando en relación con algunos activos más tangibles. Pero el oro continúa siendo acorralado por  mecanismos financieros paralelos  y otros instrumentos financieros creados con el único propósito de manipular los mercados financieros de los que depende el hombre común en busca de ganancias modestas. Al igual que otros, el mercado del oro sufre el poder combinado del dólar estadounidense, las instituciones financieras centralizadas y la manipulación del mercado. Entidades como la FED (y sus  propietarios ), la colusión criminal y el trabajo con bancos privados, fondos de cobertura, agencias de calificación y compañías de auditoría, han hecho una inmensa riqueza al llevar al mundo a una estafa basada en la deuda que ha despojado a los ciudadanos normales de su futuro.
Lo que está sucediendo en los mercados de criptomonedas no solo ocurre en paralelo con la expansión de Internet, los teléfonos inteligentes y la creciente capacidad para operar en el mundo digital, sino que también se lo considera un refugio seguro de los reguladores financieros centralizados y los bancos centrales; en otras palabras, del dólar y las monedas fiduciarias en general. Aún no se ha visto si el Bitcoin será una sabia inversión a largo plazo, pero el concepto de criptomonedas llegó para quedarse. La tecnología detrás de la idea, el blockchain, es un modelo definitivo para las transacciones económicas descentralizadas sin ningún intermediario que pueda manipular y distorsionar el mercado a voluntad. Es el antídoto contra el virus de la deuda que está matando a nuestra sociedad y esparciendo el caos en todo el mundo.
Washington ahora tiene que lidiar con las consecuencias de sus acciones dementes contra sus adversarios geopolíticos. La decisión de eliminar a Irán del sistema SWIFT y la guerra económica en curso contra Rusia y Venezuela han llevado a la República Popular de China a evitar cualquier ataque directo a su sistema financiero mediante la creación de un sistema económico alternativo. El objetivo es advertir a los Estados Unidos y a sus aliados que existe una alternativa económica y que ya está en funcionamiento, lista para oponerse al sistema euroamericano si es necesario. Washington no parece querer renunciar al papel de manipulador y gobernante de las finanzas especulativas mundiales, y el resultado obvio de esto es la creación de un sistema financiero que lentamente está trabajando en contra del actual. La falta de anonimato y la centralidad de los sistemas parecen ser los dos elementos fundamentales del sistema financiero actual que orbita alrededor de Londres y Washington. Un sistema anónimo, descentralizado y tecnológicamente confiable podría ser exactamente lo que los adversarios geopolíticos de Washington han estado buscando para poner fin a la hegemonía del dólar estadounidense.

Bienvenido a la "Sociedad Bernays"


conjugandoadjetivos.com

Bienvenido a la "Sociedad Bernays"

antonio fernandez

"La manipulación consciente e inteligente de los hábitos organizados y las opiniones de las masas es un elemento importante de la sociedad democrática. Aquellos que manipulan este mecanismo invisible de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder gobernante de nuestro país ... "Estamos gobernados. Nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por los hombres que nunca hemos oído hablar”.
En 1928, un joven llamado Edward Bernays escribió estas palabras en un breve libro que muchos consideran como el advenimiento de la descripción de las relaciones públicas modernas. El libro se titula modestamente Propaganda (hoy lo tacharían de conspiranoico).
Las Relaciones Públicas (PR) son  ampliamente entendidas como el flujo de información entre un administrador (ya sea un individuo u organización) y el público. Disfrazado por esta definición, la práctica puede parecer bastante benigna, hasta que empezamos a desempacar la gran cantidad de trucos que las  empresas de relaciones públicas recurren habitualmente en sus constantes esfuerzos por manipular la opinión pública. Muchas de estas técnicas se concibieron por primera vez en la primera mitad del siglo XX por uno de los pioneros, Edward Bernays. El sobrino de Sigmund Freud, Bernays se sintió fascinado por las teorías de su tío sobre la naturaleza humana y los impulsos instintivos. Mientras que Freud había postulado que las fuerzas primitivas sin control dentro de los seres humanos podrían conducir al caos y la destrucción, Bernays tomó estas mismas teorías y las aplicó al mundo de la publicidad con el fin de profundizar en la comprensión del comportamiento del grupo. A través de su estudio y aplicación del psicoanálisis de Freud, desarrolló muchas de las técnicas de persuasión de masas que vivimos hoy en día.
Durante la Primera Guerra Mundial, Bernays trabajó como agente de prensa en los Estados Unidos, promocionando la guerra de Estados Unidos bajo el lema "hacer el mundo seguro para la democracia". La campaña tuvo un gran éxito en el cambio de la opinión pública estadounidense escéptico en el apoyo a la guerra, este éxito llevó a Bernays a reflexionar sobre el papel potencial que la propaganda puede desempeñar en tiempo de paz. Cuando terminó la guerra, creó su propio negocio: el Consejo de Relaciones Públicas, siendo la primera vez que se utilizó este concepto. Con la ayuda de las teorías de su famoso tío,  planeaba ampliar tácticas ya desarrolladas por los gurús de PR George Parker y Ivy Lee. Bernays estaba particularmente interesado ​​en la gestión de la forma en que una multitud de personas sintian y actuaban. La idea de las fuerzas irracionales ocultas dentro de los seres humanos lo intrigaba, y vio una gran oportunidad para impulsar su carrera, tratando de manipular el inconsciente colectivo. Después de la lectura de Freud Introducción General al psicoanálisis , Bernays se formó una idea: quizá la mejor manera de vender productos fuera enfrentando emociones irracionales entre  grupos. Si las teorías de Freud eran correctas, entonces se puede suponer que las inseguridades individuales podrían transformarse en consumismo, reemplazar los motivos según las necesidades prácticas por deseos irracionales.
A Bernays le fue concedida la oportunidad de experimentar en la mente del público cuando American Tobacco Corporation lo  contrató para romper el tabú social que rodea a las mujeres que fumaban cigarrillos. Bernays consultó al psicoanalista prominente Brill, quien le dijo que los cigarrillos eran símbolos de la potencia sexual masculina. Si Bernays pudiera encontrar una manera de conectar los cigarrillos con la idea de desafiar el poder masculino, entonces las mujeres fumarían. Con esto en mente, Bernays convenció a un grupo de debutantes ricas para ocultar los cigarrillos en la ropa durante el desfile anual de la Pascua de Nueva York, con la instrucción de que todas a la vez, encendieran los cigarrillos de forma espectacular. A continuación, informó a la prensa que un grupo de sufragistas se estaban preparando para protestar por la dominación masculina mediante la ignición de lo que llamó "antorchas de la libertad" durante el desfile. La prensa estaba desesperada para fotografiar el evento, que vinculaba la idea de la libertad con el acto desafiante de la mujer de fumar. El plan fue un éxito, y la historia rompió en todo el país, y la venta de cigarrillos a las mujeres comenzó a subir. A través de este experimento social, Bernays aprendió que podía infundir significado de gran alcance sobre los objetos irrelevantes. Las decisiones de los consumidores ya no se basan en un cuidadoso razonamiento, sino que se convertirían en las expresiones de la individualidad.
La década de 1920 fue una época de auge para las empresas estadounidenses: estaban echando fuera de las líneas de producción productos de todo tipo a un ritmo vertiginoso y la principal preocupación de la clase adinerada era la amenaza de exceso de producción. Vender en base a la necesidad ya no era una opción; era necesario que hubiesen consumidores  y no ciudadanos y Bernays estubo íntimamente involucrado en este proceso. A principios de los 20 los bancos de Nueva York financiaron la creación por todo el país las cadenas de tiendas por departamentos para servir como puntos de venta de sus excedentes productivos recién descubiertos. Bernays trabajó para la revista de la mujer de William Hearst para promocionar sus productos. Perfeccionó varias técnicas de persuasión de consumo masivo que ahora son muy utilizados, la colocación de productos en películas, falsos "estudios independientes" que sugieren que los productos de una marca son los idoneos, los coches como símbolos de la sexualidad masculina, ropa como expresiones de la individualidad, y casi cualquier cosa que involucre el  estimulo dedeseos íntimos de las personas y saciandolos con los bienes materiales. La onda resultante del gasto de los consumidores llevó a un auge del mercado de valores, y Bernays promovió la idea de que la gente común debe comprar acciones de los bancos que representaba, millones de estadounidenses siguieron su consejo. En 1928, Herbert Hoover es elegido presidente. Un ávido y seguidor de la carrera de Bernays, Hoover fue el primer presidente en articular la idea de que el consumismo se había convertido en la columna vertebral de la vida estadounidense y la clave para el progreso económico. Con Hoover llegó una nueva idea sobre cómo manejar la democracia de masas, en el corazón de lo que fue el consumidor. La democracia podría ser utilizada como un paliativo: una falsa elección en lugar de la agencia humana.
La década de 1920 llegó a su fin, profundos cambios comenzaron a ocurrir. Freud, al reflexionar sobre las tensiones que barren Europa de la época, publicó un nuevo libro titulado La civilización y sus descontentos . Su tesis principal es que la libertad individual era imposible o peor aún, que era muy peligrosa. Para Freud, esto significaba que las masas siempre deben ser controlados, no fue el único en llegar a esta conclusión. En marzo de 1933 los nacionalsocialistas fueron elegidos en Alemania. Los nazis trataron de manipular los sentimientos irracionales de la opinión pública alemana de una manera que promueve la fuerza a través de la unidad nacional. El ingeniero jefe de este proceso fue el ministro nazi de Propaganda, Joseph Goebbels. Uno de sus principales fuentes de inspiración, como le dijo a un periodista estadounidense, fue la obra de Edward Bernays.
A pesar de sus mejores esfuerzos, la influencia de Bernays se desvaneció después de la caída de la bolsa de 1929, aunque su carrera estuvo lejos de terminar. La reacción del gobierno estadounidense a la Gran Depresión llegó con la introducción del New Deal de Roosevelt, en represalia a lo que ellos(elites empresariales) percibían como la interferencia estatal en sus asuntos privados, las corporaciones estadounidenses lanzaron un contraataque. Los ejecutivos corporativos y financieros se reunieron para discutir la necesidad de recuperar el poder en Estados Unidos, y bajo el paraguas de una organización llamada la Asociación Nacional de Fabricantes se lanzó una campaña para ganar la espalda pública al lado de las grandes empresas. Bernays fue contratado como asesor de General Motors. La tarea era la construcción de una visión de la sociedad utópica que el capitalismo de libre mercado podría crear, si no se  obstáculizaba por la regulación gubernamental. Para llevar a cabo con éxito esta hazaña, Bernays normaliza la idea de que la verdadera democracia era sólo alcanzable a través del capitalismo, que las empresas privadas podrían responder a las necesidades de los consumidores de una manera que ningún otro sistema podía, que el éxito de la democracia estadounidense podría medirse por su gran gama de productos manufacturados, adaptados a la selección de moldes de estilos de vida que las corporaciones estadounidenses habían engañado al público haciéndoles creer que existían.
Uno de los últimos y más importantes puestos de trabajo de Bernays se llevó a cabo durante el apogeo de la Guerra Fría, a instancias de su cliente, la multinacional United Fruit Company (UFC). Las vastas plantaciones de bananas propiedad de la UFC en Centroamérica que ellos controlaban a través de regímenes títeres denominados "repúblicas bananeras". En 1950, el general Jacobo Árbenz fue elegido presidente de Guatemala, y en 1953 anunció los planes de su gobierno para nacionalizar la mayor parte de las parcelas de la UFC. Bernays fue el encargado de popularizar en EEUU los planes para derrocar a Arbenz que se estaba instigando entre la UFC y el Gobierno estadounidense. Bernays extingue la percepción de que Arbenz fue elegido por el pueblo, y en su lugar lo retrató como una amenaza comunista encaramado a las puertas de Estados Unidos. Él organizó un viaje a Guatemala para influyentes periodistas estadounidenses y organizó para que fueran  entretenidos por escogidos políticos guatemaltecos que afirmaron que Árbenz estaba controlado por Moscú. Luego creó una agencia independiente de noticias falsas en los Estados Unidos llamada American Information Bureau Media, y bombardeó los medios de comunicación estadounidenses con los comunicados de prensa que indicaban que Moscú tenía planes de usar Guatemala por su valor estratégico militar. Después que  Bernays convenciara a fondo el público estadounidense de que el comunismo se estaba desarrollando sin trabas en el  sur, el presidente Eisenhower ordenó a la CIA para organizar un golpe de Estado. En 1954, Arbenz fue derrocado y reemplazado por una junta militar encabezada por el coronel Carlos Castillo. Gracias en parte a Bernays, las plantaciones de bananas se mantuvieron bajo control UFC.
La idea de que las masas pueden ser controladas como marionetas es irresistible para las elites que tienen mucho que ganar al obligar a la clase obrera a aceptar una vida mediocre, falazmente reanimada por la ilusión de la innovación. Nuevas tendencias, nuevos gadgets, nuevos pensamientos únicos, todo desechable, ya que son inalcanzables, acompañado por la siempre presente narración de los medios convencionales, tamborileando en el fondo  como un reloj de la muerte. 
Cualquiera que sea la actitud que uno elija hacia esta condición, sigue siendo un hecho que en casi todos los actos de nuestra vida cotidiana, ya sea en la esfera de la política o los negocios, en nuestra conducta social o nuestro pensamiento ético, estamos dominados por un número relativamente pequeño de personas,  que entienden los procesos mentales y el patrón social de las masas. Son ellos los que mueven los hilos que controlan la opinión pública, que aprovechan las fuerzas sociales e idean nuevas formas de enlazar y dirigir el mundo. (Propaganda, Bernays)

Bernays, el Padre de la Propaganda Moderna de la Élite Gobernante


conjugandoadjetivos.com

Bernays, el Padre de la Propaganda Moderna de la Élite Gobernante

antonio fernandez

Bernays propaganda conjugando adjetivos
Edward Bernays fue el maestro de influir y dar forma a la opinión pública apoyándose en las ideas de los psicólogos sociales anteriores y en la obra de su tío, Sigmund Freud, con el fin de crear técnicas para manipular los deseos subconscientes de las masas.
A lo largo de su vida útil de 103 años, el " padre de las relaciones públicas " estuvo en el pináculo de su campo, asesorando a los presidentes estadounidenses Coolidge , Eisenhower , Hoover y Wilson, así como al inventor Thomas Edison , al industrial estadounidense Henry Ford y a la primera dama Eleanor Roosevelt . 
Al final de la Primera Guerra Mundial, Bernays ejerció como propagandista de trabajando para varios departamentos gubernamentales y empresas a lo largo de su vida, entre ellos: el Departamento de Estado estadounidense, la CBS, Procter and Gamble, y la American Tobacco Company, como así como el diseño de la campaña de propaganda para la United Fruit Company que llevó al golpe de la CIA contra el presidente de Guatemala, Jacobo Arbenz en 1954.
Bernays combina el trabajo de personas como el psicólogo social francés Gustave Le Bon para crear técnicas que apelan a las emociones subconscientes del público, en oposición a la participación del público en el debate racional e intelectual. Le Bon estudió las características mentales y del comportamiento de la multitud, en la creencia de que cuando se forma parte de una masa, los individuos están subordinados a la mente colectiva y se comportan de una manera más emotiva e irracional. Bernays observó que si un propagandista podía comprender los "motivos de la mente del grupo", poseería la capacidad de "controlar y reglamentar las masas":
El estudio sistemático de la psicología de masas reveló a sus estudiosos las posibilidades de un gobierno invisible de la sociedad mediante la manipulación de los motivos que impulsan las acciones del hombre en el seno de un grupo. Trotter y Le Bon, quienes se aproximaron a la materia desde una perspectiva científica, y Graham Wallas y Walter Lippmann, entre otros, quienes continuaron el trabajo de los primeros con investigaciones sobre la mentalidad de grupo, llegaron a la conclusión de que el grupo posee características mentales distintas de las del individuo, y se ve motivado por impulsos y emociones que no pueden explicarse basándonos en lo que conocemos de la psicología individual. De ahí que la pregunta no tardase en plantearse: si conocemos el mecanismo y los motivos que impulsan a la mente de grupo, ¿no sería posible controlar y sojuzgar a las masas con arreglo a nuestra voluntad sin que éstas se dieran cuenta? (Propaganda,1928. Ed: Melusina,2008. Pag 61)
Bernays sigue poniendo de manifiesto la creciente capacidad de la propaganda de entender y alterar con éxito la "opinión pública" ya en la década de 1920, mucho antes de que los aparatos de televisión entraran a todos los hogares y de las sofisticadas técnicas de los medios modernos de hoy en día:
La práctica reciente de la propaganda ha de- mostrado que ello es posible, al menos hasta cierto punto y dentro de unos límites. La psicología de masas dista todavía de ser una ciencia exacta y los misterios de las motivaciones humanas no han sido desentrañados en absoluto. Pero nadie puede negar que teoría y práctica se han combi- nado con acierto, de modo que hoy es posible producir cambios en la opinión pública que respondan a un plan preconcebido con sólo actuar sobre el mecanismo indicado, al igual que los conductores pueden regular la velocidad de su automóvil manipulando el flujo de gasolina. (Propaganda,1928. Ed: Melusina,2008. Pag 61,62).
La premisa básica de la tesis de Bernays es que los seres humanos "rara vez son conscientes" de las verdaderas motivaciones y deseos que alimentan sus acciones y, si ciertos individuos pudieran descubrir los deseos reales de la mente de las masas, el público podría ser influenciado y manipulado sin ser conscientes de ello:
Los hombres rara vez se percatan de las razones reales que motivan sus acciones.[…] Son sobre todo los psicólogos de la escuela de Freud los que han señalado que la gran mayoría de los pensamientos y acciones del hombre son sustitutos compensatorios de deseos que éste se ha visto obligado a reprimir. Podemos desear algo no por su valor intrínseco o por su utilidad sino porque hemos llegado a ver inconscientemente en ese objeto el símbolo de otra cosa, cuyo mero deseo nos avergonzaría confesarnos.[…] Este principio general, a saber, que los hombres en gran medida se ven impulsados por motivaciones que se ocultan a sí mismos, es tan cierto para la psicología de masas como para la individual. Resulta evidente que el propagandista de éxito deberá entender los verdaderos motivos y no contentarse con las razones que arguyen los hombres para justificar sus acciones. No basta con entender la estructura mecánica de la sociedad, los agrupamientos, las fracturas y las lealtades.[…] Los deseos humanos son el vapor que hace que la máquina social funcione. A no ser que los entienda, el propagandista no logrará controlar el inmenso mecanismo de engranajes más o menos unidos entre sí que es la sociedad moderna. (Propaganda,1928. Ed: Melusina,2008. Pag 66,67,68). 
El estudio de la psicología y su comportamiento de las masas como rebaño fueron áreas importantes que tuvieron que ser entendidas de forma inteligente para manipular la opinión pública:
Hay soberanos invisibles que controlan los des- tinos de millones de personas. La gente de a pie no está al corriente de hasta qué punto las palabras y las acciones de nuestros hombres públicos más in- fluyentes están dictadas por personas taimadas que se mueven entre bambalinas. Tampoco se percata de que nuestros pensamientos y costumbres están moldeados en gran medida por las autoridades, lo cual es todavía más importante. En algunos ámbitos de nuestra vida cotidiana, que nos parecen propios de personas independientes, nos gobiernan unos dictadores que ejercen un gran poder. (Propaganda,1928. Ed: Melusina,2008. Pag 47).
En la antigüedad, los líderes de una tribu, grupo o sociedad procesan un enorme poder sobre el resto de las personas, especialmente si son expertos en el arte de la persuasión. Los líderes políticos en los tiempos modernos tienen la capacidad de formar y moldear la psicología de sus seguidores de una forma realmente profunda, sobre todo si tienen la capacidad de utilizar con eficacia la propaganda:
La voz del pueblo da expresión a la mente del pueblo, que a su vez está dominada por los líderes de grupo en los que cree y por aquellas personas que saben manipular a la opinión pública.[…] Por fortuna, el político de talento y sincero es capaz de moldear y formar la opinión de la gente sirviéndose de la propaganda como instrumento. (Propaganda,1928. Ed: Melusina,2008. Pag 115).
Bernays revela el poder propagandistas tienen de manipular y controlar a la "opinión pública" a través de la comprensión de las técnicas de gestión de la opinión pública:
Hoy en día, sin embargo, despunta la reacción. La minoría ha descubierto que influir en las mayorías puede serle de gran ayuda. Se ha visto que es posible moldear la mente de las masas de tal suerte que éstas dirijan su poder recién conquistado en la dirección deseada. Esta práctica resulta inevitable en la estructura actual de la sociedad. Sea en política, finanzas, industria, agricultura, caridad, educación o en otros terrenos, cualquier actividad de calado social que se lleve a cabo tiene que servirse de la ayuda de la propaganda. La propaganda es el brazo ejecutor del gobierno invisible. (Propaganda,1928. Ed: Melusina,2008. Pag 27,28). 

“comprar por comprar”



El desarrollo de las “ciudades del consumo” ha transformado la geografía urbana y los hábitos de consumo y de vida de los ciudadanos. En cualquier lugar del planeta es posible encontrar, con la misma arquitectura y distribución de espacios, grandes superficies y macrocentros de comercio y ocio. Es la manifestación más evidente de la globalización comercial. Por ello se considera que son las “catedrales” de la nueva “religión del consumo” que se extiende por todo el planeta.
Algunas de las transformaciones de la sociedad de consumo les han podido pasar inadvertidas a las personas que las han vivido. Pero existe un fenómeno que, por su rápida y extensa implantación, nadie ha podido dejar de advertir: la progresiva desaparición de las tiendas tradicionales y el nacimiento de los nuevos centros comerciales. Si el autoservicio fue el primer paso en la evolución de los sistemas de distribución y venta, el desarrollo de las “ciudades de comercio y del ocio” es, junto con la generalización del comercio electrónico, el último paso de esta evolución. En España el primer hipermercado se puso en marcha en el año 1973 y en 1980 comenzó la implantación de los macrocentros que reúnen en un mismo espacio, con unidad de servicios (aparcamientos, vigilancia, zonas de paso, etc.), una amplia oferta que incluye grandes superficies, tiendas de todo tipo, cines, oficinas bancarias, restaurantes, etc. Desde entonces su expansión ha sido (y continúa siendo) espectacular, y se han extendido por todo el mundo transformando la geografía urbana y los hábitos de consumo y de vida de los ciudadanos.

Una nueva filosofía de vida: “comprar por comprar”
El desarrollo de estos macrocentros comerciales es el producto de una profunda transformación del significado de la compra. Para los economistas clásicos las personas tendrían necesidades que cubrir (alimentación, vestido, salud, etc.) y recursos económicos escasos. Por ello deberían buscar las mejores decisiones de compra para obtener las cosas necesarias con los menores costes posibles. Pero las estrategias comerciales y publicitarias han transformado la emocionalidad y los valores de los consumidores actuales, cuyos comportamientos resultan ya muy poco racionales. Pueden recorrer kilómetros para ir a un hipermercado y ahorrarse unos céntimos (sin tener en cuenta el tiempo y el dinero que gastan en su desplazamiento) y acabar con un carro lleno de cosas superfluas, compradas para aprovechar “magníficas oportunidades” de hacerse con productos que nunca habrían pensado comprar, ni necesitan. Los comerciantes saben que, cada vez con más frecuencia, no son las necesidades las que impulsan a la compra, sino que la compra es un fin en sí mismo. El consumidor necesita comprar, aunque no necesite lo que compra. Si no fuera así, en las sociedades desarrolladas, en que las personas tienen cada vez mas cubiertas sus necesidades, llegaría un momento en que disminuiría sus compras. Pero la realidad es que cuando esto debiera suceder, el consumidor busca o asume continuamente las “nuevas necesidades” que la sociedad de consumo le ofrece, y sigue comprando, incluso más cada día.

Estrategias comerciales de incitación al consumo
Para este nuevo consumidor no sirve el comercio tradicional, en el que se entra en la tienda sabiendo lo que se necesita y buscándolo. En los centros comerciales actuales el consumidor entra sin una idea clara de lo quiere comprar o incluso sin querer comprar nada. El deseo de comprar y la decisión de llevarlo a cabo va a surgir dentro del establecimiento. Por ello el comercio no es ya un espacio cerrado en el que alguien pregunta, tras un mostrador “¿qué quiere Vd.?”. Esta pregunta retraería a los consumidores que entran buscando ver algún producto que les despierte el impulso de compra. Los comercios se han convertido en un lugar de estancia, de paseo, de distracción, que se juntan creando calles y galerías, artificiales pero acogedoras, en una especie de intermedio calle/tienda por la que pueda pasear entre bancos, plantas y árboles artificiales. En estas “calles” encontrará tiendas pequeñas, medianas, grandes almacenes e hipermercados y también cines, restaurantes y discotecas o lugares de ocio. La premisa es muy sencilla: cuanto más tiempo pase una persona en estos centros y más espacio de ellos recorra, más productos verá, más tentaciones recibirá y, por lo tanto, más comprará.
Hay que señalar que la sensación de comprar en libertad que ofrecen los actuales centros comerciales esconde unas posibilidades de manipular y dirigir la conducta de los consumidores en beneficio de los comerciantes como nunca antes había existido. Mediante la estudiada organización y distribución de sus espacios, elementos y productos, así como la preparación del entorno, se incita al consumidor a comprar y se trata además de que esta compra se dirija a determinados artículos. Son los “trucos de los comercios” de los que vamos a señalar algunos de los más frecuentes en las grandes superficies: Los comerciantes cuidan hasta los más mínimos detalles de su establecimiento: los colores, la iluminación e incluso la música ambiental. Tratan así de atraer al consumidor y hacerle sentir en un ambiente agradable y apropiado para el consumo. También la ausencia de referencias exteriores de espacio y tiempo (no suele haber ni relojes visibles ni ventanas) contribuyen a este efecto.
Por otro lado, el simple hecho de estar rodeado de personas que compran produce un intenso efecto de imitación y contagio colectivo en la mayoría de los consumidores. Colocar los artículos de primera necesidad y de venta más frecuente (pan, leche, aceite, etc.) en lugares distantes entre sí, para que el consumidor recorra largos espacios en el establecimiento. Dirigir el “flujo de la visita” del modo más amplio posible para que los consumidores pasen por un mayor número de secciones y tengan mayores tentaciones de compra. Para ello se colocan al fondo de los locales determinados “cebos” y artículos de más demanda o se sitúan las entradas y las salidas de los establecimientos distantes entre sí. Los artículos que se desean vender se colocan en los estantes intermedios, a la altura de los ojos, para atraer la atención del consumidor. Los artículos colocados en los lugares altos y bajos de las estanterías difícilmente son vistos. Se colocan los productos que se desea vender junto a otros más caros (para que parezcan baratos) o en una posición intermedia entre otros extremadamente caros o baratos.
Los establecimientos se distribuyen en pasillos largos, sin cortes y relativamente estrechos, en los que es difícil dar la vuelta con el carro, a menudo de grandes dimensiones, para estimular la compra. El consumidor, una vez que entra en un pasillo con su carro, está obligado a recorrerlo hasta el final, sin poder retroceder o desviarse.
Las “cabeceras” de los lineales son lugares muy preferentes ya que para dar la vuelta el consumidor debe disminuir la velocidad de su marcha y prestar atención a lo que le rodea. Por eso es allí donde se colocan la mayoría de las ofertas. Colocar atractivos carteles o reclamos que hacen referencia al precio o las características del producto con grandes o llamativos caracteres. La simple visión de estos anuncios de “falsas ofertas” tienta a muchos consumidores, aunque desconozcan si se trata o no de una buena compra.
Al lado de las cajas de pago se colocan artículos de capricho, puesto que es fácil que al acabar todas las compras previstas, y mientras se está haciendo fila para pagar, el consumidor compre por “impulso” este tipo de productos. La efectividad de todo este tipo de técnicas está ampliamente contrastada. Como prueba de su éxito se puede señalar que entre el 40 y el 70 por ciento de las decisiones de compra se toman dentro de los centros comerciales y muchas de ellas se refieren a productos que el consumidor no tenía previsto comprar cuando entró en el establecimiento. Además, el 95 por ciento de los consumidores que entran en una gran superficie sin una idea definida de lo que quieren comprar o simplemente “para mirar”, terminan realizando alguna compra.

Efectos psicológicos y sociales de los nuevos establecimientos comerciales
Si antes los comercios se instalaban en las calles de la ciudad, ahora las tiendas han creado sus propias calles: las galerías se convierten en ciudades y construyen un nuevo mundo centrado en el consumo. Son falsas ciudades pero imitan a las reales: es fácil aparcar, se siente seguridad y todo está pensado para resultar acogedor y seductor para propiciar la compra. El peligro de dejarse arrastrar por esta seducción es evidente, sobre todo para los niños y jóvenes que los eligen como lugares donde pasar la mayoría de sus ratos de ocio. Sin pisar la calle, familias enteras pasan del aparcamiento de su casa al del centro comercial, y una vez allí pasean, miran escaparates, compran, van al cine o comen en un restaurante, y, así, sin salir de este espacio cerrado, pasan mañanas y tardes enteras. Parece que el ciudadano ha olvidado que han sido creados buscando en cada detalle sólo aquello que pueda hacerlos más atractivos y rentables desde el punto de vista comercial, es decir, más incitantes a la compra. Ciertamente la gran atracción de estos macrocentros se explica, en gran parte, por los aspectos negativos de las grandes ciudades en las que a menudo lo único cercano y fácilmente accesible son esos grandes centros, abiertos muchas horas, a los que se puede ir sin avisar y en los que se aparca con facilidad.
Las ciudades actuales son cada vez más inhumanas y menos propicias para el contacto con otras personas. Ver a amigos o familiares resulta en ellas mucho más difícil e incómodo que acudir al centro comercial más cercano. Pero el consumidor no es consciente de los efectos que supone pasar una gran parte de su vida en esas “ciudades interiores” creadas por el comercio. Permanecer horas y horas rodeados de escaparates, tiendas y reclamos comerciales tiene una repercusión intensa sobre cualquier persona. Consciente o inconscientemente se acaba asumiendo una visión consumista de la vida, en la que la felicidad y el éxito social depende de lo que uno compre, y en el que no es posible divertirse sin gastar dinero. La generalización del uso de estos macrocentros comerciales como lugares de ocio acaba cerrando el abanico de intereses no consumistas de las personas y de la sociedad.
Muchos consumidores afirman que van a estos centros porque allí “hay de todo”. Obviamente no es verdad que “haya de todo”. Cada metro de estos lugares está pensado en función de su rentabilidad económica, y por lo tanto dejan fueran todo lo que no produce -directa o indirectamente- beneficio económico. Será difícil encontrar en ellos, por ejemplo, exposiciones de arte, bibliotecas, salas de conferencias o lugares de estancias o encuentro social en los que no sea preciso consumir. Otra triste consecuencia de lo anterior es que las calles de las ciudades pierden su tradicional importancia como lugares de estancia y encuentro y los ciudadanos las usan sólo como lugares de paso (muchas veces en coche) entre las viviendas y los centros comerciales. Encerrados en estas artificiales “ciudades” del comercio, ignoran las ofertas de ocio y cultura no consumista que les pueda ofrecer su ciudad y alejan las posibilidades de desarrollo urbano más humano, en el que la vida y el contacto con otras personas suceda en espacios abiertos y públicos.
No se ha reflexionado suficientemente sobre lo que supone el triunfo de esas “ciudades interiores” creadas por el comercio. Aunque la sensación de soledad, inseguridad y falta de alicientes que siente el moderno “urbanita” encuentre alivio en ellos, le arrastra a un estilo de vida materialista e insatisfactorio. El auténtico progreso debería conducir a un desarrollo humano menos superficial, más pleno y más sostenible.

CREDITOS

Fuente: Por Tony fernandez  / Conjugando adjetivos
Visto en: Buscando la verdad

La “Era de la Información” es en realidad la “Era de la distracción”

cybermedios.org

La “Era de la Información” es en realidad la “Era de la distracción”

lizama

TENEMOS MÁS ACCESO A INFORMACIÓN, PERO NOS ESTAMOS VOLVIENDO MÁS DISTRAÍDOS, LO CUAL ANULA COMPLETAMENTE SUS BENEFICIOS
 –
Tim Wu es profesor de leyes de la Universidad de Columbia, pero su especialidad son las telecomunicaciones. Wu acuñó el término “net neutrality” y se ha convertido en uno de los más lúcidos analistas de los efectos que tiene la tecnología en nuestra sociedad.
En su reciente libro The Attention Merchants, Wu traza la historia de la industria de la atención, es decir, de las empresas y negocios que se dedican a captar la atención humana para vender anuncios o, más recientemente, para extraer datos. Esto tiene sus orígenes por lo menos en la década de 1830 en las publicaciones sensacionalistas de ciertos diarios y alcanza su maduración, por supuesto, en Internet y la economía de la atención.
Wu se basa en la observación del Premio Nobel de Economía, Herbert Simon:
En un mundo rico en información, la riqueza de información significa carencia de otras cosas: una escasez de aquello que esa información consume. Lo que la información consume es un tanto obvio: consume la atención de sus receptores. De aquí que la información crea una pobreza de atención que necesita ubicar esa atención eficientemente entre la sobreabundancia de fuentes de información que pueden consumirla.
Esto recuerda lo que ha dicho Alan Wallace, maestro de meditación budista, de que un diagnóstico general de la sociedad moderna muestra que todos tenemos déficit de atención, esta es la consecuencia de la hiperestimulación a la que estamos sujetos. Nunca antes había habido tantos estímulos.
Merece reflexionarse —y quizás no sin preocupación— en torno a esta idea de que existe una relación bidireccional entre la información (especialmente cuando es presentada en estímulos agresivos) y la atención, siendo ambos recursos finitos. La información demanda nuestra atención y cuando somos cautos y no se la damos, desarrolla técnicas sutiles y burdas para pescarnos. Hasta hace poco se creía popularmente que más información siempre era equivalente a un beneficio —hoy cada vez es más claro que la información debe saberse filtrar y desechar para liberar espacio—. Para poder movernos con dominio en esta pecera digital debemos aprende a cultivar y controlar nuestra atención, lo cual significa, en parte, renunciar al exceso de información.

Fuente: Pijama Surf

 



El Narcisismo, una incontenible epidemia social


disidentia.com

El Narcisismo, una incontenible epidemia social

Juan M. Blanco

Aunque no exista completa unanimidad, muchos estudiosos coinciden en que nuestra sociedad sufre, desde hace décadas, una imparable epidemia de narcisismo. La extraordinaria preocupación por la apariencia física, el desorbitado crecimiento de la industria de la cirugía plástica, la admiración por las celebridades, el deseo de ser “especial”, de poseer el último modelo de aparato electrónico, serían síntomas de un creciente narcisismo que va engullendo a las sociedades ricas y desarrolladas.
Publicidad
Según cuentan Jean M. Twenge y W. Keith Campbell en The Narcissism Epidemic (2009), en los Estados Unidos, 1 de cada 10 veinteañeros y 1 de cada 16 personas de cualquier edad mostrarían rasgos narcisistas. En los casos más patológicos, que no son muchos, existe el Trastorno Narcisista de la Personalidad, un síndrome identificado en 1971 por el psiquiatra Heinz Kohut y reconocido oficialmente como patología en 1980. La reciente identificación de este trastorno y la mayor incidencia de estos rasgos entre los jóvenes, serían indicadores del crecimiento y la extensión del problema.
La televisión, los medios, y hoy Internet, actuarían como potentes cajas de resonancia de una cultura del “¡mírame!”
Como Narciso el joven griego que se enamoró de su propia imagen, el aspecto físico y otras señales externas serían elementos que necesita el narcisista para atraer la atención del público, para sentirse protagonista, para mostrar a los demás que es especial. La televisión, los medios, y hoy Internet, actuarían como potentes cajas de resonancia de una cultura del “¡mírame!”.
Por suerte, este narcisismo no afecta a todos los ciudadanos, ni a todo el mundo por igual. Pero tiene una desmesurada incidencia en la clase política y en la llamada “élite” del periodismo.
El Narcisismo, una incontenible epidemia social

Cómo es el narcisista

Un narcisista se sobrevalora a sí mismo, exagera sus cualidades. Piensa que es único, especial, que supera a los demás en estatus, apariencia, inteligencia o creatividad. Pero no es así: en realidad posee, en media, las mismas cualidades que el resto. Eso sí, desarrolla una conducta particular: va seleccionando sus relaciones sociales de manera que maximicen la autoadmiración.
Se rodea de un tipo de personas que lo adule, raramente de aquellos que critiquen sus defectos. Además, carece de empatía, de cercanía, de amor por sus semejantes. Tiende a abusar de los demás, a despreciarlos y a fomentar en ellos conductas sumisas. Al centrarse en sí mismo descuida a los demás y es reacio a asumir responsabilidades: se trata de una faceta más del infantilismo.
El narcisista descuida a los demás y es reacio a asumir responsabilidades
Sin embargo, el narcisismo es una trampa retardada: la aversión a asumir responsabilidades y la excesiva autoconfianza suelen ser recetas infalibles para el fracaso en el largo plazo. Implica también un notable perjuicio social pues el narcisista suele obtener sus ventajas a expensas de otros.

Narcisismo no es lo mismo que autoestima, pero…

Narcisismo y autoestima son dos conceptos distintos. Es cierto que el narcisista posee una elevada autoestima: se cree más inteligente, más bello o más importante que los demás. Pero nunca más ético, más compasivo o más preocupado por el prójimo. Sin embargo, ambos conceptos están relacionados: una de las causas del crecimiento del narcisismo en los últimos tiempos ha sido precisamente la búsqueda de autoestima a toda costa, una tendencia que se puso de moda hace unas décadas.
Una clave para el crecimiento del narcisismo ha sido la búsqueda de autoestima a toda costa
En el pasado, la autoestima no se perseguía: era un subproducto del esfuerzo y del consiguiente éxito. La voluntad, la renuncia, el trabajo duro contribuían a lograr los objetivos que el sujeto se había propuesto. No es que las personas con mayor autoestima tengan más éxito: es el éxito el que conduce a una más elevada autoestima. Por ello, la autodisciplina, la cordura, la frugalidad, el aplazamiento de la gratificación, el esfuerzo, la paciencia, la tenacidad eran cualidades que definían, entre otros, el valor de una persona hasta hace unas cuantas décadas.
No es que las personas con mayor autoestima tuvieran más éxito: era el éxito el que conducía a una más elevada autoestima
Hazte suscriptor voluntario de Disidentia. Ayúdanos a ser libres.

La era del “crecimiento personal”

Pero, las tornas comenzaron a cambiar en los años 60 y 70 del siglo XX cuando aparecieron ciertas corrientes de pensamiento que ensalzaban las emociones, la supremacía de los sentimientos sobre la razón, la importancia del crecimiento personal. Surgió la llamada cultura terapéutica, una ideología que considera a los individuos  frágiles, tendentes al fracaso debido a una baja autoestima. Por ello, fomentó estrategias para incrementar la autoestima de los sujetos, buscó supuestos atajos para alcanzarla… sin necesidad de trabajo o sacrificio, sin conseguir antes objetivo alguno, sin voluntad ni renuncia.
La cultura de la autoestima gratis y sin esfuerzo contribuyó a la propagación de la epidemia de narcisismo
La cultura de la autoestima gratis y sin esfuerzo contribuyó a la propagación de la epidemia de narcisismo pues abrió, entre otras cosas, lo que se llamó el dogma de la autenticidad: lo importante no era que un individuo fuera trabajador, voluntarioso o esforzado sino que fuera auténtico, que expresara abiertamente sus sentimientos y emociones. “Sé tú mismo”, era el lema. Ya no se mediría a las personas por sus actos sino “por lo que son”.
Y las consecuencias no tardaron en hacerse notar. En The Culture of Narcissism (1979) el sociólogo norteamericano Christopher Lasch señalaba: “Hoy día, muchas personas persiguen ese tipo de aprobación que aplaude no sus acciones sino sus cualidades personales; no lo que logran sino lo que son. Más que respetados, buscan ser envidiados. El orgullo ha sido sustituido por la vanidad“.
Lógicamente, esta corriente abría las puertas a la irresponsabilidad personal, uno de los elementos del narcisismo. Y también a la corrección política: cada persona no sería valorada por lo que hace sino por lo que es; por el grupo al que pertenece. Tanto la cultura terapéutica como la corrección política despojaron al individuo de su responsabilidad; no lo trataron como una persona dueña de su futuro sino como una víctima de circunstancias sociales, como una mera hoja al capricho del viento.

La autoridad paterna… en crisis

La cultura terapéutica puso en duda la capacidad de los padres para educar a sus hijos sin ayuda, sin el consejo de expertos, menoscabando así la autoridad paterna. Los progenitores de los 50, acostumbrados a ser tratados muy estrictamente cuando eran niños, intentaron cambiar las tornas.
Ciertamente, el tipo de familia donde los padres ejercían poder y mando absolutos era ya producto de otra época. Pero, en lugar de encontrar el equilibrio adecuado, en demasiadas ocasiones los padres acabaron en el extremo opuesto. Intentaron ser amigos de los niños, en lugar de figuras con autoridad, buscando a toda costa la aprobación de sus hijos: la autoridad había cambiado de bando.
El Narcisismo, una incontenible epidemia social
Con la mejor de las intenciones, los padres se volvieron demasiado permisivos. Y, siguiendo la creencia imperante de que una elevada autoestima era crucial para el futuro de sus hijos, hicieron lo  imposible para proporcionársela, con efectos muy adversos. Como señalan Twenge y Campbell: “hoy día, muchos padres intentan fomentar la autoestima y la auto-admiración en sus hijos, en parte porque ciertos libros han pregonado su importancia. Desgraciadamente, muchas de las cosas que los padres creen que elevan la autoestima, como decir al niño que es especial o darle todo lo que pide, en realidad solo conducen al narcisismo“.
Estos autores cuentan el caso de un joven de 18 años, de Illinois, que indicaba a su padre el puesto de trabajo que debía aceptar. O el de un niño de cinco años que decidía el modelo de automóvil que compraría la familia. Son casos extremos, pero muestran hasta que punto llegó degradarse la autoridad paterna y ofrecen una imagen del caldo de cultivo en el que se desarrollaron las nuevas generaciones de narcisistas.
Superar la marea de narcisismo requiere recuperar la responsabilidad individual, la cultura del esfuerzo. Y combatir la corrección política
Superar la marea de narcisismo requiere recuperar la responsabilidad individual, la cultura del esfuerzo, la autonomía de los ciudadanos para tomar sus decisiones. Ser consciente de que la autoestima no se busca: se encuentra con el recto comportamiento y el trabajo bien hecho. Es necesario restaurar una autoridad paterna, razonable y equilibrada, adaptada a los tiempos. Y también combatir con firmeza la corrección política, una fuente inagotable de narcisismo, pues induce a ciertas personas a creer que son especiales, sin mérito alguno, tan sólo por pertenecer a un colectivo determinado.
A la postre, el narcisismo es la comida basura del alma humana: es atractivo, asequible, parece mostrar un buen sabor en el corto plazo… pero resulta devastador con el paso del tiempo.