sábado, 29 de julio de 2017

Surge una ‘guerra interna’ entre las autoridades de la Casa Blanca


hispantv.com

Surge una ‘guerra interna’ entre las autoridades de la Casa Blanca

 

 

HispanTV

Anthony Scaramucci, nuevo director de comunicaciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, lanza brutales insultos contra sus colegas de la Casa Blanca.
La erupción se produjo el miércoles por la noche, después de que el periodista del semanario The New Yorker Ryan Lizza publicara que Scaramucci estaba cenando en la Casa Blanca con Trump, su esposa Melania, el presentador de la cadena estadounidense Fox News Sean Hannity y el dimitido ejecutivo de la cadena Bill Shine.
“¿Quién te lo ha filtrado?”, preguntó Scaramucci en una llamada telefónica posterior a Lizza. Ante la negativa a responder del periodista, el cancerbero de Trump se desató, afirmando que estaba dispuesto a destituir a todo el equipo de comunicación de la Casa Blanca.
La resistencia del reportero, especializado en la vida política de Washington, redobló las iras de Scaramucci.
“¿Fue un asistente del presidente?”, insistió y, al no obtener la respuesta deseada, espetó: “Bien. Voy a despedirlos a todos y así tú no habrás protegido a nadie”. Luego, se lanzó al abismo.
Encolerizado, culpó de las filtraciones al jefe de gabinete de la actual Administración estadounidense, Reince Priebus, y anunció que iba a caer: “Reince es un p*to paranoico esquizofrénico”.
Reince (Priebus, jefe de gabinete de la Casa Blanca) es un p*to paranoico esquizofrénico”, dijo Anthony Scaramucci, el director de comunicaciones del Gobierno estadounidense.
"A la luz de la filtración de la información de mi formulario financiero, que es un delito grave, voy a contactar con el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Justicia", escribió Scaramucci en un tuit en el que etiquetó a Priebus.
Steve Bannon, el principal asesor del presidente estadounidense, fue también blanco de los ataques retóricos de Scaramucci. “Yo no soy como Steve Bannon. No intento chuparme la p***a. Ni trato de construir mi propia marca a partir de la fuerza del presidente”, sentenció.
En medio de las tensiones políticas, los expertos argumentan que tales declaraciones son muestra de divisiones en la Casa Blanca que podrían debilitar o “degradar” la presidencia.
Michael McFaul, exembajador estadounidense en Rusia, ha instado a los funcionarios de la Administración a “poner fin” a las acusaciones, que a su juicio son una vergüenza para EE.UU.
También hay muchas sugerencia de que el caos de la Casa Blanca puede debilitar aun más a la Administración de Trump, que se ha visto envuelta en una seria confusión en cuestiones de política exterior.
alg/mla/tmv/mrk