miércoles, 10 de enero de 2018

La izquierda puede ganar en México


rebelion.org

La izquierda puede ganar en México

 


Ya son como ocho veces que la izquierda llega al final de la campaña electoral con posibilidades de ganar en México y, casi gana, le han quitado varias veces el triunfo con fraude. El Estado-partido del PRI ha sobrevivido a dos mandatos fuera de la presidencia, pero ha retornado y, aunque ha fracasado como gobierno, se ha debilitado con ello, mantiene el poder de imponer resultados a la fuerza, como lo ha demostrado la elección del gobierno del estado de México.
Pero el PRI ya no puede todo. Primero ha perdido dos veces con su primo cercano, el PAN. Segundo, llega a estas elecciones muy desgastado por el fracaso del gobierno de Peña Nieto. Que ha resucitado el destape, eligiendo un economista neoliberal típico, que ha servido al gobierno del PAN y ahora presta sus servicios al del PRI, como candidato externo al partido, pero absolutamente integrado en las elites empresariales: José Antonio Meade.
Del otro lado del mismo campo, el PAN logró imponer al presidente del partido, Ricardo Anaya, como candidato a presidente en alianza con lo que queda del PRD – anteriormente representante de la izquierda.
Son dos máquinas políticas, cada una con muchos gobernadores de provincia, con grandes bancadas parlamentarias, listos para accionar todo ese poder de aparato para disputar entre si quien tiene mejores condiciones para enfrentarse al candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador.
López Obrador se lanza a su tercera campaña presidencial, lo cual significa que ocupa el centro del espacio de la izquierda a lo largo de por lo menos 20 años, desde que sustituyó a Cuauhtémoc Cárdenas como candidato a la presidencia de México por el PRD, y ahora por su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena.
Candidato moderado, calificado por el New York Times como más cercano a Lula que a Hugo Chávez aunque, como todo candidato progresista, sea tildado de “chavista”, “bolivariano”, por parte de la derecha. Con un programa económico tradicional, ubica ha convertido el tema del combate a la corrupción en el eje de su programa de gobierno.
Así como en anteriores ocasiones, López Obrador se ubica primero en las encuestas, incluso por gozar del recall (recuerdo) respecto a los otros candidatos. Es así la víctima privilegiada de los ataques de la derecha y de sus medios, aunque no es tan boicoteado como en otras campañas, por el hecho mismo de que es el favorito en las encuestas.
Síntomas favorables a López Obrador son las adhesiones de empresarios y de políticos vinculados al PRI y al PRD, que se combinan con anuncio de un posible ministerio moderado. Por ello y por la alianza con un partido fundamentalista religioso provocaron críticas dentro de la misma izquierda, pero sin mermar, hasta ahora, su favoritismo.
Por otra parte, la líder indígena candidata del zapatismo, María de Jesús Patricio, conocida como Marichuy, tiene dificultades para lograr las firmas necesarias para registrar su candidatura. Ello también puede favorecer a López Obrador.
Pero lo que es decisivo es la división y el debilitamiento de los dos partidos tradicionales. Fracasó Peña Nieto como alternativa renovadora del PRI. El PAN, aun aliado a lo que queda del PRD, tampoco muestra fuerza para enfrentar a López Obrador, aunque parece ser el frente que va a recibir el grueso del apoyo de la derecha mexicana, preocupada con la eventual victoria de López Obrador. Aunque el principal adversario de López Obrador es el fraude, que varias veces impidió la victoria de la izquierda en las últimas décadas.
El que gane, aun no siendo de la izquierda, tendrá que enfrentarse a la postura de Trump en contra de México y del Tratado de Libre Comercio, además del tema del muro y la expulsión de inmigrantes. Posiblemente el próximo presidente tendrá que volcarse hacia América Latina, restableciendo alianzas, especialmente si Lula vuelve a ser presidente de Brasil.
Con elecciones en México, Brasil, Colombia, Venezuela, entre otros, el 2018 permite que la izquierda recupere iniciativa y vuelva a fortalecerse en el continente.
- Emir Sader, sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).
URL de este artículo: https://www.alainet.org/es/articulo/190234

COMPARTE EL SITIO DE: https://plataformadistritocero.blogspot.mx/

The World Government (los dueños del mundo y sus asociaciones en la sombra)


cybermedios.org

The World Government (los dueños del mundo y sus asociaciones en la sombra)

lizama

Un mapa-radiografía que de manera detallada correlaciona los escenarios y dirigentes a nivel mundial del sector financiero, los medios de comunicación, las empresas petróleras, etc. Por supuesto, en casi todos los casos hablamos de judios sionistas, dinastías banqueras o poder WASP norteamericano…
Una lección para todos aquellos que se creen la psicopolítica del rendimiento que entre otras cosas decreta: una gran idea = una gran empresa = un capitalismo justo. Sin embargo, en el mapa no hay mestizos del tercer mundo, no hay “Pepes y Toños”, no hay “sudacas”…



DESCARGA:  Este este enlace (link)
Peso: 5 megas, Formato: Gif
Doctor Jorge Alberto Lizama Mendoza, Tercer Mundo, 10 de enero 2018
Fecha original de publicación: 22 de junio de 2017

COMPARTE EL SITIO DE: https://plataformadistritocero.blogspot.mx/

¿Será casualidad la Ley de Seguridad, la compra de armas a EEUU y la amenaza contra el radicalismo?


rebelion.org

 ¿Será casualidad la Ley de Seguridad, la compra de armas a EEUU y la amenaza contra el radicalismo?

 


¿Será casualidad la Ley de Seguridad, la compra de armas a EEUU y la amenaza contra el radicalismo?
1. Ya la persecución, represión y asesinatos contra “la delincuencia” y “el radicalismo de la opositores políticos” puede instalarse con toda su fuerza en México. En 15 días (los últimos de diciembre y primeros de enero) el gobierno de Peña Nieto ha logrado la aprobación de diputados y senadores de la llamada Ley de Seguridad Interior (LSI), que es terriblemente amenazante; ha comprado en dos mil millones de pesos de poderosas armas asesinas a EEUU, a pesar que se ha agudizado la pobreza en el país, y está obligando a los partidos a declarar que “no quieren discursos violentos, ofensivos o provocadores”. Parece que el gobierno del PRI está cerrando toda posibilidad de crítica y protesta para que los mexicanos sean más miedosos y sumisos. 
2. Los gobiernos de Salinas, Zedillo, Fox y Calderón, hasta hace dos años, fueron los peor evaluados por ser los más ladrones, saqueadores y asesinos. Si a los gobiernos de los cincuenta, sesenta y setenta se les tenía como pésimos, a los del neoliberalismo que inició en 1982 del PRI y PAN, se pensó que era lo peor de la escala humana y que México había tocado fondo del estercolero; pero el monopolio televisivo –Televisa- construyó a su candidato presidencial (Peña Nieto) y nos lo impuso con todo y esposa artista de la casa. Hoy seguimos pisando y respirando la basura y no hemos encontrado como liberarnos. Desde hace dos años y medio se ha exigido en las calles su renuncia y a pesar de la inseguridad, la profunda crisis, el presidente parece burlarse y carcajearse.
3. La Ley de Seguridad Interior (LSI), es un documento con tintes fascistas que legaliza la permanencia del ejército, la marina y la policía en las calles para amenazar cualquier movimiento social. México posee 32 estados y la ciudad de México; se ha publicado que de entrada serán 26 estados los que sufrirán sitio de las fuerzas armadas con instrucciones estrictas de vigilancia contando con decenas o cientos de miles de cámaras de videos en todos los edificios. Si este no es un estado de sitio sobre los 125 millones de mexicanos, entonces no sé cómo se llame. ¿Cuántos meses podrá soportar el pueblo esa terrible amenaza que ofende cualquier libertad en nombre de la seguridad que los mismos gobiernos se han encargado de hacer más numerosa por sus pésimas políticas?
4. Estados Unidos aprobó la venta de armamento militar a México, consistente en misiles RGM-84L Harpoon Block II, misiles tácticos Block II Rolling Airframe Missile (RAM) y torpedos ligeros and MK 54 Mod 0, por un costo estimado en 98.4 millones de dólares (dos mil millones de pesos). El Departamento de Estado informó que la Agencia de Defensa y Cooperacion en Segurifdad (DSCA) notificó al Congreso sobre la certificación necesaria para la venta. “México intenta usar estos artículos de defensa y servicios para modernizar sus fuerzas armadas y expandir su apoyo marítimo para los requisitos de seguridad nacional y sus esfuerzos para combatir a organizaciones criminales”, señaló el Departamento de Estado. Me parece esto una mentada de madre.
5. Mientras el gobierno de México tira a la basura dos mil millones de pesos al comprar armas, aumenta los precios de la gasolina y de varias decenas de artículos de primera necesidad, reduce el presupuesto de varias secretarías y sangra servicios de salud, educación y asistencia social. En medio de qué pueblo estamos viviendo y en qué izquierda social que no sale a las calles estamos confiando. ¿Es que a los estudiantes de la UNAM, el Poli, la UAM, les vale un carajo? ¿Qué pasa en la ciudad de México que desde siempre ha sido el centro de nuestras luchas? ¿Será que la esperanza en los procesos electorales y las terribles amenazas de represión haga que todos los luchadores sociales se encierren en sus casas a ver TV?
6. Si con las fuerzas armadas en las calles, con las leyes de “seguridad” que las respaldan y el rearme con armas yanquis, se reducen las protestas del pueblo en las calles y los discursos se escuchan más sometidos al gobierno, es que ya nos volvieron a derrotar como la burguesía lo ha hecho siempre. Entonces en vez de 50 años más hay que pensar en 100 años para que se compongan las cosas en beneficio de nuestro pueblo. Cada derrota es una joda que nos impone el gobierno empresarial por ser más poderoso y quizá más inteligente que nosotros. Quizá muchos me acusen de desesperado; pero no hay tal porque desde principios de los sesenta –hace 57 años-la puta burguesía no madrea y ni siquiera levantamos la mano para defendernos.
Blog del autor: http://pedroecheverriav.wordpress.com
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

COMPARTE EL SITIO DE: https://plataformadistritocero.blogspot.mx/


Muere a los 102 años Salvador Borrego, revisionista histórico y perseguido por los neonazis del NWO

COMPARTE EL SITIO DE: https://plataformadistritocero.blogspot.mx/

 

Muere a los 102 años Salvador Borrego, revisionista histórico y perseguido por los neonazis del NWO


Digno periodista mexicano que nunca se vendió a lo políticamente correcto. Perseguido por la Liga Antidifamación Judía ADL, (= Los neonazis del NWO, esos mismos que están destrozando a Youtube), sus libros se volvieron muy dificiles de conseguir.
Nazis del patriotismo: Hitler y el nacionalsoscialismo
Nazis del NWO: la ADL y su agenda progre-sionista

Cuando leí Derrota mundial, me di cuenta que no era una obra propagandística, sino toda una investigación periodística profusamente argumentada con datos duros.
EL mejor libro sobre la 1era y 2da guerra mundial. Nada que ver con la propaganda barata y basada en meras elucubraciones de History Channel.



10 libros de Salvador Borrego difíciles de conseguir en versión impresa y hasta en digital

# UNICA VIA PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN:
Mándame un correo
https://cybermedios.org/contacto-con-jorge-lizama/
desde un servicio de mail cifrado, como:
Protonmail
https://protonmail.com/
o Tutanota
https://tutanota.com/es/
o OpenMailBox.
https://www.openmailbox.org/
Incluso Tor Box en la deep web.
http://torbox3uiot6wchz.onion/sm/src/login.php
No es necesario que cifres el mensaje, con saber que usas servicios que no alimentan al “Gran hermano”, es suficiente…

Salvador Borrego Q.E.P.D.


Doctor Jorge Alberto Lizama Mendoza

COMPARTE EL SITIO DE: https://plataformadistritocero.blogspot.mx/


TRON, la nueva criptomoneda para juegos en línea


cybermedios.org

TRON, la nueva criptomoneda para juegos en línea

lizama

Bitcoin y dinero digital

¿Qué es TRON?
Tron es un protocolo de código abierto basado en una cadena de bloques para la industria del entretenimiento digital global en el que circula TRX, el token de Tron.
Permite la interacción personalizada entre los proveedores de contenidos digitales y los usuarios normales. Gracias a tron, los proveedores de contenido ya no necesitan pagar altas tarifas de canal a plataformas como Google Play Store y Apple’s Appstore.-


¿Quién está detrás de TRON?
Justin Sun, un joven empresario exitoso y protegido del fundador de Alibaba, Jack Ma, quien ha construido exitosamente una aplicación llamada Peiwo, que cuenta con 10 millones de usuarios.
TRON alcanzó un acuerdo de cooperación estratégica con Game. com para ampliar su presencia en los juegos de azar.

TRON anunció hoy que ha llegado a un acuerdo de cooperación estratégica con Game. com, una plataforma de juegos en línea que se centra en el contenido de los juegos de cadena de bloques, y ha extendido sus operaciones a las plataformas de financiación masiva, herramientas de social IM y áreas de apoyo de capital.
En el futuro, Game. com ampliará la frontera de sus operaciones de juego gracias a su asociación con TRON; mientras tanto, Game. com se convertirá en un importante accionista de la red TRON, pionera del Internet 4.0 descentralizado.

FUENTE: Salil. GTM en Steemit

https://steemit.com/crypto/@salil.gtm/tron-updates

TRADUCCIÓN: cybermedios.org

¿Lenín Moreno podrá resistir la presión de las élites sin el correísmo? Difícil pensar eso"


rebelion.org

"¿Lenín Moreno podrá resistir la presión de las élites sin el correísmo? Difícil pensar eso"

 


"¿Lenín Moreno podrá resistir la presión de las élites sin el correísmo? Difícil pensar eso"
El año pasado Lenín Moreno asumió la presidencia del Ecuador como sucesor de Rafael Correa del movimiento Alianza País. Moreno fue vicepresidente de Correa entre 2007 y 2013 y luego fue reemplazado por Jorge Glas, quien lo acompañó en la fórmula que ganó las elecciones en abril de 2017. Correa dijo públicamente que al dejar el cargo se radicaría por un tiempo en Bélgica para acompañar a su mujer que es oriunda de ese país.
Sin embargo, las diferencias entre Moreno y Correa afloraron y lo que comenzó como una cuestión de “estilos” terminó convirtiéndose en una batalla política, la fractura de Alianza País y una ruptura entre ambos. Para comprender la crisis que vive hoy Ecuador NODAL conversó con Franklin Ramirez, profesor universitario e investigador de FLACSO, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales del Ecuador.
-La mayoría de los latinoamericanos tiene serias dificultades para comprender cuál es la disputa entre Rafael Correa y Lenín Moreno. El vicepresidente electo está en la cárcel, la Asamblea Nacional eligió el 6 de enero a María Alejandra Vicuña para reemplazarlo y está en marcha una consulta popular para el 4 de febrero. ¿Cómo se explica esta crisis de la llamada Revolución Ciudadana que tanta expectativa generó en América Latina?
Efectivamente el paisaje político es confuso en el Ecuador. A breves rasgos, uno puede decir que, ya desde la campaña electoral, Lenín Moreno trazó un discurso político y una agenda con una autonomía relativa de Correa. Una vez en el poder, disparó una serie de decisiones políticas que fueron de muy poco agrado de Correa y su entorno. En primer lugar su agenda para situarse en el escenario fue colocar la lucha contra la corrupción en el centro de sus decisiones y, sobre todo, acelerar las pesquisas de investigación y el procesamiento de Jorge Glas y otra gente cercana.
En segundo lugar, el diálogo político era un modo de ponerse en las antípodas de Correa y su matriz más confrontacional, antagonista. Moreno habla con todos los sectores, algo que ya había hecho como vicepresidente. Y en tercer lugar, sobre todo, abrir una relación muy cercana con distintos actores de las élites económicas, bancarias, productivas. Pero también con las organizaciones sociales y de ciertos sindicatos. Todos estos sectores habían tomado larga distancia de Correa en los últimos años.
Esos tres factores le dan mucha popularidad, le dan éxito político rápido, pasa a tener la confianza y el reconocimiento de sectores que se había colocado en las antípodas de Correa, pero al costo de asumir una parte de su agenda y de su discurso. Digamos que Lenín Moreno se presenta en campaña como alguien que ofrece “descorreizar”, sobre todo en el sentido del estilo político. Pero termina comprando gran parte del sentido anticorreísta de la oposición más recalcitrante a la Revolución Ciudadana: un discurso contra el Estado, contra la regulación económica que Correa había impulsado de modo constante en una década y muy favorable a la centralidad de las inversiones privadas y extranjeras.
Así, por ejemplo, Moreno ha entregado el dinero electrónico a la banca privada y a las cooperativas (que tendrán seguramente un rol testimonial al respecto) en detrimento de su control y regulación por parte del Banco Central del Ecuador. A la vez, los medios públicos han sido prácticamente conferidos a sectores tradicionales de la gran prensa.
Digamos que recompone en cierta medida un pacto “por arriba” que tiende a poner en crisis el posneoliberalismo que había forjado Correa. Pero a la vez, esto hay que reconocerlo en todas sus letras, también recompone, aún si de modo incierto, una serie de relaciones con el movimiento social como la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) y con cierto sindicalismo. Básicamente incorpora algunas de sus figuras dirigenciales en su gabinete ministerial. Y esto también le da un margen de apoyo sociopolítico aún si no estamos frente al mejor momento del movimiento social.
Y Correa respondió…
En ese marco Correa respondió desde el primer minuto. Me parece que el expresidente no reacciona bien ante la pérdida de control de la agenda política. No le dio ni una semana a Lenín Moreno y empezó a jugar como su más enconado opositor denunciando, sobre todo, los pactos políticos que va forjando Moreno. Más allá de que pueda tener razón en esto, también parece evidente que Correa no quiso perder la batuta de la Revolución Ciudadana y no vivió bien la transición que se estaba dando, lo cual tendió a acelerar la confrontación entre ambas figuras.
Eso termina por fraguarse en la división de Alianza País. Ahora Alianza País es el partido de Moreno y Correa y varios cuadros fundadores del movimiento están formando un nuevo espacio político: el Movimiento de la Revolución Ciudadana. Entonces hay una división clarísima entre Alianza País y la Revolución Ciudadana.
Me parece que esa disputa termina por acelerar algo que ya la oposición había marcado desde la campaña y es la convocatoria a una consulta popular que básicamente tiene dos grandes objetivos políticos: uno es dar de baja la posibilidad de la reelección indefinida. Es decir impedir que Correa pueda volver a candidatearse hacia futuro. Y dos, recomponer el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, una controversial instancia creada en la Constituyente de 2008, a través del cual se efectúan las designaciones de quienes dirigen los principales órganos de control.
Esa reforma puede, efectivamente, producir un efecto de “descorreización” de diversas instituciones de control, es decir, éste órgano sí fue atravesado por los imperativos políticos de Correa y ahora, en su reforma, es evidente que Lenín Moreno y su gente también van a lograr controlar este organismo que es un factor de enorme poder político en el país. El resto de las preguntas de la consulta pueden ser un poco más o menos de relleno aunque la ley de la especulación (impuesto sobre la especulación inmobiliaria que fue uno de los grandes avances de Correa) también ha sido puesto en duda por Moreno. La batalla está abierta. La derecha y el anticorreísmo abrazan con júbilo la consulta del 4 de febrero, mientras que el correísmo y otros sectores sociales ponen en duda su sentido.
-Usted plantea algunas diferencias entre Moreno y Correa. Viendo lo que está haciendo Moreno, ¿se puede decir que hay un cambio estructural, que hay una ruptura con la Revolución Ciudadana de Correa? ¿O hay una continuidad y algunas modificaciones dentro de esa revolución?
A mí me parece que hay una modificación sustantiva en la matriz política. Pero que aún hay una cierta línea de continuidad, sobre todo en relación a la agenda económica. De hecho los sectores empresariales, la derecha, las élites hablan de una continuidad del correísmo en esa línea. Pero digamos que es algo que aparece en disputa.
Y sobre todo, el interrogante es si Lenín Moreno va a poder resistir la enorme presión de la derecha y de las élites que ganaron mucho terreno en los últimos años. Así, en 2014 y 2015 Correa lanzó el impuesto a la herencia y se abrió una suerte de “rebelión de las élites” que obligó a Correa -por primera vez- a retroceder en una decisión política fundamental. La derecha ganó la calle, ganó el sentido político, ganó el discurso.
La Revolución Ciudadana terminó su década de gobierno contra las cuerdas. Y es evidente que había que modificar algunas cosas de la matriz política y de la agenda pública. Moreno va por esa línea. Prosigue, groso modo, con la agenda macroeconómica, con un sentido de redistribución de la riqueza, con una fuerte carga impositiva y ciertas iniciativas de control de mercado. Eso está siendo muy impugnado por la derecha y por las élites.
Pero la pregunta es si Lenín va a poder resistir esa presión una vez que la parte más movilizada de su movimiento se ha desprendido. Es decir, ¿Lenín Moreno podrá resistir la presión de las élites sin el correísmo? Resulta muy difícil pensar esto. El avance de la derecha y de la agenda neoliberal, en el sentido común y en el discurso político de grandes actores, ha sido muy significativo. Esto es lo que está en disputa básicamente: si Moreno, para sobrevivir y para continuar en su ciclo de gobierno, debe hacer aún más concesiones a estas élites. Con lo cual el bloque de poder se modificaría de modo sustantivo.
De hecho, ya en las últimas semanas, para aprobar la entrega del dinero electrónico a la banca privada se gestó una primera coalición parlamentaria que puso en evidencia con toda nitidez el cambio en la correlación de fuerzas. El “morenismo” votó junto con toda la derecha contra la Revolución Ciudadana que impugnó la iniciativa. Puede ser que ese sea el bloque de poder que se zanje después de la Consulta Popular y que, por lo tanto, acelere la desconfiguración de la Revolución Ciudadana. O puede ser que el bloque correísta tenga una votación sustantiva -aunque es difícil que gane en alguna pregunta- y que fuerce algún tipo de negociación política que obligue a Moreno a formar otro tipo de gran coalición. Aquello erosionaría lo que hoy luce como un acercamiento acelerado con la derecha y las élites para, efectivamente, poner punto final al proceso político de la Revolución Ciudadana que se forja desde 2007.
Pedro Brieger: Sociólogo argentino, analista internacional, director de nodal.am. Distribuido por el Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)
Fuente: http://www.nodal.am/2018/01/franklin-ramirez-academico-ecuatoriano-lenin-moreno-podra-resistir-la-presion-las-elites-sin-correismo-resulta-dificil-pensar/

COMPARTE EL SITIO DE: https://plataformadistritocero.blogspot.mx/

Evasión fiscal y fondos buitre: una legalidad aparente






COMPARTE EL SITIO DE: https://plataformadistritocero.blogspot.mx/
rebelion.org
Evasión fiscal y fondos buitre: una legalidad aparente

6-8 minutes