miércoles, 12 de diciembre de 2018

El anonimato de Plataforma Distrito Cero se ha roto.

El anonimato de Plataforma Distrito Cero se ha roto.

 

 

 

https://plataformadistritocero.blogspot.com/ 

 


El Sitio de Plataforma Distrito Cero fue hackeado meses antes del 1 de Diciembre. Siendo la cuarta intervención en el blog.

En el primer año de nacimiento de Plataforma Distrito Cero se recibieron cuatro amenazas, ya para los años siguientes el número se redujo a solo tres y a principios del 2018 fue solo una. Hasta ahí todo fue aceptable.

El día 28 de Noviembre del presente año el pequeño de nueve años, hijo del editor de Plataforma Distrito Cero,  es perseguido mas como un intento de presión que de secuestro. La persecución se da por dos camionetas, blanca y negra, una con tres sujetos al interior y la segunda con dos, obstruyendo el paso al pequeño y exigiendo que se introdujera a la unidad; esto se repitió varias veces en una distancia de doscientos metros aproximadamente, en las cuales el pequeño se intentaba dar a la fuga.

Los hechos se suscitaron en la ciudad de Puebla, Puebla, México. El día 28 de Noviembre de 2018.

Las unidades las  cuales se dieron a la fuga y que vecinos del área intentaron reconocer mas tarde les recordaban a la PGR.

Ya con anterioridad se había notado la presencia en torno de  la casa particular del editor de sujetos armados con vehículos que presuntamente pertenecen al estado. El reporte indicado via telefónica no se hizo esperar, no así el acta de constancia de hechos.

La cuestión es: ¿vigilancia o represión?

PD. Plataforma Distrito Cero se traduce a 134 idiomas diferentes y es un sitio NO comercial.

GRACIAS POR COMPARTIR.

https://plataformadistritocero.blogspot.com/





Hipocresía y corrupción


rebelion.org

 Hipocresía y corrupción

 

 


La corrupción tan arraigada en México ha dado nuevas muestras de vida, la confrontación que los viejos seguidores del régimen pretenden promover entre los poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), evidencia la disputa que ahora generan los cambios que se han venido realizando en los primeros días del nuevo gobierno federal, la negativa de los magistrados de aceptar la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos al declararla inconstitucional pone el dedo en la llaga, pues la raíz de la corrupción se encuentra justamente en las instituciones construidas por el régimen político anterior, sus formas y mañas son la puesta en práctica de los intereses de oligarquías, empresarios y políticos ajenos a toda necesidad popular, los magistrados junto a los partidos PRI, PRD, PAN y MC han demostrado abiertamente que sus deseos son los de continuar con los privilegios y el cinismo. La Ley Federal de Remuneraciones basada en la necesidad social de establecer un límite a las ganancias que todos los funcionarios perciben tiene como máxima el que “ningún servidor público reciba una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación”. El viejo régimen busca reacomodarse ante la nueva realidad política de México.
El escenario político para el 2019 va tomando forma, los partidos más reaccionarios conjuran sus tradicionales alianzas para proteger a toda costa sus prebendas e intereses, el pueblo nuevamente es ajeno a las disputas que en el seno del poder se efectúan, la simulación de justicia que los magistrados realizaran cae con todo y telón, al defender sus sueldos millonarios frente a los sueldos paupérrimos de los trabajadores mexicanos, el cinismo los ha llevado a asegurar que deben percibir cantidades insultantes para poder impartir justicia, el colmo en una pirámide que se tambalea precipitándose al enfrentamiento, la tradicional transa bajo la mesa se realizó cual rutina acostumbrada, los magistrados intercambiaron con los legisladores del PRI, PRD, PAN y MC, la declaración de inconstitucionalidad de la Ley Federal de Remuneraciones a cambio de que el fraude en Puebla fuera avalado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Las viejas formas de hacer política continúan vigentes, estos hechos son una grave llamada de alerta a todo aquel que apoya las transformaciones pretendidas por el gobierno federal, no se cambia un régimen únicamente con ganar elecciones y ocupar cargos de poder, las transformaciones tiene que ser de raíz, radicales y en constante renovación o las formas tradicionales de poder seguirán deteniendo cualquier cambio que afecte su intereses económicos y políticos.
La erradicación de la corrupción requiere la transformación de todas las instituciones públicas existentes, no basta con la buena voluntad ni los buenos deseos, la organización social, la presión de los trabajadores, las voces conjugadas por el reclamo de establecer organismos que en verdad representen los intereses del pueblo y vigilen que esos intereses sean respetados. La corrupción como el moho se expandió a la vista de todos, se justificó callando las injusticias, se propago con la complicidad de grandes sectores sociales que fueron de una u otra forma cómplices con su silencio, ahora se requiere hacer que esas pequeñas formas de corrupción se conviertan en fuente de conciencia, de participación social comprometida para poner fin al despojo constante de nuestra dignidad que efectúan quienes aún siguen adulando al viejo régimen, o más bien, si en verdad queremos un nuevo régimen constituido de raíz, tendremos que empeñar la voluntad para expulsar de las instituciones las formas y mañas antiguas y a sus cínicos defensores.
Hoy los magistrados son la punta de lanza de una confrontación que será continua, sus privilegios contra los deseos y necesidades de los trabajadores y ciudadanos de abajo. La pirámide se tambalea, destruir desde lo más profundo las viejas formas de poder o la desesperanza se implantará en el ánimo nacional, esa es la disyuntiva ante los hechos recientes. La organización y la fuerza de los trabajadores, del campesino y los sectores populares es la mejor respuesta el cinismo y la impunidad perpetuada desde las mismísimas sillas de la llamada “justicia”, la voluntad del pueblo tiene la capacidad para desterrar de la nación la corrupción y la hipocresía de las viejas instituciones y de los fervientes continuadores del régimen de cinismo que tanto daño ha hecho a nuestro México.
Cristóbal León Campos es integrante del Colectivo Disyuntivas
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Organizaciones sociales rechazan el nombramiento del nuevo Fiscal General del Estado de Chiapas


rebelion.org

Organizaciones sociales rechazan el nombramiento del nuevo Fiscal General del Estado de Chiapas

 

 


Organizaciones sociales rechazan el nombramiento del nuevo Fiscal General del Estado de Chiapas
Dr. Rutilio Cruz Escandón Cadenas
Gobernador Constitucional del Estado de Chiapas.
Las organizaciones firmantes manifestamos nuestra preocupación por el nombramiento de parte del Congreso del Estado de Chiapas, de Jorge Luis Llaven Abarca como Fiscal General del estado de Chiapas. Acto que se dio el día 10 de diciembre en el marco del día internacional de los derechos humanos.
Según la LXVII Legislatura del estado de Chiapas,“después de un análisis minucioso de los expedientes y trayectorias de los ciudadanos que cumplieron con requisitos […] da como resultado que la persona idónea para asumir el cargo de Fiscal General del Estado es el ciudadano Jorge Luis Llaven Abarca”.
El recién nombrado Fiscal, se desempeñó como Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana durante el gobierno de Manuel Velasco Coello. Durante su gestión como Secretario se caracterizó por el uso de la fuerza pública para la represión a personas defensoras de derechos humanos. Integrantes de las corporaciones policiales que estaban a su cargo fueron denunciados por corrupción y de estar involucrados en violaciones a derechos humanos, como detenciones arbitrarias y torturas, hechos que continúan en impunidad.
Como Secretario de Seguridad Pública no realizó las acciones necesarias para prevenir la violencia hacia las mujeres y hubo un aumento de feminicidios, a pesar de la Alerta de Violencia de Género que hay en Chiapas. El Fiscal se desempeño también como Delegado en Chiapas de la Procuraduría General de la República (PGR) y anteriormente como titular de la Fiscalía Especializada Contra la Delincuencia Organizada (FECDO), de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas (PGJE). Ha sido además agente del Ministerio Público del fuero común, Fiscal del Ministerio Público especializado, encargado de la Unidad de Investigación del Delito de Homicidio y Jefe de la Unidad Especializada contra el Delito de Secuestro.
Como Fiscal de la FECDO fue señalado como responsable de tortura y otras violaciones a derechos humanos en el estado de Chiapas, como lo demuestra la recomendación 26/2002, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), por las detenciones arbitrarias y tortura durante el operativo policíaco en la comunidad San José, en el municipio de Marques de Comillas, cuando se desempeñaba como agente del Ministerio Público. Por los mismos hechos la entonces Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación 01/2002 solicitando se iniciara un procedimiento administrativo de investigación y la integración de una averiguación previa en contra de Jorge Luis Llaven Abarca, por la comisión de los delitos de robo, lesiones, tortura, daño en propiedad ajena, allanamiento de domicilios, abuso de autoridad, así como por violar la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y la Convención Americana para Prevenir y Sancionar la Tortura. Ambas recomendaciones fueron rechazadas por el gobierno en turno, protegiendo a los perpetradores, abonando a la impunidad.
Como Fiscal de la FECDO, fue identificado como perpetrador en hechos de detenciones arbitrarias, amenazas, tortura y otras violaciones a derechos humanos, entre los hechos más conocidos se encuentran la detención y tortura de integrantes de La Otra Campaña de San Sebastián Bachajón, la detención y tortura a David Potenciano Torres y las amenazas de muerte a su familia por señalarlo como perpetrador de la tortura, así como la detención y tortura de Wilber Cortez Acosta, entre otros casos. En el 2005 la misma Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió la recomendación CDH/007/2005, por la muerte bajo tortura de Luis Ignacio Lara Vidal, por elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) de la entonces Fiscalía General del Estado, entre los perpetradores se encuentra Jorge Luis Llaven Abarca. Por esta muerte se inició la averiguación previa 071/2005 ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Relacionados con Servidores Públicos, la investigación arrojó que aparte de los agentes de la AEI que custodiaban al detenido, también estaban cuatro Fiscales del Ministerio Público entre ellos Jorge Luis Llaven Abarca. A pesar de este historial, en agosto de 2011, fue designado Delegado de la PGR en el estado de Chiapas, dentro del contexto de la “guerra contra la delincuencia”, implementada por el entonces presidente de México Felipe Calderon Hinojosa.
Las organizaciones firmantes le manifestamos que es necesaria una transformación profunda de las instancias de procuración de justicia en nuestro país, en Chiapas es urgente una fiscalía autónoma, así como un cambio de estructura y de funcionarios, los cuales están anquilosados en la corrupción y que actúan bajo el cobijo de la impunidad. El nombramiento de Llaven Abarca, coloca a un Fiscal comprometido con los grupos del poder político y del poder fáctico en Chiapas y envía una clara señal que su gobierno no sólo le apostará a la corrupción y a la impunidad sino a prácticas de represión y violaciones a derechos humanos, encubriendo a perpetradores de graves violaciones a los derechos humanos. Con este nombramiento, se observa que existe una resistencia para implementar en Chiapas las reformas constitucionales en derechos humanos, la Ley General para Prevenir y Sancionar la Tortura, así como los instrumentos internacionales de derechos humanos, que como gobierno está obligado a cumplir y respetar.
Lamentamos que en su lugar, se continúe con viejas prácticas y costumbres, que fomentan las violaciones a derechos humanos e incentivan que la tortura siga siendo una práctica generalizada y sistémica en Chiapas. Por lo anterior, exigimos la destitución de Jorge Luis Llaven Abarca como Fiscal General del estado de Chiapas.
Organización Mundial Contra la Tortura Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario Campaña Popular contra la Violencia hacia las Mujeres y el Feminicidio en Chiapas Casa de la Mujer Ixim Antsetic, AC Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, AC Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, AC Centro de Derechos Indígenas, AC Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, AC Colectiva Cereza Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, AC Colectivo Educación para la Paz y los Derechos Humanos, AC Comisión de Apoyo a la Unidad y Reconciliación Comunitaria, AC Comité de Derechos Humanos Fray Pedro Lorenzo de La Nada, AC Comité de Derechos Humanos de Tabasco, AC Comité para la Promoción y Defensa de la Vida Samuel Ruiz García. Desarrollo Económico Social de los Mexicanos Indígenas, AC Enlace Comunicación y Capacitación, AC Espacio Psicosocial por los Derechos Humanos Grupo de Trabajo No Estamos Todxs Maderas del Pueblo del Sureste, AC Melel Xojobal, AC Mujeres Libres Colem Observatorio Ciudadano de Designaciones Pública Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal Red Nacional de Peritos Expertos Independientes Contra la Tortura Semillas del Sur Salud y Desarrollo Comunitario, AC
Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes, AC
Coordinadora de Organizaciones Sociales Indígenas: CDLI-XI’NICH’,Ucisech, Tsolej Yu’un Wocoltic, Organización Xi’nich’.
Mesa Transfronteriza Migraciones y Género. Capitulo México American Friends Service Committee, Oficina Regional para América Latina y El Caribe (AFSC); Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova; Centro de Derechos Humanos Oralia Morales; Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas (CIMICH); Comité de Derechos Humano Fray Pedro Lorenzo de la Nada A.C.; Formación y Capacitación A.C. (FOCA); Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC); Instituto para las Mujeres en la Migración, AC (IMUMI); La 72, Hogar - Refugio para Personas Migrantes; Médicos del Mundo Francia – España; Pastoral de Migrantes, Parroquia de Frontera Comalapa; Servicio Jesuita a Migrantes (SJM); Servicio Pastoral a Migrantes San Martin de Porres (SEPAMI - SMP ); Servicio Jesuita a Refugiados (SJR); Una Ayuda para ti Mujer Migrante A.C.; Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes, A.C. Capitulo Guatemala Asociación Coordinadora Comunitaria de Servicios para la Salud-Guatemala ACCSS; Asociación de Desarrollo Social de Ixcán (ADESI); American Friends Service Committee, Oficina Regional para América Latina y El Caribe (AFSC); Asociación de Familiares de Migrantes Desaparecidos de Guatemala (AFAMIDEG); Asociación Comunitaria Multisectorial de Monitoreo Comunitario en Salud y Apoyo a Migrantes (ACOMUMSAM); Consejo de Juventud para el Desarrollo Ixcoyense (COJDI); Asociación Consejería Oxlajuj Ix para Centroamérica y México (CAMEX); Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP); Federación Guatemalteca de Escuelas Radiofónicas (FGER); Jóvenes por el Cambio; Asociación Lambda; Médicos del Mundo Francia – España; Mesa Nacional para las Migraciones en Guatemala (MENAMIG); Molanil K´inal B´e; Mamá Maquin; Pastoral Social La Libertad Cristo de Esquipulas; Pop Noj'; Red Juvenil Ak´Molam; Sociedad Civil Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (conformada por 87 organizaciones en 23 estados de la República mexicana): Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos A.C. (ACADERH) (Hidalgo); Agenda LGBT (Estado de México); Alianza Sierra Madre, A.C. (Chihuahua); Aluna Acompañamiento Psicosocial, A.C.(Ciudad de México); Asistencia Legal por los Derechos Humanos, A.C. (AsiLegal) (Ciudad de México); Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas, A.C. (AJAGI) (Guadalajara, Jal.); Asociación para la Defensa de los Derechos Ciudadanos “Miguel Hidalgo” (Jacala Hgo.); Bowerasa, A.C. “Haciendo Camino” (Chihuahua, Chih.); Casa del Migrante Saltillo (Saltillo, Coah.); Católicas por el Derecho a Decidir, A.C. (Ciudad de México); Centro de Capacitación y Defensa de los Derechos Humanos e Indígenas, Asociación Civil (CECADDHI) (Chihuahua); Centro “Fray Julián Garcés” Derechos Humanos y Desarrollo Local, A. C. (Tlaxcala, Tlax.); Centro de Apoyo al Trabajador, A.C. (CAT) (Ciudad de México); Centro de Derechos de la Mujeres de Chiapas (San Cristóbal de Las Casas, Chis.); Centro de Derechos Humanos “Don Sergio” (Jiutepec, Mor.); Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de Las Casas”, A. C. (San Cristóbal de Las Casas, Chis); Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria O.P.”, A. C. (Ciudad de México); Centro de Derechos Humanos “Fray Matías de Córdova”, A.C. (Tapachula, Chis.); Centro de Derechos Humanos “Juan Gerardi”, A. C. (Torreón, Coah.); Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”, A. C. (Ciudad de México); Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, A. C. (Tlapa, Gro.); Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Chihuahua); Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del Sur de Veracruz “Bety Cariño”, A.C. (Tatahuicapan de Juárez, Ver.); Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, A.C (Tonalá, Chis.); Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (Cd. Juárez, Chih.); Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolo (Orizaba, Veracruz); Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, A.C. (León, Gto.); Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL) (Estado de México); Centro de Derechos Indígenas “Flor y Canto”, A. C. (Oaxaca, Oax.); Centro de Derechos Indígenas A. C. (Bachajón, Chis.); Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica A. C. (Propuesta Cívica) (Ciudad de México); Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, A. C. (CEPAD) (Guadalajara, Jal.); Centro de los Derechos del Migrante (Ciudad de México); Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREAL-Guadalajara) (Guadalajara, Jal.); Centro Diocesano para los Derechos Humanos “Fray Juan de Larios”, A.C. (Saltillo, Coah.); Centro Juvenil Generando Dignidad (Comalcalco, Tabasco); Centro Kalli Luz Marina (Orizaba, Ver.); Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) (Ciudad de México); Centro Mujeres (La Paz, BCS.); Centro Regional de Defensa de DDHH José María Morelos y Pavón, A.C. (Chilapa, Gro.); Centro Regional de Derechos Humanos “Bartolomé Carrasco”, A.C. (BARCA) (Oaxaca, Oax.); Ciencia Social Alternativa, A.C. KOOKAY (Mérida, Yuc.); Ciudadanía Lagunera por los Derechos Humanos, A.C. (CILADHAC) (Torreón, Coah.); Colectivo contra la Tortura y la Impunidad (CCTI) (Ciudad de México); Colectivo Educación para la Paz y los Derechos Humanos, A.C. (CEPAZDH) (San Cristóbal de Las Casas, Chis.); Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste (Mexicali, Baja California); Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán, A.C. (Tehuacán, Pue.); Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A.C. (COSYDDHAC) (Chihuahua, Chih.); Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, A. C. (CIDHMOR) (Cuernavaca, Mor.); Comisión Regional de Derechos Humanos “Mahatma Gandhi”, A. C. (Tuxtepec, Oax.); Comité Cerezo (Ciudad de México); Comité Cristiano de Solidaridad Monseñor Romero (Ciudad de México); Comité de Defensa de las Libertades Indígenas (Palenque, Chis.); Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha A.C. (CODIGODH) (Oaxaca, Oax.); Comité de Derechos Humanos “Fr. Pedro Lorenzo de la Nada”, A. C. (Ocosingo, Chis.); Comité de Derechos Humanos “Sierra Norte de Veracruz”, A. C. (Huayacocotla, Ver.); Comité de Derechos Humanos Ajusco (Ciudad de México); Comité de Derechos Humanos de Colima No Gubermantal A. C. (Colima, Col.); Comité de Derechos Humanos de Comalcalco, A. C. (CODEHUCO) (Comalcalco, Tab); Comité de Derechos Humanos de Tabasco, A. C. (CODEHUTAB) (Villahermosa, Tab); Comité de Derechos Humanos y Orientación Miguel Hidalgo, A. C. (Dolores Hidalgo, Gto.); Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos “Hasta Encontrarlos”(Ciudad de México); Comité Sergio Méndez Arceo Pro Derechos Humanos de Tulancingo, Hgo A.C. (Tulancingo, Hgo.); Consultoría Técnica Comunitaria AC (CONTEC) (Chihuahua); El Caracol, A.C (Ciudad de México); Estancia del Migrante González y Martínez, A.C. (Querétaro, Qro.); Frente Cívico Sinaloense. Secretaría de Derechos Humanos (Culiacán, Sin.); Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (Ciudad de México); Indignación, A. C. Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (Mérida, Yuc.); Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuria, S.J. Universidad Iberoamericana- Puebla (Puebla, Pue.); Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (Ciudad de México); Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario, A. C. (IMDEC) (Guadalajara, Jal.); Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente. Programa Institucional de Derechos Humanos y Paz (Guadalajara, Jal.); Justicia, Derechos Humanos y Género, A.C. (Ciudad de México); La 72, Hogar-Refugio para Personas Migrantes (La 72) (Tenosique, Tabasco); Mujeres Indígenas por la Conservación, Investigación y Aprovechamiento de los Recursos Naturales, A. C. (CIARENA) (Oaxaca); Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia A.C. (ODI) (Ciudad de México); Promoción de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PRODESCAC) (Estado de México); Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC) (Ciudad de México); Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER) (Ciudad de México); Red Solidaria de Derechos Humanos, A.C. (Morelia, Michoacán); Respuesta Alternativa, A. C. Servicio de Derechos Humanos y Desarrollo Comunitario (San Luis Potosí); Servicio, Paz y Justicia de Tabasco, A.C. (SERPATAB) (Villahermosa, Tab.); Servicios de Inclusión Integral, A.C. (SEIINAC) (Pachuca, Hgo.); Tequio Jurídico A.C. (Oaxaca, Oax.); VIHas de Vida (Guadalajara, Jal.); Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes AC (San Cristobal de las Casas, Chiapas).

Apuntes desde el subsuelo: AMLO, el coloso


rebelion.org

Apuntes desde el subsuelo: AMLO, el coloso

 

 


El secreto de esta modernidad –que fue la clave de su éxito y está siendo también la de su fracaso– ha estado en lo que desde hace al menos un siglo llamamos “capitalismo”
 Bolívar Echeverría, Las ilusiones de la modernidad
Temperancia
Quiero, al hacer una pausa, atemperar mis ánimos. Andrés Manuel López Obrador ha tomado posesión de su cargo; es el nuevo presidente de México. Me reconozco en una difícil situación. Abro un momento para captar el tamaño de mis temores y mis anhelos; no quedar dominado por frío ni calor. No ceder a la tentación de construir en otros una mirada como la propia. Quiero, al implicar mi palabra, encontrar elementos para asumir a conciencia una definición ideológica más precisa. Pero esto no es para todos los vientos del espíritu. Es para buscar dinámicas que trasciendan el inaceptable “destino cerrado” en el que nos entrampamos.
¿Dónde inicia la crisis en la que nos encontramos inmersos como humanidad? ¿Cuál es la magnitud y el alcance de esa crisis en un contexto en el que es cada vez más difícil articular los pequeños destinos individuales con el destino del mundo? ¿Qué tipo de optimismo político es posible reivindicar, más allá de las querellas que se libran dentro de los estados nacionales? Atenderé a los elementos que aparezcan sobre la línea de flote de esta barca para distinguir en ellos advertencias o posibilidades. Las ideas expuestas están conectadas por la necesidad de reconocer, en los acontecimientos recientes, pistas para comprender el tipo de “transformación” en la que estamos involucrados.
Primer acto; juego de abalorios
El llamado de López Obrador a transformar la vida pública de México juega, al anunciarse como la cuarta dentro de su género, con la idea de repetir el mismo tipo de cambio que ha tenido lugar anteriormente (Independencia, Reforma y Revolución). Al hacerlo se produce una sinonimia entre los términos. Siembra duda entre las similitudes y diferencias que se pueden encontrar entre estos acontecimientos históricos. Y no cabe aceptar sin réplica esta familiaridad porque las “transformaciones” aludidas son de distinta naturaleza. Sin embargo, estas “mutaciones re-adaptativas” contienen elementos que las emparentan de un modo distinto.
Si se dice “revolución”, recordando la utilidad que esta idea tiene para comprender las transformaciones históricas, es preciso reconocer que este tipo de operación transformadora tiene lugar en dos niveles distintos: como trans-formación “desde afuera” o ajena a la posibilidad de cambiar el sentido de las cosas y las relaciones sociales; y trans-formación “desde adentro” o habilitada para abrir otro sentido para esos mismos objetos producidos y para los vínculos humanos que los hacen posibles. Los tres episodios históricos que AMLO trae a cuento tienen en común haber “transformado” la vida pública de México sin haber detenido el avance de la civilización capitalista. Por el contrario, cada una implicó otra vuelta de tuerca en la interiorización de una cierta forma de vida humana. Una vida sirviente de la producción demencial de riqueza abstracta “por el bien de todos” y en la que, en verdad, no se salva nadie.
La “cuarta transformación”, de ser la repetición del gesto (pacíficamente o no) sería una trans-formación “desde afuera”; un revolucionamiento formal. Pero, de buscar posibilidades para hacerlo “desde dentro”, la transformación social real tendríamos que imaginarla y construirla a pesar, y quizá independientemente, de las posibilidades y los alcances de la organización estatal. En otras escalas territoriales y con otras formas de articulación para la vida de las comunidades humanas concretas. Un revolucionamiento estructural de la vida implicaría una diversificación de posibilidades humanas de la magnitud de la revolución neolítica, conceptualización en donde la idea de revolución despliega su verdadero potencial.
Los cuerpos se secan y desecan de dos modos: desde el interior y desde el exterior. Un desecamiento desde fuera es posible detenerlo. Su “resequedad” periférica no implica la muerte de su fuente vital. Pero en el caso opuesto, donde el cuerpo se ha secado por dentro, es imposible “remojarlo” desde fuera. Cuando sólo se les salpica, sin procurar a fondo su hidratación, se hace un mal buscando un bien. Como dijo Calderón de la Barca en La vida es sueño: pues dar vida a un desdichado es dar a una dichosa muerte.
Segundo acto; juego limpio
López Obrador ha elegido como reflejo predilecto, entre las figuras de la historia nacional, la imagen de Benito Juárez. La consistencia mítica del personaje le permite invocar, por medio del discurso, a esta versión mexicana del espíritu fáustico; la sed de modernización acelerada. ¿Hasta dónde se está dispuesto a llegar para alcanzar lo que se quiere? Sin proponérselo, el “autorretrato” se vuelve un elemento crucial para describir el drama en el que AMLO está envuelto. El aparente rejuvenecimiento y fortaleza quedan bajo sospecha porque algo está demasiado bien; todo parece tan natural, dice Julio Cortázar, como siempre que no se sabe la verdad.
La imagen de las escaleras limpias, como metáfora de la higiene institucional debida, nos permite reconocer, en medio de la legítima pretensión de honradez, las “fallas de origen” de la orientación trunca de este proyecto moral. Es ingenuo. Y más allá de lo balsámico que pueda resultar este “saneamiento” estatal, menos malo a la luz de lo peor, creer que la corrupción es la causa de la desigualdad social equivale a pensar que el origen de la crisis civilizatoria en la que nos encontramos se debe a las versiones imperfectas del estado nacional idealizado que jamás ha tenido lugar.
El presidente constitucional quiere jugar Monopoly exigiendo que se respeten las reglas que nadie ha pretendido obedecer. Y quién sabe, quizá pensando que si todos jugaran limpio sobrevendría la regeneración nacional. El desenvolvimiento de los acontecimientos permite ver que los estadistas siguen teniendo en el papel de Fausto una de las mejores representaciones del drama en el que se embarcan, cuando quieren ver en pactos la garantía de sus anhelos. Pero, más grave, todos protagonizamos, cotidianamente, finales alternativos de la misma ilusión fáustica.
Tercer acto; juego místico
Juguemos con algunas ideas, buscando eludir la fácil asociación que han hecho de la figura de López Obrador con dictadores del pasado. Del siglo XX en particular. Exploremos la posibilidad de pensarlo en relación con personajes modernos más lejanos, cronológicamente al menos. La mística que envuelve al presidente se corresponde no tanto con la del hombre de Estado totalitario, con la que buscan estigmatizarlo, sino con otra que podemos localizar hasta los tiempos del parto de la Nueva España y en la Ilustración, más tarde.
Hemos presenciado una verdadera “transferencia de corporalidad” en su doble investidura, la de Rey y la de Tlatoani. AMLO no solo derrumbó la triste caricaturización que se he hecho de la figura presidencial. Atraviesa por el medio la figura del “señor presidente” y alcanza a tocar la “cabeza” del corpus politicum mysticum de una época que soñaba con poder dotarse satisfactoriamente de una identidad artificial, una Nación hecha para el Estado, que viniera a llenar la ausencia que había dejado tras de sí la desestructuración de las identidades históricas precapitalistas. Sin poder eludir su responsabilidad como jefe del Estado mexicano, Andrés Manuel López Obrador ha preferido presentarse a sí mismo como hombre de Nación, una identidad fantasmal.
Él hará lo que cree posible. En otros lugares cobrará fuerza lo que se cree imposible. Reconocer en medio de la teatralidad política mexicana esta metamorfosis “al galope”, esta variante “fuera del guion” de la camaleónica vida política nacional, es sorprendente. Deja observar en mucha gente la gran necesidad actual por ver representados los sueños de destrucción de un régimen político. Y en López Obrador, deja ver su capacidad para capturar la necesidad de simbolización de una transformación social radical, una revolución substancial, que tal vez algún día llegue a suceder.
Fuente: http://rutakritica.org/2018/12/10/apuntes-desde-el-subsuelo-amlo-el-coloso/
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

México debe salirse del Grupo de Lima, de gobiernos pro yanquis enemigos de sus pueblos


rebelion.org

México debe salirse del Grupo de Lima, de gobiernos pro yanquis enemigos de sus pueblos

 

 


México debe salirse del Grupo de Lima, de gobiernos pro yanquis enemigos de sus pueblos
1. El Grupo de Lima fue creado en 2017, año de las más duras protestas de la derecha proyanqui contra el gobierno venezolano de Nicolás Maduro, mismas que dejaron un centenar muertos en Venezuela. Está integrado este grupo por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía. Buscan aislar a Maduro acusándolo de “masiva” migración ante la escasez de alimentos y medicinas y una fuerte inflación.
2. El gobierno de México debe salirse de ese grupo de gobiernos –absolutamente de derecha y al servicio de EEUU- para no avalar esas políticas criminales que desde hace ya más de una década vienen practicando esos gobiernos. Si no lo hace sería cómplice de la misma manera que esos gobiernos rompieron relaciones con Cuba en 1962. En esa lista no están Bolivia, Cuba, Uruguay, El Salvador, Ecuador, Nicaragua. La integración al grupo de todos esos países es explicable, porque los EEUU los ha tenido pisados.
3. Los gobiernos de la derecha proempresarial de Macri en Argentina, Bolsonaro en Brasil, Moreno en Ecuador y Duque en Colombia, han sido determinantes para que la derecha proimperial –entre ella los gobiernos de México- recupere el poder que perdió por 15 años en América Latina. La caída del kitchnerismo en Argentina, de Lula y Dilma en Brasil, así como de Correa en Ecuador, la misma muerte de Hugo Chávez en Venezuela en 2013, fueron terribles golpes a las batallas de izquierda en búsqueda del socialismo.
4. Obvio, estos gobiernos no fueron izquierdistas, aunque indudablemente mantuvieron fuertes contradicciones con el imperio de los EEUU y algunos, como los de Chávez, Evo –Morales, Rafael Correa, llegaron a plantear la construcción de un “socialismo del siglo XXI”; además dieron pasos muy importantes hacia ese objetivo. Cristina Kirchner y Lula Da Silva hablaron menos de socialismo, pero su presencia en este grupo, le daban fuerza. La realidad es que los yanquis hicieron hasta lo imposible para acabar con ellos.
5. Los gobiernos de Fox, Calderón y Peña siempre actuaron contra Venezuela apoyando todas las maniobras de Clinton, Bush, Obama y Trump desde que Chávez en 1999 asumió el poder. Como en los viejos tiempos identificaron a Chávez como “agente del comunismo internacional” a pesar de que Rusia, China, los países del Bloque Oriental habían sido derrotados desde 1989. Todos eso gobiernos que hoy conforman en “Grupo de Lima” –que no representaron a sus pueblos- nunca pudieron desobedecer a los gobierno de EEUU.
6. López Obrador y su canciller Ebrard han hablado del “respeto al derecho ajeno” y el nombre de México sigue apareciendo en ese “Grupo de Lima”. Debería renunciar a él de inmediato deslindándose sino quiere seguir enlodándose. Tengo la convicción de que México, con su potencial económico, como país sólo superado por Brasil, puede transformarse en el país líder de América con una política independiente. Pero, ¿Cómo va a jugar sus fichas el jefe actual del imperio y hasta qué grado resistirá el gobierno de AMLO?
Blog del autor: http://pedroecheverriav.wordpress.com
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

¿Dónde estamos?


rebelion.org

¿Dónde estamos?

 

 


En México estamos recién conquistando cosas elementales que en otros países son tan naturales como el acto de respirar. Por ejemplo, consideramos que quien no roba es virtuoso cuando eso en otros países es normal y la excepción rara, el robo. Recuerdo aún un gran título de primera página en un diario suizo, en 1952, sobre el robo de una bicicleta y las suposiciones de que semejante delito sólo podía haber sido cometido por un extranjero…
Tratamos aún, con esfuerzos enormes, de suprimir casos aberrantes como el tener que protegernos de la policía o que el ejército esté dedicado a tareas policiales, se contamine con el narcotráfico y se convierta en ejecutor de la política migratoria de Washington y en ocupante del territorio nacional.
Estamos recién tratando de tener una justicia digna de ese nombre, una educación pública nacional gratuita y de calidad para todos y en todos los idiomas de las minorías indígenas, el derecho al trabajo (sí, a ser explotados pero poder comer), la seguridad y la igualdad para las mujeres, la sanidad pública para todos, viviendas habitables y dignas, los derechos de los pueblos indígenas, que son la colonia interna del capitalismo mexicano.
Bregamos todavía por asegurar derechos para la niñez, una explotación racional y renovable de los recursos, una reestructuración del territorio dándole prioridad a sus habitantes pobres y trabajadores y la misma independencia nacional porque no es independiente un país que debe pagar anualmente 800 000 millones de pesos en servicio de la deuda y que depende de las remesas de sus trabajadores y debe importar sus alimentos y su combustible de prácticamente un solo vendedor que, además, es su principal proveedor de tecnología, ideología y de todo tipo de abastecimiento médico, alimentario, industrial y cultural.
Estamos ante la tarea inmensa de modernizar a México y de conseguir en el país la vigencia de la democracia, la cual es totalmente incompatible con la miseria material y cultural del 80 por ciento de los habitantes y con el grado altísimo de desigualdad social, represión, muertes violentas.
Hemos dado un importante paso adelante pero no cambió el poder, que sigue en las mismas manos, las de las transnacionales, los bancos, la gran industria nacional y extranjera.
El éxito electoral se debió a una lucha de masas no electoralista que fue canalizada por un movimiento-partido nuevo inventado para las elecciones pero que, en múltiples aspectos, recogió el eco de las exigencias populares. El miedo a la protesta popular en caso de fraude llevó a una parte de los capitalistas a aceptar la victoria electoral de AMLO obtenida gracias a la continua lucha obrera, campesina, indígena, estudiantil y popular para defenderse de ataques del capital o lograr reivindicaciones.
Estamos así ante un cambio de bloque gobernante siempre dentro de la clase capitalista, y ante un gobierno con una amplia base popular, con dirigentes y cuadros plebeyos mechados en el entorno presidencial con agentes probados del gran capital que impulsan proyectos nefastos. En frente y en contra está el bloque de siempre, antipopular y antinacional, apoyado por Washington y servido por los achichincles de éste y por todo el aparato de dominación (Iglesias, medios de comunicación empresariales, televisiones y radios y mandos de las fuerzas represivas).
En el frente popular hay una fractura ideológica y las ideas y los símbolos de los gobernantes no son los de los trabajadores. Aquéllos quieren un cambio pero dentro del mismo sistema y respetando las reglas de éste. Por eso eligen como modelo a Benito Juárez que, aunque tuvo enormes méritos, se reeligió cuatro veces, enriqueció más a los muy ricos, fomentó la creación de inmensos latifundios a costa de las comunidades y pueblos y se apoyó en Estados Unidos. O a Madero, el gran empresario que mandó al ejército contra el pueblo de Morelos y quiso sobornar a Zapata dándole una hacienda. El pueblo mexicano, por el contrario, se inspira en Zapata y en Pancho Villa y pone por sobre la propiedad privada las necesidades materiales, culturales y políticas de los oprimidos. El peligro es constante. No me voy a cansar nunca de repetir que en el entorno de AMLO hay muchos Huerta potenciales.
Clemenceau, el vencedor de la primera guerra mundial, decía que la guerra era demasiado seria como para dejársela a los militares. La política es también demasiado seria y quienes votaron MORENA no pueden dejarla en manos de políticos con otros valores e intereses aunque éstos otorguen, lo cual les honra, algunas reivindicaciones democráticas (liberación de los presos sociales, anulación de los procesos contra los luchadores, comisión para investigar el crimen en Ayotzinapa, fin de la ley de educación, entre otras).
En el mundo actual, enfrentado a la posibilidad de una catástrofe ambiental o de una guerra, si se quiere la democracia hay que luchar por una alternativa al capitalismo, que trae desocupación, migraciones, hambrunas, destrucción ambiental, represión, opresión y guerra.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Esperanza y comunión, crónica del primero de diciembre


rebelion.org

 Esperanza y comunión, crónica del primero de diciembre

 

 


Para Roberto Mendoza González
Tenemos presidente
La expectación es mucha, en las calles se percibe la importancia del acontecimiento. Es un día histórico. Desde que salió de su casa López Obrador fue acompañado por miles que le demostraron su cariño. Un ciclista en el trayecto se emparejó al carro que los transportaba y habló con él, pronto sabríamos que le dijo “no tienes derecho a fallarnos”. En eso reside la fuerza del nuevo presidente, confianza.
Su primer discurso no dejo dudas, es el mismo, le habló al poder con la contundencia que acostumbra en las plazas públicas. El discurso fue una denuncia a la decadencia neoliberal y una promesa de mejores tiempos. Hay con que, señaló el presidente, “tenemos pueblo, riquezas y ahora habrá un buen gobierno”.
Nosotros vemos todo por televisión, con atención y algo de incredulidad. En el país de los fraudes electorales, de la democracia vigilada y de elites, por fin, hay un presidente que viene de abajo y forjado en la lucha social. Enfrentado a las elites económicas y políticas por más de treinta años. Se rompieron las lógicas de lo posible, ¿es eso hacer historia?
¿Cuánto tardamos? Depende desde dónde contemos. Pero han sido muchos años. Tardamos pero llegamos, tenemos presidente.
El Zócalo
La fuerza histórica del Zócalo es inmensa, en lo que refiere al lopezobradorismo ha sido su gran tesoro, su casa. ¿Cuántas veces el movimiento se habrá encontrado aquí? Poco a poco se va llenando, las calles son caminos que desembocan en la gran plaza. La representación es amplia, en la plaza no se discrimina, estamos todos los que podemos caber.
Se respira alegría, hay sonrisas, gritos, es una fiesta. Pronto el Zócalo se encuentra colmado. Entra López Obrador a la plaza, sonriente, deteniéndose, tomándose su tiempo para saludar y abrazar, como siempre. Una pieza musical con reminiscencia mesoamericana acompaña su trayecto al templete. Inicia la ceremonia de purificación y entrega del bastón de mando. Sincretismo republicano, amuletos, incienso, buena vibra, una ceremonia de frente al pueblo.
Una ceremonia espiritual, profunda, que no todos entendemos pero conectamos con ella y participamos con gusto y respeto. El silencio de miles es imponente. Levantamos las manos hacia los cuatro puntos cardinales, hacia abajo y hacia el cielo inmenso, nos conmovemos. Hay suspiros, lágrimas, temblores entre nosotros. Se produce una profunda comunión, una unión entre nosotros, el presidente y los representantes indígenas, juntos evocamos un horizonte de justicia, bienestar y paz.
El discurso
Aún colmados por la magia de la ceremonia, López Obrador da inició a su discurso frente al pueblo. Un discurso largo, más que el de la mañana, que no fue de festejo sino de compromiso. Detalló los cien puntos más importantes de su programa. Pidió confianza y apoyo, “los necesito”, con franqueza expresó “no me dejen solo porque sin ustedes no valgo nada… o casi nada”. Mientras desde el Zócalo crecía el grito de “¡no estás solo!, ¡no estás solo!” Sabiduría popular que comprende que la participación es necesaria, que lo que viene no será fácil y que somos parte de la trasformación. Un grito nuevo se escuchaba, asumiendo el compromiso: “¡A cuidar y apoyar al gobierno popular!”
Esta alegría, el gobierno popular y la victoria del 1 de julio, son un proeza de millones, acción colectiva que tiene que continuar. Saber que la lucha no tiene punto de llegada, que se avanza de a poco y que el tiempo se mide por la historia. Después del discurso vino la fiesta, la música, el canto y la poesía, que evocan lo mejor de un país, su cultura. Lo nuestro, lo que somos y lo que podemos ser. La gente ríe, canta, baila, se abraza, besa, llora y se toma fotos.
Cuánto vale la felicidad del pueblo, me pregunto. Lo vale todo.
Falta todo, pero ya empezamos
De regreso, la realidad es la misma, la pobreza está ahí lacerante, humillante, como la riqueza desmedida. La violencia continúa, las estructuras de poder permanecen. Hay confianza y esperanza, la gente cree en su poder y en que las cosas pueden ser distintas. Me siento orgulloso de México, de nacer aquí y de vivir estos momentos.
Camina una pareja joven con su hija, llevan una bandera de México, ella le expresa a él, “falta todo, pero ya empezamos”. La cuarta trasformación empieza, el camino es cuesta arriba, pero se puede hacer historia.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Cómo leyó la prensa del mundo la toma de posesión de AMLO


rebelion.org

Cómo leyó la prensa del mundo la toma de posesión de AMLO

 


El 1 de diciembre de 2018, a las 11 de la mañana en el barrio bravo de San Lázaro, en la ciudad de México, en el Palacio Legislativo, Andrés Manuel López Obrador tomó posesión como Presidente de México. A las cinco de la tarde una multitud abarrotó el Zócalo de la ciudad de México, y acudió a una ceremonia de purificación masiva en la que diversos grupos indígenas entregaron un bastón de mando al nuevo jefe de estado. Como en la antigua Tenochtitlan, el sonido de los caracoles y el humo del copal inundaron la plaza donde se ubicó el Templo Mayor. Unos meses antes, el 1 de julio la sociedad mexicana le otorgó a AMLO 30 millones de votos con los que lo invistió presidente. ¿Cómo leyó la prensa del mundo el inició del nuevo régimen político? A continuación describimos algunos ejemplos tomados de la prensa de China, Argentina, Gran Bretaña y España.
Pueblo en línea: ¿cómo será la nueva política exterior mexicana?
El diario de mayor tiraje en el mundo, planteó que aún existen incertidumbres respecto a la política exterior del nuevo presidente mexicano, pero que existen algunas pinceladas al respecto. AMLO celebró en la primera parte de sus discurso de toma de posesión, el Tratado de Comercio México/EU/Canadá (TCMEC) firmado el viernes en Buenos Aires, Argentina, y está gestionando un plan de inversiones estadounidenses y canadienses que servirá para construir cortinas de desarrollo que frenen la migración hacia el norte. Por otra parte, reseñó Pueblo en línea, el nuevo presidente recordó los principios de política exterior consagrados en la constitución: no intervención, solución pacífica de los conflictos y cooperación para el desarrollo. En una publicada en el diario chino y firmada por Luis Brito, (“La política exterior de López Obrador, cambios de enfoque y retos con EU”, 1/dic/18 Pueblo en línea) se afirma que el nuevo presidente ha dicho que la mejor política exterior es la interior. Y que algunos diplomáticos han cuestionado su intención de reducir los salarios de los funcionarios del servicio exterior. Pese a las incertidumbres un dato importante sus prioridades diplomáticas lo brindan los países visitados por Marcelo Ebrard durante la transición: EU, Canadá, Japón, China y Centroamérica. El texto también cita una entrevista de la agencia china Xinhua, a Mario Ojeda, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas, de la UNAM, en la cual recomienda una profundización de las relaciones con China como contrapeso al poder estadounidense.
Nueva sociedad: entre la transformación y el transformismo
La importante revista argentina Nueva sociedad, publicó el primero de diciembre una nota de Masimo Modonesi investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, llamada “Transformación y transformismo”, en la cual se afirma que Andrés Manuel López Obrador inicia un camino de transformación, con una inmensa confianza popular, en un contexto de creciente derechización internacional; su discurso habla de desmantelar el neoliberalismo, pero sus propuestas y su programa de gobierno son mucho más modestos y no parecen ir tan lejos. Su toma de posesión fue minuciosamente coreografiada: el discurso nacionalista en el congreso, la purificación indígena y la entrega del bastón de mando y la lectura solemne de sus 100 compromisos. EL texto abunda: su arribo al poder ha sido resultado de la construcción de una mística popular que reivindica lo nacional y desbancó lo tecnocrático. De acuerdo a Massimo Modonesi: El discurso plebeyo conecta con el pueblo raso y crea una fuerza política real. Ese espíritu plebeyo irrita a las élites económica y política. El dirigente tabasqueños hace gesto populares, pero su programa no es tan radical como su gestualidad. La frase: “primero los pobres por el bien de todos muestras el perímetro su capacidad transformadora: un esquema desarrollista, estado interventor al servicio del sector privado y empresas capitalistas a las que se les garantizaron grandes ganancias”. Su crítica asevera que Morena vació su contenido programático y lo sustituyó por un programa bastante ecléctico y moderado, una dinámica verticalista presidencialista caudillista y un reparto del gabinete bastante heterogéneo. Eso sí actualmente se han convertido en una agenda nacional que ha suscitado una enorme discusión, temas tan importantes como: el tren maya, el retiro de la iniciativa para evitar que los bancos cobren altos intereses, la democracia sindical y la derogación de la reforma educativa. Para el investigador del IIS, AMLO practica un equilibrio entre transformación y transformismo, genera una tensión entre democracia y autoritarismo, y una extraña mezcla entre ruptura y continuidad, respecto al priismo nacionalista.
The Guardian: ¿podrá AMLO transformar México?
El reportero del diario británico, David Agren afirmó desde Tijuana, en su nota “El presidente tomó el poder con la voluntad de transformar México, ¿podrá hacerlo?” (The Guardian, 1/dic/18) que AMLO desató una marejada de esperanza respecto a resolver la pobreza, la corrupción y el crimen. El izquierdista de 64 años, afirma Agren, llamó amigo cercano a Jeremy Corbin y tendrá como uno de sus principales retos conjurar a Trump quien representa un grave peligro para México. Los mexicanos, asevera el periodista británico, están preocupados por la violencia, y específicamente por los 200 mil mexicanos que han perdido la vida ante la violencia. El nuevo presidente, abunda Agrin, cambió las limusinas por un vw jetta blanco y se rebajará el sueldo a un 60% del actual. Enrique Peña Nieto dejó el cargo batiendo el record de impopularidad, la revista Time, recuerda la nota de The Guardina, lo puso en su primera plana bajo el lema “Saving México”, pero su administración fue un desastre. Pese al enorme apoyo que ha recibido, Agren sostiene que AMLO ha recibido críticas por su iniciativa de crear una guardia nacional que formalizará la militarización del país, a pesar de que existen muchas evidencias de violaciones a los derechos humanos cometidas por integrantes de las Fuerzas Armadas. Por otra parte, abunda, aunque AMLO frenó -mediante una consulta- la construcción del nuevo aeropuerto, realizó una segunda consulta de un paquete de proyectos contradcitorios en el que incluían la pensión para persones mayores y el tren maya, en que seguramente se hubieran rechazado varios del proyectos si se hubieran consultado individualmente.
El Diario: ¿quiénes son los actores de la cuarta transformación?
Ruth Toledano, evoca en “Las personas de la cuarta transformación” una escena en la que la flamante senadora Jesúsa Rodríguez subió a la tribuna y dijo: “ No hay dios. Los seres de la naturaleza se sostienen por sí mismos. Con esta frase, un joven de apenas 18 años, Ignacio Ramírez el Nigromante, estremeció al México del sigo XIX e inauguró la era moderna de nuestro país. Después, junto con los liberales de la Reforma, lograron lo que parecía imposible: separar la Iglesia del Estado. Si el Nigromante viviera en este apocalíptico siglo XIX, tal vez diría: el dinero no es dios, los seres de la naturaleza deben ser respetados, las personas de todos los sexos y de todas las especies que anhelamos la Cuarta Transformación enfrentamos un reto histórico, separar el poder político del poder económico”. De acuerdo a Ruth Toledano, el día de la toma de posesión: “La gente lloraba en el Zócalo mexicano porque llevan siendo muchos años de abusos, de feminicidios, de robos y corruptelas sobre un fondo de guerras” Su emotivo texto afirma que: AMLO llegó al poder democráticamente, “en un momento en que los peores fantasmas, los de la ultraderecha, recorren de nuevo América de norte a sur: ahí están Trump y Bolsonaro”. El texto publicado en el diario digital español remata: “La ilusión, sin embargo, del pueblo mexicano no solo es legítima sino necesaria. Frente a tanta injusticia, hacen falta ilusiones políticas. Yo misma, que no soy mexicana, me emocioné y lloré durante la ceremonia de investidura de AMLO. Lloré como si estuviera en el Zócalo porque... el dinero no es dios, sino tantas veces el diablo, y hay que apartarlo de la política para que los estados no sean sus siervos endemoniados... el círculo moral se amplía y acoge a todas las personas... eso es revolución”. Su texto se pregunta si es una revolución lo que está empezando en México y remata: “aunque los poderes opongan toda su fuerza para impedirlo, aunque AMLO decepcione porque no sepa o no lo dejen, a pesar de la desilusión que inevitablemente llegará, las personas de la transformación ya lo son porque ya han sido nombradas. Y que lo sean es revolución”.
La actividad política del pueblo mexicano se ha convertido en noticia mundial. México es una polis que esplende numerosas escenas registradas, interpretadas y aquilatadas de muy diversos maneras por los medios de comunicación de todos los continentes. Sin embargo casi todas lecturas coinciden en que México está cambiando, tendrá un nuevo papel en el mundo y, de algún modo, cambiará el estado del mundo.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

El informe del gobierno chiapaneco es la expresión de los hombres del régimen


rebelion.org

 El informe del gobierno chiapaneco es la expresión de los hombres del régimen

 

 


El sexto informe del gobierno chiapaneco es una expresión concreta de la labor de los hombres del régimen, a través de ellos se encarna la voluntad empresarial, las diversas expresiones y afirmaciones hechas por este político de oficio en la recta final de su administración prueba fehacientemente su apego fiel a las formas burguesas de hacer política es la manifestación de su carácter antipopular y pro-empresarial.
El último informe del gobierno hace horrendas faltas a la verdad, es un insulto a la inteligencia humana y al pueblo mismo porque las declaraciones hechas por éste no se reflejan en las condiciones materiales de vida de las miles de familias pobres del campo y la ciudad de la entidad, es evidente el sello de clase que yace en su actitud, es nítido su carácter demagógico y servil a los intereses de la clase que detenta el poder.
El gobierno de la entidad es un hombre del régimen, obedece a los planes empresariales, que es lo mismo, a los intereses del capital monopolista transnacional. La clara manifestación de éste fenómeno lo encontramos en las propias estadísticas oficiales, a través de éstas tenemos que Chiapas es el estado con el 71% de su población en condición de pobreza, esto nos indica que el ejecutivo local como cualquier gobierno bajo el régimen de explotación y opresión jamás representará los intereses del pueblo.
El gobernador asegura que tenemos seguridad y finanzas sanas, esta falacia solamente es creíble para mentes ingenuas, porque para el pueblo constituye un insulto. La seguridad de la que habla es mentira, por el contrario, secundó el terrorismo de Estado, esta política de gobierno cobró vidas de hijos del pueblo mediante ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, tortura, desplazamiento forzado y los diversos escenarios de represión que se vivió a lo largo de su administración en la entidad.
¿Acaso se le olvidó las muertes en el municipio de Oxchuc, en Amatán, en el municipio de San Juan Chamula, Chenhalo, las decenas de mujeres proletarias víctimas de ejecuciones extrajudiciales, de las víctimas de desaparición forzada, de la incertidumbre de miles de familias en el Soconusco, Región Fronteriza, Centro de Chiapas? En todos ellos, tiene responsabilidad tanto el gobierno chiapaneco y el federal.
El asesinato reciente del periodista Mario Leonel Gómez en el municipio de Yajalón y otro más en el municipio de Tuxtla Chiapas son casos que se prescinden en el informe, pero ambos representan un atentado contra la libertad de expresión, el rostro de un gobierno a quien no le interesaron los derechos humanos.
No podemos pasar por alto la responsabilidad del “mandatario” en el asesinato político de nuestros compañeros Héctor Sántiz López y Víctor Alfonso Pérez López, la ejecución extrajudicial de nuestro compañero Humberto Morales Sántiz, la desaparición forzada de Fidencio Gómez Sántiz y la represión sistemática como el hostigamiento persistente contra nosotros.
Con los casos citados se devela que la política de seguridad del gobierno local consistió en proteger la propiedad privada, a los empresarios, garantizar la circulación de mercancías, crear una imagen ilusoria de la entidad para el atractivo del turismo cuando más de la mitad del pueblo chiapaneco vive en condiciones de miseria.
Las finanzas sanas hacen referencia al enriquecimiento por encima de los intereses del pueblo para beneficio del capital, basta observar la construcción del aeropuerto en el municipio de Palenque, en la región costa y la apertura de la zona económica especial, la inversión en las fuerzas policíacas para reprimir, para vigilar las carreteras y al mismo tiempo, en tramos específicos se usa de pretexto para militarizarlas. Lo dicho por el gobernador es esencialmente demagogia.
Respecto al tema de salud, desborda hipocresía, ampliar la cobertura de atención médica para el pueblo a través de la infraestructura no es garantía de acceso a ese derecho humano y constitucional, cuando a lo largo de su sexenio una demanda de amplios sectores populares fue la atención médica digna para la población, dotar de los medicamente necesarios para los pacientes y, al cierre de su administración, se desata el descontento del sector salud por adeudo de salarios, ¿a eso le llama tener finanzas sanas en el tema de salud?
No hay duda del carácter demagógico y antipopular del gobierno, intentó presentar resultados positivos de su sexenio ante el pueblo, cuando esencialmente éste obedeció a la política económica neoliberal, por tanto, no es de extrañarse la presencia de los gobiernos de Puebla y Oaxaca.
Son políticos de oficio paridos por el mismo régimen, no hay duda que gobiernos priistas, panistas y verde ecologistas está cortados por la misma tijera, con la presencia de los gobiernos de ambas entidades así pretendió el ejecutivo local ganarse legitimidad, ante un pueblo descontento por las nefastas consecuencias de su gobierno.
Lo disparatado de las declaraciones del gobierno chiapaneco se evidenció en una falacia contundente, afirmar que Chiapas es el quinto estado más pacífico del país. Semejante falsedad solamente proviene de los políticos de la clase dominante, porque difícilmente aceptará su responsabilidad en el dolor que provocó a los familiares de las víctimas de los crímenes de lesa humanidad perpetrados en la entidad.
Los heridos producto de la represión, hostigamiento, desplazados de manera forzada, detenidos arbitrariamente y torturados en su informe ni una sola palabra, ocultó con cinismo esa realidad que el pueblo atestiguó, por tanto, el gobernador pretende a golpes mediáticos imponer una mentira, simular paz cuando el pueblo perece de hambre, miseria, desempleo y demás precariedades materiales.
El sexto informe cundió de empacho político al puro estilo burgués. El gobierno aseguró anteponer en su sexenio “(…) diálogo para solucionar los problemas, nunca a la violencia, ni mucho menos al uso de la fuerza pública como medida de represión”. Esta expresión es un claro indicativo de lo reaccionaria de la moral burguesa, de las formas burguesas de hacer política, acude sin recato al engaño para beneficiar los intereses empresariales.
La corrupción es otra evidencia palpable de la práctica política de los voceros de la oligarquía. Es un fenómeno inherente al capitalismo, la clase burguesa crea sus propias formas para perpetuar la explotación y opresión contra el pueblo y ésta es una de ellas; entonces, el gobierno chiapaneco no escapa de este hecho.
La política burguesa crea sus propias redes de corrupción para obtener de éstas máximos beneficios. El titular del ejecutivo chiapaneco es un ejemplo, habla de que nuestra entidad es financieramente estable, pero no refiere de la magnitud de la corruptela en la que se vio inmerso durante su sexenio, un ejemplo es el adeudo que contrajo con diferentes empresarios o el pueblo que en múltiples ocasiones se manifestó en la capital chiapaneca y en los municipios con la demanda que el gobernador cumpliera con sus promesas.
Otra prueba de la corrupción es la absolución del gobierno chiapaneco para evitar que rindiera cuentas de su administración, ante este acontecimiento nos preguntamos ¿el actual presidente de México y gobierno estatal entrante permitirán semejante acto de corrupción e impunidad ante un gobierno que a todas luces deja al pueblo chiapaneco en la pobreza, la miseria cuando tanto uno como otro manifestaron con claridad su firme intención de erradicar la corrupción?
El planteo del problema nos conduce inevitablemente a la conclusión de que el problema no es de forma sino de esencia. La corrupción no es el problema fundamental, la práctica de este fenómeno es la regla en la sociedad capitalista, ésta se sustenta en la propiedad privada de los medios de producción, este es el problema a resolver, no basta con ecuaciones moralinas para solucionarlo sino arrancar de raíz toda la podredumbre capitalista.
El sexto informe de gobierno por su carácter demagógico y antipopular obedece a las leyes neoliberales, no escapa de la política económica neoliberal. El engaño, la corrupción es como se manifiesta la labor de los hombres del régimen con la intención de beneficiar a la oligarquía nacional y extranjera.
La actitud del gobierno chiapaneco merece la condena del pueblo, es una tarea indispensable del conjunto del movimiento popular desenmascarar a un hombre del régimen cuyo papel demostró a lo largo de su sexenio su carácter antipopular, represor y pro-empresarial. Los resultados se materializan en la enorme precariedad material en la que vive el pueblo.
No finquemos esperanzas en las formas burguesas de hacer política, las condiciones deplorables en las que vivimos los explotados y oprimidos apela a nuestra voluntad de luchar, de quienes vivimos en carne propia los efectos nefastos de gobernantes serviles a la clase que detenta el poder, exige de los pobres del campo y la ciudad la organización popular y resistencia combativa.
¡Por la unidad obrera, campesino, indígena y popular!
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rebelion.org 10 tesis políticas y un colofón desesperado 7-9 minutes Nadie, ni en México ni el extranjero, imaginó nunca una toma de posesión de tales dimensiones apoteósicas. Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presidente constitucional de México rindió protesta a dos tiempos, el republicano y el cósmico ancestral: en el palacio legislativo de San Lázaro, y en la explanada de la Plaza de la Constitución o Zócalo capitalino. Concluyó la jornada envuelto en la banda presidencial rediseñada, y alzando el bastón de mando indígena. Las fuerzas de oposición, a la derecha y a la izquierda, agrupadas alrededor del “ciudadanismo” conservador, por un lado, y el indigenismo autonomista, por el otro, apuntalaron sus posiciones discordantes con el gobierno entrante y, con ello, contribuyeron a caracterizar al mandatario investido: AMLO es un liberal republicano. Desde Benito Juárez hasta López Obrador, el liberalismo mexicano irrumpió en la escena política nacional con altos contenidos de transgresión y fuertes rasgos de reaccionarismo. Allí radica la clave de sus éxitos efímeros, y acaso la causa de sus endémicos descalabros. No pretendo con tal caracterización instalar ninguno de los dos estados de ánimo prevalecientes: ni el derrotismo en sus variantes conservadora o autonomista, ni el triunfalismo liberal. Tan sólo abrazo una aspiración más modesta: alertar acerca de las contradicciones inherentes al gobierno constituido, y exhortar a una reflexión que advierta tempranamente el peligro de una restauración (ultra) conservadora. Resumo en 11 tesis políticas las introspecciones personales en torno a la presidencia de AMLO. Respecto al anunciado triunfo de AMLO, desde 2016 acá se dijo que había sólo tres escenarios posibles en la elección presidencial: (1) un triunfo apretado de AMLO; (2) un triunfo aplastante de AMLO; (3) un mega fraude electoral. Al final, AMLO ganó avasalladoramente. Con sólo cuatro años de vida, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) –un partido creado ex profeso para la elección de 2018– se convirtió en la primera fuerza política de México. La coalición “Juntos Haremos Historia”, encabezada por Morena, conquistó la mayoría parlamentaria en las dos cámaras. De las nueve gubernaturas en disputa, Morena ganó cinco: CDMX, Chiapas, Tabasco, Veracruz y Morelos. Adicionalmente, tras el recambio en algunos congresos locales, Morena dispondrá de un dominio aplanador en 19 de las 32 legislaturas estatales. En CDMX, 11 de 16 delegaciones se pintaron de guinda morenista. Y, para rematar, en los resultados presidenciales por estado, AMLO venció en 31 de las 32 entidades federativas. Tales resultados, por sí solos, son históricos e inéditos para una fuerza de oposición. Es la primera ocasión en México, desde Francisco I. Madero (1911), y el paréntesis de Lázaro Cárdenas (1934), que existe una correspondencia entre eso que la teoría política llama la “voluntad general” y los resultados oficiales de unos comicios. Luego de tres intentos por llegar a la presidencia de México, AMLO lo consiguió en 2018, y con el mayor respaldo popular que haya tenido un presidente desde el general Cárdenas. AMLO ganó la elección presidencial de 2018 con 30 millones de votos y el 53% del total de los sufragios. En las elecciones federales de 2006 obtuvo alrededor de 15 millones de votos. Y en 2012 cosechó exactamente la misma cifra. La sumatoria de las tres elecciones da como resultado 60 millones de sufragios. En un país mal habituado al abstencionismo, y cuyas elecciones se dirimen sistemáticamente por la vía del fraude, tal dígito desmonta la idea de que el triunfo arrasador de AMLO es consecuencia de un voto de castigo: es un voto convencido. Que no prevaleciera el fraude, que es el mecanismo dominante en México para la rotación de élites políticas, se explica básicamente por tres factores: (1) el ascenso al poder de Donald Trump, que dejó en la orfandad a las élites gobernantes –conservadoras-globalistas– en México; (2) la fractura-pulverización del PRIANARCO (Partido Revolucionario Institucional; Partido Acción Nacional; Narcotráfico), que en los últimos 30 años movilizaron conjuntamente el voto conservador, y que en esta ocasión no consiguieron impulsar una candidatura unificada; y (3) la insurrección electoral de la sociedad civil desorganizada, que desactivó el tristemente célebre algoritmo de 3% de margen de manipulación del Instituto Nacional Electoral (INE). Esta insurrección electoral tiene una genealogía singular: es una combinación del voto convencido y el voto desesperado. Este último, sintomático de un malestar profundo que se aloja en la sociedad mexicana, tiene básicamente dos fuentes: la corrupción y la inseguridad. Coincidentemente, el combate a la corrupción de los políticos y la agenda de la seguridad son las banderas que enarbolan las derechas ultraconservadoras en Sudamérica. Jair Messias Bolsonaro en Brasil y Mauricio Macri en Argentina, ascendieron al poder agitando tales consignas. La franja del voto desesperado es altamente volátil y promiscua. Si AMLO yerra, ese voto emigra a la extrema derecha. La disyuntiva que prefigura AMLO no es nacionalismo o neoliberalismo, ni autoritarismo o democracia, ni pasado o futuro, ni ninguna de esas perogrulladas ideológicas que repiten hasta el hastío personajes como Enrique Krauze o Héctor Aguilar Camín o Jorge Castañeda Gutman o el resto de los intelectuales fracasados y maiceados. El dilema que perfila AMLO es liberalismo o ultraconservadurismo. El programa político de AMLO es perfectamente leal con el liberalismo mexicano: en lo político, desmontar el poder de la oligarquía para establecer los poderes de la república; y en lo económico, respetar las reglas del libre comercio. En suma, separar el poder político del poder económico. Es exactamente lo mismo que proponía Lula da Silva en Brasil cuando advertía que “los ricos no necesitan del Estado; los pobres sí”. ¡Es liberalismo! Que el liberalismo irrumpa como fuerza transgresora en México, responde al hecho de que los Estados latinoamericanos son esencial y radicalmente conservadores: desde sus orígenes, la formación de tales unidades estatales respondió puramente al imperativo de proteger los privilegios de las clases tradicionales e intereses coloniales. En México, la libertad de expresión todavía se paga con muerte. Nuestro país es el campeón mundial en materia de violación a los derechos humanos. Los años 1938, 1968, 1988 y 2018 registraron irrupciones de los invisibles: los obreros, los estudiantes, la oposición política, y las víctimas de la guerra, respectivamente. La autoorganización de las víctimas es el anticuerpo que necesita México. Ni perdón ni olvido. Y sí un “nunca más” a las guerras de los conservadores. AMLO corona 50 años de resistencia política y social (del 68 al 2018). Entiendo que pocos comparten esta lectura, y desde ya puedo escuchar las objeciones, pero es mi opinión que el neozapatismo representa la posibilidad de radicalización de tal victoria liberal-republicana, y no exactamente una fuerza adversarial. Adviértase que un eventual antagonismo abierto entre estas dos fuerzas contribuiría a la restauración conservadora. Colofón desesperado. Un fantasma recorre América: el fantasma del neofascismo (o ultraconservadurismo). Trump, y su variante tropical Bolsonaro, prometen diseminar su primitivismo y odio al resto de la región. No podemos omitir las lecciones del norte y el sur: a una esperanza frustrada (Obama-Lula) le sigue la autoinmolación fascista (Trump-Bolsonaro). Advertencia: en México, el Bronco acecha (dixit Rafael de la Garza). Fuente: http://www.ladignavoz.mx/2018/12/amlo-presidente-10-tesis-politicas-y-un.html Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


rebelion.org

10 tesis políticas y un colofón desesperado

 

 


Nadie, ni en México ni el extranjero, imaginó nunca una toma de posesión de tales dimensiones apoteósicas. Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presidente constitucional de México rindió protesta a dos tiempos, el republicano y el cósmico ancestral: en el palacio legislativo de San Lázaro, y en la explanada de la Plaza de la Constitución o Zócalo capitalino. Concluyó la jornada envuelto en la banda presidencial rediseñada, y alzando el bastón de mando indígena. Las fuerzas de oposición, a la derecha y a la izquierda, agrupadas alrededor del “ciudadanismo” conservador, por un lado, y el indigenismo autonomista, por el otro, apuntalaron sus posiciones discordantes con el gobierno entrante y, con ello, contribuyeron a caracterizar al mandatario investido: AMLO es un liberal republicano. Desde Benito Juárez hasta López Obrador, el liberalismo mexicano irrumpió en la escena política nacional con altos contenidos de transgresión y fuertes rasgos de reaccionarismo. Allí radica la clave de sus éxitos efímeros, y acaso la causa de sus endémicos descalabros. No pretendo con tal caracterización instalar ninguno de los dos estados de ánimo prevalecientes: ni el derrotismo en sus variantes conservadora o autonomista, ni el triunfalismo liberal. Tan sólo abrazo una aspiración más modesta: alertar acerca de las contradicciones inherentes al gobierno constituido, y exhortar a una reflexión que advierta tempranamente el peligro de una restauración (ultra) conservadora.
Resumo en 11 tesis políticas las introspecciones personales en torno a la presidencia de AMLO.
  1. Respecto al anunciado triunfo de AMLO, desde 2016 acá se dijo que había sólo tres escenarios posibles en la elección presidencial: (1) un triunfo apretado de AMLO; (2) un triunfo aplastante de AMLO; (3) un mega fraude electoral. Al final, AMLO ganó avasalladoramente. Con sólo cuatro años de vida, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) –un partido creado ex profeso para la elección de 2018– se convirtió en la primera fuerza política de México. La coalición “Juntos Haremos Historia”, encabezada por Morena, conquistó la mayoría parlamentaria en las dos cámaras. De las nueve gubernaturas en disputa, Morena ganó cinco: CDMX, Chiapas, Tabasco, Veracruz y Morelos. Adicionalmente, tras el recambio en algunos congresos locales, Morena dispondrá de un dominio aplanador en 19 de las 32 legislaturas estatales. En CDMX, 11 de 16 delegaciones se pintaron de guinda morenista. Y, para rematar, en los resultados presidenciales por estado, AMLO venció en 31 de las 32 entidades federativas. Tales resultados, por sí solos, son históricos e inéditos para una fuerza de oposición.
  1. Es la primera ocasión en México, desde Francisco I. Madero (1911), y el paréntesis de Lázaro Cárdenas (1934), que existe una correspondencia entre eso que la teoría política llama la “voluntad general” y los resultados oficiales de unos comicios. Luego de tres intentos por llegar a la presidencia de México, AMLO lo consiguió en 2018, y con el mayor respaldo popular que haya tenido un presidente desde el general Cárdenas.
  1. AMLO ganó la elección presidencial de 2018 con 30 millones de votos y el 53% del total de los sufragios. En las elecciones federales de 2006 obtuvo alrededor de 15 millones de votos. Y en 2012 cosechó exactamente la misma cifra. La sumatoria de las tres elecciones da como resultado 60 millones de sufragios. En un país mal habituado al abstencionismo, y cuyas elecciones se dirimen sistemáticamente por la vía del fraude, tal dígito desmonta la idea de que el triunfo arrasador de AMLO es consecuencia de un voto de castigo: es un voto convencido.
  1. Que no prevaleciera el fraude, que es el mecanismo dominante en México para la rotación de élites políticas, se explica básicamente por tres factores: (1) el ascenso al poder de Donald Trump, que dejó en la orfandad a las élites gobernantes –conservadoras-globalistas– en México; (2) la fractura-pulverización del PRIANARCO (Partido Revolucionario Institucional; Partido Acción Nacional; Narcotráfico), que en los últimos 30 años movilizaron conjuntamente el voto conservador, y que en esta ocasión no consiguieron impulsar una candidatura unificada; y (3) la insurrección electoral de la sociedad civil desorganizada, que desactivó el tristemente célebre algoritmo de 3% de margen de manipulación del Instituto Nacional Electoral (INE).
  1. Esta insurrección electoral tiene una genealogía singular: es una combinación del voto convencido y el voto desesperado. Este último, sintomático de un malestar profundo que se aloja en la sociedad mexicana, tiene básicamente dos fuentes: la corrupción y la inseguridad. Coincidentemente, el combate a la corrupción de los políticos y la agenda de la seguridad son las banderas que enarbolan las derechas ultraconservadoras en Sudamérica. Jair Messias Bolsonaro en Brasil y Mauricio Macri en Argentina, ascendieron al poder agitando tales consignas. La franja del voto desesperado es altamente volátil y promiscua. Si AMLO yerra, ese voto emigra a la extrema derecha.
  1. La disyuntiva que prefigura AMLO no es nacionalismo o neoliberalismo, ni autoritarismo o democracia, ni pasado o futuro, ni ninguna de esas perogrulladas ideológicas que repiten hasta el hastío personajes como Enrique Krauze o Héctor Aguilar Camín o Jorge Castañeda Gutman o el resto de los intelectuales fracasados y maiceados. El dilema que perfila AMLO es liberalismo o ultraconservadurismo.
  1. El programa político de AMLO es perfectamente leal con el liberalismo mexicano: en lo político, desmontar el poder de la oligarquía para establecer los poderes de la república; y en lo económico, respetar las reglas del libre comercio. En suma, separar el poder político del poder económico. Es exactamente lo mismo que proponía Lula da Silva en Brasil cuando advertía que “los ricos no necesitan del Estado; los pobres sí”. ¡Es liberalismo!
  1. Que el liberalismo irrumpa como fuerza transgresora en México, responde al hecho de que los Estados latinoamericanos son esencial y radicalmente conservadores: desde sus orígenes, la formación de tales unidades estatales respondió puramente al imperativo de proteger los privilegios de las clases tradicionales e intereses coloniales. En México, la libertad de expresión todavía se paga con muerte. Nuestro país es el campeón mundial en materia de violación a los derechos humanos.
  1. Los años 1938, 1968, 1988 y 2018 registraron irrupciones de los invisibles: los obreros, los estudiantes, la oposición política, y las víctimas de la guerra, respectivamente. La autoorganización de las víctimas es el anticuerpo que necesita México. Ni perdón ni olvido. Y sí un “nunca más” a las guerras de los conservadores.
  1. AMLO corona 50 años de resistencia política y social (del 68 al 2018). Entiendo que pocos comparten esta lectura, y desde ya puedo escuchar las objeciones, pero es mi opinión que el neozapatismo representa la posibilidad de radicalización de tal victoria liberal-republicana, y no exactamente una fuerza adversarial. Adviértase que un eventual antagonismo abierto entre estas dos fuerzas contribuiría a la restauración conservadora.
Colofón desesperado. Un fantasma recorre América: el fantasma del neofascismo (o ultraconservadurismo). Trump, y su variante tropical Bolsonaro, prometen diseminar su primitivismo y odio al resto de la región. No podemos omitir las lecciones del norte y el sur: a una esperanza frustrada (Obama-Lula) le sigue la autoinmolación fascista (Trump-Bolsonaro). Advertencia: en México, el Bronco acecha (dixit Rafael de la Garza).
Fuente: http://www.ladignavoz.mx/2018/12/amlo-presidente-10-tesis-politicas-y-un.html
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

La victoria en México


rebelion.org

 La victoria en México

 

 


Todavía recuerdo esa elección donde AMLO perdió oscuramente contra Felipe Calderón. Tras tantos años, en un momento donde la izquierda regional va perdiendo espacios de poder frente a derechas, una nueva esperanza -cargada de especulación y sensacionalismo- rodea la futura gestión del recién electo presidente.    
Después de intentar no contaminarme con la avalancha de escritos sobre el tema, me pregunto hasta qué punto toda esa aura que ahora lo rodeo, no será más de lo mismo, de ese espectáculo que se montan los medios alrededor de los políticos. Presiento que esta historia ya yo- y muchos más-la hemos vivido.
Una vez, conversando con un destacado activista social cubano, este me recordaba lo mucho que necesita el hombre aferrarse a algo. Quizá de esta tendencia llevada a sus límites, surgen los fundamentalismos, los extremismos, los fanatismos y el dogmatismo. La producción de realidades y contextos políticos, no escapan de esas tendencias.
El excepcionalismo norteamericano, en sus variantes izquierdistas es un vivo ejemplo de ello. Este no se limita de pensar lo bueno que hubiese sido el mundo de continuar Kennedy, avanzando con el acercamiento a la iglesia católica y una "desmilitarización". También está el caso del cual se alardea lo que hubiese sido como presidente Wallace. Sin embargo, el primero redujo los gastos atómicos para mejorar al ejército regular, y el segundo, bien bailaba respecto a temas como el racismo. Pero la leyenda prevalece.
Mucho se dijo sobre el depuesto Arístides, un hombre que se venera hoy en Haití de forma tal, que recuerda la mítica figura de Mackandal al más puro estilo de Carpentier. Tal presidente de izquierda, sin embargo, fue partícipe de esos pasos neoliberales que tanto han afectado la agricultura de ese país. Otro más, que no iba a hacer gran cosa, pero que se mitifica.
Si salimos del continente -para no ser duros-, hay que mirar a Europa. Vimos un Tsipras arrasando, -identificado con Cuba y todo-, y bueno, todo el mundo sabe el trágico final: más rollo que película.
Otro caso de una izquierda que perecía comerse el mundo, es Podemos. Primero con un Monedero con debilidades para sostenerse en la palestra política y ahora Iglesias, que si bien me agrada bastante, no solo cambió su imagen, sino que recientemente rompió con su discurso de indignado para adquirir su aburguesada y millonaria casa.
Podría seguir recordando casos, pero creo que está un poco claro. Hasta ahora esa izquierda no ha podido cumplir -al menos- la expectativa de aquellos que se aferran. Salvo raras excepciones, las mejoras sociales han sido pan de hoy y hambre de mañana. Por lo que esa gran restructuración social que se promete no ha sido cumplida. Entiendo las limitaciones de esos grandes políticos de izquierda, unos por no poderse enfrentar al poder imperial desde una pobre nación, y otros por enfrentar al gran capital desde adentro para quedar inmóviles.
Creo que esa historia enseña algo. De todos modos la sabia de Marx es clara: el trabajo se subordina al capital. El capital imperial hoy es cada vez más fuerte. México es esa nación que como ya se dijo, es digna de lástima, tan cerca de Dios. No me conformo con las buenas intenciones de un candidato ganador en México. Muchos como él no han podido con el poder al que enfrentaron. No creo que esta vez, un candidato electo en un sistema de juego burgués vaya a romper la dinámica de los poderosos. Esa historia ya la viví, no me aferraré al triunfalismo de "se avanzará" solo porque sea de izquierda, porque hace falta mucho más que eso. Lo que no niega mi mayor deseo de que se logren grandes cosas.
De todos modos, si ese gobierno lograra subvertir ese estado de las cosas tan corrupto y desigual de su país tuviera éxito y lograra cumplir esas promesas, deberíamos replantearnos el papel de la revolución socialista para sustituirlas por fórmulas como esa.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Adiós neoliberalismo en México


rebelion.org

Adiós neoliberalismo en México

 

 


La toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador como presidente ha confirmado la telúrica voluntad de cambio de régimen expresada el 1 de julio por más de 30 millones de mexicanos. La desbordante manifestación popular en la capital y otras ciudades, las lágrimas de emoción de muchas personas. Los valientes y sustantivos discursos de AMLO en el Congreso y en el Zócalo, muchas de las promesas de campaña ya convertidas en leyes. No hay duda de que México se adentra en el cuarto eslabón de su trayectoria de enormes cambios políticos y sociales, iniciada por Hidalgo y Morelos, continuada por Juárez, los Flores Magón, Madero y Carranza, Zapata, Villa y el general Lázaro Cárdenas.
Las grandes huelgas obreras de los cincuentas y sesentas, el ciclo de lucha armada iniciado en el cuartel de Madera, el movimiento estudiantil-popular de 1968, la eclosión del Frente Democrático Nacional, el levantamiento zapatista de 1994, las luchas sociales contra las políticas neoliberales, y la gran cruzada lopezobradorista por un nuevo México, hostilizada sin piedad por los pulpos mediáticos y víctima de monumentales fraudes electorales, son antecedentes inmediatos del nacimiento del Movimiento de Regeneración Nacional(MORENA) y su llegada al gobierno el pasado 1 de diciembre.
AMLO ha pronunciado conceptos para la historia en estos días. Tomo esta cita que a mi juicio explica el cuadro político y social propiciatorio de que el recio líder popular brotado en la Chontalpa y, ahora por fin con la banda presidencial al pecho, haya llegado hasta allí: “La crisis de México se originó, no sólo por el fracaso del modelo económico neoliberal, aplicado en los últimos 36 años, sino por el predominio… de la más impúdica corrupción pública y privada…Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y la pequeña minoría que ha lucrado con el influyentismo. Esa es la causa principal de la desigualdad económica y social y también de la inseguridad y la violencia que padecemos… En este tiempo, la economía ha crecido en dos por ciento anual. Y tanto por ello como por la tremenda concentración del ingreso en muy pocas manos, se ha empobrecido a la mayoría de la población hasta llevarla a buscarse la vida en la informalidad, a emigrar masivamente o a buscar el camino de las conductas antisociales”.
Desde su elección, AMLO aprovechó los cinco meses transcurridos hasta ser investido presidente para perfilar su futuro gabinete y avanzar en su plan de gobierno apoyado en la mayoría legislativa conseguida por Morena y sus aliados de la coalición Juntos Haremos Historia. Así que el 1 de diciembre, cuando rindió protesta, ya tenía cumplidas o rumbo a cumplir varias promesas de su campaña electoral. Entre ellas cito la cancelación del aeropuerto que una minoría depredadora pretendía construir en Texcoco, indiferente a la catástrofe ecológica que traería y con el único fin de aumentar sus obscenas fortunas; la disolución del Estado Mayor Presidencial, instrumentador de irritantes privilegios y de nada glorioso historial; la venta de fastuoso avión presidencial y pronto de la flota aérea al servicio de los altos funcionarios; finiquitar Los Pinos como residencia presidencial y transformarla en una casa de cultura y esparcimiento ciudadano; liquidar las onerosas pensiones de los ex presidentes y los privilegios de que disfrutaban con cargo al presupuesto, incluyendo el numeroso personal militar y civil a su servicio; derogar la supuesta reforma educativa, humillante para los maestros; duplicar la pensión universal a los adultos mayores, extensible a las personas con capacidades diferentes; inéditas becas a estudiantes preparatorianos y universitarios, programa para cientos de miles de jóvenes humildes, que ahora no estudian ni trabajan y recibirán salario como aprendices. A “por el bien de todos primero los pobres”, AMLO ha añadido “primero los indígenas”.
Destacan por su simbolismo la creación, por decreto presidencial, de la Comisión de la Verdad sobre Ayotzinapa, horrendo crimen impune de desaparición de 43 jóvenes estudiantes, y, medio siglo después de 68, la desaparición del cuerpo de granaderos de la capital, una de las demandas de aquel movimiento. Ambas medidas indican que en el gobierno que inicia no habrá represión a los movimientos populares, hecho inédito en décadas.
Resalta la presencia de una importante representación de jefes de Estado latinoamericanos en la instalación de AMLO, incluyendo entre ellos a los presidentes Miguel Díaz-Canel, de Cuba; Evo Morales, de Bolivia y Nicolás Maduro de Venezuela. Este a contrapelo de grandes presiones de la derecha y de las bocinas mediáticas. Al presentar al primero, AMLO mencionó a la “hermana” Cuba, y lo sentó a su lado en la comida. México, aseguró, no dejará de pensar en Simón Bolívar y José Martí, quienes junto con Benito Juárez nos siguen guiando…
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

¿Pistolas o libros? ¿Kalashnikov o bibliotecas?


rebelion.org

 ¿Pistolas o libros? ¿Kalashnikov o bibliotecas?

 

 


Termina la FIL con un “record en ventas” y en público, según sus organizadores.
Mientras el día miércoles pasado se contabilizaron diez muertos en el área metropolitana de Guadalajara en distintos casos relacionados con la delincuencia común y el narcotráfico la FIL (Feria Internacional del Libro) desarrollaba sin novedad sus actividades.
El contraste es tremendo entre ese mundo exterior tan hostil y sanguinario en el que se desenvuelve la vida cotidiana en una ciudad de 8 millones de habitantes. La FIL es una especie de arcadia feliz donde un grupo minoritario de elegidos dictan catedra a punta de Conferencia magistrales. Parece que estuviéramos más en Europa o EEUU porque aquí los protagonistas son mayoritariamente carapálidas encorbatados y bien perfumaditos.
¿Qué sería de nosotros sin la tutela y liderazgo de esta aristocracia de las artes y las letras?
Estamos en un gran supermercado donde la industria editorial (acuden 800 autores y 20.000 profesionales del libro) lanzan sus ofertas y rebajas como si fuéramos clientes que compran pepinos o tomates: lleve dos libros por uno, el best seller de moda a mitad de precio o las promociones de la última novela de fulanito o de menganito.
La lectura es un arcaísmo que no representa ningún atractivo para el pueblo llano. Los invisibles, los sin voz, ni voto jamás se gastarán doscientos y trescientos pesos en comprar un libro cuando la prioridad es comer o dar de comer a una familia, además de todos los gastos que supone mantenerla. Tortillas, sí; libros, no; frijoles, sí poesía, no. Hay que elegir entre alimentar el cerebro o el estómago que da más el placer.
En México el nivel educacional o intelectual se mide según el color de piel; a mayor blancura, mayor inteligencia. Del seno de las dinastías hereditarias y clanes familiares salen los líderes y caudillos llamados a ocupar los puestos de mayor relevancia en el plano político, cultural, económico o eclesiástico.
Ante la creciente ola de inseguridad es preferible atrincherarse en el bunker de la FIL donde al menos uno está resguardado por policías y militares. Es el colmo que hasta en la cultura se declare el estado de sitio.
Para que en la FIL todo funcione a la perfección es necesario que un ejército de barrenderos, limpiadores, cargadores, camareros o cocineros cumpla a rajatabla con su cometido. Se nota que las castas coloniales de siervos y lacayos aún siguen vigentes.
Sin lugar a dudas la cultura es un privilegio de las clases dominantes. En México la educación es un lujo, y está privatizada. Por el contrario, la educación pública se hunde ante la falta de presupuestos estatales. Que importa. La FIL, sin ningún escrúpulo, se ha gastado millones de pesos en atender a cuerpo de rey a las huestes de literatos, escritores y poetas llegados de los cinco continentes pues se les considera “patrimonio de la humanidad”.
En un país esclavo de la televisión y a los medios audiovisuales, teléfonos celulares, o los artilugios cibernéticos su único destino es el analfabetismo funcional. La alienación tecnológica es tan devastadora y la realidad virtual tan adictiva que la palabra escrita en papel agoniza ante el demoledor avance de Internet, Twitter, Facebook, WhatsApp, Instagram etc. Se twittean ideas o pensamientos con una jeringonza incomprensible donde se revela el nuevo lenguaje del futuro. El hashtags, el trendig topic es lo más leído y lo que mayor influencia crea entre la opinión pública. Se prevé un futuro nefasto para el mundo de los libros ya que en la última década infinidad de editoriales han desaparecido pues no hay capital que las sostenga. La excepción quizás sean los libros cristianos de autorrealización y autoayuda que son los de mayor demanda.
Entre las clases sociales más bajas la cultura representa algo abstracto y sin valor. Es decir, un capricho reservado a las élites pequeño burguesas. El trabajador vulgar y corriente, el lumpen proletariado, después de una dura jornada de trabajo lo que desea es evadirse de ese entorno tan opresivo al que lo somete la rutina diaria. Su vocación no es la de leer libros o estudiar pues nunca ha adquirido tales hábitos. Es preferible dedicarse a la bohemia, gozar, beber, consumir drogas o sentarse frente al televisor contemplando partidos de fútbol, telenovelas o películas de acción, violencia o pornografía. Sobran los garitos, antros y cantinas, faltan bibliotecas, escuelas y universidades.
Se da la paradoja que entre los patrocinadores de la FIL se destacan cervecerías y licoreras (Stella Artois, Tequila Herradura) o sea, que los vicios fomentan las virtudes. También se distinguen por su espíritu “altruista y filantrópico” empresas tales como Coca Cola, hotel Hilton, el País, PRISA o Bancomext.
Por ejemplo, en Guadalajara el periódico más vendido es el “Metro” que capta sus lectores a base de titulares morbosos y amarillistas “Ríos de Sangre” “Hallan docena tétrica” “colgados en el puente” Sus portadas y contraportadas se ilustran con fotos macabras y de bellas modelos semidesnudas. La clave del éxito es explotar a destajo el morbo y la pornografía.
En la FIL los escritores, poetas, artistas haciendo gala de una consumada oratoria nos ilustran con temas relacionados con la sociología, política, antropología, literatura, física, teología, gramática, matemáticas, etc. Los asistentes que abarrotan los auditorios escuchan embelesados los gloriosos discursos que desglosan la trama de sus obras cumbres. No hay nada que discutir, ni mucho menos criticar o contradecir, porque los propios organizadores restringen el uso de la palabra temerosos de que les hagan preguntas capciosas que los pongan contra las cuerdas.
Radio Jalisco emite un flash de última hora: Matan a tiros en Tlaquepaque. Alrededor de las 11:30 de la mañana, se alertó de una agresión a balazos en contra de tres personas en la colonia Las Juntas de San Pedro de Tlaquepaque. De acuerdo a los testimonios recabados por los oficiales, poco antes llegaron sujetos a bordo de una camioneta blanca tras lo que comenzaron a dispararles y escapar posteriormente. Entre tanto en la FIL los poetas subliman de la belleza de las magnolias y el perfume embriagador de las azucenas.
Escritores, funcionarios y burócratas vestidos con finos trajes de paño y haciendo gala de modales exquisitos se dirigen al restaurante del hotel Hilton donde les espera un suculento y merecido banquete.
Ellos pertenecen a esa aristocracia a nómina de la mafia editorial (monopolizada por grupos españoles) , que, que gracias a un eficaz aparato propagandístico, se hacen acreedores de los más preciados galardones y premios literarios.
Las bandas organizadas con su poderoso armamento de todos los calibres mantiene en vilo a la ciudadanía. La novela negra no es ficción sino que hace parte de la más cruda realidad: secuestros, extorsiones, torturas y asesinatos son el pan de cada día. 10 millones de dólares ofrecen de recompensa EEUU por la cabeza del líder de Cartel de Jalisco Nueva Generación, alias don Mencho.
¿Pistolas o libros? ¿Kalashnikov o bibliotecas? Ingenuamente se piensa que la pacificación del país pasa por la cultura y la educación aunque los presupuestos para cumplir dicho objetivo sean muy escasos. Erradicar las infinitas carencias sociales en un país de 130 millones de habitantes donde campean a sus anchas la corrupción y el latrocinio es una titánica misión casi imposible de materializar.
Lo más práctico para salir del estercolero es empuñar un revólver o una ametralladora, es decir, afiliarse al crimen organizado o un cartel narco ¿la bolsa o la vida? Cómo enfrentar desigualdades sociales tan abismales: hambre, exclusión, el desempleo, falta de vivienda, seguridad social, el racismo o la ignorancia. Problemáticas enquistadas desde hace generaciones que no hacen más que generar odio, rencor y venganza. En México el salario mínimo es de 88 pesos diarios (4 euros) una suma indignante que entierra cualquier esperanza en el futuro. Por no hablar de los pobres de solemnidad que ni siquiera salen en las estadísticas.
Y una vez más los titulares de prensa nos estremecen: Agreden policías federales en Tonalá; muere uno. Testimonios relatan que los agresores sorprendieron a los elementos y los atacaron a balazos para después huir.
Las políticas que han aplicado los últimos gobiernos para pacificar el país han sido más punitivas que preventivas: más soldados, más militares, más policías, más cárceles, más morgues y cementerios. Mano dura, sin implementar un plan de paz efectivo que detenga está diabólica espiral de violencia.
El premio Nobel de literatura el turco Orhan Pamuk en la conferencia de apertura confesó “cuando mi hija Ruya y yo vamos a bañarnos al mar soy el hombre más feliz del mundo”. A la mañana siguiente todos los diarios nacionales resaltaron sus declaraciones en primera plana porque México necesita mensajes optimistas.
Siendo las dos de la madrugada del pasado jueves se encontró un cadáver frente a la FIL. Al parecer un carro fantasma atropelló a un motociclista que quedó destripado en el asfalto sin que nadie se atreviera a auxiliarlo. A menos de una cuadra de allí, en el Hotel Hilton, a esa misma hora dormían plácidamente los invitados especiales a la feria que jamás supieron nada de este infausto suceso. Como molestar con los asuntos terrenales a quienes habitan en el parnaso escribiendo las obras maestras que un día alumbrarán el camino de la humanidad.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.