domingo, 20 de agosto de 2017

La guerra ansiada por Israel


elmercuriodigital.net

La guerra ansiada por Israel

 

 

Compartir

La guerra ansiada por Israel

OPINIÓN de Adrian Mac Liman.-
La noticia pasó casi inadvertida: durante su reunión de la pasada semana, el Gabinete israelí decidió prohibir la recepción de las emisiones vía satélite y cable de la televisión qatarí Al Jazeera, alegando su “parcialidad” informativa y la “continua incitación a la violencia” durante los disturbios de la Explanada de las Mezquitas.
El titular de Comunicación israelí, Ayub Kara, no dudó en aportar su granito de arena al poco mediático debate, acusando a los colaboradores (árabes israelíes y palestinos) de la cadena de “apoyar el terrorismo”.
El incidente podría haber quedado circunscrito al ámbito meramente local, si no fuera por la airada protesta formulada, eso sí, a través de los medios de comunicación israelíes, por el jefe de la delegación de Al Jazeera en Jerusalén, quien hizo hincapié en la “connivencia del gabinete Netanyahucon los vecinos árabes autocráticos”, alusión directa a la campaña llevada a cabo contra la emisora por Arabia Saudita, Egipto, los Emiratos Árabes, Bahréin y Yemen tras anunciar la ruptura de sus relaciones diplomáticas con el emirato de Qatar.
Recordemos que el cierre de la cadena – fundada en 1996 por la familia del emir de Qatar – fue una de las exigencias sine qua non planteadas por los saudíes y sus aliados, quienes califican la emisora de “foro extremista” que practica una política de “injerencia en los asuntos internos” de los Estados árabes.
Durante décadas, los israelíes aprovecharon la postura crítica de Al Jazeera para tratar de persuadir a los telespectadores arabofonos israelíes y palestinos de las carencias democráticas del mundo árabe-musulmán. Sin embargo, la presencia de equipos de informadores en Israel y los territorios ocupados acabó planteando serios problemas a la censura del Estado hebreo. De ahí el poco interés en mantener la estructura de la televisión qatarí en suelo israelí.
Pero hay más; mucho más. Israel y Qatar establecieron reacciones comerciales en 1996. En aquel entonces, en Doha funcionaba, al igual que en Teherán durante la época del Sha, una oficina de intereses comerciales, eufemismo que ocultaba su verdadera misión: la representación diplomática. De hecho, Tel Aviv utilizó esta plataforma para establecer contactos discretos con los extremistas de Hamas o con emisarios de países árabes poco propensos a reconocer a la “entidad sionista”. Varios políticos israelíes pasaron por Doha, aprovechando la celebración de conferencias internacionales, ferias comerciales o invitaciones de extrañas fundaciones culturales. Por si fuera poco, Qatar abrió una embajada ante la Autoridad Nacional Palestina en Gaza, cuyo representante diplomático mantiene una línea abierta con autoridades de Tel Aviv. En ese contexto, el cierre de la delegación jerosolimitana de Al Jazeera reviste mayor trascendencia.
¿A qué obedece, pues, el interés de Netanyahu en romper o congelar los lazos con uno de los pocos países árabes que no muestra animadversión alguna hacia el Estado judío? ¿Por qué apuestan los estrategas de Tel Aviv por una hipotética alianza con los saudíes y sus secuaces?
Curiosamente, la respuesta parece estar relacionada con el “nuevo orden” o, mejor dicho, desorden regional inaugurado por Donald Trump. Pero conviene matizar: el actual inquilino de la Casa Blanca no es el artífice de los roces, véase enfrentamientos, entre los sunitas saudíes y los chiitas iraníes, obligados a buscar teatros de conflictos más allá de sus fronteras, ni del caos reinante en un Irak incapaz de curar sus profundas heridas de guerra, ni de la tentación de los kurdos de proclamar la independencia en el exiguo territorio de una región autónoma que linda con Turquía e Irán, ni del expansionismo ideológico o militar de los nuevos otomanos de Ankara.
No, Donald Trump no ha creado los problemas, pero sí los está alimentando. Su innegable comprensión por la argumentación de los aliados saudíes, la hostilidad abierta hacia el país de los ayatolás, su desprecio hacia los árabes (salvo algunos productores de petróleo), está generando un nuevo ambiente, en el cual la opción del “Estado étnico” o religioso, emanante y avalado por las Sagradas Escrituras – Torá, Corán, Biblia – priva sobre el concepto moderno de “Estado-nación” introducido tras el acuerdo Sykes-Picot.
Obviamente, un enfrentamiento entre las grandes corrientes del Islam – sunitas y chiitas – una guerra abierta entre musulmanes, favorecería los intereses estratégicos de otro Estado étnico, Israel, ya que su conflicto con los árabes quedaría relegado en un segundo plano. Sería ésta la guerra ansiada por Israel…
Nada altruista es la actuación de las dos superpotencias, Estados Unidos y Rusia, que se limitan a perpetuar por todos los medios su supremacía en la región.
El tercer actor, la Unión Europea, parece contentarse con controlar, desde Bruselas, París o Berlín, unos incendios que no es capaz ni deseosa de apagar.
Mientras, las alianzas se hacen y deshacen, los protagonistas cambian de bando y las coartadas, tras el cierre de Al Jazeera, solo sirven para ocultar la perspectiva de nuevas y mortíferas guerras.

EL PARTIDO COMUNISTA CHINO TOMA EL CONTROL DE LAS MAYORES EMPRESAS DEL PAÍS


elmicrolector.org

EL PARTIDO COMUNISTA CHINO TOMA EL CONTROL DE LAS MAYORES EMPRESAS DEL PAÍS |

por elmicrolector


Más de 30 compañías estatales chinas cotizadas en la bolsa de Hong Kong cambiaron sus estatutos para poner hincapié en el papel clave del Partido Comunista en su administración.
Pekín defiende que estos cambios permitirán mejorar la eficiencia y la productividad de las compañías, que representan una quinta parte de todo lo que produce el país.
Las empresas aseguran que esta medida tiene como objetivo mejorar la eficiencia y la productividad. Hasta ahora, la voz cantante en la administración de los gigantes empresariales del país la llevaba el Gobierno chino.
https://mundo.sputniknews.com/asia/201708161071617488-china-comite-central-negocios/

¡YA VIENE…! ¡YA VIENE…! EL LOBO IMPERIAL


aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.mx

¡YA VIENE…! ¡YA VIENE…! EL LOBO IMPERIAL


Donald Trump, Lilian Tintori, Mike Pence y Marco Rubio 
¡YA VIENE…! ¡YA VIENE…! EL LOBO IMPERIAL
Popayán, 16 de agosto de 2017
“La revolución es como Saturno, se come a sus propios hijos”.
Algunos analistas han pronosticando la caída inminente de Maduro casi desde que asumió el gobierno. La verdad es que se han equivocado de cabo a rabo y, además, no evalúan por qué sus anuncios no se han cumplido. Ni siquiera se excusan o rectifican.
El gobierno bolivariano también ha jugado con el pronóstico de la intervención armada imperial. Desde los tiempos del golpe de 2002 se ha utilizado ese recurso para estimular el sentimiento nacionalista y buscar una solidaridad de cuerpo. Chávez usó esa táctica varias veces con Uribe, usando su histrionismo con buenos resultados mediáticos.
Igual, los agoreros de la geopolítica global han insistido, desde siempre, en que el gobierno de los EE.UU. puede en cualquier momento invadir a Venezuela, que para eso están las 7 bases militares gringas en Colombia. Y que puede hacerlo a discreción. Su argumento es poner de ejemplo lo ocurrido en Chile y Nicaragua, Libia y Siria.
Sin embargo cada caso es particular y no se puede generalizar. Se debe revisar el país, el entorno, el momento, la oportunidad, las circunstancias internas y externas; todo debe ser analizado para poder tener una idea más fundamentada.
Comparaciones pertinentes
En términos generales y sintéticos nos atrevemos a hacer algunas comparaciones:
Es cierto, por ejemplo, que el ascenso de un gobierno nacionalista en Chile en 1970, en plena “guerra fría”, con una Cuba invencible que se hizo aliada de la URSS, en pleno auge de sentimientos anti-imperialistas en América Latina, era un reto para los EE.UU.
Sin embargo, en Chile el ejército era controlado por coroneles y generales fascistas. Además, el presidente Allende nombró como jefe a su verdugo. El gobierno de los EE.UU. a través de la CIA complotaba con la burguesía, bloquearon la economía y autorizaron el golpe. Hacía parte de su política para América Latina, el Plan Cóndor.
En Nicaragua triunfó la insurrección armada del FSLN. La estrategia imperial tuvo en cuenta el fracaso en Cuba y Vietnam. No hubo intervención directa. La guerra paramilitar utilizó la complicidad de gobiernos vecinos pero al final fue derrotada. Después, la dirigencia sandinista jugó inteligentemente con las elecciones, permitió la elección y el gobierno de Violeta Chamorro pero conservó el poder, ejército y burocracia. Y allí sigue, a pesar de todo.
En Libia, la OTAN tuvo la colaboración de la población de una importante región del país (Bengazi). Ese país siempre estuvo dividido por confrontaciones tribales que fueron estimuladas desde afuera. Las potencias globales –estadounidenses, europeas, rusas y chinas– con intereses en ese país y en la región, en 2011 estaban temerosas frente a la influencia creciente en todo el mundo árabe de las sublevaciones populares de Túnez y Egipto. China y Rusia no vetaron la “intervención humanitaria” en la ONU. Kadaffi era incómodo para todos, fue sacrificado y su país desmembrado. EE.UU. y la OTAN no colocaron un solo soldado en ese territorio, todo lo hicieron con mercenarios “yihadistas”, alta tecnología, ataques aéreos y drones inteligentes.
Y en Siria, la situación es mucho más compleja. Es un lugar estratégico en la guerra geopolítica del mundo. Todos los intereses se concentran allí y todos los caminos se cruzan por su territorio. En Siria existían contradicciones internas muy fuertes entre chiíes y suníes, árabes y kurdos, islamistas y cristianos, laicos y religiosos, amplios sectores populares y un gobierno autoritario. Y sin embargo, Al Assad no ha caído y la guerra se ha ralentizado porque a todos les conviene. Y es claro, Venezuela puede verse involucrada en una situación similar si tenemos en cuenta sus inmensas riquezas y situación estratégica, pero… ¡No todavía!
Las particularidades de Venezuela
En Venezuela existe un pueblo libertario y anti-imperialista, y no es de ahora. La clase dominante fue obligada por el pueblo patriota a nacionalizar la industria petrolera a mediados del siglo pasado (XX). El ejército está fuertemente unido a la cúpula burocrática que está al frente del gobierno, más que por ideología los militares están atados por intereses económicos de coroneles y generales que participan de la dirección de industrias estratégicas, son parte fundamental del partido político (PSUV) que creó el presidente Chávez y muchos de ellos son gobernadores de provincias. Además, a pesar que la población venezolana tiene algunas diferencias de identidad regional e idiosincrasias particulares, en occidente (Táchira y Zulia), centro (Caracas), oriente (Guyana) y sur (Llanos y Amazonía), el espíritu de unidad nacional se impone y no ha surgido, hasta ahora, un movimiento separatista con fuerza y capacidad para ser usado como “cabeza de playa” por fuerzas externas (es un peligro potencial en occidente, pero no inminente). Y, los gobiernos y pueblos de la región rechazan cualquier intervención militar extranjera como lo comprueba la reacción ante los “torpes” anuncios de Trump.
Eso lo sabe el imperio USA. Las amenazas de Trump pueden ser torpezas pero, también,  puede ser una forma de mantener a Maduro atado al poder. Es posible que –a pesar de todo– los grandes capitalistas estadounidenses, por ahora, no estén interesados en un conflicto de marca mayor y, mientras tengan el abastecimiento de petróleo, pueden jugar a largo plazo. Dentro de esa lógica, la oposición golpista interna sólo sería un factor de desestabilización para un gobierno que entre más débil y corrupto, más le sirve a los intereses del capital global. En esa dinámica, los “fuegos artificiales” de Trump solo serían “cantos de sirena” para tener a los Marcos Rubios y a las Ileanas Ross de su lado en el Congreso estadounidense. O sea, bulla para la tribuna mientras sus agentes de negocios obtienen grandes ganancias como pasó con los bonos venezolanos comprados a precio de remate por Goldman Sachs. El resultado es el mismo, arrodillar al gobierno que grita todos los días consignas anti-imperialistas pero paralelamente entrega la riqueza al gran capital a precio de feria.
La ANC, la lógica de supervivencia y el futuro
En cuanto a la respuesta de una parte del pueblo venezolano de otorgarle un apoyo relativo al gobierno de Maduro y a la ANC, parece tener cierta lógica. Un sector lo hace por autodefensa; otro, obligado por las circunstancias de necesidad de empleo o los subsidios gubernamentales; uno más, para castigar a la MUD y su violencia desenfrenada; y unos pocos, por sentimiento genuino de querer salvar la “revolución”.
Ello por cuanto la dirigencia de la MUD no ofrecía nada mejor. Los sectores críticos del chavismo tampoco han aglutinado una fuerza que ofrezca una salida viable. La reacción de mucha gente fue de supervivencia, miedo, rechazo a la violencia y a la intervención extranjera. Tiene su lógica y explicación plausible. Pero, de no resolverse a corto plazo la situación económica, si por el contrario, se agudizan negativamente las condiciones de existencia, la gente puede reventar. Además, si la cúpula burocrático-militar se extralimita en su represión contra los dirigentes de la oposición y de los disidentes, puede hacer crecer la rebelión popular y desencadenar nuevas y explosivas protestas.
Observamos cómo la ANC ha suplantado todos los poderes. Pero, ese organismo corporativo no es el efectivo poder, solo es una especie de “ventrílocuo” del “sexteto”. Ni siquiera hay debate al interior de la asamblea, ya no se guardan ni siquiera las formas, las órdenes de la cúpula burocrático-militar se convierten sin discusión en mandatos constitucionales, y los “poderes instituidos”, actúan de inmediato. Así destituyeron a la Fiscal, nombraron a Tarek “El Inquisidor”, y lanzan a diestra y siniestra decisiones judiciales y administrativas para mostrar quién manda en Venezuela. Quieren meter verdadero terror entre la población.
Las últimas acciones de la ANC y de los funcionarios del gobierno, dejan ver el espíritu de vindicta y de aplastamiento del “enemigo”. A pesar de que lo pretenden ocultar, se les nota el miedo a que el pueblo se dé cuenta de su debilidad y aislamiento. Así, por ese camino, el autoritarismo indigno y criminal va a ir asomando su terrible rostro. Maduro y Cabello quieren emular a Robespierre. ¡La suerte está echada!  

EEUU no puede lanzar una guerra contra Corea del Norte sin sacrificar Japón y Corea del Sur


lahaine.org

EEUU no puede lanzar una guerra contra Corea del Norte sin sacrificar Japón y Corea del Sur

 

 

lahaine.org

La verdadera razón de estas amenazas de guerra nuclear es debilitar y limitar las fuerzas chinas en la economía, en la Ruta de la Seda, en el mar
Análisis de James Petras en CX36, 14 de agosto de 2017. Escuchar: http://www.ivoox.com/analisis-james-petras-cx36-14-audios-mp3_rf_20324524_1.html
Efraín Chury Iribarne: Esta semana estuvo marcada por amenazas de EEUU contra Corea del Norte y la posibilidad de un bombardeo contra Guam. ¿Cómo lo ven allí?
JP: Obviamente hay muchas noticias sobre lo que podría pasar en Asia. Particularmente las amenazas que el presidente Trump ha lanzado contra Corea del Norte. Y debemos decir claramente que EEUU no puede lanzar una guerra contra Corea del Norte sin sacrificar Japón, Corea del Sur y otros protectorados de EEUU como la isla de Guam.
Los consejeros y funcionarios del gobierno de Trump han recibido noticias de los vecinos de que no quieren un enfrentamiento nuclear. Entonces, es mucho bluff, Trump juega como el loco, es una táctica para intimidar a los adversarios. En la época de Nixon, Kissinger decía que utilizaban lo que llamaban las locuras de Nixon para conseguir concesiones de sus adversarios.
Lo mismo pasa hoy en relación con Washington: Trump actúa como el loco, como el extremista que puede lanzar una guerra en cualquier momento; pero los que están controlando las políticas de guerra -el Ministro de Guerra que aquí llaman de Defensa y otros más- dicen que van a mantener la alternativa de una guerra, de un ataque nuclear, que están preparados para un ataque nuclear. Pero eso presume que Corea del Norte va a iniciar una guerra y obviamente Corea del Norte no tiene ninguna intención de lanzar una guerra con consecuencias tan grandes.
Entonces, tenemos una situación dramática, muy militarizada, muy amenazadora, pero es una situación de grandes tensiones, donde los EEUU están aumentando las presiones sobre China, porque la meta original -y es cada vez más evidente- es que los EEUU están tratando de provocar una política agresiva contra China. Hay amenazas cada semana por parte de las fuerzas marítimas y aéreas contra China. Ahora hablan de aumentar las sanciones en EEUU y restringir las inversiones de China.
Entonces, lo que podríamos decir es que hay dos cosas en juego ahora: una es las amenazas, la escalada bélica contra Corea del Norte utilizando cualquier ejercicio de Corea del Norte; y eso podría ser el primer paso. Pero la verdadera razón de estas amenazas de guerra nuclear es debilitar y limitar las fuerzas chinas en la economía, las extensiones marítimas de China y particularmente el comercio y la infraestructura que está construyendo en la Ruta de la Seda.
Eso es lo básico. Ahora, diciendo eso debemos reconocer que en cualquier momento una de las locuras de Trump se puede hacer realidad; que por algún pretexto decidan atacar a Corea del Norte. Eso no está excluido. Eso podría pasar. Pero yo creo que las posibilidades son bastante distantes, por eso no debemos excluirlo y presionar para la paz en todo el mundo, particularmente los propios coreanos.
No hay que olvidarse que Corea del Norte tiene razón: el 30% de la población Norcoreana murió en la guerra de los '50; es decir más de once millones de coreanos murieron por las guerras norteamericanas que destruyeron totalmente 48 ciudades. Entonces, Corea del Norte tiene razón para protegerse cuando casi todas las familias sufrieron muertes por los ataques aéreos de EEUU en la guerra anterior.
EChI: El Reino Unido dice que está obligado a enfrentar a Corea del Norte si Kim Jong dispara misiles contra EEUU. O sea, Gran Bretaña está dispuesta a entrar en esa guerra.
JP: Si porque Inglaterra busca algún camino hacia mejores relaciones comerciales con los EEUU después de salir de la Unión Europea. Entonces, debemos interpretar eso. Es inútil en una confrontación con Corea del Norte, Inglaterra no tiene intereses allí. No hay un factor económico importante para Corea ni para Inglaterra. En segundo lugar, Inglaterra no ha lanzado ninguna amenaza contra China que es el verdadero objetivo de Washington. Y tercero, yo creo que Inglaterra es un poder de tercera categoría en Asia en estos momentos. No juega el mismo papel que Japón, mucho menos que India, y menos incluso que Australia. Entonces, son simplemente declaraciones folclóricas por parte de Theresa May, la Primera Ministra del Reino Unido.
Podemos agregar que el presidente francés Macron también hizo declaraciones favorables a Trump. Pero tampoco Francia tiene gran presencia en Asia e incluso está firmando pactos con China mientras habla con Trump.
EChI: La situación en Brasil en estos momentos es impresentable y nadie sabe el rumbo que tomará el gigante sudamericano rumbo a las elecciones del 2018.
JP: Es una situación bastante confusa, porque de un lado el presidente Temer quiere profundizar la privatización de la economía, profundizar las medidas contra los salarios, las pensiones, la seguridad social, etc. Pero no tiene ningún apoyo popular, es un chico expiatorio porque una vez que apruebe estas leyes lo van a echar. Washington tiene todo el poder en Brasil, como nunca en la historia.
Podríamos decir que las oligarquías en Brasil están con viento favorable, la Bolsa ha crecido con todas las propuestas de Temer, pero políticamente es un gobierno muy débil, es un gobierno que no se puede sostener. Pero la oposición es más débil todavía, no hay grandes movilizaciones, hubo una huelga general muy limitada, los sindicatos siguen protestando pero no logran poner detrás a las grandes mayorías. Entonces, como decía, tenemos una situación muy confusa. Medidas reaccionarias, gobierno insostenible, pérdida de soberanía, oposición popular extendida, pero la movilización, la organización y la lucha desde abajo todavía no han tenido el impacto que deben tener para paralizar el proceso y mucho menos echar el gobierno.
Hay muchas variables que están afectando al Brasil al mismo tiempo, todas negativas, no hay un sistema político democrático que esté funcionando, pero tampoco la economía está dando una recuperación sostenible y finalmente Brasil ha perdido mucho de su histórica soberanía e independencia. Ese es otro factor que debemos reconocer. Brasil ha perdido su poder en América Latina en este momento, por la confusión, contradicciones y conflictos internos.
EChI: Bien Petras, como siempre estos minutos finales los dejamos para que nos comentes otros temas en los que estés trabajando.
JP: Bien. Hay tres temas que quiero tocar. Primero quiero hablar de lo que hemos visto en todos los medios de comunicación en EEUU y en América Latina, curiosamente con grandes portadas en los de derecha. Me refiero a la movilización y confrontaciones de este fin de semana en el Estado de Virginia, en el pueblo Charlottesville. Es una protesta, una confrontación, entre fascistas y antifascistas.
Pero se da una confusión. Hay fascistas involucrados, no hay dudas, pero son una minoría de los derechistas. Hay un sector conservador que quiere preservar la memoria de la Confederación esclavista; hay otros grupos que son simplemente trabajadores reaccionarios, simpatizantes de Trump. Pero los medios quieren enfatizar que la violencia viene del lado de los fascistas y sus aliados, aunque también la violencia viene de los antifascistas, que asímismo son una mezcla: hay anarquistas, hay progresistas, hay del Partido Demócrata, hay liberales, etc. Entonces todo el conflicto que los medios de comunicación presentan como una lucha entre fascistas y antifascistas es falso; esos son simplemente algunos elementos.
Ahora, debemos reconocer que es una señal del deterioro político del país, tanto los opositores y los que se llaman antifascistas, buscan un golpe de Estado para tumbar a Trump. Y los fascistas obviamente, los que están involucrados, también buscan una transformación reaccionaria. Entonces, la política en EEUU no representa simplemente a las fuerzas progresistas que quieren confrontar a los fascistas; atrás de ellos también están los que quieren utilizar a estos elementos como medidas para tumbar el gobierno de Trump.
Y una cosa vinculada con toda la distracción sobre cuántos son los fascistas, podemos decir que en todo el país serán unos veinte mil personas activas, entre 330 millones no es una gran cosa. Pero también es una distracción sobre el enorme impacto en EEUU que tiene la epidemia de opiáceos que ha afectado más de un millón de personas actualmente y que se puede multiplicar más, que está causando deterioro en la vida de los trabajadores y obliga al gobierno de intervenir. Y Trump hizo una declaración importante, al proclamar una emergencia nacional por el problema de las adicciones. Eso no recibe la misma publicidad porque afecta en su mayoría a los trabajadores que no tienen tratamiento médico. Y porque el sistema está controlado por las grandes empresas farmacéuticas, los médicos y otros sectores reaccionarios.
Finalmente quiero comentar las amenazas contra Venezuela. Trump anunció que existe la posibilidad de intervenir militarmente en Venezuela, pero eso no es serio, es otra vez una amenaza, es una publicidad para conseguir atención y representa una política que esconde la verdadera subversión norteamericana que está dirigida por los grupos opositores al gobierno de Nicolás Maduro. Es decir, en estos momentos las amenazas vienen de la interna.
Las declaraciones de Trump, se sabe que van a fortalecer su apoyo en EEUU, pero ningún gobernante de América Latina va a apoyar una intervención militar norteamericana porque hay una enorme mayoría de la población que recuerda lo que significan las invaciones. Incluso gobiernos de Brasil, Colombia, han dicho que no lo van a apoyar y que están en contra de cualquier intervención militar. No sé si el secretario general de la OEA, Luis Almagro, que es tán servil, podría incluso subirse al tren para evitar quedar como el único chiflado con los EEUU.
El Mercosur está en contra de la intervención militar pero eso también esconde una realidad, que es que el Mercosur y los otros cipayos de los norteamericanos están apoyando las medidas políticas y económicas contra Venezuela que no reciben tanta oposición en sus países como una intervención militar. Entonces, tenemos un panorama importante donde Washington con Trump toma la posición más extrema para facilitar que los gobiernos derechistas latinoamericanos puedan seguir en el camino de agresión política, económica y diplomática contra Venezuela, que está en pie de lucha.
Extractado por La Haine

SUECIA Y SU TEORÍA DEL "AMOR"


apocalipsisyactualidad.blogspot.mx

SUECIA Y SU TEORÍA DEL "AMOR"

 

 

_____________________________
Publico
Suecia, en caída libre hacia un “aburrimiento absolutamente inimaginable”
En la película documental La teoría sueca del amor el cineasta Erik Gandini recorre el camino que ha realizado el país escandinavo hacia su ideal de independencia y señala los inesperados e infelices resultados de este viaje, al tiempo que desvela el verdadero secreto de la felicidad.
Uno de cada dos suecos vive solo. Uno de cada cuatro suecos muere solo… y nadie reclama su cuerpo. La persecución del ideal de independencia, que se inició con un manifiesto político en 1972 (La familia del futuro: una política socialista para la familia), se ha conseguido.
Los resultados, sin embargo, no son los esperados. El cineasta italo-sueco Erik Gandini repasa este viaje hacia ‘la soledad’ de uno de los países más ricos del planeta en su película La teoría sueca del amor (El Documental del Mes). Reconocida en varios festivales internacionales, en ella se desvela el verdadero secreto de la felicidad.

Imágenes en blanco y negro de un país que había conseguido ya en los años setenta el bienestar económico deseado dan comienzo a esta película, una autocrítica de la sociedad del bienestar, en la que Gandini se permite un sentido del humor muy especial, un poco de cinismo y una narrativa no del todo convencional. 
Todo ello para concluir lo que siempre hemos oído, que el dinero no hace la felicidad. “No es verdad que la felicidad signifique una vida libre de problemas. Una vida feliz implica tener que superar los problemas (…) Hacer frente a los retos, lo intentas y te esfuerzas. Y entonces llegas al momento de felicidad cuando ves que has podido controlar los retos del destino. Y es justamente esto: la felicidad de haber superado las dificultades (…) lo que se pierde cuando crecen las comodidades”, sentencia hacia el final del filme el respetadísimo sociólogo polaco Zygmunt Bauman.

 

Esperma por correo
La teoría sueca del amor presenta aquel ambicioso manifiesto elaborado en el gobierno de Olof Palme y en el que se apostaba por despegarse de las estructuras familiares anticuadas y buscar la independencia, “el valor más sueco de todos”. “Había llegado el momento de liberar a la mujer del hombre, liberar a la gente mayor de sus hijos, liberar a los adolescentes de sus padres elaborando un manifiesto La familia del futuro”, dice el narrador de la película. La idea era que ningún adulto dependiera económicamente de ningún familiar. “El principio es muy simple: cada individuo debe sentirse como un ente autónomo y no como un apéndice de su cuidador. Y para lograrlo hace falta crear las condiciones económicas y sociales. Y a partir de ahora solo las relaciones auténticas nos mantendrían unidos”.
Cómo podríamos saber si una pareja está junta voluntariamente si la mujer depende de su marido? La persecución de esa independencia parecía absolutamente lógica, sin embargo, los suecos, en su afán de conquistarla, no pusieron freno al llegar a la meta. Una de las primeras consecuencias de su victoria fue el creciente número de mujeres que acudían a los bancos de esperma para tener hijos sin necesidad de mantener una relación. El banco de esperma más grande del mundo, una empresa danesa, envía por correo el líquido seminal para su aplicación casera. Las mujeres suecas son sus mejores clientas. La actividad de esta compañía sigue creciendo y el dueño de la firma hoy se pregunta: “¿Dónde estará el hombre en el futuro?”. 

"La soledad está en alza"
“En el mundo occidental puedes ocuparte de ti mismo como si fueras el proyecto más importante del mundo”, continúa el narrador de La teoría sueca del amor, que sigue este viaje atendiendo a todas las personas que mueren solas. Una agencia estatal se ocupa de buscar a los familiares de los fallecidos a los que nadie reclama. “Se pasaría el día solo ante el ordenador, ordenando transferencias entre sus propias cuentas. Me pregunto cómo es que somos tan infelices si nadamos en la abundancia. No tienes a nadie que te abrace mientras lloras, solo un formulario que rellenar”, dice una de las trabajadoras de este organismo, que da en el clavo cuando afirma: “La soledad está en alza. El ansia de independencia nos ha deslumbrado”.
Los refugiados sirios que son acogidos en Suecia se preguntan: "¿Dónde están los suecos? No hay manera de conocerlos".
En el lado opuesto se encuentran los refugiados que son acogidos en Suecia y que después de solo unos días en el país se preguntan desconcertados “¿dónde están los suecos? No hay manera de conocerlos”. Nhela, una mujer de origen sirio, enseña a los recién llegados cómo deben comportarse en su nueva casa. “A los suecos les gustan las respuestas cortas”, les explica, o “pueden estar casados, vivir en pareja sin estarlo o estar juntos, pero viviendo separados”, o “es fundamental la puntualidad”… Estas mujeres y hombres tardan una media de siete años en encontrar trabajo y el mismo tiempo en integrarse en la sociedad.

"El vacío de la vida"  La teoría sueca del amor revela la existencia de grupos que se han ido a vivir a los bosques en comunidad buscando la felicidad que no tenían, pero también muestra las batidas de voluntarios que buscan a personas desaparecidas todos los fines de semana y los elevados índices de suicidios que se registran.
La nueva vida del doctor Erichssen, un cirujano sueco hoy en un hospital de campaña en Etiopía – “aquí he encontrado un sentido a la vida”-, y las palabras del célebre sociólogo polaco Zygmunt Bauman terminan, finalmente, por despejar la clave de la verdadera felicidad. “Los suecos han perdido las habilidades de la socialización. Al final de la independencia no está la felicidad, está el vacío de la vida, la insignificancia de la vida y un aburrimiento absolutamente inimaginable”.
Fuente: http://www.publico.es/culturas/suecia-caida-libre-hacia-aburrimiento.html 

 _____________________________


"La teoría sueca del amor: el triunfo del estado del bienestar" (2015)



_____________________________
AyA
Todo puede usarse para el bien como para el mal.
Que esta información este siendo difundida justamente en estos tiempos, que pocas personas en el mundo conocían, nos lleva a sospechar que la están usando posiblemente para la justificación de la finalización del "estado de bienestar"... quieren culminar con ese proceso, para llevarnos hacia el otro extremo... un extremo el cual y según la élite, es mucho mas saludable para nosotros y para el medio ambiente... un estado social-comunista-nazi...

Científicos afirman haber resuelto el enigma del origen de la vida en la Tierra


codigooculto.com

Científicos afirman haber resuelto el enigma del origen de la vida en la Tierra – Código Oculto

 

 


Un equipo de científicos afirma haber resuelto uno de los mayores enigmas de la humanidad: ¿de dónde salieron los seres vivos que pueblan el planeta Tierra?
Según el investigador principal del proyecto, Jochen Brocks, de la Universidad Nacional de Australia (ANU), el secreto está en una expansión de algas ocurrida hace 650 millones de años. Este cambio permitió la evolución de la vida animal.
De no ser por eso, no estaríamos aquí”, dijo Brocks.
Aunque las formas de vida sencillas han existido en nuestro planeta desde hace miles de millones de años, hace más de 650 millones de años, los pobladores de la Tierra eran en su mayoría virus, bacterias y criaturas de células múltiples tempranas.
No obstante, las condiciones de congelación que convirtieron la Tierra en una gigantesca bola de hielo hace unos 700 millones de años también pulverizaron las cordilleras y, al derretirse los glaciares 50 millones de años más tarde, el polvo de las montañas se mezcló con el agua de los mares y océanos recién formados, donde las algas azules prosperaron. Es así, según los investigadores, como se inició un proceso evolutivo que condujo al surgimiento de los animales y los seres humanos.
Los científicos australianos llegaron a esta conclusión después de investigar la composición de las rocas de la zona de Australia Central. Los minerales tenían 650 millones de años y resultaron estar llenos de moléculas de antiguas algas.
Brocks aclaró que los niveles extremadamente altos de nutrientes en el océano y el enfriamiento de las temperaturas globales hasta niveles más aptos para la vida crearon las condiciones perfectas para la rápida propagación de estas algas. Esta expansión facilitó la transición de unos océanos dominados por bacterias al surgimiento paulatino de formas de vida más complejas.
El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature.

Las sanciones contra Corea del Norte dependen de la banca global


attac.es

Las sanciones contra Corea del Norte dependen de la banca global

 

 


Las sanciones contra Corea del Norte dependen de la banca global


Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España
Dejemos a un lado por unos momentos la incertidumbre y el desasosiego que suscitan las declaraciones belicosas de los impresentables Donald Trump, actual presidente de los EEUU, y Kim Jong-Un, Líder Supremo y presidente de la República Popular Democrática de Corea, más conocida como Corea del Norte. Y la gran interrogante que vemos reflejada en los medios de comunicación internacionales podemos enunciarla así:
¿Contribuirá la presión de las sanciones económicas a que Corea del Norte reduzca su arsenal nuclear y se someta al control internacional superando el latente conflicto bélico?  .
A propuesta de los EEUU y con los votos favorables de China y Rusia, el sábado 5 de agosto de 2017, los quince Estados miembros del Consejo de Seguridad de la ONU acordaron por unanimidad la imposición de nuevas sanciones económicas y financieras a Corea del Norte para castigar al régimen autoritario por el desarrollo de misiles balísticos intercontinentales, que podrían trasladar cabezas nucleares miniaturizadas hasta Japón e incluso a los EEUU. Como todas las anteriores, el objetivo fundamental de estas medidas económicas, sigue siendo suprimir la financiación exterior del amenazante programa nuclear norcoreano, que se considera estratégicamente que afectará más a los intereses de la élite dirigente que a la depauperada población.
Porque el problema de fondo es que durante más de una década el Consejo de Seguridad ha venido intentando con escaso éxito ahogar la financiación del programa nuclear norcoreano acordando sanciones económicas al régimen de Kim Jong Un, que han abarcado desde restricciones el comercio de armamento y a los servicios financieros hasta las exportaciones. Durante décadas se ha intentado cancelar la financiación de los programas nucleares y de misiles intercontinentales, cortando los lazos con el sistema bancario global como prioridad clave. En consecuencia, a todos los países miembros de la ONU y las compañías basadas en sus territorios se les prohibía prestar servicios financieros a Corea del Norte, un país al que sin embargo se le ha tolerado el desarrollo de un inquietante programa nuclear y balístico. Hace unos meses un informe de la ONU publicado detallaba el fracaso de las medidas, revelando pruebas de que Corea del Norte estaba utilizando redes de compañías pantalla para obtener acceso a los bancos globales. . Y es que la cruda realidad señala que el asunto de las sanciones económicas internacionales contra países, remite a los abusos y libertades que el sistema financiero internacional concede a los grandes bancos globales, que les permite transgredir la legislación internacional.
Las sanciones económicas son una alternativa a la fuerza militar
Para comprender todo el alcance de las infracciones en materia de legislación sobre política exterior y seguridad nacional cometidas por los grandes bancos, como en los casos del BNP, Standard Chartered Bank, Commerzbank y muchos otros, hemos de tener presente que determinados gobiernos y organismos multinacionales imponen sanciones económicas internacionales para tratar de alterar las decisiones estratégicas de determinados Estados y entidades no estatales que amenazan los intereses de un Estado o asociaciones de Estados o infringen las normas internacionales de comportamiento. Los críticos dicen que las sanciones están a menudo mal concebidas y rara vez tienen éxito en lograr el cambio de la conducta del país o países a quienes van destinadas, mientras que los partidarios sostienen que se han vuelto más eficaces en los últimos años y siguen siendo una herramienta esencial de la política exterior. Las sanciones se han convertido en la característica definitoria de la respuesta occidental a varios desafíos geopolíticos, incluyendo el programa nuclear de Irán o de Corea del Norte y de la intervención de Rusia en Ucrania. ([i])
La banca global hace negocios con las sanciones económicas contra países
El Financial Times atribuía a un alto ejecutivo del banco británico Standard Chartered la exclamación: “¡Jodidos americanos! ¡Quienes sois vosotros para decirnos al resto del mundo que no vamos a comerciar con los iraníes ¡”. Con ella se evidenciaba lo que piensan y sienten gran parte de los altos ejecutivos de los megabancos globales frente a la política de sanciones económicas contra ciertos países que imponen los EEUU, la UE, la ONU u otros organismos internacionales a la comunidad internacional. Porque para la gran banca globalizada, impulsada por el lucro puramente financiero y cada vez más desvinculada de las economías productivas, reales, las sanciones económicas internacionales se presentan como interferencias frente a las operativas financieras y las prácticas comerciales habituales. De ahí que con frecuencia aquellas sean ignoradas, cuando no burladas aprovechando en ocasiones los posicionamientos políticos de aquellos gobiernos de países que no las comparte y no las secundan.  Y la condena del BNP Paribas en 2015 prueba esa actitud del sector.
Los grandes bancos de alcance mundial tienen un peso decisivo en el éxito o fracaso de la política de sanciones económicas contra países que suponen una amenaza para la comunidad internacional, los EEUU o la UE. Hoy por hoy las sanciones económicas, en particular,  son un instrumento de la política internacional, particularmente de la ONU, los EEUU, la Unión Europea y otros grandes Estados o entidades internacionales. Las sanciones económicas se definen como la restricción total o parcial del comercio habitual y de las relaciones financieras con fines de política exterior y de seguridad.
Y actualmente, en el entorno de unas relaciones económicas entre países dominadas por unos mercados financieros globales, la cooperación de los grandes bancos de ámbito mundial resulta clave para la aplicación efectiva y el logro de los objetivos previstos para esas políticas internacionales de sanciones económicas. La experiencia nos muestra que esa cooperación brilla por su ausencia en numerosos casos en los que se demuestra que el lucro comercial o financiero se impone sobre las consideraciones de estrategia política de los Estados por importantes que sean, como prueba el cuadro adjunto que registra los casos más relevantes de trece grandes bancos, con sede en diversos países del mundo desarrollado, que han infringido la legislación de sanciones internacionales de los EEUU siendo objeto de las correspondientes sanciones pecuniarias; ocupando el primer puesto el caso mencionado del banco francés BNP Paribas

La condena pactada del BNP Paribas por sus negocios ilegales
Son numerosos casos de bancos globales sancionados por sus negocios que transgreden la legislación internacional sobre este asunto.  El 1 de mayo de 2015, el juez federal del Distrito Sur de Nueva York, Lorna Schofield, confirmaba la condena pactada del banco francés BNP Paribas, con sede en Paris, con una penalización económica de casi 9.000 millones de dólares, una cifra record, aplazando las acusaciones criminales por haber mantenido negocios financieros con Sudan, Irán y Cuba, países bajo sanciones económicas internacionales. Un mes antes, el 3 de abril, otro juez federal del Distrito de Columbia, Beryl Howell, aprobaba formalmente un acuerdo de enjuiciamiento diferido entre el gobierno de EEUU y Commerzbank AG, que obligaba al banco alemán al pago de 1.450 millones de dólares quedando aplazadas durante tres años las acusaciones criminales por haber transferido ilegalmente fondos a Irán y Sudan vía EEUU, entre otros hechos delictivos. Y en años anteriores, otros grandes bancos como ING con sede en Amsterdam, los británicos HSBC, Standard Chartered Plc, Lloyds TSB Bank Plc, Barclays, el suizo Credit Suisse AG  y otros habían aceptado penalizaciones económicas menores por hechos delictivos que suponían infracciones de las sanciones internacionales a ciertos países.
Destaca el escandaloso caso del BNP Paribas que resulta muy significativo, porque ha sido la primera vez que un banco global se declaraba culpable del quebrantamiento de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos con un volumen de operaciones internacionales muy importantes durante varios años; por lo que es un caso paradigmático del comportamiento inmoral e ilegal de los bancos globales. La cuestión de fondo es la frecuencia con que los grandes bancos quebrantan con sus negocios financieros mundiales las medidas sancionadoras contra países por razones puramente comerciales, revelando una autonomía y libertad de acción que se imponen sobre las organizaciones internacionales y los gobiernos más poderosos del planeta y resultando en gran medida impunes esas acciones ilegales
Resulta ilustrativo el análisis, aunque sea somero, de la complejidad que implica demostrar los comportamientos ilegales de la gran banca a nivel internacional. Realizadas una serie de investigaciones por las autoridades estadounidenses durante años, el procedimiento sancionador del BNP tuvo dos fases;  En primer lugar, en 2014 el BNP Paribas firmaba una declaración de culpabilidad (plea agreement) ante las autoridades estadounidenses. Y, en segundo lugar, un año más tarde de ese reconocimiento pactado de los hechos delictivos, era ratificado por la sentencia condenatoria del tribunal neoyorquino de mayo de 2015.
Casi un año antes de la sentencia, el 30 de junio de 2014, el entonces Fiscal General de los EEUU Eric Holder, comunicaba en rueda de prensa la presentación al tribunal del Distrito de Manhattan en la ciudad de Nueva York de una información criminal contra el BNP Paribas, uno de los bancos más grandes del mundo, acusándole de conspirar desde hacía mucho tiempo con otras entidades para la violación deliberada y repetida de las sanciones estadounidenses contra los citados países de Sudán, Irán y Cuba; manteniendo negocios con entidades financieras radicadas en estos países y otros, habiendo practicado durante años un plan complejo y agudo para mover ilegalmente miles de millones a través del sistema financiero estadounidense en nombre de entidades sancionadas. ([ii]) Añadía que esas acciones representaban un quebrantamiento grave de la legislación estadounidense. Y las sanciones, que son una herramienta clave en la protección de los intereses de seguridad nacional de EEUU, sólo funcionan si se aplican estrictamente; si las sanciones han de ser efectivas, las violaciones deben ser castigadas. Y el Fiscal general afirmaba que los bancos que proyectan hacer negocios con las violaciones de las sanciones de Estados Unidos,  debían pensarlo dos veces porque el Departamento de Justicia no iba a mirar hacia otro lado.
En esta declaración pública ante la prensa, el Fiscal general (de la Administración Obama) resumía los hechos que el propio banco había reconocido. A través de prácticas ilegales generalizadas, el BNP a sabiendas gestionó cientos de millones en transacciones ilícitas en dólares estadounidenses que implicaban a una compañía controlada por un grupo energético con sede en Teherán y propiedad en su totalidad de un ciudadano iraní. Asimismo, el banco también había procesado miles de transacciones por un importe total de más de mil millones con entidades sancionadas en Cuba. Y el BNP había permitido al Gobierno de Sudán y las instituciones relacionadas el acceso al sistema financiero estadounidense, la participación en miles de millones de dólares en transacciones ilegales. Aunque era sabido que el gobierno sudanés apoyaba  el terrorismo, participaba en abusos contra los derechos humanos, e incluso, según le constaba al propio banco, había sido anfitrión de Osama ben Laden y había negado la intervención de las Naciones Unidas en Darfur.
Darfur es el nombre de un lamentable desastre humanitario resultado del triste conflicto armado en la región de Darfur, en Sudán, alimentado también por ese afán de lucro del capitalismo sin escrúpulos. A pesar de los sangrientos conflictos internos y externos, un país africano escasamente desarrollado como Sudan pero con importantes recursos naturales, particularmente petróleo, siguió atrayendo capital extranjero con la colaboración de los grandes bancos globales, como ejemplifica este caso del banco francés BNP Paribas.
El BNP llegó hasta el extremo de planificar la ocultación de transacciones prohibidas, cubrir sus pistas, y engañar a las autoridades estadounidenses. Había utilizado “pagos de cobertura” para ocultar la participación de las entidades sancionadas en las transacciones que se procesaron a través de Nueva York y en otros lugares en los Estados Unidos. Habían trabajado con los socios y filiales en todo el mundo para estructurar las transacciones de manera innecesariamente complicados, utilizando sofisticadas técnicas que servían a propósitos comerciales ilegítimos, pero que les permitió oscurecer la realidad y era que esas transacciones violaban la ley y ante todo no deberían haber sucedido.
Todas estas actividades referidas habían continuado durante años, a pesar de las reiteradas indicaciones y advertencias que la conducta del Banco violaba los embargos decretados por los Estados Unidos y de  la ONU. Por tanto, el BNParibas había socavado significativamente las sanciones económicas de larga data de Estados Unidos, en muchos casos, en detrimento de los intereses de seguridad nacional del país. Y después de años, de extensas investigaciones exhaustivas por parte del Departamento de Justicia y la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Nueva York, el Fiscal general anunciaba que se llevaba a cabo la rendición de cuentas de banco. Y el BNP Paribas sería declarado culpable por los tribunales de conspirar para violar las sanciones de Estados Unidos, basándose en la admisión de una declaración de hechos que detallaba la extensa conducta ilegal esbozada antes.
[i] Jonathan Masters, What Are Economic Sanctions?. Council of Foreign Relations, 8/4/ 2015 en http://www.cfr.org/sanctions/economic-sanctions/p36259
[ii] Attorney General Holder Delivers Remarks at Press Conference Announcing Significant Law Enforcement Action. Washington, DC.United States .Monday, June 30, 2014 en http://www.justice.gov/opa/speech/attorney-general-holder-delivers-remarks-press-conference-announcing-significant-law
Publicado en LA EUROPA OPACA DE LAS FINANZAS
ATTAC España no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

MEDIO ISRAELÍ AFIRMA QUE SIRIA ESTÁ CONSTRUYENDO UNA FÁBRICA DE MISILES SCUD

argentinatoday.org

MEDIO ISRAELÍ AFIRMA QUE SIRIA ESTÁ CONSTRUYENDO UNA FÁBRICA DE MISILES SCUD – argentinatoday.org



El Canal 2 de la televisión israelí, afirma tener pruebas de que Siria está construyendo una fábrica de avanzados misiles Scud en el norte de su territorio, basándose presuntamente en fotos tomadas por el satélite israelí Eros B cerca de la localidad costera mediterránea de Baniyas, en el noroeste de Siria.
Las fotografías de satélite mostrarían la construcción de una planta subterránea para la producción de misiles avanzados de largo alcance Scud, capaces de alcanzar Israel y en cuya sofisticada construcción, habrían participado expertos iraníes que operan en Siria.
http://www.hispantv.com/noticias/siria/350631/israel-fabrica-misiles-scud-iran
Fuente:https://elmicrolector.org/2017/08/16/medio-israeli-afirma-que-siria-esta-construyendo-una-fabrica-de-misiles-scud/

Las mujeres sabemos pelear: la cultura como campo de batalla


ctxt.es

Las mujeres sabemos pelear: la cultura como campo de batalla

 

 

Nuria Alabao

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Voy a empezar confesando que me emociono con las series o las películas protagonizadas por mujeres fuertes, superheroínas de todo pelaje, y más cuando implican artes marciales y alguna que otra buena pelea como Wonder Woman. Sé que quizás es un poco simplón, pero, además del disfrute elemental que me produce verlas, me alegra que mi sobrina tenga modelos distintos sobre lo que significa ser mujer y, quizás, más fácil ser fuerte cuando le toquen momentos difíciles –puede que por el mismo hecho de serlo– o cuando –ojalá– sienta la necesidad de luchar contra una injusticia.
Por más luchadoras y aguerridas que sean las mujeres en el cine, parece que sea imperativo pelear con ropa escasa y tendiendo a sexy. La mayoría todavía están rodadas para satisfacer la mirada masculina heterosexual
A veces –ya en la cúspide de lo sublime– buenas peleas, barcos piratas o superpoderes son compatibles con tramas complejas, diálogos interesantes y personajes femeninos potentes y capaces de evolucionar. Por ejemplo, en series como Black Sails, Penny Dreadful, WestWorld o Game of Thrones, The Handmaid’s Tale, entre otras muchas y por distintos motivos. De hecho, creo que ahora me es imposible ver una película con personajes femeninos como los de los ochenta: mujeres guapas que constantemente necesitan ser rescatadas, que gritan mucho cuando viene el monstruo y para colmo entorpecen el camino del héroe, modelo Indiana Jones. Haced la prueba, recuperad una de acción de esa época y tratad de no indignaros o aburriros.
Putas, santas o madres versus heroínas ligeras de ropa
Por mucho tiempo, el cine hegemónico ha tendido a representar a las mujeres mayoritariamente como víctimas necesitadas de la ayuda masculina; en el estereotipo social que implica sumisión, resignación y debilidad, o en personajes relacionados con nuestro papel de cuidadoras y “reinas del hogar”. (También en su reverso perverso –ese capaz de afirmar el otro por negación–: la mala pécora, la puta que supone un obstáculo más para el héroe). Por suerte, esas imágenes están cambiando, o al menos ahora hay muchas otras representaciones en juego. Aunque todavía sorprende la cantidad de violencia machista y agresiones sexuales que son filmadas continuamente. ¿De verdad hacen falta tantos detalles horribles? ¿Qué aportan a las historias? A cada vez más mujeres –y ojalá hombres– nos resulta no solo innecesario, sino que nos provoca rechazo. Mientras que las de mujeres fuertes capaces de entrar en acción o defenderse a sí mismas suponen un soplo de aire fresco.
Pero por más luchadoras y aguerridas que sean las mujeres en el cine, parece que sea imperativo pelear con ropa escasa y tendiendo a sexy. La mayoría todavía están rodadas para satisfacer la mirada masculina heterosexual. Apenas se muestran otros modelos de cuerpos que los que impone el estricto estereotipo de belleza de la industria cinematográfica. En esto, por ejemplo, parece que hemos retrocedido y el estándar es cada vez más exigente, las mujeres más recauchutadas, sus cuerpos más delgados a la par que curvilíneos. Quizás es el peaje que nos hacen pagar por poner mujeres encabezando repartos, que los hombres, al menos, puedan ver buenos culos.
En el cine, para que haya implicación emocional, los guionistas tratan de que nos identifiquemos con los personajes principales. Hasta hace muy poco, el género de aventuras y todo lo que implicase acción estaba sistemáticamente protagonizado por hombres. Las mujeres llevamos tiempo acostumbradas, pues, a esa función de desplazamiento, de extrañamiento que ya ni notamos. Sin embargo, para los hombres es relativamente nuevo. Al fin y al cabo, el universal en occidente, tanto en el lenguaje, como en la representación del ciudadano –el sujeto político de la democracia liberal–, siempre ha sido masculino. (Lo que tiene graves consecuencias no solo en el ámbito de la representación, sino también en el de la política y, por tanto, en el de la igualdad material).
En el cambio que se está produciendo en el cine, algo tiene que ver que cada vez hay más mujeres que se abren paso como guionistas y directoras. Este es el caso de Jessica Jones, que para mí es una serie feminista impecable. Mediante una superheroína de Marvel, elabora el tema del amor como dominación y temas espinosos como la violación o el maltrato en la familia. Lo que realmente salvará a la protagonista no será el amor romántico, la familia o un héroe masculino, sino la sororidad o el hermanamiento entre mujeres y el sentido de mutua responsabilidad que te vincula a las demás y que a la vez te sostiene: un principio fundamental del movimiento feminista. Me parece importante además, porque la sororidad, la amistad fuerte entre mujeres, al contrario que la fraternidad, no es un tema habitual en el cine, que nos acostumbra a representar como compitiendo entre nosotras, sobre todo por hombres.
La batalla de los signos
Muchas veces al salir del cine, feliz por estos avances, tengo una discusión recurrente con un amigo aguafiestas que siempre me cuestiona la capacidad de cambio real que pueden aportar producciones de la industria del espectáculo. “Un producto de consumo más”, dice mi amigo, “un mercado donde todos los significantes son equivalentes: ya sea la emancipación de la mujer, la liberación sexual o la exaltación del consumismo”. Y aunque estas afirmaciones son ciertas, también lo es que los cambios en las representaciones de la industria vienen porque las mujeres los exigimos, es decir, consumimos esos cambios. Por tanto, hay un cambio en la sociedad que se refleja en las imágenes. También es verdad que ahora es más fácil encontrar una serie o película igualitaria en cuestión de género que una en la que no se naturalicen o legitimen las desigualdades sociales –aunque hay excepciones gloriosas como The Wire–. El ejemplo podría ser la serie Sense8 de las hermanas Wachowski, que algunos tachan de revolucionaria por sus personajes LGTBI –incluso aparece una heroína transexual, ¡ya era hora!–, por cómo aparecen representadas estas luchas LGTBI e incluso por la reivindicación que hace de nuevas formas de familia. Sin embargo, diría que en ella las diferencias de clase son algo que se puede superar mediante el amor y la lucha política antagonista queda reducida a un pastiche new age donde el valor individual se convierte en motor de las transformaciones sociales.
Aunque, como dice mi amigo, los cambios materiales en la situación de las mujeres no dependan en general de las representaciones en las películas, sabemos que la cultura es un campo de lucha. No es un tema sencillo –y se ha blablabeado mucho desde que Marx saliese con aquello de la superestructura–. Hoy podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que los productos de consumo masivo –como cualquier producción cultural– son espacios que sirven para “desnaturalizar” la dominación y pensarnos de forma distinta. Sin embargo, no solo hacen falta otros modelos femeninos en los medios, sino sobre todo espacios alternativos que los doten de sentido, que impulsen esas demandas, donde podamos producir además nuestra propia cultura de resistencia para pelear la batalla de los símbolos y que constituyan también espacios de sororidad, como hace el movimiento feminista de base.
Por tanto, hay que pelear en todos los frentes por hacer más y más cultura feminista –productos de consumo, películas caseras, cómics o grandes elaboraciones teóricas, no importa– que implique distintas miradas y en la que muchas mujeres también diversas se puedan identificar. Producciones culturales que pongan en el centro la fuerza de las mujeres, la capacidad que tenemos de cambiar las cosas cuando luchamos juntas.

Llega el titular del Banco Mundial para hablar de “las reformas económicas


argentinatoday.org

Llega el titular del Banco Mundial para hablar de “las reformas económicas” – argentinatoday.org


Llega el titular del Banco Mundial para hablar de "las reformas económicas"
Presidente Mauricio Macri, junto al titular del Banco Mundial, Jim Yong Kim
El presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim, llegará mañana a la Argentina para “discutir la agenda de desarrollo y las reformas económicas que ha implementado Argentina”.
“Estoy muy entusiasmado de visitar Argentina en este momento crucial de transformación económica“, dijo Kim a través de un comunicado.
Kim se reunirá con el presidente Mauricio Macri, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, otros miembros del gabinete, líderes del sector privado y miembros del Congreso, para “discutir sobre oportunidades para invertir en infraestructura y capital humano con el propósito de incrementar la competitividad del país e impulsar la creación de empleos”.
En un país tan prometedor y con tanto potencial, es vital continuar trabajando para fomentar el crecimiento y la inversión, y a la vez incrementar los esfuerzos para reducir la pobreza y la desigualdad”, sostuvo.
Junto con el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Lino Barañao, Kim participará en el foro titulado “Invirtiendo en los Empleos del Futuro”.
En este evento, que reunirá a estudiantes, emprendedores y líderes de opinión, se examinará el cambio tecnológico y la forma más adecuada para preparar a las personas para los empleos del futuro.
También se tratarán temas como la próxima Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), a realizarse en diciembre en Buenos Aires, y la presidencia del G-20, que Argentina ocupará desde el 1 de diciembre.
Fuente:https://www.clarin.com/economia/economia/llega-titular-banco-mundial-hablar-reformas-economicas_0_H1BnNZfOW.html

¿Se preparan Moscú y Pekín para una guerra Rusia vs. China?


mauisaac.blogspot.mx

¿Se preparan Moscú y Pekín para una guerra Rusia vs. China?


Recientemente tanto Rusia como China han aumentado de manera significativa los despliegues militares en las fronteras que comparten.
Las fronteras compartidas de Rusia y China en el lejano oriente, según escribe el analista Eugene K. Chow en un informe publicado el martes en la revista estadounidense The National Interest, han sido recientemente escenarios de gran despliegue de fuerzas chinas y rusas, lo que podría sugerir un eventual choque armado entre estas dos potencias.
El analista recuerda que antes de cualquier guerra el primer paso siempre es fortificar las fronteras compartidas (si existen) con el país al que se pretende atacar, por lo que la repentina presencia de baterías de misiles nucleares chinos y rusos podría sugerir que las partes se preparan para algún tipo de enfrentamiento militar.
Más específicamente, los rusos han desplegado decenas de baterías 9K720 Iskander-M (designación OTAN SS-26 Stone), misiles capaces de portar cabezas nucleares con alcance de hasta 500 kilómetros, mientras que Pekín también recientemente ha trasladado varios misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) Dongfeng-41 a las fronteras que comparte con Rusia.
El autor además señala que durante las décadas de 1960 y 1970 las zonas fronterizas entre Rusia y China —que con frecuencia eran escenario de choques militares entre las dos partes— estaban fuertemente fortificadas debido a las tensiones entre la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y China.
Algunos analistas creen que los recientes despliegues militares de Rusia en sus fronteras compartidas con China tienen como objetivo medir el poderío militar y la voluntad de Pekín para hacer frente a Moscú, mientras que otros sugieren otra posibilidad.
Los despliegues militares, aseguran otros analistas citados por Chow, podrían tener como objetivo fortificar las zonas cercanas de estos dos países a Corea del Norte, donde cada vez hay más posibilidad de que se produzca un enfrentamiento armado y posiblemente nuclear.
La Casa Blanca y sus aliados denuncian los ensayos misilísticos y nucleares de Pyongyang, mientras que el Gobierno norcoreano asegura que tiene derecho a seguir adelante con estas pruebas ante las “provocativas” maniobras militares conjuntas entre Washington y Seúl.
La insistencia de las dos partes en seguir con sus medidas provocativas ha escalado de manera significativa las tensiones y ha elevado la posibilidad de que se produzca un choque militar en la península coreana.
http://www.hispantv.com/noticias/china/350602/guerra-rusia-fronteras-tensiones-coreas

Las señales de los tiempos: CALENTAMIENTO GLOBAL?...


apocalipsisyactualidad.blogspot.mx

APOCALIPSIS Y ACTUALIDAD Las señales de los tiempos: CALENTAMIENTO GLOBAL?...

 

 

_____________________________
Calentamiento Global
Documental, producido y emitido por el Canal 4 en Gran Bretaña en 2007.

Más evidencias de que la teoría del Calentamiento Global causado por el hombre es un engaño. "La gran estafa del Calentamiento Global", está apoyado por eminentes científicos que critican el aceptado consenso de que el cambio climático está causado por el hombre.
Nos mostrará un grupo de respetados científicos atacando a la "propaganda" que ellos alegan está matando a los pobres del mundo.
Incluso el cofundador de Greenpeace, Patrick Moore, es mostrado reclamando que los países africanos deberían ser animados a producir mas CO2.
Nadie en el documental defiende la teoría del efecto invernadero, sin embargo reivindican que el cambio climático es natural, ha estado ocurriendo durante años y el desprendimiento de hielo de los glaciares sucede precisamente en la primavera, tan normal como que las hojas caigan en otoño.
El controvertido director Martin Durkin dijo: "Tu puedes ver las incoherencias con la ciencia del calentamiento global, pero la gente no te cree, son necesarios diez años para conseguir este objetivo."
"Pienso que se recordará en la historia como el primer capítulo en una nueva era de las relaciones entre los científicos y la sociedad. Los científicos legítimos -gente con títulos- son los chicos malos."
"Es una gran historia que va a causar polémica"
"Es muy raro que una película cambie la historia, pero pienso que este es un punto de inflexión y en cinco años la idea de que el efecto invernadero es la principal razón del calentamiento global será visto como una total gilipollez".


_____________________________

El fetichismo de la derrota


ctxt.es

El fetichismo de la derrota

 

 

Artua Gibilloarrate

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Existe entre amplios sectores de la izquierda un cierto fetichismo de la derrota. Es un fenómeno que, seguramente, debido a las numerosas revoluciones fracasadas y a las sucesivas divisiones en el seno del movimiento obrero, se da desde el nacimiento del socialismo hasta nuestros días. Así, se idealiza a la izquierda derrotada: Luxemburgo frente a Lenin, Allende frente a Castro, Trotsky frente a Stalin… Igualmente, se aprecia una visión romántica de los líderes muertos al comienzo de las revoluciones frente a quienes han de desarrollar ese legado: el Che frente a Castro y, como no, Lenin frente a Stalin. La pureza y el idealismo que reflejan estos dirigentes se contraponen a las acciones erróneas que se les destacan a quienes gestionan el escenario posrevolucionario y, en ocasiones, han de solventar los errores de estas figuras impolutas, muertas demasiado pronto.
Es comprensible: esta postura permite al militante sentirse seguro en un mundo ideal en el que la revolución perfecta se da, alejada de los “traidores antirrevolucionarios” que la han contaminado, y mostrarse como un digno representante de la verdadera emancipación frente al “Terror Rojo” (persecuciones, arbitrariedad del poder, avance económico a costa de la población). Pero el militante debe abandonar el cómodo sillón de la pureza ideológica y realizar un análisis desde el materialismo (digamos, observar un hecho dentro la realidad en la que se produce) y evaluar las medidas, por brutales y horribles que le parezcan, para concluir si eran necesarias para garantizar el mejor futuro posible para el pueblo, o si bien se produjeron niveles de violencia excesivos, e incluso si el grupo dirigente actuó exclusivamente para su beneficio, como verdaderos traidores.
Chávez no fue Lenin ni el Che, y Maduro no es Stalin o Castro, ni mucho menos. Pero la postura autocomplaciente de una gran cantidad de intelectuales de la izquierda española, de los que se esperaría un análisis sosegado y, al menos, el apoyo crítico a los bolivarianos, enciende un poco a este lector, que hace un par de días a altas horas de la madrugada se vio sorprendido por la Crítica a la antirrevolución del profesor y militante del PSOE José Antonio Pérez Tapias, donde consideraba que “las actuaciones del gobierno que preside Nicolás Maduro han entrado en derroteros que (…) me atrevo a calificar de antirrevolucionarios, actualizando el fetichismo de la derrota tan de la izquierda al siglo XXI.
Tras la sorpresa inicial, y el intercambio de tuits bajo un cierto enervamiento inicial (al menos por mi parte) procedí a analizar el texto. De la sorpresa pasé al estupor al contemplar cómo el antiguo portavoz de Izquierda Socialista, corriente que reivindicaba la tradición más socialista y obrera del PSOE, condenaba las actuaciones de Nicolás Maduro mientras loaba las Revoluciones Bolchevique y Sandinista, y tras recuperarme, pasé a la redacción de este texto que pretende contextualizar las actuaciones del gobierno bolivariano, responder a las graves afirmaciones del profesor y, finalmente, lanzar una advertencia a los lectores que se consideren progresistas, siempre que consideren que mi opinión tiene suficiente valor para seguir robándoles su tiempo.
El chavismo en su contexto histórico
Hechas las presentaciones, hablemos de economía. Al llegar Chávez al poder, se encontró con un sistema económico llamado capitalismo --propiedad privada de los medios de producción, asignación de recursos a través del mercado, mercantilización del trabajo, sociedad de clases (propietarios-trabajadores), dominio político de los propietarios (“dictadura de la burguesía”). La llamada Revolución Bolivariana, traicionada según la mirada de Pérez Tapias, buscó lo mismo que el resto de gobiernos progresistas que llegaron al poder en numerosos países latinoamericanos a finales de la década de los noventa y principios del siglo XXI: la llegada al socialismo --propiedad colectiva de los medios de producción, asignación de recursos democráticamente, dominio político de los trabajadores (“dictadura del proletariado”)-- mediante reformas que otorgarían progresivamente el control de la economía a las clases populares.
Sin embargo, independientemente de su propósito y de los avances logrados (participación popular en las instituciones, nacionalización de sectores estratégicos, creación de infraestructuras públicas, programas de educación, sanidad, vivienda, transporte, alimentación…) el sistema económico venezolano a día de hoy se llama también capitalismo. No un capitalismo neoliberal como el de 1999, cuando Chávez llega al poder, sino uno intervenido, con existencia de empresas públicas y programas keynesianos, aunque bastante más modestos que los que existieron en países como Francia o Reino Unido tras la II Guerra Mundial.
Denominar revolución a las reformas realizadas en Venezuela puede llevar a equívocos; aunque su planteamiento es bastante revolucionario dada la exclusión casi absoluta de la vida política en la que se encontraba la mayoría de la población, se acercan más a la vía chilena al socialismo de Allende que a los barbudos que expulsaron a Batista de Cuba o a los bolcheviques que hace cien años acabó con el Imperio Ruso. Y no es el único paralelismo con Allende.
No es mi objetivo cuestionar las vías reformistas al socialismo, pero sí constatar un hecho: las reformas políticas realizadas durante estas décadas en Latinoamérica han contado con el apoyo de una parte de los propietarios, aquellos que debido a la posición de sus países como exportadores de materias primas se habían visto carentes de poder político; estos grupos, sin embargo, ante una situación de crisis y peligro de aumento del poder de los trabajadores se alían con los grandes propietarios (lo que desde la tradición socialista se ha denominado siempre lucha de clases) y tratan de impedir como sea un avance obrero, como ocurrió en el Chile de la Unidad Popular, que también vivió episodios de hiperinflación y protestas previos a la intervención de los siempre atentos Estados Unidos.
Venezuela se encuentra hoy en una encrucijada: dar un paso definitivo hacia el socialismo o un paso atrás hacia el neoliberalismo, pues permanecer como un país que vive de los altos precios del petróleo y un tipo de cambio favorable que permitan repartir riqueza a propietarios y trabajadores a la vez (el sistema que heredó Maduro de Chávez) se ha vuelto insostenible.
Ante esta situación, Maduro ha movido ficha llamando a Asamblea Nacional Constituyente con el objetivo de garantizar los derechos conquistados, abandonar el modelo dependiente del petróleo y construir finalmente el socialismo que, irónicamente, puede ser el momento más revolucionario en Venezuela desde la Constitución elaborada por Chávez en 1999, que dio comienzo a la Revolución Bolivariana. Digo irónicamente porque según parece, este movimiento le convierte en antirrevolucionario a ojos de José Antonio Pérez Tapias.
La antirrevolución de Pérez Tapias
Durante todo el artículo, se repite la sospecha sobre la antirrevolución de Nicolás Maduro, pero no se ve ninguno de esos “datos suficientes” que tiene el profesor aparte de su mención a la “gestión de la economía” y a las “instituciones representativas” sin las que no se puede concebir la “democracia”, que aparentemente se ven violentadas por el presidente venezolano.
En primer lugar, y apartando las maniobras empresariales que aumentan la hiperinflación y la escasez, admitidas por el profesor, sorprende que hable de la mala administración de Maduro tras haber leído en este medio a menudo --y acertadamente-- que los mayores problemas del capitalismo no vienen causados por su gestión, sino por la naturaleza del sistema. Las reformas necesarias para superar la dependencia de las rentas del petróleo (cuya caída es una de las raíces de esta crisis) debieron haberse realizado cuando los precios de este eran elevados --es decir, por Chávez-- pero esto habría imposibilitado la realización de programas sociales; aparte, descoloca la afirmación de que un país rico en materias primas no debería tener tales problemas, cuando estas han sido la principal condena de América Latina y África. Recomiendo al profesor y a los lectores el ensayo Las venas abiertas de América Latina, donde Eduardo Galeano lo constató hace más de cuarenta años.
Sobre las instituciones representativas, querría cuestionarme cómo son posibles tales acusaciones mientras se obvia que la Asamblea Nacional está en desacato por incluir a diputados cuya elección había sido impugnada por fraude, y que la destitución de la Fiscal General responde a la pérdida de confianza por parte del partido que la eligió (el PSUV chavista) tras acusaciones de “delitos de lesa humanidad” por llamar a la Constituyente y responsabilizar al Gobierno de las muertes durante las protestas, cuando el 40% de estas han sido causadas por civiles, según sus propios datos. Pero yendo más allá de este comentario, querría advertir de un hecho. Citar sin contexto a Lenin (“sin instituciones representativas no puede concebirse la democracia, ni aun la democracia proletaria”) lleva a equívocos: hablamos de un gobernante que no sintió ningún apuro en clausurar y rehacer todas las instituciones necesarias, desde el parlamento hasta los tribunales, bajo la creencia de que el impulso revolucionario no debía ser condicionado por los límites institucionales. Pido al profesor y a los lectores que ojeen el capítulo de donde extrae esa frase, llamado La abolición del parlamentarismo --título bastante elocuente-- y que piensen si Lenin reprocharía a Maduro su “déficit democrático” o, en vez de eso, que “todavía es necesario reprimir a la burguesía y vencer su resistencia”.
Al hablar de la democracia Marx y otros muchos autores, socialistas o no, han explicado repetidas veces que, en una sociedad de clases --como la venezolana-- la democracia solo existe para la clase dominante. Traduciendo a un lenguaje no marxista, podríamos afirmar que todo sistema político impide que cualquier organización que trate de destruirlo llegue al poder, y si llega, se debe a que el sistema no es capaz de impedirlo (no porque sea permisivo) y tratará de expulsarla o someterla. El estupor que me invadió mientras leía la defensa de las Revoluciones Bolchevique y Sandinista conecta con este punto, pues durante la primera se integró a todos los defensores de la revolución en un partido y se mantuvo una guerra descarnada contra el resto, guerra que devastó el país; casi similar en el caso sandinista, salvo que unos cuantos derechistas se mantuvieron apartados hasta que acabó la guerra y ganaron las elecciones (con la intervención, como no, de EE.UU.), a pesar de toda la sangre derramada por el FSLN.
El socialismo requiere instituciones representativas, pero no las que existen actualmente. La superación de estas y la protección constitucional de los derechos adquiridos hasta hoy, junto a la creación de un nuevo modelo económico democrático y que supere el rentismo es la mejor continuación de la Revolución Bolivariana, a ojos de muchos observadores y dirigentes. La verdadera antirrevolución sería someterse a unas instituciones cuyo objetivo es frenar los avances populares y devolverle poder a una oposición que ha intentado, desde el golpe de Estado contra Chávez en 2002, regresar a la república del punto fijo, esa que asesinó a miles de trabajadores y militantes izquierdistas y que tiene su cumbre en el Caracazo de 1989 (masacre militar de cerca de dos mil personas en apenas dos días). Antirrevolución defendida por José Antonio Pérez Tapias y tantos otros intelectuales de izquierdas que, desde sus altavoces mediáticos, añaden el contrapunto necesario para que los estridentes gritos de la derecha no nos parezcan lo que son: llantos de los de siempre al ver que se les arrebata el poder.
Una llamada tardía a la acción
A pesar de mi afirmación anterior no es el objetivo de este texto calificar de traidores a aquellos izquierdistas que consideran erróneas las acciones tomadas por el presidente Nicolás Maduro. La crítica dentro de la izquierda es necesaria, pues en su ausencia caemos en el riesgo de anquilosamiento de los procesos revolucionarios y de construir nuevas estructuras de opresión en sustitución de las antiguas. Sin embargo, es preocupante la ausencia de crítica hacia ciertos hechos, los que deberían ser mencionados por quienes pretendan denunciar una supuesta antirrevolución. 
Los acuerdos con empresas transnacionales para la explotación minera en el Orinoco, la privatización de parte de Petróleos de Venezuela (denunciada de forma oportunista por la derecha) y el proceso de renovación de pequeños partidos al que se opusieron muchos a la izquierda del chavismo, como el Partido Comunista de Venezuela, podrían indicar una deriva antirrevolucionaria similar a la del sandinismo, hacia una socialdemocracia con tintes conservadores y autoritarios; sin embargo, no se aprecian críticas al respecto en los medios españoles, sean tradicionales o alternativos, que suelen moverse entre el desprecio absoluto y las exigencias de moderación a los dirigentes chavistas, en vez de pedir que se continúe la vía al socialismo. Quizá se debe a la derrota cultural de la izquierda occidental, derrota que nace del abandono de su objetivo original: la superación del capitalismo.
Recientemente el término postcapitalismo ha empezado a leerse en artículos y ensayos para hablar del sistema al que nos dirigimos. El hecho de que no se pueda deducir la naturaleza de este futuro sistema a partir de su nombre (literalmente, “lo que viene después del capitalismo”) conecta con la afirmación del filósofo Slavoj Žižek de que “es más fácil imaginar el fin del mundo que el fin del capitalismo”. Sabemos que el capitalismo se ha de acabar, pero nos cuesta imaginar cómo y, aún más, qué mundo vendrá después.
La mayor parte de la izquierda occidental dejó de pensar ese objetivo emancipador, la creación del mundo que vendrá después, tras el final de la II Guerra Mundial. El capitalismo de posguerra permitió durante décadas repartir riqueza a propietarios y trabajadores a la vez. Sin embargo, tras volverse dicho reparto insostenible a partir de los años setenta, la izquierda solo encontró sitio como gestora del neoliberalismo, perdiendo la confianza de la clase trabajadora y sentando las bases de la crisis de la socialdemocracia actual.
Los países latinoamericanos, sin embargo, vieron durante los noventa el nacimiento de una nueva izquierda emancipadora que prometió un nuevo socialismo. Quizá por ser demasiado parecida a lo que era la izquierda occidental previa a la II Guerra Mundial, fue despreciada por sus herederos, que calificaban a sus líderes de caudillos populistas, y ahora que entran en lucha abierta contra las clases dominantes de sus países son criticados por tratar de arrebatarles su poder, quizá por tener lo que a nosotros nos falta: un objetivo emancipador, el apoyo del pueblo, el control del Estado y el valor para enfrentarse cara a cara con sus explotadores.
La advertencia que prometí al comienzo de este texto y con la que concluyo el mismo es esta: las izquierdas europeas hemos perdido demasiado tiempo. Es necesario que, cuanto antes, empecemos a hablar de socialismo, de clase trabajadora, de organización obrera, de medios de producción, de modelos productivos y de las instituciones necesarias para garantizar el poder popular; no es suficiente con confiar ni en las reformas ni en las instituciones (justicia, educación, sanidad) que dentro del sistema del enemigo pueden volverse contra nosotros.
Tenemos que explicarle a una sociedad que durante años ha sido convencida de lo despreciable que es la izquierda latinoamericana (malos gestores, dictadorzuelos corruptos) de la necesidad de apoyar sus revoluciones, en vez de torcer el gesto o renunciar a ellos ante su mención. La izquierda jamás puede ocultarle la verdad a su pueblo: el ataque que soporta Venezuela es la reacción de los poderosos frente a la democracia, frente al pueblo que intenta gobernarse a sí mismo; la misma reacción que sufrimos durante la Segunda República Española, y la misma que sufriremos si algún día nos atrevemos a dar los mismos pasos. El pueblo venezolano, que a pesar de las penurias y la violencia participó en la votación para la Constituyente, ha entendido lo que esto implica, y esperemos que nuestro pueblo no tarde mucho en entenderlo: en Latinoamérica o en España, en todo ámbito de nuestra vida, la democracia solo es posible dentro del socialismo.
-----------------------------------
Artua Gibilloarrate es estudiante de Economía y Matemáticas y responsable de Redes de la asociación universitaria Economía Alternativa