lunes, 5 de junio de 2017

México: Boletín de prensa en torno a los 19 años de la Masacre de El Charco. "Memoria, verdad, justicia"


kaosenlared.net

México: Boletín de prensa en torno a los 19 años de la Masacre de El Charco. "Memoria, verdad, justicia" Kaos en la red


Por Red Solidaria Década contra la Impunidad
La Red Solidaria Década Contra la Impunidad ha acompañado a las víctimas de la Masacre de El Charco en la búsqueda de justicia.
A cumplirse 19 años de la masacre ocurrida en la comunidad del Charco, en el que fueron detenidas 27  personas y ejecutadas extrajudicialmente 11, y que este delito de lesa humanidad permanece en total impunidad, es necesario recordar lo que declaro la entonces estudiante universitaria Ericka Zamora Pardo, ante el Ministerio Público Federal; “…que declaro Ministerio Público Militar lo hizo porque estaba bajo amenaza de tortura de desaparecerla y a su familia, ya que previamente le habían dado choques en los pies y le habían vendado los ojos y la habían desnudado completamente…”,
Ericka Zamora Pardo, manifiesta que;
alrededor de las cinco y media o seias de la mañana, sale un campesino y les dice que no disparen, perdónenme y lo empiezan a balacear, después sale otro grupo de campesinos a las diez aproximadamente, les dicen que salgan con las manos en la nuca y que se tiren al piso, que se acomoden en la cancha de basquetbol, cuando ya estaban como les habían ordenado, les avientan una granada y empiezan a disparar de arriba de la escuela, más tarde se dieron cuenta que eran elementos del Ejército Mexicano, después de la granada se empiezan a escuchar quejidos y a ver sangre en la cancha, dentro de los salones había gente herida, alrededor de las seis y media de la mañana, empiezan nuevamente a disparar hacia los salones, les vuelven a decir que salgan, salió primero y detrás viene más gente, se acomodaron en la cancha y se van arrastrando por la ladera, ahí los tienen alrededor de una hora aproximadamente con las manos extendidas y las piernas abiertas, en la Comisaria los interroga el General, después los separan a todos, llego otro grupo de personas vestidas de civil que la interrogaron, alrededor de las cuatro de la tarde los trasportan en helicóptero Militar a un Batallón del Ejército que está en Cruz Grande, ahí estuvieron aproximadamente media hora, aproximadamente, después los transportan en camiones a la zona Militar de esta ciudad, ahí los interrogan nuevamente, las personas de civil que la había interrogado en el Charco, después entro una persona que le decían el General, que les dijo que se estaban tardando mucho, que la vendaran, la vendan de los ojos y le dicen que se desnude completamente, la esposan de las manos, luego conectan un cable y tiran agua al piso sintió descargas eléctricas y le decían que tenía que decir lo que ellos querían porque si no la iban a matar, o se desquitarían con su familia, así la tuvieron hasta alrededor de las tres de la mañana aproximadamente, y la hicieron firmar unas hojas que ellos habían 
escrito, las que nunca le permitieron leer y después se dio cuenta que era la supuesta declaración que había hecho…”[1]
EFREN CORTES CHÁVEZ, declara que; “…el Ejército empezó a disparar sobre la instalación, se escucharon llantos, y quejidos de diferentes personas, les gritaron que si no salían les iban a lanzar granadas, escucharon estruendos…salió un campesino del salón y grito que no le dispararan porque estaba desarmado y fue el primero que cayó muerto, después de que salieron fueron detenidos por elementos del ejército Mexicano, que los trasladaron en helicóptero hacia la instalación del 48 Batallón de Cruz Grande, no los golpearon, de ahí los trasladaron en camión hacia el batallón que se encuentra en Cumbres de Llano Largo, en esta ciudad; donde  empezaron los interrogatorios, golpeándolo en la cabeza, amenazándolo unas personas vestidas de civil y le manifestaron que les dijera todo lo que sabía porque sus métodos eran fuertes y empezaron a escribir en una máquina y le decían que aceptara todo lo que ellos estaban escribiendo, porque como quiera de ahí no iba a salir, a lo que les manifestó que no sabía nada, lo vendaron de los ojos y trasladaron a un lugar que desconoce y ahí le pusieron una cosa en la garganta y le empezaron a apretar el cuello y después le quitaron la ropa y lo acostaron en un lugar que no sabe que era, lo ataron de las manos y de los pies y le pusieron como una esponja y la empezaron a mojar con agua y después le dieron toques eléctricos en las tibias de los pies, en los genitales y en la cabeza, esta declaración no la había hecho por miedo a su integridad física, ya que desde el día que estuvimos a disposición del ejército su vida estuvo en grave peligro…”[2]
Estos son dos de los testimonios de ese 7 de junio de 1998, que han quedado en total impunidad, hay total omisión por parte del gobierno del estado de Guerrero y del estado mexicano.
[1] Juzgado Segundo de Distrito en el Estado de Guerrero, Expediente Penal 49/98-I, Rebelión, Conspiración e Invitación a la Rebelión, Procesados; Ericka Zamora Pardo, Efrén Cortes Chávez, Bernardino García Francisco, Eugenio Ambrocio Trinidad, Juan García de los Santos y Porfirio Hernández Francisco.  foja 6301
[2] Ibid foja 6300