miércoles, 17 de mayo de 2017

EEUU va por detrás de Rusia y China en potencia naval


laverdadoculta.com.ar

EEUU va por detrás de Rusia y China en potencia naval


EEUU va por detrás de Rusia y China en potencia naval

La Marina de los Estados Unidos necesita aumentar su capacidad marítima para igualar sus fuerzas a las de otras potencias mundiales como Rusia y China. “Estamos volviendo a entrar, después de décadas, realmente, en una era de competencia marítima”, declaró el martes el Jefe de Operaciones Navales estadounidense, el almirante John Richardson.
Añadió que “algunas potencias globales, como China y Rusia, han estado creciendo, en particular China, están madurando en todas las dimensiones del poder (y) en algún momento se dirigen al mar para expandirse y continuar prosperando”.
Richardson subrayó que la Marina estadounidense debe ponerse al nivel de esos otros países que están invirtiendo masivamente en su capacidad naval. Agregó que el ambiente de tensión crece a gran ritmo, y si EE.UU. busca seguir siendo competitivo “es mejor que se adapte al menos a ese ritmo, o que lo supere”.
Estamos volviendo a entrar, después de décadas, realmente, en una era de competencia marítima”, declaró el Jefe de Operaciones Navales estadounidense, el almirante John Richardson.
Lo cierto es que las declaraciones de John Richardson secundan la actual política militar de la Administración de Donald Trump, que ya anunció precisamente un impresionante programa de rearme naval con el objetivo de aumentar la flota de la Armada hasta alcanzar la cifra de 350 buques de guerra. En la actualidad cuentan con 272.
Es igualmente notorio que las fuerzas navales estadounidense se han vuelto más activas en las áreas adyacentes a las costas de China y de Rusia.
Además, durante los últimos meses varios barcos de la Armada de Estados Unidos han hecho diversas incursiones tanto en el mar Báltico como en el mar Negro, acercándose a las aguas rusas para hacer notar su presencia naval; tales expediciones han incluido, por cierto, numerosas maniobras conjuntas con aliados de Washington en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).
Ante esta situación, ciertamente desafiante para Rusia en términos globales, Moscú ha puesto en marcha su propio programa para modernizar y ampliar su flota, tanto la de superficie como la submarina.
hispantv