martes, 6 de junio de 2017

No actuéis para el Apartheid


boicotisrael.net

No actuéis para el Apartheid

 

 

 


Alicia Acuña, Fyty Carrillo, Fernando Maya, Farruquito y familia
Desde la RESCOP (Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina) os pedimos que no actuéis en el festival mediterráneo de Ashdod 2017, ya que vuestra visita será presentada por Israel como una muestra de apoyo. Israel os utiliza para distraer la atención de sus crímenes de guerra y aparentar ser un país normal y democrático. No lo es.
Actuar en Israel implica tomar partido. No existe el “arte apolítico“. No es posible actuar en Israel como “si no pasara nada“, cuando en estos momentos Gaza está al borde del colapso sanitario debido al bloqueo , y cuando la respuesta de Israel, ante el grave deterioro de la salud que pone en peligro la vida de los más de 1000 prisioneros que mantuvieron durante 40 días una huelga de hambre “por la libertad y la dignidad”, sea el aumento de la represión dentro y fuera de la cárcel.
No entendemos cómo siendo personas innovadoras, creativas y comprometidas, aceptéis apoyar a Israel acudiendo al festival mediterráneo. Creemos que únicamente la falta de información sobre las agresiones y humillaciones diarias que sufre la población palestina, además del robo de su tierra y recursos naturales como el agua, explica que aceptéis participar.
Actuar en el Festival de Ashdod es normalizar el apartheid israelí. Este festival forma parte de la estrategia de lavado de cara que lleva a cabo Israel, invitando a participar a artistas de diferentes lugares, excepto palestinos, con el objetivo de dar una imagen de mestizaje y multiculturalidad. Aquí se podrán escuchar músicas de cualquier país del Mediterráneo, pero no encontramos ni música ni artistas palestinos. Aunque Ashdod está muy cerca de Gaza nadie de allí, ni del resto de Palestina , puede acudir. Y mientras quienes apoyan el bloqueo y los bombardeos sobre Gaza podrán disfrutar con vuestro espectáculo, en Gaza miles de personas intentan sobrevivir entre escombros, aguas residuales y contaminación, sin techo, luz, ni agua potable. En estos momentos han cerrado 4 hospitales y hay miles de vidas en riesgo por la falta de combustible y electricidad en los hospitales públicos de Gaza.
Este festival cuenta con un amplio apoyo institucional (Ayuntamiento de Ashdod, Ministerio de Cultura de Israel) y está financiado por empresas vinculadas directamente con la violación de derechos palestinos. Entre los patrocinadores encontramos Mizrahi Tfahot, un banco que financia colonias ilegales en la Cisjordania ocupada; el puerto de Ashdod, que exporta productos agrícolas producidos en tierras robadas o Adama, empresa agroalimentaria conectada con Agan-Machteshim, que produce fibra de vidrio en una colonia ilegal de Cisjordania.
Israel es un país al que se le permite pisotear los derechos humanos y la legalidad internacional, con el silencio cómplice de los organismos internacionales que deberían cumplir su obligación de velar por los derechos humanos, pero que se limitan a condenar sus crímenes sin imponer nunca ninguna sanción. Las “democracias” occidentales le premian además con acuerdos preferentes de cooperación.
Por ello, ante la incapacidad o falta de voluntad de nuestros gobiernos e instituciones internacionales para presionar, sancionar y obligar a Israel a poner fin a estas violaciones y a reparar el daño causado a las víctimas, desde la sociedad civil palestina nos piden apoyar la campaña de BDS (boicot, desinversiones y sanciones) en defensa de los derechos humanos y la legalidad internacional.
Como afirmaba A. Walker en su carta abierta a la cantante Alicia Keys: el boicot cultural a Israel y sus instituciones es la única opción que les queda a los artistas que no pueden soportar el incuestionable daño que Israel inflige cada día a la ciudadanía palestina, cuyo crimen más grave parece ser existir en su propia tierra.
Artistas de todo el mundo como Brian Eno , Roger Waters, Elvis Costello, Eddie Vedder, Jello Biafra, Massive Attack, Pixies, Klaxons, Gorillaz, Gil Scott-Heron, Cassandra Wilson, Dave Randall, John Wiliams, The pains of Being Pure at Heart, Tuba Skinny, Juan Pinilla, el Niño de Elche, Devendra Banhart, Annie Lennox, Carmen Paris y otros muchos se niegan a actuar en Israel y a colaborar con instituciones israelíes.
En defensa de los Derechos Humanos y la justicia universal, os pedimos que canceléis vuestras actuaciones en el festival Mediterráneo de Ashdod.
RESCOP