viernes, 21 de julio de 2017

Asesor de Trump: EEUU ya no insiste en derrocar a Bashar al-Asad


hispantv.com

Asesor de Trump: EEUU ya no insiste en derrocar a Bashar al-Asad

 

 

HispanTV

Un funcionario de la Casa Blanca señala que EE.UU. busca una solución política al conflicto sirio, sin insistir en el inmediato abandono del presidente sirio.
“No creo que siga siendo importante para nosotros decir que (el mandatario sirio, Bashar Al) Asad debería salir primero que todo”, declaró el jueves Tom Bossert, consejero en temas de seguridad nacional y contraterrorismo del presidente estadounidense, Donald Trump.
En declaraciones vertidas en el Foro de Seguridad de Aspen (centro de EE.UU.), una reunión anual entre funcionarios y expertos de seguridad nacional e inteligencia, Bossert dejó en claro que Washington desea que haya una solución política en Siria y no la imposición de una medida militar, pues argumentó, luego habría un vacío del poder.
No obstante, recordó que con la permanencia de Al-Asad en el poder, no se puede esperar una pacífica Siria. “A EE.UU. aún le sigue interesando ver a Al-Asad abandonar (el poder). Eso sería un resultado deseado”, agregó, según recogió el diario local The Washington Post en su edición digital.
Las declaraciones de Bossert se produjeron un día después de que Trump decidiera cesar el programa de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) dedicado a entrenar y armas a los llamados rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) para derrocar al legítimo Gobierno de Damasco.
Se trata de un programa lanzado en 2013 por la Administración del expresidente norteamericano Barack Obama, quien buscaba como objetivo prioritario la salida de Al-Asad.
El reconocimiento por los países occidentales del papel de Al-Asad en la solución del sangriento conflicto sirio se debe en gran medida a los importantes avances del Ejército de Siria y sus aliados en el campo de batalla contra los grupos terroristas y la oposición armada.
No creo que siga siendo importante para nosotros decir que (el mandatario sirio, Bashar Al) Asad debería salir primero que todo”, declaró Tom Bossert, consejero en temas de seguridad nacional y contraterrorismo del presidente estadounidense, Donald Trump.
El pasado mes de junio, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, aclaró que París ya no ve la salida del poder de Al-Asad como una precondición para resolver la crisis, en declaraciones que marcaron la nueva línea política gala respecto al conflicto que agobia a Siria desde 2011.
Incluso el principal grupo opositor de Siria, el Alto Comité de Negociaciones (HNC, por sus siglas en inglés), ha retrocedido en su postura hacia el dignatario sirio y no menciona la necesidad de su renuncia.
mjs/ktg/mkh