jueves, 8 de junio de 2017

El gran contrato de armas de Trump con saudíes es ‘noticia falsa’


hispantv.com

El gran contrato de armas de Trump con saudíes es ‘noticia falsa’

 

 

 

HispanTV

El contrato de venta de armas por valor de 110.000 millones de dólares firmado entre Trump y el rey de Arabia Saudí es ‘noticia falsa’, según un informe.
El instituto estadounidense de investigación política (Think Tank, en inglés) Brookings califica de “falso” el sin precedente acuerdo armamentístico acordado entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el rey saudí, Salman bin Abdulaziz, durante su viaje al reino árabe en mayo, un contrato que abarcaba desde bombas y misiles hasta buques de guerra.
El principal investigador y director del Proyecto de Inteligencia de Brookings, Bruce Riedel, señaló que todas las fuentes del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono) o del Congreso a las que ha entrevistado sostuvieron que el supuesto acuerdo de 110.000 millones de dólares es en realidad “una serie de cartas de interés o de intención, y no un contrato”.
A su juicio, los Al Saud no pueden ser capaces de firmar un contrato tan grande en estos momentos, pues están lidiando con los bajos precios del petróleo, su principal fuente de ingreso, y los gastos por la guerra lanzada contra Yemen.
De hecho, muchos de los equipamientos del paquete, a los que el Pentágono se refiere con “ventas intencionadas”, son armas que los contratistas militares especulan que los saudíes podrían desear en algún momento, y que también fueron ofrecidos durante el mandato del expresidente Barack Obama (2008-2016).
Por ejemplo, el Pentágono propuso en 2015 vender cuatro fragatas a los saudíes por un valor de 11.250 millones de dólares, pero desde entonces no se rubricaron contrato alguno, según recogió el martes el diario digital Business Insider.
Lo mismo ocurre con el sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés), misiles que los dirigentes del régimen de Riad quisieron por un tiempo, y que Obama aprobó tal venta en 2015, pero nunca se firmó nada.
El anuncio del acuerdo armamentístico incomodó incluso a los aliados de EE.UU. en la región, sobre todo al régimen de Israel, que se manifestó preocupado al respecto.
mjs/ktg/msf