jueves, 8 de junio de 2017

Para qué Rusia refuerza sus bases militares en Asia Central


mundo.sputniknews.com

Para qué Rusia refuerza sus bases militares en Asia Central

 

 

Sputnik

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, apuntó en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), en Astaná, que el creciente número de extremistas de Daesh —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países— en Afganistán genera preocupación entre las autoridades del país eslavo.
"La estrategia de crear un califato islámico, implementada por esta agrupación, amenaza la seguridad tanto en Afganistán, como en los países vecinos", afirmó el titular.
© Sputnik/ Alexei Druzhinin
Según el autor, la situación en este país árabe se va empeorando cada día. Los talibanes, que controlan una gran parte de las áreas rurales del país, han lanzado una ofensiva en las grandes ciudades. Mientras tanto, la influencia de Daesh está también aumentando.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, recientemente declaró que a los talibanes se le concede la "última oportunidad" para aceptar una tregua.
"No obstante, dada la larga historia de la resistencia, una solución pacífica es poco probable", subraya Jrolenko.
De esta manera, debido a que la operación antiterrorista de Occidente no ha logrado traer la paz a Afganistán, el Ministerio de Defensa de Rusia aumenta el estado de alerta de sus bases militares, ubicadas en el territorio de Tayikistán y Kirguistán, además de equiparlas con las armas más modernas y de fortalecer la cooperación con los países miembros de la OCS, explica el autor.
En la vanguardia
Afganistán y Tayikistán tienen una frontera común de más de 1.300 kilómetros, en la que se han acumulado cerca de 10.000 extremistas de varios grupos. Por lo tanto, dada la gravedad de la situación, la base militar 201 de Rusia es la instalación militar del país eslavo más grande en el extranjero.
© Sputnik/ Mikhail Fomichev
La base 201, donde sirven alrededor de 7.500 militares, se encuentra desplegada en las ciudades de Duchanbé y Qurghonteppa. El pasado mayo Moscú la
reforzó con los sistemas de lanzacohetes múltiples Uragan
de 220mm de calibre. Son capaces de impactar en los objetivos enemigos a una distancia de hasta 35 kilómetros en un terreno montañoso difícil.
Además, Rusia desplegó en Tayikistán los sistemas de misiles tácticos Iskander-M para la participación en las maniobras antiterroristas conjuntas 'Dushanbe-Antiterror-2017'. Son los primeros ejercicios militares, llevados a cabo por el Centro Antiterrorista de la CEI, con la participación de las fuerzas armadas de los países miembros.
Segundo escalón
Kirguistán, ubicado al norte de Tayikistán, no tiene una frontera común con Afganistán, pero está expuesto a la turbulencia política interna y todo el conjunto de las amenazas terroristas. Las FFAA del país son unas de las más débiles del mundo.

En este contexto las cuatro instalaciones militares rusas en el territorio del país —la base aérea de Kant, el polígono naval de Karakol, un centro de comunicaciones y el punto sísmico autónomo en la ciudad de Mailuu-Suu— desempeñan un papel estabilizador.
'Oriente colectivo'
Jrolenko prosigue que Rusia construye las relaciones con los países de Asia Central sobre la base de intereses comunes. Anteriormente Shoigú indicó que las bases militares en Tayikistán y Kirguistán son el garante de la estabilidad regional.
"Junto con nuestros aliados, estamos reforzando su preparación para el combate, lo cual, por su parte, aumenta la seguridad de Duchanbé y Biskek", apuntó Shoigú, citado por el autor.
De esta manera, profundiza Jrolenko, las declaraciones hechas en la cumbre de la OCS, llevada a cabo en la capital kazaja los días 8 y 9 de junio, es la "continuación de la línea estratégica".

El terrorismo "ha adquirido un carácter transfronterizo", por lo que la cooperación de los países miembros de la OCS está dirigida a la prevención de las actividades terroristas.
"Si el 'Occidente colectivo' no es capaz de superar las diferencias y formar un frente unido contra el terrorismo internacional, tal vez, lo pueda resolver el 'Oriente colectivo'", concluye el experto.