jueves, 1 de junio de 2017

85 años de la creación de Antifaschistische Aktion



Por Ezkerraldea Antifaxista

85 años de la creación de Antifaschistische Aktion

  (Para descargar el artículo en PDF, pincha aquí)

-->

MUCHO MÁS QUE UN LOGOTIPO 

-->
El próximo mes de junio se cumplen 85 años de la presentación pública en Berlín de Antifaschistische Aktion, la organización antifascista promovida principalmente por el Partido Comunista Alemán (KPD) para tratar de parar el inminente ascenso del fascismo. Como veremos, ayer y hoy se siguen produciendo similitudes y problemas parecidos a la hora de confrontar de manera combativa y decidida la expresión política más violenta y reaccionaria del capitalismo. Ezkerraldea Antifaxista quiere aprovechar estas líneas para recordar y rendir homenaje a todos aquellos y aquellas obreros antifascistas alemanes que, a pesar de ser conocedores de lo que se les iba a venir encima, no perdieron la firmeza en sus principios y convicciones ni se entregaron al posibilismo oportunista por el que optaban constantemente los socialdemócratas con la excusa de salvar una podrida “democracia” que siguiese prolongando la explotación asalariada, nuevas guerras imperialistas y el hipócrita orden burgués. Fueron, como tantos y tantas otros a lo largo y ancho del mundo, los que nos dejaron claro que de nada sirve luchar contra el fascismo sin enfrentarse con la misma determinación al capitalismo que lo origina y la clase social que lo domina, la burguesía. 

logo y grafia original

PRECEDENTES HISTÓRICOS

-->
Para comprender la situación en la que se encontraba Alemania en la década de los 30, debemos dar un breve repaso a ciertos elementos acontecidos desde que resultase la gran perdedora de la I Guerra Mundial imperialista a finales de 1918, sufriendo por ello humillantes sanciones y siendo desprovista de buena parte de su industria pesada. Esto supuso que Alemania viviese un momento de crisis económica y, por ende, política, sin parangón. A raíz de ese hecho y el derrocamiento de la monarquía, se instauró la República de Weimar(Conocida así por la ciudad en la que se celebró su Asamblea nacional constituyente).
Débil, repleta de tensiones internas, carente de una firme autoridad y dirigida por una socialdemocracia preocupada por ganarse la simpatía de la gran burguesía y otras capas poseedoras, este improvisado experimento político tuvo la misión de reprimir y evitar que la Revolución bolchevique iniciada en noviembre de 1917 en la vecina Rusia y pueblos ocupados por el régimen zarista no se reprodujera en Alemania. 
-->

Finales de 1918: El levantamiento consejista/espartaquista.

  Así, desde el mismo final de la guerra se dio inicio a un período de fuerte agitación y movilización revolucionaria promovidas por el ala política más consecuente de la clase obrera, ya separada del Partido Socialdemócrata: la Liga Espartaquista, encabezados por Clara Zetkin, Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo por un lado y los soviets o consejos de obreros y soldados que deseaban dar inicio inmediato a una revolución como la que acabó con el régimen zarista. La Liga Espartaquista fue el embrión del Partido Comunista Alemán tras haberse adherido en diciembre de 1918 a la Internacional Comunista-Komintern
Ese mismo mes se dio inicio a un levantamiento promovido principalmente por el movimiento consejista pese a no contar con todo el visto bueno de la Liga/KPD. Llamando a la Huelga General revolucionaria, concentrando sus fuerzas principalmente en Berlín y contando una vez iniciada con el decidido apoyo espartaquista, el levantamiento duró hasta el 15 de enero, fecha en la que fueron capturados Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht junto a cientos de revolucionarios más. 
Barricada espartaquista en Berlin 
En su traslado a prisión fueron asesinados y sus cuerpos lanzados al canal berlinés desde un puente. Esto generó una oleada de protesta obrera que acabó con 5.000 muertos a manos del ala más reaccionaria del ejército y los freikorps anticomunistas, que en todo momento estuvieron al servicio de la socialdemocracia. Comprender estos hechos y situarlos en su contexto es imprescindible para entender la evolución posterior de los acontecimientos hasta la llegada al poder de los nazis en 1933 y, desde luego, constituyen en sí mismos una explicación gráfica de la posterior calificación de “socialfascista” que se ganó la socialdemocracia.
Freikorps fusilan a comunista

Julio de 1924, fundación de Roter Frontkämpfer Bund (RFB)


Presentada legalmente como organización no-política en verano de 1924 y hasta su definitiva disolución por decreto en 1929, el RFB actuó en la práctica como una contundente milicia comunista compuesta principalmente en sus inicios por antiguos miembros de Proletarische Hundertschaften, veteranos de la I Guerra Mundial y supervivientes del alzamiento de 1918. 


Manifestación RFB

Organizada por el KPD, el RFB aunó en su seno a obreros de distinta tendencia política, aunque la mitad de la organización fuesen afiliados al KPD, otros no estaban afiliados a ningún partido y hubo incluso afiliados del ala izquierda del socialdemócrata SPD. 
Cartel RFB
Los sucesos acaecidos en mayo de 1924 en la ciudad de Halle, en los que cayeron asesinados 8 obreros y otros 16 resultaron heridos de gravedad por el fuego policial que disolvía una manifestación, aceleró la presentación pública del RFB. Dirigido tras su congreso de febrero de 1925 por Ernst Thälmann y Willy Leow, comenzó a editar su propio periódico, Die Rote Front. Su símbolo, el puño apretado, venía a expresar la defensa del amigo, la lucha contra el enemigo. Con el paso de los años, el RFB fue adoptando mayor relevancia y efectividad en los combates de calle gracias a la preparación técnica, el entrenamiento y su estrecha y constante ligazón con la educación política y la clase obrera. Todo esto hizo que el RFB fuese aumentando en número de militantes pasando de más de 40.000 en abril de 1925 a casi 70.000 en febrero de 1926. En el momento de su ilegalización en 1929 contaba con unos 130.000 miembros activos y varias secciones en su seno:
-Roter Jungsturm donde se encuadraban los jóvenes de entre 16 y 21 años, rebautizado como Rote Jungfront en 1925.
-Rote Marine, sección creada para reconocer a los marineros de la marina imperial que participaron en el alzamiento revolucionario de 1918. Era considerada una sección de élite.
-Roter Frauen und Mädchen Bund, sección femenina dirigida por Clara Zetkin. Contaba con 4.000 miembros en el momento de la ilegalización.
 Movilización masiva Berlín RBF.                               Saludo RBF puño cerrado.
La excusa que utilizó la República de Weimar para ilegalizar el RFB se basó en los hechos del Primero de Mayo de 1929 en el que hubo 33 muertos a consecuencia de la brutal represión ejercida en Berlín por la policía al servicio directo del socialdemócrata SPD. Prácticamente toda la legislación anticomunista de Weimar estaba destinada, como ya hemos citado, a sofocar cualquier conato revolucionario que estuviese inspirado en el ejemplo de la recién nacida Unión Soviética. 
Cartel KPD 20s
La experiencia histórica del RFB dejó marcadas a sangre y fuego en la memoria de la clase obrera alemana la importancia de la buena preparación para el combate y la autodefensa antifascista, pero además de eso, el RFB fue un claro ejemplo de cohesión, camaradería y solidaridad, valores que sólo pueden gestarse y alcanzar su verdadero significado cuando la lucha militante es real y desarrollada con todas sus consecuencias. 
Ejemplo de ello son todos sus miembros encarcelados y asesinados, pero los crímenes y ataques de las llamadas SA, Sturmabteilung nazis o camisas pardas, carecieron de impunidad en las calles y las fuerzas armadas de la burguesía se tuvieron que emplear a fondo en numerosas ocasiones ante la buena organización y capacidad de autodefensa y resistencia demostradas por el RFB en actos sindicales, comunistas o solidarios como cada vez que sus miembros acudían a impedir desahucios en barrios populares. 
Cabe citar que el RFB también se movilizó en contra del gasto dispensado por la República de Weimar en buques de guerra y en favor de ampliar las inversiones en bienestar social así como en contra de los nuevos llamados a la “guerra por Alemania” y en favor de la Paz. Podemos concluir que el RFB, cuyos militantes no desaparecieron, fue el precedente directo de Antifaschistische Aktion.
Rotfront

-->
1932: ALERTA ANTIFASCISTA: URGENCIA ORGANIZATIVA Y VIEJOS DESENCUENTROS
-->
En primavera de 1932 el KPD, consciente en todo momento del ascenso inmediato del fascismo, se propuso volver a reorganizar un amplio movimiento de base, con carácter de clase, combativo y, una vez más, al margen del control socialdemócrata que fuera capaz de unir al conjunto de la clase obrera por encima de tendencias y siglas concretas. Este movimiento adoptó el nombre de Antifaschistische Aktion y a pesar de su corta andadura es, seguramente, el más conocido mundialmente en la actualidad debido únicamente a la popularidad de su símbolo.
Manifiesto de AFA
Para ayudar a situar el contexto a nivel cuantitativo, debemos recordar que a nivel electoral, el partido nazi consiguió situarse segundo en las elecciones de 1930, con casi 6´5 millones de votantes frente a los 8´5 millones socialdemócratas y 4´5 comunistas. De los 12 escaños obtenidos en 1928, el NSDAP nazi pasó a 107. En julio de 1932 fueron más de 13´5 millones y 230 escaños. Y en enero de 1933 Hitler fue nombrado canciller alemán con los apoyos de centristas y otros nacionalistas. 
En 1932, las bandas de choque nazis, las conocidas Sturbmabteilung contaban con 220.000 miembros debidamente organizados. Los 500 muertos habidos como resultado de los enfrentamientos entre comunistas y nazis solo en el período electoral de junio de 1932 son un buen ejemplo de que la ya de por sí dramática situación parecía no tener componenda alguna que dejase nuevamente a medio camino a la clase obrera alemana. 
Se avecinaban días duros e intensos, en los que se deciden, para bien del progreso o de la reacción, los grandes acontecimientos históricos. El SPD formó frente junto a ciertos sindicatos y sectores de la burguesía, el conocido como Eiserne Front o Frente de Hierro. 
El símbolo de este frente, también conocido hoy día, consistía en tres flechas. Las bases de este sector eran el estado de Derecho y la absoluta legitimidad que otorgaban a las instituciones y, en concreto, a la policía como garante del orden y la defensa de las movilizaciones “democráticas”. 
Cartel SPD-1932  
             Cartel frente de hierro SPD - Julio de 1932

En ese mismo mes de mayo se anunció la creación del nuevo movimiento antifascista en las páginas de la gaceta Rote Fahne, del KPD tras una provocación nazi que derivó en una violenta pelea entre parlamentarios de los dos partidos. 
Cartel nuevos pioneros comunistas
El acto de presentación, llevado a cabo un mes después en una abarrotada sala de la Filarmónica berlinesa dejaba claro que a pesar de querer buscar la citada unidad, el antifascismo que pretendía organizarse no incluía la línea capitulacionista y defensora del capitalismo y su orden burgués del SPD.  
Panfleto AFA

De ello se encargaban dos grandes e irónicas pancartas que retrataban de qué lado se posicionaba el SPD cada vez que la lucha se agudizaba. El símbolo original de Antifa -como era conocido también en la época- constaba de dos banderas rojas dentro de un círculo, que según algunas fuentes representa un flotador salvavidas
Cartel pidiendo el voto comunista
Vidas obreras que se iban perdiendo en los combates de calle, tanto con las SA como con la policía estatal. Tras haber lanzado el llamamiento para organizar el movimiento, los grupos antifa se constituyeron y dieron inicio a una intensa actividad agitativa y combativa por todo el país: Bremen, Dantzig, Dortmund, Dresde, Düsseldorf, Colonia, Hanover, Leipzig… 
Mitin 10.000 personas en Viena

Con el fin de aclarar qué era y para qué se había creado el movimiento, el 8 de julio Ernst Thälmann invitó a veinte delegados del SPD a la sede central del KPD en Berlín para que le realizaran las preguntas que considerasen pertinentes. En pocos días, las conversaciones de este encuentro se distribuyeron masivamente en forma de folleto y quedó legado para la historia como una referencia teórica orientativa imprescindible de cómo, por quién y hacia dónde debe organizarse el movimiento antifascista de clase y combativo. 

Dos días después se reunieron en Berlín 1550 delegados, de los cuales 379 eran comunistas, 132 del ala izquierda socialdemócrata y la mayoría, 954, carecían de afiliación partidista concreta.
Congreso AFA filarmónica berlinesa. pancartas ironía SPD


Ese mismo mes, 33 intelectuales -entre ellos Albert Einstein- suscribieron un manifiesto promovido y ampliamente difundido por Internationaler Sozialistischer Kampfbund titulado “Llamamiento Urgente a la Unidad” para la creación de un frente obrero unido que no se limitase a presentarse al parlamento y fuese capaz de articular una firme autodefensa y proponer la unidad del KPD y SPD.
Antifaschistische Aktion fue ilegalizada en enero de 1933 y con ello, miles de SA desfilaron por el céntrico boulevard Unter den Linden berlinés y a partir de ahí se lanzaron a la caza de todo atisbo de comunismo y de antifascismo consecuente. Impotente ante la brutal embestida, Antifa sólo pudo convocar una huelga general en Mössingen. 
 
Sede central KPD berlin, llamado Karl Liebknecht. Tras su ilegalizacion, centro para la erradicacion del bolchevismo y en la actualiad sede de Die Linke
A partir de ahí, el 7 de febrero Thälmann propuso una amplia alianza contra el fascismo pero ya todo intento resultó baldío. El 3 de marzo lo detuvieron y tras 11 años encarcelado lo ejecutaron en agosto de 1944. En 1935 Wilhelm Pieck sustituyó a Thälmann como secretario general del KPD y trató de articular, en vano, un Frente Popular como los que se pusieron en marcha en el resto de países. Demasiado tarde, ya que en febrero de 1935 los nazis culparon a los comunistas de haber incendiado el Reichstag desatando una oleada represiva sin precedentes: en mayo disolvieron los sindicatos pese a haber aceptado estos el día anterior desfilar ante Hitler y en julio le llegó el turno al SPD
y el resto de partidos políticos. Lo ocurrido a partir de ahí es, a grandes rasgos, sobradamente conocido. 
Detención de comunistas por las SA en 1933

Los miembros de Antifaschistische Aktion que consiguieron zafarse de la brutal represión ejercida por el régimen nazi, se unieron a la lucha clandestina en torno al KPD en la misma Alemania, realizando acciones armadas, sabotajes, repartos de propaganda… 
Muchos otros vinieron a luchar a los frentes antifascistas del estado español, encuadrados en los batallones de las Brigadas Internacionales hasta el momento de su evacuación. 
 También hubo miembros supervivientes que tras la definitiva derrota de la República Popular en 1939, llegaron a la URSS a luchar en la Gran Guerra Patria y, tras la Victoria antifascista del 9 de mayo de 1945, regresaron a la recién creada República Democrática Alemana.     
Contra el fascismola guerra y el hambre, cartel comunista

Los 70: RECUPERACIÓN DE ALGO MÁS QUE UN SÍMBOLO

Tras las revueltas de 1968 en Europa, grupos autónomos se reorganizan bajo los mismos criterios que en décadas precedentes tras las innumerables escisiones habidas en grupos de distinta tendencia marxista. Nuevas generaciones de jóvenes alemanes de las grandes ciudades, hartos de la hipocresía y el servilismo de sindicatos y partidos denominados de izquierda y con ganas de reactivar el antifascismo combativo en sus calles y barrios, recuperan el mismo símbolo de las dos banderas. Los nuevos grupos antifa, conscientes de que el fascismo no desapareció con el proceso de Nuremberg, apostaron por hacer frente a la reorganización de las nuevas bandas nazis, buscar y encontrar a antiguos miembros del régimen nazi escondidos o con identidad falsa y defender de la represión policial los barrios ocupados y las movilizaciones de los sectores sociales más golpeados por el capitalismo. 
Manifa 80s(1)
A lo largo de las últimas décadas, el símbolo de la unidad antifascista combativa se ha propagado internacionalmente. En Alemania, donde actualmente funcionan unos 300 grupos bajo la denominación antifa, la organización y lucha antifascista está demostrando diariamente estar a la altura de las circunstancias en todas y cada una de las convocatorias de la extrema derecha, los nazis, del movimiento Pegida u otros de carácter ultranacionalista, así como en movilizaciones y protestas organizadas con motivo del Primero de Mayo, proyectos desarrollistas y devastadores, guerras imperialistas, iniciativas antirracistas locales, cumbres y otras reuniones del gran capital o en el fomento del deporte y la cultura popular….
Manifa 80s(2)

CONCLUSIONES

Internacionalmente somos cientos los grupos y colectivos que usamos el símbolo de las dos banderas, en todos los continentes. Cuestión aparte sería la orientación y fundamentos que adoptemos cada uno de ellos a la hora de entender y poner en práctica la organización y lucha antifascista que decimos reivindicar o si nos molestamos seria y entusiasmadamente en ello. La evolución de la historia contemporánea de la lucha de clases de cada pueblo, caracteriza la actualidad de nuestros movimientos y eso, en nuestro caso concreto, pasa por comprender lo ocurrido en estos últimos 80 años en el conjunto del estado español y, en lo que a Euskal Herria, nuestro pueblo, se refiere, en prestar especial atención a la intensidad adoptada por la lucha obrera y popular de estos últimos 40 años frente a los intentos de camuflar la naturaleza y el carácter fascista del estado en un marco de apariencia democrática a la turca
  Como hemos visto, se trata de mucho más que un símbolo, y si Ezkerraldea Antifaxista lo hace suyo y reivindica es en toda su dimensión, tratando siempre de no contradecir su esencia, ni usarlo como si de un logotipo de moda, un producto con el que mercadear o un símbolo para tribus urbanas se tratase. Es por ello también que, al igual que en la Alemania de los 20 y principio de los 30, Ezkerraldea Antifaxista une indisolublemente la lucha contra el fascismo a la lucha contra el capitalismo que lo genera y entiende que la socialdemocracia actual, representada por TODOS los partidos políticos de “izquierda” que forman parte del circo electoral y la legalidad fascista y buena parte de los “movimientos sociales” que se escandalizan ante las terribles consecuencias que genera este sistema depredador sin prestar atención a la raíz del problema, no hacen sino confundir y embaucar al conjunto de la clase obrera en ilusiones irrealizables en el marco del capitalismo. La clase obrera necesita urgentemente alzarse en la verdadera protagonista de organizaciones que estén dispuestas a promover la educación política, la movilización popular y la autodefensa y defensa de sus intereses con todos los medios al alcance. Consideramos que el antifascismo de clase y combativo que reivindicamos nosotros y nosotras, con su Programa Antifascista para la Ruptura Democrática, constituye un espacio abierto muy adecuado para ello.


Citas


Las políticas de nuestros partidos son incompatibles pero cuando los fascistas vengan esta noche a destruir la sede de tu organización, yo estaré ahí, con un arma en la mano, para poder ayudarte ¿Podrías también tú prometerme tu ayuda cuando ataquen la del mío?” (obrero comunista a socialdemócrata)

Frente al fascismo, Constitución y Estado de Derecho (…) Luchar sería rebajarse al nivel de los nazis rojos, los kozis” (SPD)

Acción Antifascista significa desarrollar una labor incesante para demostrar el papel vergonzoso y traicionero de los dirigentes del SPD/ADGB (…) y unificar a las masas fuera de la influencia de la dirección del SPD” (Ernst Tälmann, KPD)

Nosotros, comunistas, que no queremos tener nada en común con los dirigentes del partido socialdemócrata, explicamos incansablemente que estamos dispuestos a cada momento a realizar la lucha antifascista (…) con las organizaciones de base que quieran luchar” (KPD)

-->
-------------