jueves, 1 de junio de 2017

¿Sueño americano o pesadilla?


jmalvarezblog.blogspot.mx

¿Sueño americano o pesadilla?


Si se fijan con cierto detenimiento, Miami les recordará mucho a la España de hoy.
La pregunta de cada día sería “¿ Que no pasa en Miami ?”. Las noticias dentro de las fronteras de esta área del Sur de Florida, siempre son casi las mismas.
Apuñaleadas personas en plena vía pública. Tiroteados autos en Auto Pista. Golpean  hasta dejar grave una persona en una parada de Metrorail. Roban hogar a mano armada y amarran   a personas mientras dormían. Violan a una jovencita en un edificio abandonado. Roban un banco  y otros más en el mismo día. Asaltan un mercado en plena jornada de ventas. Entran por el techo y roban miles de dólares en celulares. Descubren una fábrica de tarjetas de crédito falsas. Ocasionan fuegos para cobrar daños a las aseguradoras.
Los vagabundos van en aumento durmiendo en portales del Downtown. Rompen puerta de vidrio y roban joyería, la alarma no suena. Violencia doméstica se repite en las mismas barriadas. Todos los días hay aumentos de accidentes entre vehículos por imprudencia de choferes. Heridos y muertos por disparos en discusión de choferes por parqueo. Mujeres de pelean por derechos en cola en una tienda. Descubren cultivo de marihuana en vivienda rentada a personas recién llegadas al país. Iracundas personas la emprenden a gritos contra comensales en restaurante local por razones políticas. También lo hacen frente a sus viviendas privadas.
Imágenes de un celular de un transeúnte, muestran golpiza a un individuo, boca bajo en el piso, por varios agente uniformados.
Manifiestan en  calles por derechos homosexuales.  Se casan personas del mismo sexo y brindan fiestas. Supremacistas y xenofóbicos  blancos la emprenden contra inmigrantes hispanos en público, golpeándolos y hasta apuñaleándolos. Ancianos son golpeados para robarles al llegar a su casa en su auto. Bronca entre pandilleros deja saldo de muertos y heridos. Lugares en solares yelmos los convierten en basureros locales. Los políticos siempre están sacándose los trapos sucios en los medios. Amnistía de reclusos peligrosos por falta de espacio en cárceles. Hieren o matan a menores inocentes en tiroteos en barriadas de Miami. El “bulling” aumenta en escuelas contra niños y adolescentes de comportamiento nobles, hasta llegar a provocar suicidios.
Ya casi es común  enterarse de choferes de  autos que en lugar de frenar en parqueos, siguen hasta dentro de establecimientos comerciales con público. Aumentan cada semestre las pólizas de seguros de autos y de salud. La educación pública se hace costosa por precios de eventos extracurriculares, que en muchos casos no pueden cumplir padres de bajos recursos y frustra a estudiantes pobres afectados. Los alimentos en las escuelas públicas son cada vez peores. Los comedores públicos para ancianos son de igual baja calidad.  Las rentas de viviendas aumentan hasta obligar a familias a unirse para vivir juntos por no poder asumir esas mensualidades.
Los costos de la vida son demasiado altos en Miami, para las entradas económicas promedio tan bajas en comparación con el resto de Florida  y del país. La delincuencia va en aumento y hasta algunos policías son acusados de delitos graves.  Los abusos policiales y “gatillos alegres”, amulan con otros puntos del país de igual o mayor incidencia en este aspecto.
Hay áreas de entretenimientos y paseos que no tienen espacios para parqueos públicos, ejemplo Miami Beach, Downtown Miami, Coconut Grove, etc., donde y cuando se aprovechan los dueños de espacios privados y suben a las nubes sus precios por minutos. La delincuencia incontrolable y desorganizada tiene uno de los lugares más altos del país.
Pues para qué seguir insistiendo en lo mismo, solo esto es a manera de recordatorio y de alerta a aquellos que deslumbrados por el espejismo de  la propaganda comercial,  prefieren Miami a otros lugares para comenzar sus nuevas vidas.
Les habló, “Desde Miami”, Roberto Solís.
radio-miami.org