jueves, 1 de junio de 2017

¡Agárrate! Cómo sobrevivir la primera hora después de un ataque nuclear


mundo.sputniknews.com

¡Agárrate! Cómo sobrevivir la primera hora después de un ataque nuclear

 

 

 


Una de las recomendaciones principales es no mirar directamente a la explosión con tus propios ojos, porque el brillo puede dejarte ciego. Además, es aconsejable abrir la boca para evitar la rotura de los tímpanos a causa de la presión provocada por el estallido.
Asimismo, varios edificios altos pueden derrumbarse, de manera que es conveniente alejarse de ellos.
Si dispones de radio y TV, lo más lógico sería seguir la información oficial. Las fuentes gubernamentales pueden brindarte consejos acerca de la reubicación en un lugar más seguro y presentar datos sobre la posibilidad de nuevos ataques.
Mejor en el subsuelo
Ponte a cubierto en una construcción subterránea: un búnker puede resultar muy útil para una situación límite.
Si no es posible esconderse bajo la superficie, dirígete a cualquier edificio cercano, preferiblemente a uno que esté hecho de ladrillos o de hormigón. Puede que fuera haya materiales radioactivos, de manera que sería mejor evitar interactuar con ellos.

La mejor opción, sin embargo, es esconderse lo más abajo posible sobre el nivel del suelo. Otra solución sería dirigirse hacia el centro del edificio y poner gran cantidad de objetos entre el muro externo de la construcción y tu posición.
Quédate en el escondite durante al menos 24 horas, incluso aunque tengas la necesidad imperiosa de empezar a buscar a tus seres queridos.
Si estás en la calle…
Una vez que se produzca la explosión nuclear, échate al suelo y cúbrete la cabeza. Acto seguido, quítate la ropa y busca un refugio cuanto antes. Si es posible, mete la ropa en una bolsa de plástico.
Dúchate en cuanto tengas ocasión, pero ten cuidado de no rascarte la piel. Utiliza champú, pero no uses acondicionador, porque este último añade partículas que serán difíciles de limpiar.