viernes, 16 de junio de 2017

Irán promete ‘respuesta adecuada’ a nuevas sanciones de EEUU


hispantv.com

Irán promete ‘respuesta adecuada’ a nuevas sanciones de EEUU



Un funcionario iraní cargó contra el Senado de EE.UU. por aprobar nuevo paquete de sanciones antiraníes y prometió que Teherán dará una ‘respuesta adecuada’.
El jueves, el Senado de EE.UU. votó —casi de forma unánime— a favor de nuevos embargos contra Irán, los cuales podrían aplicarse a cualesquier institución financiera o compañía extranjera que proporcione partes o componentes clave al programa de misiles del país persa.
Para convertirse en ley, las sanciones todavía tienen que ser aprobadas por la Cámara de Representantes, dirigida por los republicanos, y luego firmadas por el presidente de EE.UU., Donald Trump.
“Las nuevas sanciones aprobadas por el Senado estadounidense son, sin duda, contrarias al espíritu y al texto del JCPOA”, dijo el jueves Ali Akbar Velayati, asesor para Asuntos Internacionales del Líder de la Revolución Islámica, usando el acrónimo inglés del Plan Integral de Acción Conjunta, que es el nombre oficial del acuerdo nuclear de 2015.
Por especificación del pacto nuclear alcanzado entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), Teherán aceptó limitar parte de sus actividades nucleares pacíficas a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales relacionadas a su programa nuclear.
Velayati prometió que el Comité iraní encargado de monitorear el programa nuclear, del que él mismo es un miembro, abordará esta medida “hostil”, y dará una “respuesta adecuada”.
Las nuevas sanciones aprobadas por el Senado estadounidense son, sin duda, contrarias al espíritu y al texto del JCPOA”, dijo Ali Akbar Velayati, asesor para Asuntos Internacionales del Líder de la Revolución Islámica.
Para el destacado político iraní las nuevas restricciones son un intento de Washington para “ocultar las repetidas derrotas que le ha infligido Irán en Irak y Siria” a los estadounidenses.
De ser aprobado, sería el segundo paquete de embargos antiraníes bajo la Administración de Trump. El primero fue decretado en febrero después de que Irán llevara a cabo en marzo una prueba de un misil balístico.
Washington afirma que los ensayos de misiles de Irán violan la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), que fue aprobada en julio de 2015 para ratificar el pacto nuclear.
Sin embargo, Teherán ha reiterado en distintas ocasiones que tales acciones no infringen la Resolución 2231, argumentando que los misiles iraníes son armas convencionales que no están diseñados para llevar ojivas nucleares.
Teherán asegura que su programa de misiles es de carácter “defensivo”, y tiene como objetivo “defender la seguridad nacional, y promover la paz y la estabilidad regionales”.
ftm/ncl/hnb