jueves, 27 de julio de 2017

‘Alta traición’: Acusan a Poroshenko de financiar a Ejército ruso


hispantv.com

‘Alta traición’: Acusan a Poroshenko de financiar a Ejército ruso

 

 

HispanTV

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, podría ser juzgado por alta traición por aparentemente haber financiado al Ejército ruso a través de su firma Roshen.
La Justicia ucraniana ha ordenado abrir una investigación contra Poroshenko, acusado de alta traición por presuntamente financiar a las unidades del Ejército ruso que estarían apoyando a los independentistas en su lucha contra las fuerzas ucranianas en la región de Donbás, en el este de Ucrania.
Un tribunal de Kiev ha ordenado al Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, por sus siglas en ucraniano) que abra una investigación contra Poroshenko, tras aceptar la demanda penal del abogado Renat Kuzmin, que acusa al presidente de Ucrania de alta traición por haber financiado una sección del Ejército ruso, según ha informado la agencia rusa de noticias Itar-Tass.
Kuzmin acusa al mandatario ucraniano de haber utilizado su cargo como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas para financiar al Ejército ruso desplegado en la región de Donbás desde "2013 a 2017 a través de la sede de su empresa Roshen en la ciudad rusa de Lipetsk".
Asimismo, Kuzmin ha publicado la respuesta del SBU, que defiende la legalidad de Poroshenko porque realizó esos actos a través de su empresa, que no estaba sometida a ninguna normativa. Además, el SBU ha amenazado con demandar al abogado por difamación, a lo que Kuzmin ha respondido pidiendo la apertura de un expediente disciplinario contra los servicios de Inteligencia.
Las fuerzas gubernamentales y los independentistas se enfrentan desde 2014 en las provincias de Donetsk y Lugansk, en la región de Donbás, este de Ucrania. Kiev acusa a Moscú de apoyar a los grupos rebeldes, pero el Kremlin siempre ha negado cualquier injerencia en este conflicto armado.
El estallido del conflicto armado en el este de Ucrania por la independencia fue una consecuencia de la reunificación, ese año, de la península de Crimea a la Federación Rusa mediante un referendo no reconocido por Kiev.
Esta noticia salta a la palestra aproximadamente dos semanas después de que Poroshenko asegurara que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) aceptaba la petición de su Gobierno de iniciar negociaciones para la adhesión de Ucrania a la Alianza Atlántica, circunstancia que aumentaría las tensiones con Rusia.
lvs/anz/aaf/rba