jueves, 27 de julio de 2017

Reino Unido se suma a EEUU en desafiar a China en mar disputado


hispantv.com

Reino Unido se suma a EEUU en desafiar a China en mar disputado

 

 

HispanTV

El Reino Unido enviará un buque de guerra al mar del Sur de China, una medida que provocaría la ira de Pekín, pues China reclama la mayor parte de la zona.
“Esperamos enviar un buque de guerra a la región (mar del Sur de china) el próximo año (2018). No hemos finalizado exactamente donde será ese despliegue, pero China no puede restringir nuestra navegación por el Mar de la China Meridional”, ha dicho este jueves el ministro de Defensa del Reino Unido, Michael Fallon, a la agencia británica de noticias Reuters.
En sus declaraciones durante una conferencia de prensa en la ciudad australiana de Sídney, Fallon asimismo ha indicado que el envío de buque a las mencionadas aguas en disputa se enmarca en la decisión del Reino Unido para “aumentar su presencia” en Asia Oriental.
De este modo el titular británico ha hecho referencia al envío del año pasado (2016) de aviones de combate del Reino Unido a Japón a fin de realizar maniobras conjuntas en este país asiático.
“Volamos el pasado mes de octubre los Typhoons de la RAF (siglas inglesas de la Real Fuerza Aérea del Reino Unido) y ejerceremos ese derecho, siempre que tengamos la oportunidad de hacerlo, siempre que tengamos barcos o aviones en la región”, ha dicho.
Esperamos enviar un buque de guerra a la región (mar del Sur de china) el próximo año (2018). No hemos finalizado exactamente donde será ese despliegue, pero China no puede restringir nuestra navegación por el mar de China Meridional”, dice el ministro de Defensa del Reino Unido, Michael Fallon.
El aumento de la presencia militar del Reino Unido en el mar del Sur de China amenaza con aumentar las tensiones que se vive en la región por el reclamo territorial de varios países regionales, así como por los problemas entre EE.UU. y China, pues Pekín denuncia patrullajes militares de Washington en el océano Pacífico.
La decisión británica de igual modo podría alterar lazos entre Londres y Pekín que están socavando los esfuerzos para reforzar lo que ambas partes han llamado  la “era dorada”, luego de una visita del presidente chino, Xi Jinping, al Reino Unido en 2015.
tqi/rha/ftn/hnb