domingo, 6 de agosto de 2017

EEUU anula penas contra Blackwater, autora de una masacre en Irak

EEUU anula penas contra Blackwater, autora de una masacre en Irak

  • De izquierda a derecha, Dustin Heard, Evan Liberty, Nicholas Slatten y Paul Slough, exempleados de Blackwater.
Publicada: domingo, 6 de agosto de 2017 1:23
Un tribunal de EE.UU. anula las penas contra cuatro excontratistas de la empresa militar Blackwater, que asesinaron a más de diez civiles iraquíes en 2007.
Los cuatro excontratistas fueron acusado de matar a 14 civiles iraquíes y herir a otros 18 durante los disparos que efectuaron en septiembre de 2007 contra transeúntes en la plaza Nisour del centro de Bagdad (capital de Irak).
Tres de los exagentes identificados como Dustin L. Heard, Evan S. Liberty y Paul A. Slough, fueron declarados culpable en 2014 de homicidio involuntario e intento de homicidio, así como de uso de una ametralladora para llevar a cabo una atrocidad. Cada uno de estos tres fue condenado a treinta años de prisión por homicidio.
El cuarto excontratista, Nicholas A. Slatten, que servía como un francotirador del Ejército estadounidense, fue condenado por un juez federal a cadena perpetua por asesinato acusado de efectuar los primeros disparos en la plaza Nisour.
Sin embargo, la Corte de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia anuló las penas contra los cuatro excontratistas de Blackwater –empresa que ahora se conoce como Academi– al considerar que fue “injusto” imputarles un cargo de porte de armas por unas armas que el Gobierno de Estados Unidos les obligó a llevar para sus labores de protección, según anunció el sábado la cadena estadounidense CNN.
Los jueces anularon por tanto las sentencias de Heard, Liberty y Slough, y reenviaron el caso para que se fijen nuevas penas.

Con respecto a Nicholas Slatten, el tribunal penal consideró que tendría que haber sido juzgado en un proceso distinto al de sus compañeros, de forma que su condena fue anulada y tendrá que ser juzgado de nuevo.
En 2003, en una violación flagrante del derecho internacional, EE.UU. lideró la invasión a Irak con el fin de derrocar al régimen de Saddam Husein (1979-2003), so pretexto, particularmente, de que contaba con armas de destrucción masiva, algo que nunca se confirmó.
Más de un millón de iraquíes murieron como consecuencia de la invasión occidental y la posterior ocupación del país, conforme a cifras divulgadas por un grupo de investigadores de EE.UU., Irak y Canadá.
En reiteradas ocasiones, el expresidente de EE.UU., Barack Obama, confesó que esa decisión fue errónea y supuso el origen del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la región.
fdd/ktg/ask/hnb