miércoles, 12 de julio de 2017

Crimea acusa a EEUU y Europa del auge del nazismo en Ucrania


hispantv.com

Crimea acusa a EEUU y Europa del auge del nazismo en Ucrania

 

 

HispanTV

El líder de Crimea, Serguéi Aksionov, ha culpado este martes a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) de la institucionalización del nazismo en Ucrania.
“El nazismo se ha convertido en la ideología del Estado ucraniano y la responsabilidad histórica la tienen los países occidentales que respaldaron el golpe de Estado perpetrado en Kiev, en febrero de 2014”, ha escrito el político en las redes sociales.
Asimismo, ha recordado que la jornada de hoy Polonia recuerda a las decenas de miles de víctimas del genocidio que perpetraron los nacionalistas del Ejército Insurgente Ucraniano (UPA-OUN, por sus siglas en ucraniano, proscrito en Rusia) el 11 de julio de 1943, formado en octubre de 1942 como el ala armada de la Organización de Nacionalistas Ucranianos.
Ese fatídico día los radicales ucranianos atacaron por sorpresa decenas de localidades y aldeas pobladas por polacos. En este contexto, Aksionov ha subrayado que en marzo de 2014 los pueblos de Crimea, entre ellos la comunidad polaca de la península, le expresaron un ‘no rotundo’ a los golpistas de Kiev al decidir, mediante un referéndum ese mes, volver a integrarse en la Federación Rusa.
El nazismo se ha convertido en la ideología del Estado ucraniano y la responsabilidad histórica la tienen los países occidentales que respaldaron el golpe de Estado perpetrado en Kiev, en febrero de 2014”, ha escrito el líder de Crimea, Serguéi Aksionov.
“La población de Crimea se solidariza con el pueblo polaco y esperamos que la comunidad internacional condene los crímenes de los nazis ucranianos de hoy, así como condenó los crímenes de Hitler”, ha subrayado el dirigente.
El año pasado, la Cámara baja polaca proclamó el 11 de julio como día nacional en memoria de los compatriotas asesinados entre 1943 y 1945. Según las autoridades polacas, las matanzas tuvieron lugar en Volinia, Galicia y zonas del sureste polaco.
El actual presidente ucraniano, Petro Poroshenko, en mayo de 2015, enalteció a los genocidas del UPA al concederles el estatus de ‘luchadores por la independencia’ y el pago de un subsidio vitalicio; de ahí que Moscú instara a la comunidad internacional a evaluar de forma adecuada a las autoridades de Ucrania, “un país donde los neonazis pasaron de las palabras a los hechos y mataron a miles de civiles”.
aaf/anz/zss/rba