martes, 4 de julio de 2017

Rusia, lista para un Armagedón nuclear con sus búnkeres subterráneos


mauisaac.blogspot.mx

Rusia, lista para un Armagedón nuclear con sus búnkeres subterráneos


Rusia tiene búnkeres gigantes debajo de Moscú, donde las autoridades del Kremlin pueden vivir bajo tierra durante meses después de un posible ataque nuclear.
“Una instalación subterránea profunda en el Kremlin y un enorme búnker de liderazgo junto a la Universidad Estatal de Moscú están destinados a la autoridad nacional de comandos en tiempo de guerra”, dijo el informe publicado este miércoles en el diario The Times.
El repote también indicó que el país euroasiático tiene sistemas de soporte de vida que pueden permitir operaciones independientes durante muchos meses después de un ataque nuclear.
De acuerdo con el diario, los “enormes” búnkeres de Rusia están a 985 pies bajo tierra y pueden albergar hasta 10.000 personas en el caso de un Armagedón nuclear.
Una instalación subterránea profunda en el Kremlin y un enorme búnker de liderazgo junto a la Universidad Estatal de Moscú están destinados a la autoridad nacional de comandos en tiempo de guerra”, dijo el informe publicado por el diario The Times.

Dichos refugios están vinculados a otros búnkeres fuera de la ciudad, la terminal VIP del aeropuerto de Vnukovo, en la capitalina ciudad de Moscú, en el caso de que los líderes cercanos al gobierno necesiten huir.
En otra parte del informe anterior a la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU. pero publicado este miércoles, dice que el presidente ruso, Vladimir Putin, cree que el país norteamericano tiene la intención de cambiar el actual gobierno en Rusia como parte de sus “esfuerzos para promover la democracia en todo el mundo”.
Washington y Moscú están inmersos en una escalada de tensiones con la crisis de Ucrania de fondo. EE.UU. y sus aliados en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han reforzado su presencia militar y sus actividades de espionaje cerca de las fronteras marítimas rusas, que incluyen el mar Negro.
Rusia denuncia estos despliegues cerca de sus fronteras orientales como “injustificados” y ha advertido de que estas acciones podrían poner en peligro la seguridad tanto de la región como del mundo.