jueves, 18 de mayo de 2017

Petras sobre Rusia y Francia


jmalvarezblog.blogspot.mx

Petras sobre Rusia y Francia


Aprendan algo de él, estimados botarates y chiquilicuatres.
Rusia
"La campaña monomaníaca de EE.UU. a desprestigiar, sancionar, aislar a Rusia. No hay ninguna duda que es un acto político para tratar de desprestigiar a Rusia. Y es como todo lo demás que está usando, acusando a Rusia de controlar las elecciones, meterse en Ucrania, meterse en Irán, meterse con Siria. Es cualquier cosa que Rusia hace, si no hablan sobre las elecciones en Francia están acusados de actuar clandestinamente. Si tienen algún comentario sobre este tema inmediatamente los acusan de intervención. Cualquier cosa hacen, uno o el otro, es lo mismo, descubren una forma y otra para acusar a Rusia de, por ejemplo en los eventos mundiales, que sus equipos de atletas están drogados, es una cosa maníaca de que Rusia es el gran enemigo, peor que Stalin, peor que Hitler, peor que cualquiera que vive en el Universo. No hay ninguna forma de aceptar, pero está usando las presiones sobre la FIFA para influir en el gran público mundial apoyante del fútbol.En este sentido ya han politizado lo que podríamos considerar un deporte, una audiencia pública indiferente a las políticas de cualquier poder mundial.
Francia
Es horrible (...). Macron ha dado una imagen de un novedoso político, sin experiencias políticas y abierto a la izquierda, a la derecha que declara ser un independiente favoreciendo la gran patria de Francia.Nada de eso, Macron era banquero de las grandes compañías de Francia. El Sr. Macron era el ministro de Economía en el gobierno de Hollande empujando la agenda más reaccionaria en la historia de un gobierno de centro-izquierda.Es decir, trata de forzar una ley laboral para eliminar la capacidad de los sindicatos en negociar acuerdos colectivos por industria. Quiere reducir cada negociación a la empresa, que significa los grandes monopolios con industrias nacionales e internacionales pueden negociar con cualquier fulano en cualquier industria aislada, fragmentada y débil.Y eso significa el fin del sindicalismo, el fin de las protecciones.Y más allá de eso Macron quiere utilizar la concentración del poder en el gran capital para bajar los impuestos para los ricos, expulsar más de 150.000 empleados públicos, reducir el presupuesto social, aumentar la austeridad conjuntamente con la Unión Europea, fortalecer a la OTAN para lanzar agresiones en el mundo y son muchas más cosas.Y si no -ha declarado el Sr. Macron que no tiene mayoría en la Asamblea Nacional- el Congreso, va a mandar por decreto.