martes, 1 de agosto de 2017

Frank País, los mártires no saben de edades. #Cuba


micubaporsiempre.wordpress.com

Frank País, los mártires no saben de edades. #Cuba

 

 

Publicado el

Frank País García (1934-1957) es uno de los héroes y mártires más queridos de la lucha revolucionaria cubana, muerto en las calles santiagueras, con solo 22 años.
Hace ahora 60 años Frank se encontraba refugiado en la casa de Raúl Pujol Arencibia (1918-1957), de la Resistencia Cívica santiaguera, cuando supo que los guardias registraban las casas a unas cuadras de allí.
Ambos intentaron escapar del cerco y salieron caminando por la calle San Germán arriba, pero les dieron el alto y al registrarlos, le hallaron una pistola a Frank, quien fue identificado por un policía que lo conocía.
Resultaron golpeados y ametrallados; el asesino José María Salas Cañizares lo remató en el suelo.
La noticia de su asesinato por las fuerzas represivas se conoció en toda Cuba, a pesar de la censura oficial, y una huelga general, espontánea, se extendió por Oriente y otras provincias en abierto desafío al dictador Fulgencio Batista.
Las mujeres fueron con su madre Doña Rosario a reclamar el cadáver.
Nadie pudo impedir que lo vistieran con el uniforme verde olivo del Ejército Rebelde, y que llevara sobre el pecho la boina y el brazalete del Movimiento 26 de Julio, ni tampoco el desbordamiento popular que el 31 de julio llenó más de 20 cuadras en las calles de Santiago de Cuba.
“No puedo expresar la amargura, el dolor infinito que nos embarga”, expresó el líder rebelde Fidel Castro desde la Sierra Maestra:
¡Qué bárbaros!, lo cazaron en la calle cobardemente valiéndose de las ventajas de que disfrutan para perseguir a un luchador clandestino. ¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad, que han asesinado. No sospecha siquiera el pueblo de Cuba quién era Frank País; lo que había en él de grande y prometedor.

¿Quién fue el inolvidable Frank País?

Se cumplen 60 años del asesinato de Frank País.
Jefe de Acción y Sabotaje y miembro de la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Julio fue Frank País (David y otros seudónimos clandestinos) un poeta, músico y pintor aficionado que aglutinó lo mejor de su generación, y sobre todo, maestro y revolucionario.
De este niño y joven precoz, sus menos de 23 años fueron suficientes para descollar como líder estudiantil, primero, y llegar a ser el alma de la lucha clandestina contra la dictadura de Fulgencio Batista.
Pocas personas resultaban insensibles frente a este magnífico joven, huérfano a la edad de cinco años, hijo del pastor Francisco País Pesqueira y de Rosario García Calviño, la cual ejecutaba -en órgano o piano- piezas de música litúrgica, en la Primera Iglesia Bautista de la ciudad.
Frank creó una amplia estructura para la acción a la cual incorporó numerosos jóvenes estudiantes y obreros, y buscó el apoyo de personas de todas las edades y sectores sociales.
Organizó en 1956 el levantamiento del 30 de noviembre en Santiago de Cuba, en apoyo al desembarco de la expedición del yate Granma.
Luego resultó una especie de cordón umbilical que salva, refuerza y abastece al naciente Ejército Rebelde, el cual pasaba por las manos de Frank (David) en Santiago de Cuba y de Celia Sánchez (Norma) en Manzanillo.
“Y en cuanto a la Sierra Maestra, cuando se escriba la historia de esta etapa revolucionaria, en la portada tendrán que aparecer dos nombres: David y Norma”, expresa un documento de esa época del Estado Mayor del Ejército Rebelde.
La obra de David trascendió más allá de su asesinato por los cuerpos represivos.
Qué de grande e inmortal tenía este joven maestro y poeta, con rostro de adolescente -hijo de españoles- del cual Ernesto Che Guevara manifestó:
“Sus ojos mostraban enseguida al hombre poseído por una causa, con fe en la misma y además, que ese hombre era un ser superior. Hoy se llama, el inolvidable Frank País; para mí que lo vi una sola vez, es así”.

Fidel sobre Frak País

En la Finca de Epifanio Díaz, campesino colaborador del Ejército Rebelde. Fidel en el centro junto a los guerrilleros Frank País, Faustino Pérez, Raúl Castro, Armando Hart y Universo Sánchez, a raíz de la primera reunión de la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Julio, 17 de febrero de 1957. Foto: Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas
Los mártires no saben de edades; no escogen el momento de entregar la vida por la Patria, por los hombres y mujeres que llevarán sus nombres en lo alto como antorchas de la historia.
Para los caídos, los que fundaron la simiente, es este homenaje. Hoy, 30 de julio, conmemoramos el 60 aniversario del asesinato de Frank País, ese joven a quien Fidel describiera como ejemplo de dignidad y lucha, de integridad y espíritu revolucionario.
En una carta a Celia, el 31 de julio de 1957, el Comandante en Jefe escribió:
“¡Qué bárbaros! Lo cazaron en la calle cobardemente valiéndose de todas las ventajas que disfrutan para perseguir a un luchador clandestino. ¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han asesinado. No sospecha siquiera el pueblo de Cuba quién era Frank País, lo que había en él de grande y prometedor”.
“(…) Frank País, el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes (…)”
“Ahora más que nunca debe implantarse la disciplina que tanto exigió Frank”.
En el discurso pronunciado en la conmemoración del aniversario de la caída de Frank País, efectuada en el Instituto de la Segunda Enseñanza, Santiago de Cuba, 30 de julio de 1959, afirmó:
 “Los hombres nacemos con una idea instintiva de lo que está bien y de lo que está mal. Ese instinto puede ser mejorado o puede ser empeorado por el ambiente, pero todos nacemos con esa sensación de lo que es la justicia, porque es que es un sentimiento instintivo del hombre y todos lo veíamos marchar en contradicción con lo que para nosotros era elemental con la idea de la justicia”.
“¡Son los hombres firmes, los que no atienden a cantos de sirenas ni entienden de intrigas ni los pueden confundir, porque saben lo que es la Revolución!  Porque saben que es toda espíritu de libertad, porque saben que es toda pureza, porque saben que es toda dignidad humana y justicia para nuestro pueblo y justicia para nuestros ciudadanos”.
“Porque esta Revolución tenemos que defenderla, porque esta patria tenemos que defenderla!, porque en ella no están solo el porvenir y la felicidad de nuestro pueblo; en ella están todas las esperanzas y todas las ilusiones de millones y millones de compatriotas”.
Durante la inauguración de la escuela “Frank País”, en Nowa Huta, Cracovia, el 9 de junio de 1972, expresó:
“La última vez que nosotros vimos al compañero Frank País fue en ocasión de una visita que nos hizo a las montañas. Después regresó a la ciudad, donde él realizaba su trabajo revolucionario. Era muy perseguido, todos los días lo buscaban, hasta que en una ocasión pudieron descubrirlo e identificarlo y le quitaron la vida. Era muy joven. El habría podido hacer mucho más, él habría podido realizar y crear muchas cosas, pero infortunadamente murió muy joven”.
En las palabras del acto central por el 35 aniversario de la Unión de Jóvenes Comunistas, efectuado en el teatro Karl Marx, 4 de abril de 1997, Fidel aclamó:
“Cómo no recordar hoy, por ejemplo, a Frank País, muerto a los 22 años, aquel joven tan prometedor, tan capaz; a su hermano, aún más joven”.
Tomado de Cubadebate