miércoles, 21 de junio de 2017

¿Qué es la ciudadanía universal y por qué es importante?


telesurtv.net

¿Qué es la ciudadanía universal y por qué es importante?

 

 

 

 | Noticias


Todos los seres humanos deben gozar de igualdad de derechos y deberes en cualquier parte del mundo, este el principio de la ciudadanía universal plurinacional  que el presidente boliviano Evo Morales planteó este martes ante la Conferencia Mundial de los Pueblos "Por un mundo sin muros hacia la Ciudadanía Universal", celebrada en Tiquipaya, Bolivia.
Morales propuso la formulación de nuevos derechos universales del hombre, donde el libre desplazamiento de las personas de un territorio a otro constituya un elemento fundamental para el desarrollo de una sociedad universal en convivencia con el planeta o "madre tierra".
Actualmente, uno de cada siete habitantes del planeta es un migrante. De los mil millones de migrantes, un 75 por ciento lo hace dentro de las fronteras nacionales mientras que 244 millones son migrantes internacionales, 71 millones más que a principios de milenio.
A finales de 2015, había 65, 3 millones de personas desplazadas por motivos diversos como guerras, hambrunas, condiciones climáticas, un 10 por ciento más que el año anterior. En 2016, se registraron 31,1 millones de nuevos casos de desplazamiento interno equivalentes a una persona desplazada por segundo según un informe de la Agencia de la ONU para los Refugiados.
La ciudadanía universal no es un concepto nuevo, ha sido trabajado y aceptado en el ámbito internacional, vinculado directamente con la universalidad de los derechos humanos.
Los derechos humanos deben incluir un derecho básico a la ciudadanía que actualmente se formula solo negativamente como el derecho a no ser privado de la nacionalidad.
La Constitución de Ecuador aprobada en 2008 consagra la ciudadanía universal como principio rector de las relaciones internacionales del Estado ecuatoriano y "propugna la libre movilidad de todos los habitantes del planeta y el progresivo fin de la condición extranjera como elemento transformador de las relaciones desiguales entre los países, especialmente norte-sur".
A pesar de los avances en integración, América Latina no cuenta aún con políticas migratorias alineadas entre los diferentes países y menos aún con el principio de ciudadanía universal en un mundo en el que la necesidad de buscar una vida mejor en otros lugares es objeto de negocio y terreno abonado para la violación de derechos humanos.
Los expresidentes de Colombia, Ernesto Samper, de Ecuador, Rafael Correa y de España, José Luis Zapatero, además del presidente boliviano Evo Morales, criticaron con dureza a Trump, que denunció el ecologista Acuerdo de París contra el calentamiento global, atacó a 10 millones de migrantes en Estados Unidos y enterró el histórico acercamiento entre EE.UU. y Cuba luego de 60 años de bloqueo económico y aislamiento.
Morales, que fustigó la política estadounidense de construir un muro de concreto en México, alentó la constitución del derecho al desplazamiento y a una renta básica universal.
El dignatario suramericano cuestionó la línea trazada por el mandatario estadounidense Donald Trump y afirmó que la migración es un factor de desarrollo, igualmente reflexionó y abogó por un mundo sin seres humanos en condición de ilegalidad, sin libertad y sin ciudadanía.
Morales aseguró que el libre desplazamiento significa que no puede haber muros para el ser humano los cuales restringen el derecho de buscar en otros países la satisfacción de sus niveles de vida.
El mandatario demandó que ningún Estado prohiba a un ciudadano la entrada por condiciones religiosas, culturales, idiomáticas u otros motivos.
Recientemente, Trump prohibió la entrada a Estados Unidos por noventa días a ciudadanos de siete países que practican el islam como religión argumentando la protección de Estados Unidos contra el terrorismo, varios países latinoamericanos y organizaciones internacionales rechazaron esta decisión.
Morales manifestó que los migrantes no son culpables de la crisis económica de los países poderosos, sino la concentración de la riqueza en pocas manos. Se dice que el migrante pone en riesgo el derecho de los trabajadores y la seguridad pero ¿quién hace florecer los campos abandonados? ¿Quién se ocupa de los trabajos más pesados? sino el migrante, se preguntó el dignatario.
Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en 2015 murieron 3.771 personas en su intento de cruzar el mar Mediterráneo que conecta a Europa, parte de Asia y África para escapar de la guerra, poniendo de manifiesto una de las mayores crisis migratorias después de la Segunda Guerra Mundial (1939- 45).
A esto se suma un nuevo fenómeno, los "migrantes climáticos" que se ven obligados a abandonar sus países por los efectos del cambio climático, degradación ambiental, sequías e inundaciones.
>> Conferencia en Bolivia fomentará mayor apoyo a refugiados