jueves, 13 de julio de 2017

Nominado al FBI: Pesquisa sobre Rusia no es ‘caza de brujas’


hispantv.com

Nominado al FBI: Pesquisa sobre Rusia no es ‘caza de brujas’

 

 

HispanTV

El nominado para dirigir el FBI defiende que la pesquisa sobre la supuesta intervención de Rusia en las presidenciales de EE.UU. no es una ‘caza de brujas’.
Christopher Wray ha dejado claro este miércoles que no cree que Robert Mueller, el fiscal especial designado para investigar el caso, “esté conduciendo una caza de brujas”.
Hablando en su sesión de confirmación ante el Senado de EE.UU., Wray se ha referido al tuit más reciente del presidente de EE.UU., Donald Trump, contra las investigaciones en marcha sobre la supuesta intervención rusa en las elecciones estadounidenses.
“Esta es la mayor caza de brujas de la historia política. ¡Triste!”, ha tuiteado hoy miércoles el inquilino de la Casa Blanca, repitiendo una opinión que comenzó a usar poco después de vencer en los comicios del 8 de noviembre de 2016.
En realidad, el jefe de Estado estadounidense se refería al hecho de que su hijo Donald Trump Jr. esté siendo investigado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de EE.UU. por el mismo caso.
En otro tuit, el presidente ha elogiado a su hijo por su “buen trabajo anoche” al publicar sus correos electrónicos, los cuales confirman que buscó ayuda rusa para su padre en las elecciones. El presidente calificó a Donald Jr. de “abierto, transparente e inocente”.
Esta es la mayor caza de brujas de la historia política. ¡Triste!”, ha tuiteado el presidente de EE.UU., Donald Trump, repitiendo una opinión que comenzó a usar poco después de vencer en los comicios del 8 de noviembre de 2016.
Los correos electrónicos que divulgó ayer martes Donald Trump Jr. revelan que el primogénito del presidente aceptó reunirse con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya para recibir “datos comprometedores” sobre la candidata rival en las presidenciales, la demócrata Hillary Clinton.
Wray cree que el hijo del presidente debería haber avisado a las autoridades antes de reunirse con la abogada rusa, y así ha dejado claro que no le debe nada a Donald Trump por nominarle como director del FBI.
Además, Wray ha prometido mantener una “independencia estricta” de la agencia policial frente a influencias políticas, ha asegurado, asimismo, que dimitiría si se le pidiera hacer algo ilegal y se ha distanciado del presidente estadounidense en asuntos clave.
Wray reemplazaría de ser confirmado a James Comey, cesado el pasado mes de mayo de forma fulminante porque, según explicó Trump después, “no estaba haciendo un buen trabajo”. Pero el anterior director del FBI advirtió de que la Casa Blanca intenta “difamarlo” para ocultar la presión que ejerció sobre él y así desviar la atención de la supuesta influencia rusa en la política estadounidense.
Durante su comparecencia ante los senadores, Comey rehusó determinar si Trump dificultó las pesquisas de la institución que dirigía sobre la injerencia rusa en las presidenciales de noviembre, pero indicó que el jefe de Estado le pidió que abandonara la investigación contra su asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn. Comey calificó esa petición de “turbadora” e indicó que la había interpretado como uan “instrucción”, no una orden.
Cabe recordar que las autoridades rusas han negado en reiteradas ocasiones haber interferido en las elecciones estadounidenses.
zss/mla/tas/nal