sábado, 8 de julio de 2017

Palestina. Israel obliga a familias palestinas a demoler sus propias casas


resumenlatinoamericano.org

Palestina. Israel obliga a familias palestinas a demoler sus propias casas

B25y Resumen Latinoamericano

Resumen Latinoamericano / Kaos en la Red /
Les dan dos horas para la destrucción de sus casas bajo la amenaza de que, en caso contrario, lo harían soldados israelíes y tendría que pagar una multa de al menos 23.000 dólares.
El régimen de Israel ha obligado a dos familias palestinas a demoler sus propias casas, alegando que no cuentan con permiso de construcción.
Según informa la página Web Middle East Monitor (MEM), autoridades israelíes han conminado a dos familias palestinas a acabar con sus propias casas luego de que las amenazaran con cobrar los gastos que implicaría la demolición de esas viviendas.
La familia Fawaqa, residente del ocupado Al-Quds (Jerusalén), ha tenido este martes que demoler su casa como lo pidieron autoridades israelíes alegando la falta de autorización de construcción.
Mahmud Fawaqa, el padre de la familia, asegura que él mismo había tratado de obtener una licencia de construcción pero las autoridades municipales israelíes negaron su petición e hicieron imposible que la consiga.
La presión de la parte israelí llegó al extremo de dar a los Fawaqa dos horas para acabar con la demolición de lo contrario soldados israelíes se encargarían de destruir la vivienda y esta familia palestina tendría que pagar una multa de al menos 23.000 dólares.

Un hecho similar tuvo lugar el sábado, cuando una familia palestina tuvo que demoler su casa, situada en el barrio de Al-Issawiya de Al-Qudspara, para evitar la imposición de multas israelíes.
Con frecuencia el régimen de Tel Aviv niega a los palestinos residentes en Al-Quds licencias para construir casas, una medida que forma parte del proyecto para limitar y minimizar la presencia de los palestinos en las mencionadas zonas.
Al mismo tiempo, siguen desarrollándose sin ningún contratiempo los proyectos de construcción de viviendas ilegales en dicha zonas, lo cual muestra que las autoridades israelíes pretenden aumentar la presencia de colonos en Al-Quds.
Actualmente, más de 570.000 colonos israelíes viven en 120 asentamientos ilegales construidos en suelo palestino. La comunidad internacional considera “ilegales” estas colonias, pero el régimen de Tel Aviv hace oídos sordos a toda condena.