lunes, 12 de junio de 2017

Las claves de la tercera moción de censura de la democracia


kaosenlared.net

Las claves de la tercera moción de censura de la democracia


El objetivo de Pablo Iglesias será presentarse a sí mismo como la opción que realmente representa un cambio para este país, frente a la corrupción del PP, él presentará la ilusión por un auténtico cambio, por generar la idea de que otro país y otra forma de gobierno es posible.
Mañana tendrá lugar en el Congreso de los Diputados la moción de censura contra Mariano Rajoy y su Gobierno, en un momento en el que el PP vive ahogado por la corrupción, pero con la comodidad de haber aprobado sus Presupuestos, lo que le ha dado el oxígeno suficiente como para seguir en el poder dos años más.
Pese a ello, Unidos Podemos presentó una moción de censura, que no saldrá adelante porque no cuenta con los apoyos necesarios, pero que servirá para retratar al Gobierno de Mariano Rajoy y también para que Pablo Iglesias se presente a los españoles como un líder presidenciable, como el líder de la oposición.

El objetivo de Pablo Iglesias será presentarse a sí mismo como la opción que realmente representa un cambio para este país, frente a la corrupción del PP, él presentará la ilusión por un auténtico cambio, por generar la idea de que otro país y otra forma de gobierno es posible.
El pasado 20 de mayo, en la Puerta del Sol, Iglesias habló de dos españas, la de la corrupción, el establishment y los empresarios corruptores, frente al resto, frente a todos. Mañana volverá a insistir en esa idea, tratando de dejar al PP posicionado en esa España de la corrupción y la destrucción del Estado de bienestar, frente a esa España que sufre la corrupción, las políticas de austeridad y los recortes sociales. Esa es la España a la que Pablo Iglesias intentará presentarse como su auténtico líder.
Por otro lado, tenderá una mano al PSOE de Pedro Sánchez, consciente de que para que salgan los números para conseguir una mayoría alternativa a la representada por el PP con el apoyo de Ciudadanos, el PSOE será absolutamente necesario. Por otro lado, el PSOE ha empezado a girar sus posturas y esta moción de censura servirá para representar su ruptura con el PP, vía abstención en la votación de está moción, lo que además Sánchez espera que sea el principio de la redención socialista frente a todos aquellos que se sintieron traicionados cuando el partido se abstuvo para entregar el gobierno a Mariano Rajoy.
Unidos Podemos, además defenderá la existencia de un Estado plurinacional en el que Cataluña puede encontrar un nuevo encaje, quizás a través de un Estado confederado, que parece que puede ser una de las alternativas para el partido del cambio. Me cuentan desde Unidos Podemos, que se han preparado a conciencia la moción de censura y que Pablo Iglesias se lo ha preparado a conciencia para marcar una diferencia, para meterse en el bolsillo a la población española, a la mayoría social.
El PP, por su lado se prepara para presentar batalla y su objetivo es claro, desprestigiar a Unidos Podemos y hacer ver está moción de censura como algo ridículo y una nueva ocurrencia de los de Iglesias en busca de dar más política espectáculo mientras ellos se ocupan de gobernar y dar estabilidad al país. Para ello, no solo obviaran la corrupción, sino que cabe la posibilidad de que como ya vimos en la moción de censura a Cifuentes, conviertan la moción en auténtico circo, en el que el ruido ensordecedor haga que la moción pierda todo interés y la información y los titulares, se centren justamente en los números circenses y no en lo realmente importante.
¿Conseguirá Pablo Iglesias presentarse ante los españoles como una opción presindeciable?
Ana Pastor, será quien modere el debate, que comenzará mañana a las 9:00 de la mañana. Será Irene Montero quien inicie el debate con una ácida crítica al PP por la corrupción de su partido y sus gobiernos. Se repartirá los 30 minutos con los que cuenta para intervenir con el líder de IU, Alberto Garzón, el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, y el de En Marea, Antón Gómez-Reino.
Por su parte, los miembros del Gobierno podrán intervenir cuando lo soliciten, todos los ministros, y tras ello cada grupo parlamentario podrá replicarles. Hasta aquí el reglamento no tiene margen a la interpretación y esto será así. El problema, lo vimos en la moción de censura a Cifuentes, es que el Gobierno decida repetir la formula con un maratón de intervenciones e intervenciones que acabaron anulando la excepcionalidad de este mecanismo parlamentario, al que se recurre por tercera vez en la historia de la democracia española.
En Unidos Podemos no pueden evitar sorprenderse y preocuparse porque de forma absolutamente inusual, los letrados de la Cámara Baja no están respondiendo a sus dudas sobre cómo ordenar el debate. Quizás la mayor preocupación de los de Unidos Podemos es que no puedan tener la última palabra en la moción de censura, y que incluso sea Mariano Rajoy quien intervenga y responda, sin dejarles derecho a réplica justamente antes de la votación. Una votación que se presume acabará con el sí de 82 diputados (Unidos Podemos, ERC, Compromís y Bildu), la abstención de 98 (PSOE, PDeCAT y PNV) y el No de 170 (PP, Ciudadanos y Coalición Canarias).
Sin duda el mayor reto de Unidos Podemos mañana pasará por no caer en el insulto fácil y en las provocaciones de un PP, que si opta por seguir el mismo camino que en la fallida moción de censura a Cifuentes, tratará de convertir la moción en un auténtico circo.
Lo que está claro, es que la moción de censura de mañana hará correr ríos de tinta. ¿Conseguirá Pablo Iglesias presentarse ante los españoles como una opción presindeciable? ¿Convertirá el PP la moción de censura en un Sálvame repleto de gritos e insultos para desactivar el debate? ¿Saldrá reforzado el PSOE de Sánchez de está moción en la que ellos nos se juegan nada pero en la que por fin se desligaran del PP mediante la abstención? Y lo más importante, ¿conseguirá está moción de censura debilitar a un PP en clara decadencia y abrir el camino a que el PSOE en septiembre intente conseguir los apoyos y presentar otra que finalmente saque a Rajoy de la Moncloa?
Las respuestas a todas estas preguntas empezaremos a conseguirlas mañana, lo que es evidente, es que todos se la juegan de alguna manera mañana y lo más importante, teniendo en cuenta que ya sabemos que la moción no saldrá adelante, es ver como quedan las posiciones de cada uno, tras el debate de la tercera moción de censura de la democracia.
http://nuevarevolucion.es/las-claves-la-tercera-mocion-censura-la-democracia/