miércoles, 28 de junio de 2017

Visita del Presidente Assad a los soldados heridos desmonta propaganda del “malvado dictador”


adversariometapolitico.wordpress.com

Visita del Presidente Assad a los soldados heridos desmonta propaganda del “malvado dictador”

Publicado el

https://i1.wp.com/mouqawamahmusic.net/wp-content/uploads/2017/06/assad-hama-this-weekend-672x372.jpg
Hace pocos días en Hama: Hafez, Karim y Zein (hijos de los Assad), el Presidente hablando con un ciudadano y la Primera Dama Asma conversando con una mujer
Visita del Presidente Assad a los soldados heridos desmonta propaganda del “malvado dictador”
Por Jonathan Azaziah
Traducción: TM
http://mouqawamahmusic.net/president-assads-visit-to-wounded-syrian-soldiers-in-hama-exposes-and-flattens-western-zionist-evil-dictator-propaganda/
Durante los últimos 6 años (ya casi 7) ha sido un ritual cotidiano de los medios de comunicación sionistas demonizar al presidente sirio democráticamente electo, el Dr. Bashar al-Assad, de la manera más absurda, obscena y vomitiva imaginable. Tanto los de Nueva York, CNN, WaPo, Fox, la totalidad de los medios “israelíes” y los medios de comunicación del Golfo, particularmente la qatarí Al-Jazeera y la saudí Al-Arabiya, no han dejado de “informar fidedignamente” de que Assad come cerebros de bebés para el desayuno, soufflé de gatitos para el almuerzo y sopa de perritos para la cena. ¿Una exageración? Tal vez. Pero, sin embargo, es un reflejo veraz del tipo de histeria que los medios oficiales han difundido para promover el “cambio de régimen” en su guerra psicológica en nombre del Imperio Anglo-sionista. Por lo tanto, no sólo es importante, sino OBLIGATORIO que escenas como las de Hama de los últimos días sean compartidas y se les dé el contexto adecuado antes de que los buitres y villanos del “cuarto estado” hagan lo que hacen y tergiversen lo Magnífico en lo espantoso.
El presidente Assad, su esposa la primera dama siria Asma, y ​​sus hijos han estado viajando por el campo de Hama, visitando a soldados del Ejército Árabe Sirio que han sido heridos y discapacitados defendiendo a Siria de los terroristas takfiri. Estos héroes están recibiendo tratamiento para sus lesiones y recuperando sus vidas gracias al programa Jarih al-Watan (Lesionados por la Patria), iniciado por la oficina de Assad en 2014. Tanto el EAS como las FDN (Fuerzas de Defensa Nacional) están cubiertos bajo el proyecto y cualquier soldado o combatiente que ha sido completamente discapacitado en la lucha por restablecer la soberanía de Siria cuenta con su apoyo. El hecho de que ésto sea algo personalmente lanzado por el Presidente sirio demuestra que hay un sólido vínculo entre el comandante en jefe y sus hombres. Y, para que conste, Jarih al-Watan está trabajando sin problemas y restaurando la normalidad a las existencias de éstos guerreros después de haber sacrificado tanto. Cuando miramos iniciativas similares en Occidente, no vemos nada más que la burocracia, la corrupción y el sufrimiento continuo de aquellos que servían – y podemos notar que, a diferencia de los soldados de Siria, que luchan justamente en defensa de su patria y la causa palestina, los soldados occidentales no constituyen nada más que carne de cañón en los escuadrones de la muerte para el sionismo internacional.
Es en ésta interacción de la Primera Familia de Siria con los soldados heridos que vemos romperse en pedazos la narrativa sionista-khaleeji del “dictador malvado”. La visita de los Assad a la aldea de Deir Shmayl merece ser destacada particularmente, ya que se encuentran con el héroe Ayham Mahmoud Dunya, cuyas lesiones han afectado enormemente a su capacidad para caminar. Estaba tan feliz, sin embargo, de conocer personalmente al Presidente que utilizó toda su voluntad y fuerza y ​​logró ponerse de pie para saludar a Bashar. Masha’ALLAH! Al ver las fotos y los videos de este encuentro, así como otros en los pueblos de Tal Aafar, Rabou, Matna y otros lugares, se aprecia a los soldados y sus seres queridos abrazando a Bashar, Asma y los niños Assad como si todos fueran una gran familia. Abrazos, besos, muchos besos de hecho, risas y sonrisas. Los Assad aman al pueblo sirio y el pueblo sirio ama a los Assad porque son uno y el mismo; están juntos en la lucha contra el terrorismo Sio-Takfiri. El calor y la camaradería entre ellos es tan auténtico como un impresionantemente hermoso amanecer en la costa siria. Comparen el vínculo entre Assad y los sirios con, por ejemplo, Merkel y los alemanes; o Macron y los franceses, o May y los británicos, Al-Saud y los hijazis, Al-Khalifa y los bahrainíes, o incluso Trump y los estadounidenses, y verán que no tiene nada que ver. Es como dos universos completamente distintos. De hecho, la desconexión es gigantesca.
Si los Assad y Bashar, en especial, fueran tan odiados por los sirios como dicen los medios sionistas, ¿cómo podrían entrar en las casas de los soldados de algunas de las partes más humildes de Siria y ser bienvenidos no sólo por respeto al Jefe de Estado, sino como amigos; como parientes; como hermanos; como seres queridos. Y si los Assad estuvieran “escondidos en su palacio” y “demasiado arrogantes para relacionarse con el pueblo”, ¿cómo podrían entrar en una región que todavía está en plena agonía de conflicto contra el flagelo takfiri respaldado por EEUU/sionismo/países del Golfo, y viajar alrededor completamente sin miedo? Y por último, si Assad es un “asesino de su propio pueblo”, ¿por qué los mejores y más valientes ciudadanos de Siria, es decir, sus fuertes y firmes soldados que realmente defienden al pueblo, lo aman tanto y están tan orgullosos de que él sea su líder? ¡¿Por qué?! Los medios sionistas no pueden responder a ninguna de estas preguntas porque toda su línea de hasbará tiene una base más fácil de desgarrar que el papel de seda por un tifón. Assad no es un “dictador”. Es un revolucionario orgánico inextricablemente ligado al pulso del pueblo de la República Árabe Siria y su lucha por la liberación.
¿Quieren saber quiénes son los VERDADEROS tiranos? Basta con mirar a los porcinos regímenes opulentos del Golfo que REALMENTE reprimen con brutalidad a sus propias poblaciones, se dedican a varias formas de esclavitud y que están implementando un genocidio en Yemen. O mejor aún, echemos un vistazo a las capitales occidentales, donde los déspotas no son los primeros ministros y los presidentes, sino los banksters trillonarios y sus gigantes corporativos. Y esas son las fuerzas que se dedican a calumniar a los Assad e intentan darles lecciones sobre lo que significa ser “democrático” e impartir los “derechos humanos”. No me hagan reir. En verdad sin embargo, los sirios y los que están en pie junto a ellos saben perfectamente bien que tales individuos malévolos no les llegan ni a la suela de los zapatos a Bashar y a Asma. Ni ahora. Ni en la próxima vida. Ni en otras mil vidas más tampoco. #LongLiveSyria #LongLiveAssad #LongLiveTheSAA