martes, 25 de julio de 2017

Ucrania trabajó para Clinton: Trump acusa a Kiev de sabotear su campaña electoral


mundo.sputniknews.com

Ucrania trabajó para Clinton: Trump acusa a Kiev de sabotear su campaña electoral

 

 

 

Sputnik

MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de EEUU, Donald Trump, declaró que los intentos de Ucrania de sabotear su campaña electoral favorecieron a la candidata demócrata Hillary Clinton y culpó al fiscal general Jeff Sessions de no haber hecho nada al respecto.
"Los intentos de Ucrania de sabotear la campaña de Trump 'trabajaron silenciosamente para impulsar a Clinton', ¿dónde está entonces la investigación del fiscal general?", escribió el mandatario en su cuenta personal de Twitter.
El presidente no especificó de qué modo Ucrania intentó entorpecer su campaña.
Además, Trump acusó a Sessions de asumir "una posición muy suave respecto a los crímenes de Hillary Clinton".
El mandatario señaló que el director en funciones del FBI "Andrew McCabe, recibió 700.000 dólares de Hillary para su esposa".
Más temprano, en una entrevista con el periódico New York Times, Trump criticó a Sessions por su decisión de desmarcarse de las investigaciones sobre Rusia.
El propio Sessions fue acusado de ocultar información sobre sus reuniones con el embajador de Rusia en Washington, Serguéi Kisliak.
Según informó la agencia Bloomberg citando a un funcionario anónimo estadounidense, pese a las duras críticas de Trump Sessions no tiene previsto renunciar.
La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense, la CIA y el FBI publicaron en enero un informe acusando a Moscú de haber orquestado una campaña de influencia para minar la confianza en el proceso democrático en EEUU y reducir las opciones de la candidata demócrata, Hillary Clinton, en las presidenciales de 2016.
Esta campaña de influencia, según el informe, habría sido aprobada al más alto nivel e incluyó hackeos, filtraciones y uso de medios de información y redes sociales pero no repercutió en el conteo de votos.
Actualmente el Congreso estadounidense y el FBI llevan a cabo investigaciones independientes sobre la "implicación rusa" en las últimas presidenciales pero no han presentado hasta la fecha ninguna prueba que confirme la responsabilidad de Rusia en esos supuestos ataques informáticos.
Además, en los medios de EEUU aparecen con frecuencia testimonios de "fuentes anónimas" sobre presuntos contactos de los miembros de la campaña electoral de Trump con funcionarios y empresarios rusos.
El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, calificó de "infundadas" las acusaciones de injerencia en las elecciones de EEUU.
El presidente ruso, Vladímir Putin, reiteró el pasado junio que Rusia no está implicada en los ciberataques.