miércoles, 9 de agosto de 2017

Pyongyang: Rusia y China ‘pagarán caro’ apoyo a sanciones

  • La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, y su homólogo ruso, Vasili Nebenzia, en una sesión sobre Corea del Norte, 5 de agosto de 2017.
Publicada: martes, 8 de agosto de 2017 17:49
Actualizada: martes, 8 de agosto de 2017 22:33
Corea del Norte afirma que China y Rusia, así como otros países que apoyaron las recientes sanciones en su contra, deberían ‘sentir vergüenza’ y ‘pagarlo caro’.
En un texto publicado este martes por la agencia estatal norcoreana de noticias KCNA, Pyongyang destaca que el presidente estadounidense, Donald Trump, al que considera como el principal impulsor de las sanciones, “extendió su agradecimiento a China y Rusia por cooperar en la adopción de la resolución”.
El sábado pasado, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) aprobó por unanimidad las nuevas sanciones contra Corea del Norte a raíz del último ensayo de un misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés), realizado el 28 de julio en el mar de Japón (mar del Este).
Al respecto, el documento critica que las naciones que respaldaron esas sanciones lo han hecho “tras dejar atrás su credo, su conciencia y obligaciones, y deberían sentir vergüenza ante la conciencia del mundo, reflexionar profundamente sobre sus errores ante la severa corte de la historia y de la humanidad, y pagar caro por ello”.
Las naciones que respaldaron las sanciones lo han hecho tras dejar atrás su credo, su conciencia y obligaciones, y deberían sentir vergüenza ante la conciencia del mundo, reflexionar profundamente sobre sus errores ante la severa corte de la historia y de la humanidad, y pagar caro por ello”, indica un texto publicado por la agencia estatal norcoreana de noticias KCNA.

Igualmente, acusa a los 15 países que apoyaron unánimemente la pena punitiva de “estar asustados por las amenazas de sanciones de EE.UU.”.
Este mismo martes, el canciller chino, Wang Yi, ha manifestado la disposición de su país a pagar el precio que supone la imposición de nuevas sanciones contra Corea del Norte, pero ha asegurado que Pekín no cambia su postura respecto a las resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra Pyongyang.
La aplicación de la nueva resolución del CSNU —con la que Pyongyang verá notablemente reducido su nivel de exportaciones— implica la imposibilidad por parte de los países de aumentar el número de trabajadores norcoreanos en el extranjero y prohíbe iniciar cualquier tipo de inversión o relación comercial con Corea del Norte.
fdd/anz/tmv/rba