martes, 16 de mayo de 2017

¿Qué tiene que ver Rusia con el despido de James Comey del FBI?


es.rbth.com

¿Qué tiene que ver Rusia con el despido de James Comey del FBI? | Noticias de Rusia

 

 

RBTH


La decisión de Donald Trump de cesar al director del FBI, James Comey, ha vuelto a provocar que los medios de comunicación occidentales se llenen de titulares relacionados con Rusia. RBTH analiza algunas de las claves del caso.
FBI Director James Comey
Algunos creen que Trump ha destituido a Comey para impedir el avance de la investigación del FBI. En la foto: James Comey. Fuente: Reuters

¿Influyó Rusia en la decisión de Trump de despedir a Comey?

Sí, pero indirectamente. James Comey dirigía la oficina responsable de la investigación dedicada a los vínculos entre los asesores de Trump y Moscú. Las conexiones con Rusia ya han creado problemas a la recién creada Administración Trump, que tuvo que destituir a Michael Flynn, el asesor de Seguridad Nacional, y defender al fiscal Jeff Sessions ante acusaciones similares.
Al parecer Trump está enfadado y preocupado por el bullicio que provoca la cuestión rusa y la investigación del FBI no ha puesto las cosas más fáciles. Algunos creen que Trump ha destituido a Comey para impedir el avance de la investigación mientras que otros creen que era poco probable que prosperase. En resumidas cuentas, no está claro que Trump haya cesado a Comey debido a la investigación de los vínculos con Rusia, pero todo parece indicar que el factor ruso es, al menos, una razón para la salida del exdirector del FBI. Una fuente cercana al FBI declaró a RBTH: “El despido de Comey tiene que ver con Rusia. No hay duda”.
Marcha de protesta con el cese de James Comey por parte de Donald Trump, junto a la Casa Blanca, Washington D.C. Fuente: ReutersMarcha de protesta con el cese de James Comey por parte de Donald Trump, junto a la Casa Blanca, Washington D.C. Fuente: Reuters

¿Tiene Rusia algo que ver con los hechos revelados antes del cese?

Parcialmente, sí. Aunque no estén claras las razones del cese todo apunta a la campaña presidencial de 2016, marcada por dos escándalos paralelos: el uso que hizo Hillary Clinton de su servidor de mail privado cuando era Secretario de Estado y los supuestos vínculos con Rusia de Donald Trump.
Es aquí donde el director Comey y el FBI entran en escena. El pasado 28 de octubre Comey sacudió la campaña electoral cuando anunció públicamente que había reabierto las investigaciones sobre el uso del correo electrónico de Hillary Clinton. El propio Comey declaró: “Me parece medianamente repugnante pensar que podríamos tener un impacto sobre las elecciones”.
Contra todo pronóstico Trump ganó pero sus primeros días en el puesto se vieron afectados por el escándalo de la interferencia rusa en las elecciones de noviembre. Tres meses después de la inauguración, James Comey anunció que el FBI estaba investigando los supuestos vínculos entre los asesores de Trump y Rusia.
La supuesta trama rusa para debilitar a Clinton y favorecer a Trump ha sido un tema recurrente en la campaña, que finalmente ha llevado a la destitución de Comey. Por ahora nadie sabe si estas cuestiones tienen alguna base real o no.

¿Qué dice Rusia sobre el cese de Comey?

Rusia niega que tenga algo que ver. El ministro de Exteriores Serguéi Lavrov no se mostró especialmente sorprendido cuando se enteró del cese del director de FBI o simplemente volvió a demostrar su destreza ante la prensa cuando restó importancia a una pregunta de un periodista sobre el caso.
El presidente Putin también despachó la pregunta de manera similar poco antes de dar comienzo un partido de hockey sobre hielo la semana pasada en Sochi. “No tenemos nada que ver con ello. El presidente Trump actúa según sus leyes y constitución”, declaró Putin. De hecho, los autoridades rusas apenas se refieren a la batalla que se libra el Washington. “Lo mejor que puede hacer Rusia en estos momentos es no comentar o evitar dar la impresión de que interfiere en los asuntos domésticos de EE UU”, declara Maxim Suchkov, experto del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia.

¿Tendrá el cese un impacto en las relaciones bilaterales?

Depende. El director del FBI es una figura que tiene poco que ver en la manera que Washington se relaciona con Moscú. “James Comey no es un arquitecto de las relaciones EE UU-Rusia, y tampoco influye en la política exterior de EE UU. Por eso el cambio del director del FBI no tendrá un impacto sobre las relaciones entre Rusia y EE UU”, declara Iván Timoféiev, del club de discusión Valdái.
Al mismo tiempo, el cese ya ha provocado mucho revuelo en los medios y el hecho de que el FBI tuviera algo que ver con la investigación de la conexión rusa ha causado una gran impresión. “Las nuevas acusaciones de la influencia rusa vuelva a aparecer, lo que podría hacer fracasar iniciativas importantes, como las relacionadas con Siria, que acababan de apuntalar”, señala Suchkov.

¿Volverá a aparecer la conexión rusa?

Sí, seguramente. En contra de lo que parece y a pesar del cese de Comey, Trump no conseguirá hacer fracasar la potencialmente explosiva investigación del FBI. Aunque el despido haya causado algo de sorpresa entre algunos republicanos del Congreso, los demócratas pidieron mayoritariamente que se nombrara un fiscal especial para el caso o que se llevese a cabo una investigación independiente por una comité del Congreso.
En cualquier caso, el FBI va a continuar con la investigación, aunque será con una mayor atención del Congreso. Además, con la conmoción que provoca la cuestión rusa en los medios de EE UU, parece imposible que esta historia se agote próximamente.