martes, 30 de mayo de 2017

Los rusos discutieron información potencialmente "negativa" sobre Trump, aseguran fuentes


cnnespanol.cnn.com

Los rusos discutieron información potencialmente "negativa" sobre Trump, aseguran fuentes

 

 

 

Por Pamela Brown, Jim Sciutto, Dana Bash, CNN

(CNN) - Funcionarios del gobierno ruso discutieron información potencialmente "negativa" sobre el entonces candidato presidencial Donald Trump y algunos de sus principales colaboradores en conversaciones interceptadas por la inteligencia estadounidense durante la elección de 2016, de acuerdo con dos exfuncionarios de inteligencia y una fuente del Congreso.
Una fuente describió la información como de naturaleza financiera y dijo que la discusión se centró en si los rusos tenían influencia sobre el círculo interno de Trump. La fuente dijo que las comunicaciones interceptadas sugirieron a la inteligencia estadounidense que los rusos creían tener "la capacidad de influir en la administración a través de la información negativa".
Pero las fuentes, al tanto de las descripciones escritas por la inteligencia de Estados Unidos, advirtieron que las comunicaciones entre los rusos "podrían haber sido exageradas o incluso preparadas" como parte de una campaña de desinformación que los rusos llevaron a cabo durante la elección.
El contenido de las conversaciones dejó claro a los funcionarios estadounidenses que Rusia estaba considerando formas de influir en la elección, incluso si sus afirmaciones resultaban ser falsas.
Ninguna de las fuentes dijo sobre qué ayudantes específicos de Trump se discutió. Uno de los funcionarios dijo que el informe de inteligencia enmascara nombres estadounidenses pero estaba claro que las conversaciones giraban en torno al equipo de campaña Trump. Otra fuente no dio más detalles, citando la naturaleza confidencial de la información.
"Los rusos podrían estar exagerando sobre la creencia de su influencia", dijo una de las fuentes.
Como CNN informó por primera vez, EE.UU. interceptó conversaciones de funcionarios rusos presumiendo relaciones con asesores de Trump durante la campaña, incluyendo el primer asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, para influir en el ahora presidente.

Un portavoz de la Casa Blanca dijo a CNN: "Se trata de una nueva ronda de declaraciones falsas y sin verificar realizadas por fuentes anónimas para manchar al presidente. La realidad es, una revisión de los ingresos del presidente de los últimos 10 años demostró que prácticamente no tenía vínculos financieros. Parece no haber límite para que los adversarios políticos del presidente perpetúen esta falsa narrativa, incluyendo filtraciones ilegales de material clasificado. Todo esto pone en riesgo a nuestro país".
El FBI se negó a hacer comentarios. La Oficina del Director de Inteligencia Nacional y de Flynn no devolvieron las llamadas.
CNN no ha podido verificar las alegaciones acerca de la información negativa en el expediente, pero exfuncionarios y funcionarios actuales estadounidenses dijeron que algunas de las conversaciones entre los rusos incluidas en el expediente fueron corroboradas.
La investigación del FBI sobre la intromisión de Rusia en las elecciones de Estados Unidos fue recientemente entregada al fiscal especial Robert Mueller.