martes, 11 de julio de 2017

Washington, cada vez más preocupado por el 'rompecabezas' ruso-chino


mundo.sputniknews.com

Washington, cada vez más preocupado por el 'rompecabezas' ruso-chino

 

 

 

Sputnik

© REUTERS/ Sergei Ilnitsky
El autor del
artículo
señala que antes los diplomáticos estadounidenses no daban importancia al desarrollo activo de las relaciones ruso-chinas, pero hoy, finalmente, han comenzado a darse cuenta del aumento de la "fuerza de presión" de este aspecto.
Mientras que a principios de este milenio Washington ha estado ocupado con sus propias ambiciones de una potencia grande, Moscú y Pekín han estado sentando las bases de su asociación estratégica piedra por piedra.
Según el columnista, el fortalecimiento de las relaciones entre Rusia y China fue resultado de un "error" de Barack Obama. Con el intento de aislar a Rusia después de la crisis de Ucrania, EEUU aceleró el acercamiento entre Moscú y Pekín, explicó. Y solo hoy, los expertos estadounidenses están empezando a reconocer la importancia de estudiar las relaciones ruso-chinas y corregir el "error de Obama".

No obstante, EEUU tiene poco espacio para maniobra en este triángulo estratégico, opina el autor. Lo demuestran las fluctuaciones de las relaciones entre Washington y Moscú, así como entre Washington y Pekín. Hoy en día, EEUU simplemente no tiene suficiente influencia.
El autor recuerda que los estrategas estadounidenses Henry Kissinger y Zbigniew Brzezinski advirtieron de la fuerza de las relaciones ruso-chinas.
Según ellos, en este triángulo no se puede aplicar un enfoque unilateral, sino que Rusia, EEUU y China deben establecer una estructura tripartita y mantener una interacción. Es lo único que ayudaría a Washington a evitar un fortalecimiento aún mayor de las relaciones entre Moscú y Pekín.
En el contexto actual, Washington se ve obligado a elegir entre tres opciones: construir relaciones de paz con Rusia y China por separado, intentar hacerles pelearse o trabajar para desarrollar una cooperación trilateral, concluye Liu Ying.