jueves, 3 de agosto de 2017

Trump amenaza con ‘contacto cero’ si México no paga el muro


hispantv.com

Trump amenaza con ‘contacto cero’ si México no paga el muro

 

 

HispanTV

El presidente de EE.UU. presiona a su par mexicano para que dejara de decir que México no pagará el muro y le amenaza con aranceles y suspender los contactos.
En su primera conversación telefónica realizada con el presidente mexicano el pasado 27 de enero de 2017, tras asumir la Presidencia de EE.UU., Donald Trump pidió a Enrique Peña Nieto que dejara de decir abiertamente frente a la prensa que México no pagaría el muro, ha informado este jueves The Washington Post que ha tenido acceso a la transcripción.
Trump aclaró que durante estos dos años había dicho que México pagaría el muro por lo que ahora no puede retractarse. El mandatario estadounidense le afirmó a su homólogo mexicano que “no le podía decir eso a la prensa” porque él, de este modo, no podría “negociar en esas circunstancias”.
“Si va a decir que México no va a pagar por el muro, entonces no quiero reunirme con usted nunca más porque no puedo vivir con eso", advirtió Trump.
Mientras tanto, Peña Nieto recalcó que su posición “ha sido y continuará siendo muy firme, diciendo que México no puede pagar el muro”, al subrayar que es un tema relacionado con la “dignidad” y “tiene que ver con el orgullo nacional” de su país.
Si va a decir que México no va a pagar por el muro, entonces no quiero reunirme con usted nunca más porque no puedo vivir con eso”, adviertie el presidente de EE.UU., Donald Trump.
Este momento es que Trump llega a amenazar al mandatario mexicano con la imposición de tasas a las importaciones mexicanas del 35 %, ya que como presidente se le han concedido “tremendos poderes sobre aranceles”.
Incluso amenazó con bloquear los pagos de remesas que los trabajadores en Estados Unidos envían a sus familiares en México.
La idea de levantar un muro en la frontera con México para impedir la migración a Estados Unidos figuraba entre las promesas electorales de Trump, quien después de llegar a la Casa Blanca insiste en que los mexicanos deben pagar la estructura divisoria, cuyo costo previsto supera los 20.000 millones de dólares, aunque las autoridades mexicanas han dicho que no hará ningún desembolso ni mantendrán negociación alguna sobre el tema.
tmv/ktg/krd/tas