domingo, 11 de junio de 2017

La ruptura entre los países del Golfo afecta a Hamas y los palestinos de la franja de Gaza

movimientopoliticoderesistencia.blogspot.mx

La ruptura entre los países del Golfo afecta a Hamas y los palestinos de la franja de Gaza


La ruptura entre los países del Golfo ha tenido sus repercusiones sobre las organizaciones palestinas porque los saudíes apoyan a la Autoridad Nacional Palestina, mientras que
Hamas
tenía su sede en Doha, la capital de Qatar.
Cuando los saudíes acusan a Qatar de apoyar al terrorismo, se refieren también a Hamas que ayer publicó un comunicado en el que manifestaba una sorpresa que no era tal.
Como ya adelantamos en una entrada anterior, el movimiento de resistencia islámico ha sido forzado a acoplarse al realineamiento de las fuerzas en Oriente Medio en unas condiciones particulares, ya que está en la lista negra de terroristas de Estados Unidos.
Pero desde 2007 la organización palestina controla la franja de Gaza en una pugna contra la Autoridad Nacional Palestina, que se vio obligada a burlarse de las votaciones para impedir el triunfo de Hamas.
Al inicio de la Guerra de Siria, en 2011, Hamas tomó partido contra el gobierno de Bashar Al-Assad y luego le ocurrió lo mismo, cuando apoyó a Morsi y la Hermandad Musulmana en Egipto, que en 2013 cayeron tras el golpe de Estado del general Al-Sissi, un problema mayor porque el gobierno egipcio tiene la única llave para que los dos millones de palestinos encerrados en Gaza puedan escapar de la ratonera.
Después de tres guerras que han devastado Gaza, ha sido Qatar quien ha pagado la factura del coste de la reconstrucción de las infraestructuras. Qatar paga también el suministro de gas, electricidad y combustible a los dos millones de palestinos de Gaza porque la Autoridad Nacional Palestina no quiere saber nada de todo aquello que no está bajo su control.
Hamás se define a sí mismo como un movimiento a la vez yihadista, nacionalista e islámico. Su objetivo es crear un Estado islámico en la región histórica de Palestina, que comprendería los actuales Israel, Cisjordania y la franja de Gaza, con capital en Jerusalén.
Su brazo armado son las Brigadas de Ezzeldin Al-Qassam, que han sido acusadas de terrorismo por Estados Unidos, pero no por algunos países árabes, y otros como Rusia y Turquía. La Unión Europea también la consideró organización terrorista desde 2003, aunque en 2014 el Tribunal de Justicia ordenó retirarlo de dicha lista, aunque el fallo no se ha cumplido porque está bajo la supervisión del Consejo de la Unión Europea.
Desde su creación en 1987, con el inicio de la primera Intifada, Hamas ha sido el principal oponente a los acuerdos de paz de Oslo entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina y siempre estuvo muy cercano al movimiento egipcio de los Hermanos Musulmanes.
Sus dirigentes son uno de los objetivos prioritarios de los crímenes israelíes, que han terminado con el asesinato de los principales dirigentes del movimiento, incluyendo a su fundador, el jeque Ahmed Yasin, a su sucesor Ábdel Aziz Ar-Rantisi, a Ismail Abu Shanab...
Las brutales intervenciones de Israel en Gaza fueron consecuencia de la implantación de Hamas en la franja y han tenido como objetivo su destrucción.