sábado, 22 de julio de 2017

EEUU prohíbe a sus ciudadanos viajar a Corea del Norte


hispantv.com

EEUU prohíbe a sus ciudadanos viajar a Corea del Norte

 

 

 

 

HispanTV

El Departamento de Estado de EE.UU. veta los viajes de todos los estadounidenses a Corea del Norte debido al “grave riesgo de arresto” que corren.
“Debido a preocupaciones por la seguridad, el secretario (estadounidense de Estado Rex) Tillerson ha autorizado una Restricción Geográfica de Viaje para #CoreadelNorte”, informó el viernes la portavoz del organismo estadounidense, Heather Nauert, en su cuenta en la red social Twitter.
Como consecuencia, los pasaportes del país norteamericano ya no serán válidos para viajar hacia y dentro del territorio norcoreano; no obstante, hay algunas excepciones para los que deseen ir al país asiático.
“Las personas que quieran viajar a Corea del Norte para determinados propósitos humanitarios u otros pueden aplicar a una validación especial del pasaporte en el Departamento de Estado. La información estará disponible en travel.state.gov”, explicó en un comunicado el Departamento estadounidense de Estado.
Dicha restricción entrará en vigor 30 días después de haber sido publicada en el Registro Federal de EE.UU.
La medida se produce en un momento de alta tensión entre Washington y Pyongyang, una tensión que se ha desatado por el aumento de la presencia militar estadounidense en la península coreana, las maniobras conjuntas de EE.UU. y Corea del Sur, las pruebas de misiles balísticos de Corea del Norte y, por último, por la muerte del ciudadano estadounidense Otto Warmbier.
Debido a preocupaciones por la seguridad, el secretario (estadounidense de Estado Rex) Tillerson ha autorizado una Restricción Geográfica de Viaje para #CoreadelNorte”, informó Heather Nauert, la portavoz del Departamento estadounidense de Estado.
Warmbier, estudiante de la Universidad de Virginia, fue condenado en Corea del Norte a 15 años de cárcel y a trabajos forzosos en marzo de 2016 por delitos contra el Estado. El estudiante fue detenido en enero de 2016 cuando se disponía a salir del país asiático. En los interrogatorios a los que fue sometido tras su arresto confesó que su único delito había sido robar un cartel con un lema político.
El joven, que fue puesto en libertad por “razones humanitarias”, según Pyongyang, llegó a EE.UU. en estado de coma tras sufrir un brote de botulismo, de acuerdo con la versión norcoreana.
msm/anz/rba