sábado, 22 de julio de 2017

La prensa de Estados Unidos habla de ‘victoria’ de Putin en Oriente Medio

diario-octubre.com

La prensa de Estados Unidos habla de ‘victoria’ de Putin en Oriente Medio

Octubrehttp://www.diario-octubre.com

El anuncio a bombo y platillo de que a partir de ahora Estados Unidos dejará de apoyar a los yihadistas en Siria ha sido recibido en las redacciones de las grandes cadenas como una victoria de Putin. Es una constante en la historia del imperialismo estadounidense: cada vez que se ven obligados a firmar un acuerdo con alguien lo consideran como una derrota.
Como ya expusimos hace un año y medio, en 2013 la CIA puso en marcha la Operación Timber Sycamore para apoyar la guerra de los yihadistas contra el gobierno de Bashar Al-Assad. Entonces el Washington Post, portavoz oficioso de la CIA, reconoció que dicho operativo se hizo necesario porque los yihadistas estaban perdiendo terreno (1).
No obstante, la CIA había planeado, armado y organizado a los yihadistas bastante antes del inicio de la guerra en 2011, por lo que la prolongación de la misma, los sufrimientos de la población y la destrucción de las infraestructuras es de la exclusiva responsabilidad de los imperialistas.
El operativo cayó cuando en setiembre de 2015 Rusia entró en la guerra porque los yihadistas volvieron a perder terreno alarmantemente. La batalla de Alepo fue la puntilla que ha obligado al cambio de estrategia. Las cosas no son, pues, como las cuenta Washington Post; Trump no está cambiando la política exterior de Estados Unidos (2). Lo que ocurre es que ha fracasado en el único terreno en el que los fracasos de los imperialistas son definitivos: el militar.
De ahí que la prensa intoxicadora lo lleve al terreno técnico y personal, a las nuevas políticas de Trump y a la renuncia a imponer condiciones al reconocimiento de la derrota, polarizadas siempre en la exigencia de la salida de Bashar Al-Assad del gobierno, un signo de que los tiempos han cambiado en Oriente Medio y, por lo tanto, quienes quieran ser protagonistas sobre el terreno deben tomar buena nota.
No es el caso de Israel, que no admite el acuerdo entre Estados Unidos y Rusia porque es otro de los grandes derrotados en la Guerra de Siria y, además, ha quedado fuera de juego.
Otro de los signos que cambian es el siguiente: ahora Rusia está desplegando 400 soldados en la zona de distensión del Golán para vigilar el cumplimiento del acuerdo de alto el fuego. Ni Siria, ni Irán, ni Hezbollah admiten otro tipo de tropas que sean rusas.
(1) http://www.washingtonpost.com/world/national-security/cia-ramping-up-covert-training-program-for-moderate-syrian-rebels/2013/10/02/a0bba084-2af6-11e3-8ade-a1f23cda135e_story.html
(2) http://www.washingtonpost.com/world/national-security/trump-ends-covert-cia-program-to-arm-anti-assad-rebels-in-syria-a-move-sought-by-moscow/2017/07/19/b6821a62-6beb-11e7-96ab-5f38140b38cc_story.html