lunes, 10 de julio de 2017

La prensa estadounidense 'dispara' contra Trump tras su reunión con Putin


actualidad.rt.com

La prensa estadounidense 'dispara' contra Trump tras su reunión con Putin

 

 


El primer encuentro entre los mandatarios de Rusia y EE.UU., Vladímir Putin y Donald Trump, continúa generando reacciones a todo nivel. El Kremlin, a través de su portavoz Dmitri Peskov, considera que con esta reunión "han salido ganando todas las partes" y rechaza las acusaciones de ciertos sectores de la prensa que han criticado la falta de experiencia política que, según ellos, demostró Trump en su entrevista con su homólogo ruso.
Peskov ha calificado de "reacción esquizofrénica" la actitud de la prensa estadounidense que ha destacado una aparente 'victoria' de Putin en su encuentro con el presidente de EE.UU. Así, por ejemplo, la exportavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, escribió una columna para la web de la CNN titulada 'Putin puso una trampa y Trump cayó en ella', en la que asegura que el presidente estadounidense "aceptó todas las aseveraciones de Putin mientras sonreía para las cámaras".
Otros importantes medios estadounidenses publicaron artículos similares, con títulos como 'Putin se reúne con su retoño', del 'The New York Times', 'El encuentro del aficionado Trump con Putin amenaza la seguridad de EE.UU.', del 'USA Today' o 'Trump lleva una mano débil en su reunión con Putin', de la NBC News.
Las discrepancias ante esta reunión de alto nivel se observan en la propia Administración de Trump. La embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, mantiene el discurso sobre la supuesta interferencia de Rusia en las presidenciales de 2016, a pesar de las palabras de Trump en su cuenta de Twitter, en las que destaca que Putin "negó tajantemente" esta injerencia las dos veces que le inquirió sobre el tema.
El periodista español Francisco José Saavedra cree que estas publicaciones podrían ser "los últimos resquicios de la campaña de manipulación" llevada a cabo por los medios "contrarios a Trump, Rusia y Putin". A su criterio, la reunión entre ambos presidentes ha sido "un encuentro muy cordial" entre dos personas "que tienden a confluir en entendimientos" y piensa que este encuentro "va a ser el inicio de una larga y buena relación entre EE.UU. y Rusia".