martes, 13 de junio de 2017

México tiene récord en desigualdad: dos tercios de la riqueza la poseen 10% de las familias


sopitas.com

México tiene récord en desigualdad: dos tercios de la riqueza la poseen 10% de las familias

Alvaro Cortes

No es novedad y muchos lo ven con normalidad, pero nunca está de más recordar lo que organismos internacionales ven con preocupación: México es uno de los países con mayor desigualdad de América Latina. Incluso, se puede decir que nuestro país posee el récord de la década pasada relativo a la inequidad de la repartición de activos físicos y financieros.
De acuerdo con un reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dos tercios de los activos físicos y financieros de México están repartidos con cuchara molera: tanta riqueza es propiedad de 10% de las familias del país, mientras que el tercio restante está en poder de 1% de las familias.

En el documento Panorama social de América Latina 2016, se remarca el hecho de que es la repartición de la propiedad uno de los elementos que contribuyen al aumento de la desigualdad social, ya que quienes concentran tal riqueza, también detentan el poder político y económico, dejando poco espacio para que el resto ejerza derechos y desarrolle capacidades.
Aunque muchos no lo notamos en el bolsillo, en sólo una década México duplicó su riqueza, ya que ésta creció a un ritmo de 7.9… que no es lo mismo que la economía, la cual sólo lo hizo a 2.6% por año. Pero cómo notarlo, si -de acuerdo con cifras de 2015- los activos del país eran administrados en 23% por el gobierno, 19% por las empresas privadas, 9% empresas públicas, 7% por extranjeros y 5% instituciones financieras. Por último, un privilegiado porcentaje de familias concentra 37% de los activos nacionales, los cuales equivalen a 28 billones de pesos. “Lamentablemente, la repartición de estos 28 billones de pesos es muy desigual”, señala el reporte.
Para darnos una idea, la distribución de activos totales (físicos y financieros) en las familias es de 0.79 en el coeficiente de Gini, el cual es un indicador que toma valores entre cero y uno, donde cero representa la ausencia de desigualdad y uno la desigualdad máxima.

En lo relativo a únicamente a los activos financieros, la situación es peor: 80% de ellos están en poder de 10% de la población. Los activos financieros son aquellos que otorgan a su propietario el derecho a obtener una ganancia futura de parte de quien emitió el título en cuestión.
“La concentración de los activos; es decir, de la propiedad, tanto financiera como no financiera, es mucho más severa y mucho más permanente que la concentración de los ingresos corrientes de las personas”, señaló la directora de la División de Desarrollo Social de la Cepal, Laís Abramo.
Información: La Jornada