martes, 13 de junio de 2017

MICHELE BACHELET, PRESIDENTA CHILENA “SUCIALISTA” Y PINOCHETERA





tenacarlos.wordpress.com
MICHELE BACHELET, PRESIDENTA CHILENA “SUCIALISTA” Y PINOCHETERA

3-4 minutes






“SOCIALISTAS” COMO TONY BLAIR, FELIPE GONZÁLEZ, FRANÇOIS HOLLANDE O MICHELE BACHELET, DEMUESTRAN QUE EL FASCISMO FUE Y ES LA BASE DE SU IDEOLOGÍA. SOLO UNA NEONAZI ES CAPAZ DE ALENTAR LA INJERENCIA CONTRA UN PUEBLO HERMANO
A la virulenta campaña diplomática que acompaña la embestida imperialista contra el proyecto bolivariano de Venezuela se acaba de sumar la voz de la presidenta “progresista” de Chile, Michelle Bachelet.
Así se hizo patente durante la entrevista que Bachelet concedió el pasado sábado a la revista estadounidense Time, en la que aseguró que en Venezuela “no se respetan las leyes y el gobierno encarcela por razones políticas”.
Según la mandataria chilena, en Venezuela, para que se resuelva la violencia, “debe cumplirse la ley y los prisioneros políticos deben ser liberados”.
En su interpretación sobre la actual situación de violencia que vive el país sudamericano, Bachelet consideró como vía de “solución pacífica” la participación de otros gobiernos de la región.
En este sentido, la mandataria recordó los acuerdos establecidos con la presencia de Brasil, Argentina y Uruguay para “el logro de la paz”.
Bachelet consideró igualmente necesario para acabar con la violencia en las calles de Venezuela la adopción de dos medidas primero: la reinstauración del poder constitucional de la Asamblea Nacional y la adopción por parte del gobierno venezolana de un cronograma con vistas a la celebración de unas nuevas elecciones.
De esta forma, la presidenta de Chile hacía suyo el argumentario de la oposición derechista, obviando el desacato cometido por la Asamblea Nacional al permitir la actuación de diputados electos de forma fraudulenta o el hecho de que la institucionalidad de la República Bolivariana no contempla la celebración de los comicios reclamados por la derecha.
Bachelet calló también, intencionadamente, acerca del carácter del conflicto que actualmente se desarrolla en Venezuela, con claras analogías con el que sufrió el gobierno de Salvador Allende en Chile antes del Golpe de Estado de 1973 encabezado por Augusto Pinochet, la violencia organizada por la oposición como parte del plan para derrocar al Ejecutivo de Maduro y la probada implicación de los Estados Unidos en todo el proceso desestabilizador.
No es necesario , en definitiva, ser un versado analista para apercibirse de la total coincidencia de las declaraciones de Michelle Bachelet con las matrices que los medios occidentales difunden acerca de lo que sucede en Venezuela.
Las palabras de la que muchos consideran aún como un exponente del “progresismo” latinoamericano coinciden, milimétricamente, con la principal de esas construcciones propagandísticas.
La que ha conseguido hacer creer a la opinión pública que es el gobierno bolivariano el que ejerce la violencia “represiva” contra pacíficos manifestantes que solo reclaman “pan y libertad”.
No por casualidad, en abril pasado la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, señalaba a los mismos países que Bachelet asegura que deberían implicarse para “asegurar la paz en Venezuela -Brasil, Argentina y Paraguay- como los promotores de la actuación de la Organización de los Estados Americanos contra su país.
ARTÍCULO DE JUAN ANDRÉS PÉREZ RODRÍGUEZ CANARIAS SEMANAL.ORG.