martes, 13 de junio de 2017

Trump planea endurecer su política respecto a Cuba


hispantv.com

Trump planea endurecer su política respecto a Cuba

 

 

HispanTV

Cumpliendo otra promesa electoral, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunciará esta semana una orden ejecutiva para endurecer la política hacia Cuba.
Según adelantaron varios medios de prensa estadounidenses, Trump viajará a Miami (sureste de EE.UU.) el viernes próximo y allí anunciará la nueva postura norteamericana que borrará la política de “deshielo” con Cuba iniciada por su antecesor Barack Obama, en diciembre de 2014.
La nueva postura estadounidense podría endurecer “significativamente” las condiciones para el comercio dificultando la entrada de mercancías provenientes de la isla en EE.UU.
Además, varias fuentes familiarizadas con el proceso aseguraron que la Casa Blanca baraja prohibir que las empresas estadounidenses negocien con entidades que tengan lazos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, así como poner normas más estrictas para los estadounidenses que deseen viajar a Cuba.
Conforme a los analistas, con esas nuevas medidas, Trump complacería a los exiliados cubanos de línea dura, cuyo apoyo fue siginificativo para ganar en Florida las elecciones presidenciales de noviembre.
Los colaboradores de Trump deberán enviar sus recomendaciones a los órganos de seguridad nacional y al presidente durante los próximos días. No obstante, las fuentes consultadas por la agencia británica de noticias Reuters han reconocido que el anuncio podría ser aplazado si Trump no consigue fijar su postura a tiempo.
Esta es una marcha atrás significativa a la política de acercamiento de Obama", asegura una de las fuentes cercana al proceso.
Aunque Trump no se está planteando romper las relaciones ni cerrar la embajada en Cuba, los cambios que se sopesan están lejos de ser meramente simbólicos.
“Esta es una marcha atrás significativa a la política de acercamiento de Obama", aseguró una de las fuentes, que es favorable al levantamiento del embargo comercial a Cuba.
Dos legisladores republicanos de origen cubano han sido clave en la deliberación de la Casa Blanca: el senador Marco Rubio y el congresista Mario Díaz-Balart.
En las últimas semanas, grupos cívicos y legisladores republicanos que apoyan la política actual han advertido a la Administración Trump del impacto negativo en la economía nacional que tendría un eventual repliegue de las relaciones con Cuba.
EE.UU. y Cuba iniciaron a finales de 2014 un proceso para normalizar sus relaciones bilaterales tras más de medio siglo sin lazos diplomáticos. Desde entonces, ambas partes han rubricado más de 20 acuerdos en áreas económicas, migratorias, así como de seguridad marítima y de protección ambiental.
Empero, La Habana considera que el pleno restablecimiento de los vínculos pasa por el levantamiento del bloqueo, la entrega del territorio ocupado de Guantánamo y el fin de las injerencias en los asuntos de la isla.
lvs/ncl/fdd/hnb