lunes, 14 de mayo de 2018

La salida de Washington del acuerdo nuclear busca un cambio de regimen en Irán


COMPARTE EL SITIO DE: https://plataformadistritocero.blogspot.mx

es.sott.net

La salida de Washington del acuerdo nuclear busca un cambio de regimen en Irán


La salida de EEUU del acuerdo nuclear iraní podría ser el inicio de un conflicto militar y político en Oriente Medio, escribe el exembajador de Rusia en Irán, Alexandr Mariásov. Con esta decisión, Donald Trump, apoyado por el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el consejero de seguridad nacional, John Bolton, persigue varios objetivos.
US President Donald Trump© Reuters/Joshua Roberts
Oscuras intenciones Según Mariásov, citado por el medio ruso Gazeta, Washington está intentando provocar a Teherán para que este se salga del PAIC -Pacto de Acción Integral Conjunto-, firmado en 2015 por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (EEUU, Francia, Reino Unido, China y Rusia), Alemania e Irán, y reanude sus actividades nucleares.
Los radicales iraníes, quienes desde hace tiempo persiguen precisamente ese objetivo, podrían ser de gran ayuda para Washington, aseguró el diplomático ruso.
EEUU también quiere hacer que Irán deje de cooperar con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y, así, responsabilizar al país persa por el agravamiento de la situación en torno al acuerdo nuclear.
Al volver a la senda de las sanciones contra Irán, Estados Unidos busca contener la creciente influencia de Teherán en la región y aislar al país al presentarlo como uno que no duda en violar el derecho internacional. A Washington también le interesa "empeorar la situación socioeconómica de los iraníes" con el único objetivo de que crezca el descontento entre la población y salgan a la calle a protestar "para cambiar el régimen existente", sostiene Mariásov.
"El Gobierno iraní es muy consciente de las intenciones de la actual administración estadounidense, pero todavía está demostrando una envidiable resistencia. Teherán condena y rechaza enérgicamente todos los intentos de Trump de desbaratar el acuerdo nuclear y enfatiza que, a diferencia de Washington, cumple estrictamente sus obligaciones como firmante del acuerdo nuclear".
De no sobrevivir el acuerdo nuclear iraní, la crisis política y militar está servida. Si Teherán utiliza su programa nuclear con fines militares y deja de cooperar con la OIEA, el mundo estará ante el inicio "de una carrera armamentista nuclear", señala el diplomático.
La Unión Europea, obligada a aceptar más responsabilidades
En la situación actual, mucho depende de la determinación con la que Europa decida hacer frente al presidente estadounidense, quien a su vez "ha ignorado a sus socios europeos", prosigue Mariásov.
"Donald Trump ignoró los insistentes llamamientos de los líderes de los países europeos a no salirse del acuerdo a la vez que una buena parte del 'establishment' estadounidense era partidaria de no romperlo para mantener el control internacional sobre el programa nuclear de Teherán", escribe.
Se espera ahora que el Reino Unido, Francia y Alemania se hagan cargo de velar por lo que queda del acuerdo. Se trata de "una difícil tarea", advierte el diplomático, ya que será complicado para la UE hacer sus deberes sin que ello afecte a la relación -ya de por sí tormentosa- que mantiene con Washington. Y es que a los países europeos no les hace gracia que el país norteamericano quiera castigar a las empresas con intereses en Irán, ya que entre ellas se encuentran las suyas. Motivo suficiente para que la UE quiera llevar el asunto hasta la Organización Mundial del Comercio, opina el exembajador. ¿Se atreverán los países europeos a llevarle la contraria a Estados Unidos y a agravar la brecha trasatlántica que ya dejaron patente la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, el 11 de mayo? La UE se arriesga a tirar por la borda el enorme mercado estadounidense y las relaciones multidimensionales que mantiene con la economía más grande del planeta y todo por el bien de Irán, advierte Mariásov.
El presidente norteamericano, Donald Trump, anunció el 8 de mayo que EEUU se retira del PAIC, acusando a Irán de seguir desarrollando su armamento nuclear.
Para Mariásov, ni las voces europeas ni las propias de EEUU fueron suficientes para convencer a Trump de tomar una decisión. Sin embargo, la del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, sí la tomó en la cuenta. El 'premier' israelí presentó "pruebas" a finales de abril que, a su juicio, demostraban que Irán sigue desarrollando su programa nuclear y persigue fines militares.
"El presidente de Estados Unidos no se avergonzó por el hecho de que la información que presentó el líder israelí dista mucho de ser actual y de que es bien conocida por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que dio carpetazo al asunto en 2003", recuerda el exembajador ruso en Irán.

COMPARTE EL SITIO DE: https://plataformadistritocero.blogspot.mx