jueves, 15 de junio de 2017

Estados Unidos | Un tirador ataca a un grupo de congresistas republicanos y deja cinco heridos en Virginia


rtve.es

Estados Unidos | Un tirador ataca a un grupo de congresistas republicanos y deja cinco heridos en Virginia

 

 

RTVE.es / AGENCIAS

Estados Unidos
Un tirador ha arremetido este miércoles contra un grupo de congresistas y asistentes parlamentarios republicanos que se preparaban para un partido de béisbol en Alexandria, una localidad de Virginia que forma parte de la conurbación de Washington, y ha herido a cinco personas, entre ellas el número tres de los republicanos en el Congreso, Steve Scalise, antes de ser reducido por las fuerzas de seguridad. Scalise se encuentra hospitalizado y en estado crítico.
Según la última información provista por el hospital Washington MedStar, donde Scalise se encuentra ingresado, el congresista requerirá de más cirugías: "El congresista Steve Scalise sufrió un único disparo de rifle en su cadera izquierda. La bala pasó por su pelvis, fracturando huesos, dañando órganos internos y causando una fuerte hemorragia. Fue llevado en estado de shock al hospital Washington MedStar, al departamento de Trauma", detalló el centro médico en un breve comunicado entrada la noche del miércoles.
"Fue sometido de inmediato a cirugía y a un procedimiento adicional para detener la hemorragia. Ha recibido múltiples unidades de transfusión de sangre, su condición es crítica y requerirá de más operaciones", concluyó la nota.
El jefe de la Policía de Alexandria, Michael Brown, ha confirmado que hay cinco personas hospitalizadas por el tiroteo. Aunque el atacante también ha sido trasladado a un centro hospitalario tras el intercambio de disparos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado horas después en una comparecencia en la Casa Blanca que ha fallecido a causa de sus heridas.
El presidente y la primera dama han visitado a los heridos en el hospital.

El tirador, un pequeño empresario de 66 años

Las autoridades no han confirmado oficialmente la identidad del agresor, si bien el diario The Washington Post le ha identificado, citando fuentes de la Policía, como James T. Hodgkinson, un pequeño empresario de 66 años residente en Belleville, una localidad del estado de Illinois. Según EFE, en su cuenta de la red social Facebook había acusado a Trump de ser "un traidor" y afirmaba que "es hora de destruir a Trump y compañía";  asimismo, expresaba su respaldo por el exaspirante a la candidatura presidencial demócrata de 2016, Bernie Sanders, para cuya campaña trabjó como voluntario.
Sin confirmar este extremo, el presidente estadounidense ha hecho un llamamiento a la unidad en su comparecencia: "Podemos tener nuestras diferencias, pero en tiempos como estos nos viene bien recordar que todos los que sirven en nuestro Capitolio están ahí porque aman su país. Somos más fuertes cuando estamos unidos y cuando trabajamos juntos por el bien común", ha remarcado.
Por su parte, Bernie Sanders ha condenado lo que ha calificado de "acto abyecto", en una declaración en el pleno del Senado, en la que ha señalado que "aparentemente" el atacante fue voluntario en su campaña y se ha declarado "asqueado" por el suceso.

Decenas de disparos

El tiroteo ha tenido lugar alrededor de las 7:00 hora local (13:00 hora peninsular española), en un campo de béisbol donde estaban entrenando una veintena de miembros del Partido Republicano, entre congresistas y asistentes parlamentarios, para un partido benéfico anual previsto para el jueves.
El congresista por Alabama Mo Brooks, que se encontraba en el lugar, ha relatado a la cadena CNN que el atacante portaba un rifle y disparó entre 50 y un centenar de veces. Otros testigos presenciales han ratificado que el sospechoso, un hombre blanco de mediana edad, llevaba un rifle automático y fue reducido por las autoridades antes de ser detenido y trasladado al hospital.
Por su parte, el senador republicano Jeff Flake ha explicado que el tiroteo duró unos diez minutos y que Steve Scalise, tras ser disparado en la cadera, se arrastró durante varios metros por el campo de béisbol para ponerse a salvo. Mientras, el senador Rand Paul ha contado a MSNBC que la actuación de los agentes de la Policía del Capitolio fue crucial para reducir al sospechoso y que, sin ellos, se habría producido "una masacre".
De hecho, entre los heridos se encuentran dos agentes de la Policía del Capitolio, que estaban en el lugar escoltando a los políticos; según el responsable del cuerpo, ambos se encuentran estables y no se teme por su vida. También han resultado heridos dos asesores de congresistas republicanos, Zachary Barth y Matt Mika.

Los heridos, fuera de peligro

En cuanto a Scalise, su oficina ha confirmado posteriormente que recibió un disparo en la cadera, se encuentra estable y ha sido operado con éxito en el MedStar Washington Hospital Center. Elegido por Luisiana, Scalise ejerce como portavoz de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, lo que le convierte el tercer cargo republicano de mayor relevancia en el Congreso de Estados Unidos.
Su ofician también ha comentado que, antes de ser sometido a la cirugía, el congresista estaba "de buen ánimo", ha hablado con su mujer por teléfono y se ha mostrado muy agradecido por las "valientes acciones" de la Policía del Capitolio, los servicios de emergencias y los compañeros presentes en el lugar de los hechos. De hecho, Scalise ha sido atendido por Brad Wenstrup, congresista por Ohio y médico, al poco de ser alcanzado por los disparos.
El FBI, que se ha hecho cargo de la investigación, ha indicado que todavía es "muy pronto" para saber si el ataque tuvo motivación política y si iba dirigido directamente contra los congresistas afectados. En cualquier caso, se están explorando "todos los ángulos", ha comentado a los periodistas el agente del FBI Tim Slater, responsable de las pesquisas.
Varios testigos han comentado a la CNN que antes de comenzar el tiroteo, Hodgkinson preguntó en el centro deportivo de Eugene Simpson si los que entrenaban eran republicanos.

Trump se dice "profundamente entristecido" y visita por sorpresa a Scalise

Tras el suceso, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha comentado en su cuenta de Twitter que tanto el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como su vicepresidente, Mike Pence, estaban al tanto de la situación. "Nuestros pensamientos y oraciones están con todos los afectados", ha añadido.
Estamos profundamente entristecidos por esta tragedia
Posteriormente, la Casa Blanca ha emitido un breve comunicado en el que Trump, que justo este miércoles cumple 71 años, señalaba que en su Gobierno están "profundamente entristecidos por esta tragedia".
"El vicepresidente (Mike Pence) y yo estamos al tanto del incidente con disparos en Virginia y monitoreando de cerca los acontecimientos", indica Trump, que añade: "Nuestros pensamientos y oraciones están con los miembros del Congreso, su personal, la Policía del Capitolio, los servicios de emergencias y todos los demás afectados".
Después, en su cuenta de Twitter, el presidente ha abundado que Scalise es "un verdadero amigo y patriota", asegurando que está "gravemente herido, pero se recuperará completamente". Trump ha cancelado todos sus actos para la jornada tras el tiroteo.
No obstante, acto seguido, el presidente de EE.UU. visitó por sorpresa al congresista Steve Scalise, acompañado de su esposa Melania. Trump llegó al hospital a las 20.40 hora local (0.40 GMT del jueves). En la red social Twitter, el mandatario afirmó que Scalise se encuentra "en un estado muy complicado, pero es un verdadero luchador. ¡Recen por Steve!", concluyó Trump en su cuenta de la red social.