viernes, 12 de mayo de 2017

España esa cobarde dictadura que tira la piedra y esconde la mano


jmalvarezblog.blogspot.mx

España esa cobarde dictadura que tira la piedra y esconde la mano


Ningún medio radial ni escrito se hace eco hoy, al menos en portada y titulares destacados, del secuestro de 100 personas que estaban dentro de la embajada de Venezuela en Madrid, por parte de unos 300 fascistas venezolanos que coreaban "Franco, Franco". Un mínima reseña en la COPE lo define como escrache (que cuando a ellos les toca lo consideran ilegal) y que no decían Franco sino "Narco”. En el interior de la sede se encontraban familiares de los asesinados por las guarimbas.
Irónicamente, ayer la agencia Europa Press redactaba, en el colmo del cinismo y la desvergüenza, lo siguiente: "El embajador de Venezuela en España dice que permanece `secuestrado´ por opositores a Maduro que protestan en Madrid". Ese "dice” y ese entrecomillado en la palabra secuestrado, deja en evidencia el sectarismo  de los repugnantes medios de "información" españoles. Incluso el diario “progresista” Público también entrecomillaba la palabra “secuestrados”. ¿Habrían actuado así si la situación se hubiera producido en la embajada española en Caracas?
La concentración "opositora" tenía autorización del Régimen español para estar allí hasta las 8 de la tarde, el resto de horas de más estuvieron en situación ilegal, una situación asumida de facto por la Delegación de Gobierno de Madrid que no la disolvió o invitó a disolverse, y que sintonizaba con la actitud displicente de una policía a la que, por lo que puede deducirse, le gusta en demasía que le mencionen a Franco. ¿Protegían la embajada o formaban parte del grupo manifestante que a través de las RRSS clamaban por  un pistolero que asesinara al embajador Mario Isea de la misma manera que a su homónimo ruso en Turquía?
Venezuela tiene que dar un paso al frente y no tolerar la afrenta y complicidad de un país de régimen y leyes franquistas. Entendemos que tras lo sucedido debería, como mínimo, llamar a consultas a su embajador el compañero Isea, una persona sencilla, honesta y digna a la que tenemos el placer de conocer; por tanto hablamos con conocimiento de causa. Caracas ha de analizar si la dictadura capitalista española ha violado el Convenio de Viena sobre protección de embajadas y actuar en consecuencia. 
Desde nuestro punto de vista, lo acontecido ayer en Madrid es muy grave y pone a España al nivel de países fantoches y gánsteres como la Ucrania nazi. Ni Franco se habría atrevido a tanto. El Clan de los Borbones, con su silencio de hoy, ha actuado como el cobarde que lanza la piedra y esconde la mano. 
Régimen español, CULPABLE.