viernes, 12 de mayo de 2017

LAS GUERRAS DE CHECHENIA (1)


detectivesdeguerra.com

LAS GUERRAS DE CHECHENIA (1)


 Tropas federales rusas en Grozni, marzo de 1995.
Preámbulo del redactor del blog
Mucha gente tiene la idea que las guerras que asolaron la región rusa caucásica de Chechenia se debió a la intolerancia del gobierno central de la Federación Rusa, nada más alejado de la realidad. Los supuestos “independentistas” (al igual que el actual caso sirio) eran en su mayoría radicales yihadistas manipulados por las fuerzas de Occidente (OTAN) para continuar el camino de desestabilización política-económica de Rusia tras el colapso de la Unión Soviética y la desintegración de las naciones que la conformaban.
Eso no fue todo, la Rusia poscomunista fue víctima del quizá mayor robo de los recursos patrimoniales registrado en tiempos modernos, atraco planificado en los Estados Unidos bajo complicidad de las poderosas transnacionales y del sistema financiero internacional que tuvieron unos socios inesperados dentro del territorio ruso -el naciente crimen organizado (mafia rusa)- y los nuevos oligarcas rusos. 

El objetivo era convertir Rusia en un país tercermundista que fuera incapaz de volver a renacer como entidad nacional, organizando múltiples conflictos étnicos y territoriales e impotente ante la rapiña voraz de los Estados Unidos por hacerse con el control de sus reservas naturales, algunos políticos rusos (Boris Yeltsin incluido) y las surgentes mafias conocidas como "Vorovskoi Mir" (Mundo de Ladrones) acapararon inmensas fortunas.
Chechenia fue otra punta de lanza para ese objetivo de regresar a Rusia a la edad de piedra. Una guerra cruel, sin frentes definidos, es decir una guerra de guerrillas se desató por todo el territorio. Pero quiénes eran esos chechenos que “luchaban por la libertad”?. Fueron los mismos militantes extremistas que hoy se encuentran, por miles, peleando por la “independencia” de Siria. Les dice algo esto?.
Qué hacen hoy en Siria aquellos yihadistas chechenos, que bajo auspicio de descarados hombres de negocios y de gobiernos occidentales desataron la guerra contra su propia nación? Sin embargo, la historia –mejor dicho, las narraciones que nos cuenta la prensa occidental- nos dice que Rusia emprendió una campaña de “terror”, destrucción y asesinato de miles de chechenos “independistas”. También deben preguntarse qué hacen hoy miles de “rebeldes” chechenos en Ucrania (alrededor de tres batallones fueron trasladados –por quién?- para luchar contra las fuerzas del Donbass), muchos de estos “rebeldes” salieron de Siria directamente a Ucrania. 
La verdad muchas veces suele ser más fantástica que la ficción.   
Si la Primera Guerra de Chechenia gozó de cierto apoyo popular (ello no se discute) consiguió parcialmente sus objetivos, debemos dejar aclarado que la Segunda Guerra de Chechenia fue un conflicto extremista embanderado por AlQaeda – Emirato del Cáucaso, un grotesco guión que estos mismos “rebeldes” chechenos y otros yihadistas pretenden imitar actualmente en Siria.
Vamos a dar un repaso, en cortas notas –para los no entendidos en la temática- sobre el origen político del conflicto, insistimos que existen factores de índole oculta que motivaron esas guerras, se mantuvieron clandestinamente en el umbral de la crisis, mas, el inexorable paso del tiempo lo ha destapado. Las raíces secretas del origen de la guerra en Chechenia no las vamos a encontrar en el siguiente reportaje, ello será materia de una posterior entrega.
En fin, ya no resulta sorprendente visualizar donde se programó la destrucción, primero de la extinta URSS y luego de la naciente Federación Rusa poscomunista con la consigna de depredar sus recursos naturales y patrimoniales. Por ello, invito dar lectura de los reportajes sobre el pandemonio en el inicio de la Rusia poscomunista, cuyos enlaces son los siguientes:

El periodista de investigación español Koldo Salazar López, es el encargado de darnos un magistral resumen de las guerras de Chechenia, lo que viene a continuación corresponde a su investigación.

Buena lectura 
                                                                                               Tito Andino
*********
LA PRIMERA GUERRA DE CHECHENIA
PERDIDA EN LAS BRUMAS DE FINALES DEL SIGLO XX, MIENTRAS EL MUNDO SUPERABA EL SHOCK DEL FIN DE LA URSS, UN CONFLICTO ESTALLÓ EN EL CÁUCASO PROFUNDO, EN UNA ZONA SIEMPRE FRONTERIZA Y SIEMPRE CALIENTE.
                  Tropas del Ministerio de Defensa de Rusia en Chechenia. 1996
Mientras Yeltsin luchaba contra el yihadismo en Tadjikistán, dentro del territorio se producía uno de los conflictos más determinantes para Rusia.
Las repúblicas autónomas de Chechenia y Tartaristán se negaron a firmar el acuerdo de la Federación Rusa en 1992, para integrarse dentro del país, ambos pueblos musulmanes y con increíbles reservas petroleras en sus territorios. En 1994 Rusia logró alcanzar un acuerdo de gobernabilidad con los tártaros, que se unieron sin más problemas a Rusia. Los chechenos se negarían en rotundo.
En 1991 el Congreso Nacional del Pueblo Checheno asesinó al jefe del PCUS en Chechenia, Vitali Kutsenko, en un claro desafío a la soberanía rusa en el territorio, al mismo tiempo que Dzhojar Dudáyev logró el apoyo popular para ocupar la Presidencia y hacerse con la administración.
Boris Yeltsin inició una campaña militar a fin de doblegar a los chechenos y reintegrarlos en el territorio de la Federación Rusa, debemos entender que Rusia es un mosaico de grupos étnicos y nacionalidades y permitir que Chechenia se independizara podría provocar una ola de sentimientos independentistas que destruyeran desde dentro el estado ruso.
El objetivo militar de Yeltsin fue lograr una campaña rápida, confiando en el poderío militar ruso frente a los guerrilleros chechenos, pero su plan fracasó cuando en lugar de enviar soldados profesionales el Presidente ruso ordenó una leva de soldados locales que una vez armados desertaron.
La campaña pretendía ser quirúrgica, pero se reveló como un auténtico fracaso cuando los chechenos que conocían el terreno y tenían el apoyo del pueblo, creando toda una red de contactos y bases les permitió hacer auténticas masacres entre el ejército ruso, desmoralizado y en una guerra con muy poca popularidad.
El pueblo ruso veía a los chechenos como delincuentes y mafiosos y la opinión pública se preguntó si no era mejor dejarles independizarse a fin de encerrarlos en un territorio y no integrarlos por la fuerza en Rusia dándoles libre movimiento por todo el territorio para hacer sus fechorías.
Eso afectó gravemente al ejército, ya que frente al poco apoyo popular a la guerra se encontraban en una clara inferioridad táctica frente a un enemigo peor armado y entrenado, pero que contaba con el apoyo del pueblo checheno y con multitud de voluntarios llegados de muchos lugares.
Frente a los independentistas laicos socialistas chechenos comenzaron a aparecer sujetos de clara ideología radical yihadista como Samil Basayev (checheno) o el saudí Ibn al Jattab. Si bien la primera guerra chechena tuvo un componente nacionalista frente Rusia, la segunda guerra de Chechenia se vería bajo la dialéctica yihadista de cristianos contra musulmanes.
     Soldados rusos en medio de los combates de la Primera Guerra de Chechenia.
En 1996, después de casi dos años de guerras, el ejército ruso fue totalmente incapaz de contener y desactivar las revueltas chechenas tanto en el ámbito urbano como en las zonas rurales, además se sucedieron varios combates en Ingusetia y Osetia del Norte.
Frente al gasto militar debemos entender el gasto económico a la hora de ubicar a toda una serie de refugiados de la guerra de Chechenia que huían a zona rusa (como refugiados internos) o que se refugiaban en la vecina Georgia, al sur. La única victoria rusa llegaría con el asesino de Dudáyev en 1996.
Este año fue vital en el conflicto ya que frente a un nuevo colapso económico y al estancamiento de una guerra que debía de ser rápida, las elecciones de ese año afectaban a la continuidad de Yeltsin en el poder por la guerra, de modo que Aleksandr Lébed, asesor de seguridad nacional de Yeltsin, se reunión con los rebeldes y firmaron un acuerdo de cese al fuego. En Mayo de 1997 se firmó la paz.
Rusia, agotada económicamente, había puesto fin a un conflicto sumamente impopular que no había aportado nada más que muerte y destrucción en la República de Chechenia, Grozhni (la capital) quedó reducida a escombros, miles de refugiados internos,  5.500 soldados rusos y 73.000 chechenos murieron en la guerra. Chechenia se mantuvo independiente de facto hasta 1999, pero en el periodo de tres años, desde 1996 hasta 1999 se abrirá paso entre los chechenos, con apoyo de Arabia Saudí y Afganistán, toda la corriente islamista internacional que establecerá un emirato en el Cáucaso y será uno de los puntos fuertes de Al Qaeda en Europa oriental.
(Nota del editor del blog: En el acuerdo de Jasaviurt (agosto 1996). Aleksandr Lébed, respetado militar logró negociar con el nuevo presidente checheno, Aslán Masjadov. Juntos firmaron la paz que establecía la retirada de los tanques rusos y una moratoria de cinco años sobre el estatuto político de Chechenia.  De facto, la autonomía total. Como la historia nos enseña, en toda intervención de grupos yihadistas auspiciados por el extranjero (OTAN/ Monarquías Absolutistas del Golfo) es imposible dialogar y frenar sus pretensiones. Para 1999 Chechenia –supuestamente libre- está al borde de la guerra civil. Caos interno, corrupción, mafias, tráfico de drogas y armas, secuestros y hasta el descarado robo de petróleo son actividades “normales” que fueron permitidas por los nuevos "funcionarios" que apoyaban, además, el yihadismo en otras regiones fronterizas. Como era de esperarse los extremistas que “luchaban” por instaurar el Califato en el Cáucaso, comandados por Shamil Basaev (un radical wahabí confeso –al estilo de Osama bin Laden- y combatiente muhayadin en diversos teatros de guerra), se hicieron con el poder real en Chechenia. Terribles atentados se sucedieron en territorio ruso en septiembre de 1999 con más de dos centenares de víctimas. El ya presidente Vladimir Putin ordenó una operación antiterrorista total. Era el inicio de la segunda guerra chechena).
LA II GUERRA DE CHECHENIA
Firmado los acuerdos de Jasaviurt (agosto 1996), Chechenia -de facto- se convirtió en un estado independiente. Los líderes, en gran parte, fundamentalistas islámicos, pretendían de forma radical implantar la sharia, dejando una sensación de estupor en la sociedad rusa. Al poco tiempo tuvo efecto el desplazamiento forzado de miles de familias rusas y otras etnias obligadas a abandonar la república. Regiones colindantes de Chechenia fueron azotadas por el terrorismo de los yihadistas chechenos. Con fuerte apoyo financiero proveniente del exterior (principalmente Arabia Saudí) los islamistas chechenos en el poder intentaron fundar la República Islámica del Cáucaso que comprendería todos los territorios entre el mar Negro y el Mar Caspio. (*)
Yihadistas chechenios durante la segunda guerra de Chechenia. Nótese la clásica bandera negra que identifica a los radicales grupos wahabíes-takfiríes que operan en nombre de un Califato, en el caso checheno aspiraban fundar una República Islámica del Cáucaso que comprendería no solo Chechenia sino también otras regiones autónomas de la Federación Rusa.  
Los chechenos obtuvieron la independencia de Rusia, este período de tres años (1997-1999) el país fue totalmente independiente bajo la presidencia de Aslán Masjadov, incapaz de imponerse a los señores de la guerra, la seguridad en el país era inexistente, una profunda crisis económica sacudió la nación de tal forma que retrocedió años en cuanto a  comodidades se refiere. Y la deriva islamista se iba haciendo cada vez más fuerte, de hecho la Sharía estaba lista para ser implantada en la República de Chechenia.
En 1999 Rusia vivía un profundo cambio político con la dimisión de Boris Yeltsin y la llegada al poder de un desconocido Vladimir Putin, el ex agente del KGB demostró la determinación que caracterizaría su quehacer político dentro y fuera de Rusia. En primer lugar envió tropas a la frontera de Chechenia a fin de impedir las escaramuzas a territorio ruso, sobre todo a Daguestán.
La estrategia rusa difirió muchísimo de la estrategia planteada durante la I Guerra de Chechenia. La estrategia de Moscú consistió en cercar el país y atacar con fuego aéreo y artillería las grandes ciudades del país con objetivo de debilitar a los rebeldes, la población civil fue evacuada mientras se producían los ataques y las tropas rusas penetraban en el territorio.
Antes de navidad ya habían cercado Grozni (capital de Chechenia) y los rebeldes, compuestos por grupos paramilitares chechenos y yihadistas, huían hacia el cáucaso sur, estableciendo un santuario al norte de Georgia, lo que provocó una guerra de guerrillas que causó grandes bajas entre los rusos, pero que al final pudieron vencer.
Muchos de los chechenos que habían luchado contra los rusos en la I Guerra de Chechenia, cambiaron de bando y apoyaron sin dudarlo a las fuerzas moscovitas debido a la tensión que se vivía entre los líderes laicos y el creciente poder de las milicias yihadistas.
  Combatientes chechenios con otra clásica señal que los identifica como yihadistas
Al Qaeda en la zona proclamó el Emirato del Cáucaso, y sus hombres fuertes eran Samil Basayev y Doku Umarov (chechenos) así como Ibn al Jattab (saudita). La colaboración entre chechenos, sauditas y afganos era la tónica común y el poder que estaban tomando no gustó entre ciertos señores de la guerra, uno de ellos Ahmad Kadyrov.
Ahmad Kadyrov, ahora aliado de Rusia, se convirtió en Presidente de la administración prorusa de Chechenia. Putin propondrá la amnistía para todos los milicianos que se entreguen a las fuerzas rusas.
En el año 2002 Georgia, después de ser acusada por Rusia de cobijar terroristas, lanzó una ofensiva militar contra los yihadistas escondidos en el norte del país, la ofensiva fue exitosa y amplias zonas del Cáucaso sur quedaron libres, pero las relaciones entre Georgia y Rusia no mejorarían ya que el gobierno de Tiflis acusaba a Moscú de apoyar los territorios separatistas de Abjasia y Osetia del Sur.
Si bien las actividades milicianas quedaron mermadas, las acciones terroristas cada vez fueron mayores. El ataque al teatro Dubrovka en 2002, que dejó 39 terroristas y 129 rehenes muertos, la masacre de la escuela de Beslán en 2004 en la que murieron 334 personas o el atentado del aeropuerto de Domodedovo en 2011 que dejó 34 muertos y más de 180 heridos.
“Independistas” chechenos ensayando el uso de mortales armas antiaéreas portátiles
En el año 2004 Ahmad Kadyrov será asesinado por terroristas yihadistas chechenos. Si bien a partir de la llegada al poder de Ramzam Kadyrov, hijo de Ahmad Kadyrov, poco a poco se fue restableciendo la seguridad en Chechenia, las actuaciones que se llevaron a cabo en la república y que provocaron la debilitación de los yihadistas se debió al trabajo de inteligencia. Ibn al Jattab fue asesinado por el FSB mediante un veneno neurotóxico impregnado en la tinta de una carta manuscrita, los Spetsnaz matarán a Samil Basayev en 2005 y Doku Umarov en 2013 dejando al yihadismo checheno sin líderes destacados.
En el periodo de 1999-2009, Chechenia fue una zona militarizada y bajo control especial, a partir de ese momento se ha ido produciendo una normalización de la vida política en la república chechena a fin de integrarla como un territorio normal de la Federación Rusa, pero debido a su singularidad consta de un ejército propio (Los Kadyrovsky) que ha permitido que se retiren tropas rusas en el territorio logrando un cuerpo proruso auxiliar a la hora de acabar con los yihadistas.
Desde 2009 hasta ahora la República de Chechenia ha vivido una considerable mejora económica, social y política. Si bien la amenaza yihadista, ahora encarnada en el Estado Islámico hace que las autoridades estén especialmente atentas a los movimientos islamistas en la región.

----- 
NOTAS:

Las fotografías y notas en cursiva son agregadas por el editor de este blog.

(*) Corta nota de introducción del editor de este blog.
ARTÍCULOS ORIGINALES autoría de KOLDO SALAZAR LÓPEZ:
Lectura Recomendada: 
ENLACES SOBRE TEMAS RELACIONADOS