viernes, 7 de julio de 2017

Bromance: así fue el primer saludo entre Donald Trump y Vladimir Putin


sopitas.com

Bromance: así fue el primer saludo entre Donald Trump y Vladimir Putin

 

 

Uriel Salmeron

La cumbre del G-20 comenzó este viernes 7 de julio. El encuentro entre líderes de la comunidad internacional ha dejado ya varias postales. Sin duda, las manifestaciones y los enfrentamientos entre ciudadanos y policías ha sido una de las postales más icónicas y representativas del encuentro entre mandatarios de los países industrializados y emergentes. La edición de este año del G-20 se antoja como histórica. El foro en el que participan 19 naciones y la Unión Europea tendrá entre sus ponentes a figuras como Vladimir Putin, Donald Trump, Enrique Peña Nieto, Emmanuel Macron, Angela Merkel y Justin Trudeau, sólo por enlistar alguno de los nombres. La gestión del empresario neoyorkino se ha diferenciado de la de sus antecesores por distanciarse del bloque europeo, apelar al cierre de fronteras y por tener acercamientos amistosos con Rusia.
En ese contexto, Putin y Trump se conocieron oficialmente y coincidieron en un evento por primera ocasión este viernes en la cumbre del G-20. Los mandatarios compartieron un apretón de manos e intercambiaron bromas a la hora de saludarse. En una grabación compartida en Facebook por el gobierno alemán se puede observar el momento del histórico encuentro: Donald Trump extiende su mano hacia Putin y luego le da unas palmaditas en el codo mientras ambos sonríen. El gesto fue mucho más gentil que, por ejemplo, cuando el presidente de Estados Unidos saludó a Emmanuel Macron o a Justin Trudeau por primera vez. De acuerdo con la revista Esquire, el saludo entre Putin y Mr. Trump fue totalmente diferente a sus interacciones con otros líderes mundiales. Según la publicación, el intercambio entre ambos líderes careció del machismo que caracteriza los saludos del magnate.
En lugar de un buen sacudón de brazos, Trump se recató y ofreció un saludo respetuoso. Con algo de afecto, incluso. “Esperamos la gran reunión bilateral. Esperamos que Alaska siga siendo parte de los Estados Unidos cuando termine“, sentencia socarronamente Esquire. Dimitri Peskov, vocero del Kremlin, declaró que durante el saludo, los mandatarios se dijeron que en corto sostendrían una reunión privada.