viernes, 7 de julio de 2017

EEUU-China: “Se acabó la luna de miel”


diario-octubre.com

EEUU-China: “Se acabó la luna de miel”

Octubre

En vísperas de la cumbre del G20 se está produciendo un claro enfriamiento de las relaciones entre China y EEUU. Las divergencias en cuanto a los intereses nacionales de ambas potencias han prevalecido sobre la química personal entre sus líderes.
Los expertos coinciden en que después de una corta e inesperada luna de miel en las relaciones de las dos mayores economías del mundo, se avecina un período de tensiones, puesto que Trump y Xi no lograron alcanzar ningún acuerdo para frenar las acciones del líder norcoreano Kim Jong-un, señala The Guardian un día antes de que arranque la cumbre del G20.
Menos de tres meses han resultado ser suficientes para que los líderes de China y EEUU llegaran a comprender la imposibilidad de su romance. El lanzamiento de un misil balístico calificado por Pyongyang como “un regalo para los bastardos de EEUU” con motivo de la fiesta nacional estadounidense el 4 de julio no podía contribuir a la mejora de las relaciones entre ambas potencias.
La Casa Blanca parece haber sido quien ha tomado la iniciativa en la ruptura. Justo cuando se cumplía el 20º aniversario de la transferencia de la soberanía de Hong Kong por parte del Reino Unido a la República Popular China y durante el primer día de la visita de Xi a la región hongkonesa, los estadounidenses decidieron aplicar sanciones contra dos profesionales del sector financiero chinos y la organización Bank of Dandong, que colabora con Corea del Norte y permite a Pyongyang obtener divisas extranjeras. Además, EEUU concretó la venta de una nueva remesa de armas y equipamiento militar por valor de 1.400 millones de dólares a Taiwán.
“Bank of Dandong es una ventana de Corea del Norte al mundo financiero a través de la cual el país tiene acceso al sistema internacional financiero y al sistema financiero de EEUU. Esta institución bancaria transfirió millones de dólares a las compañías que se encargan del programa nuclear y balístico norcoreano”, aseguró el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin.
Sin embargo, el político evitó calificar las sanciones de EEUU contra el banco chino como una venganza contra Pekín, que tras prometer que emprendería acciones contra Corea del Norte, no cumplió con su palabra.
No obstante, en vísperas del G20, Trump sigue mostrándose esperanzado ante la posible colaboración con China. El mandatario tuiteó “¡Puede ser que China aplique mano dura contra Corea del Norte y termine este sinsentido de una vez por todas!”, según recoge The Guardian.
Bill Bishop, experto en China, opina que el descontento de EEUU con el Gobierno chino nace de la evidente falta de voluntad de la potencia asiática a la hora de hacer concesiones en cuanto a las relaciones comerciales y a Corea del Norte.
“Se acabó la luna de miel”, sostuvo Bishop. “Es necesario precisar que no se tratará de una luna de miel con final feliz y que ‘los esposos’ dormirán en camas separadas”.